Mis enlaces favoritos
Curriculum vitae
Album de fotos
INDICE
POESIA DE PROTESTA
POESIA DE PROTESTA

Imagen
 
 
Escríbeme
Me interesa tu opinión
A ANDULIO GONZALEZ GONZALEZ
(Soledad Contreras)

Una herida muy grande desangra las heridas
de Chiapas en un mar de lágrimas
en este mes de octubre en luto:
es Andulio el que ahora ha sido muerto a balazos.

Andulio el joven idealista que nació en Motozintla,
que estudió los derechos de los opresores
para defender al oprimido completando sus luces.
Con las ciencias sociales socialistas.
Andulio cantó, acompañó con su guitarra
el sueño de los nuestros, litigó, hizo justicia
empecinado en enfrentarse al absurdo con sus leyes.

Así defendió en el INI a los indígenas,
así continuó en la UNCAFAECSA, así siguió
y defendió a Margaritas campesinos de Carranza,
cáncer, campesinos de Villa, que hoy lo velan
con las flores de Villa de varios corazones apostados.

Son las luchas de tierras de los presos políticos agrarios,
es un abogado democrático que pensó resolverlas una
a una, fueron derrotadas, fueron avances, hubo todo un historial de documentos, movimientos que el Andulio guardaba en el cajón de su cabeza, que fue baleado el viernes, que fue expoliado hasta el más mínimo papel.
de archivo para tocar el punto finísimo de enlace
que coordinaba diversos movimientos.

Dieron en el blanco y ahora lo besan en Carranza y en Villa, los que lo conocimos discutimos su actitud
de enfrentamientos frontales con las botas
de la familia Castellanos.

Nos dejó en su actitud y hoy lo perdimos definitivamente
al joven, al ensueño, al ideal de cambio, entre tantos otros que hemos perdido por acá, por el sureste.
hoy lo lloramos con una lágrima más de coraje.
A COLAR
(Anónimo)

Se oye un grito, un gemido,
un himno en construcción
con estrofas de grava y de cemento,
con versos de arena,
cuartetos de varilla corrugada,
bajo el ritmo sonoro de las palas,
una tras otra...
las hila el poeta
que mide su gran obra con flexómetro
Y la termina con una metáfora de yeso.

El andamio es un amigo,
la plomada su guía,
con cuchara y un block
ha hecho una oda,
con martillo algo más que una sonata.

He olvidado referirme al poeta,
que construye su obra silencioso,
ese poeta no tiene sindicato,
ni bufete, ni universidad que lo defienda,
(más que la vida,
si es que se le puede llamar Universidad.).

Lo anterior no tiene,
pero tiene algo peor, casi monstruoso,
algo que ha diario lo aplasta, lo aniquila,
lé extrae sus recursos;
y lo están acabando...
¿Quién? Es mi pregunta;
los patrones...
es mi triste y sepulcra respuesta.
ADIOS, NICOLAS GUILLEN
(José Emilio Pacheco)

Adiós, Nicolás Guillen,
La muerte roza con su ala
El bosque y viene la tala.
Cae el árbol del mal y el bien,
Canta la ceniza: ten
Tu ritmo, tu gran virtud.
Le diste a la negritud
Su canción más antillana.
Muerto, has nacido en la Habana,
Llegaste a la plenitud.
A GENARO VASQUEZ ROJAS
(Horacio Espinosa Altamirano)

Tu nombre guerrillero y militante
En yunque de relámpagos y espadas,
Genaro con Guevara en las jornadas
De empuñar la bravura zigzagueante.
La luz esconda en límite sedante
Tu brazo y frente de justicia armadas
Y el pueblo entre las milpas desplegadas
Aprenda tu lección de comandante.
Racimo de furores y batalla
Fronda de libertad, fusil erguido
Que rescate el honor con la metralla.
Jaguar de tempestuosa serranía,
Vertiente de campanas y sonido
Contra torturas, odio y tiranía...
AHÍ FLORECE CUBA
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Cuba florece ahí donde la aurora
Despedazó el anhelo de Mac Carthy.

Ahí bajo la luz de su decoro,
Vuelve a vivir el hombre; las muchachas
Recobran su sonrisa, los ancianos
Recuperan su paz y cada madre
Va poblando de sueños sus pupilas.

Y mientras los gusanos de florida,
Mientras los cocodrilos de Manhattan
Acumulan rencor y mugre baba
Para arrojarlos contra Cuba, un hombre
Muestra la rosa de Martí y proclama
Que las rosas de azúcar no florecen
Para que los reptiles las aplasten.

Bolívar y Martí, Lincoln y Juárez
Patrocinan tu hazaña, Fidel Castro.

Bolívar es el sol de las batallas:
Bajo su luz canicular los hombres
Sienten arder el corazón y estallan
Para gritar que Cuba es una rosa
Ganada a sangre y fuego y esperanza;
Para advertir que en el rosal del mundo
Cuba es la rosa roja americana
Que se perdió para el ojal del amo.

Sí en los jardines de la casa blanca
Reclaman una rosa semejante,
Que preparen aviones, buques, tanques,
Para arrojarlos contra Cuba: un hombre
-la rosa del derecho en la conciencia,
la misma rosa de Benito Juárez-
defenderá su flor amenazada,
pues las rosas de azúcar no florecen
para morir en manos de piratas.

Miles, millones de hombres lo repiten:
Cuba florece ahí donde la aurora
Se te clavó en la frente: Fidel Castro.

Y cuando Lincoln –voz de fuego y lava_
Pronuncie el anatema inapelable,
¿En que rincón esconderán el rostro,
en que sentina lavarán las manos
los asesinos de Lumumba, el hombre
que cultivó la rosa de su patria?

¿A qué regiones volverán los ojos
los mercaderes del dolor y el hambre,
los mayorales de Santo Domingo,
de Paraguay, España y Guatemala?

Lincoln dirá la última palabra.
“Adoradores del becerro de oro,
hombres perros de presa de Alabama,
quemabrujas de Texas, Ku-kux-klanes
de Mississipi, fieros cazadores
de rosas negras y de rosas blancas:
Cuba es la rosa. No intentéis tocarla.
Dejadla florecer donde la aurora
Despedazó el anhelo de Mac Carthy”.
A JOSE STALIN
(Pablo Neruda)

Junto a Lenin Stalin avanzaba
Y así, con blusa blanca,
Con gorra gris de obrero,
Stalin, con su paso tranquilo
Entró en la historia acompañado
De Lenin y del viento
Stalin construía,
Nacieron en sus manos
Cereales, tractores, enseñanzas,
Caminos y él allí,
Sencillo como tú y como yo,
Si tu y yo consiguiéramos
Ser sencillos como él.
Pero lo aprenderemos.
Su sencillez y su sabiduría
Su estructura de bondadoso pan
Y de acero inflexible,
Nos ayuda a ser hombres cada día,
Cada día nos ayuda a ser hombre.
A LA JUVENTUD
(Joaquín Baca González)

Juventud, estación maravillosa,
Periodo de las grandes ilusiones,
De la preparación digna y virtuosa
Para efectuar muy próximas misiones.

Debes saber que no has venido al mundo
A vivir al azar, y que no te nombre,
Es preciso determinar su rumbo
Para cumplir con la misión del hombre.

No permanezcas con la turba oscura
De jóvenes sedientos de placeres,
Alístate en los campos de cultura
Para formar tus nobles procederes.

Debes considerar siempre tu vida
Como el esquema de importante empresa,
Sin omitir detalle ni medida
Digna del constructor y su entereza.

Nadie puede saber lo del mañana
Encierra para ti, por esto mismo,
No malgastes tu juventud ufana
Enfréntate a luchar sin pesimismo.

Es la ocasión de echar buenos cimientos
Para alcanzar el triunfo que ambicionas,
Si no sacas provecho de tus intentos
Tus propias facultades aprisionas.

Si bien tus aptitudes aprovechas
Tú serás el artífice que quieras;
Has de cantar al mundo tus endechas
Al ver cristalizarse tus quimeras.

Tienen tus juveniles energías
Inmenso y fértil campo donde emplearse,
No cortes el afluvio de alegrías
Que resuma tu ser sin limitarse.

Encierra en sí la juventud divina
Cual nítida riqueza de un tesoro,
Impetu incontenible que te anima
Sol que te baña con sus rayos de oro.

Sí por ahora el porvenir té inquieta
Procura caminar por la ancha vía,
Al superarte fijarás la meta
Que alcanzarás en un cercano día.
A LA MINA NO VOY MAS
(Colombia, Siglo XVII)

El Blanco vive en su casa de madera con balcón en negro
En rancho de paja, en un solo paredón.
Y aunque mi amo me mate, a la mina no voy
Yo no quiero morirme en un socavón.
Don Pedro es tu amo, el te compró
Se compran las cosas a los hombres no.
Y aunque mi amo me mate...
En la mina brilla el oro, al fondo del socavón.
El blanco se lleva todo y al negro deja el dolor.
Y aunque mi amo...
Cuando vuelva de la mina, cansado de carretón.
Me encuentro a mi negra triste, abandonada de Dios.
Y a mis negritos con hambre, porqué esto, pregunto yo.
Y aunque mi amo...
Don Pedro es tu amo, el te compró,
Se compran las cosas, a los hombres no.
Y aunque mi amo...
En la mina brilla el oro, al fondo del socavón,
El blanco se lleva todo, y al negro deja el dolor.
AL CHE
(Anónimo)

Vuela, vuela palomita, ve a avisar al mundo entero
Que repiquen las campanas porque murió el guerrillero.
Era el día ocho de octubre allá en la Higuera, Bolivia, por la libertad del pueblo entregó su sangre y vida.

Un día antes sus asesinos por suerte y con mucho apuro
Herido lo capturaron en la quebrada del Yuro.
Vuela, vuela palomita, cruza América Latina
Llega hasta tierras del sur, a su natal Argentina.

Di para que nadie olvide que en un catorce de junio
En Rosario, el veintiocho, nació otro líder del mundo.
Que igual lo atravesó este hombre Ernesto, nuestro Che
Guevara,
Y así se enfrentó a los gringos con Arbenz en Guatemala.

Después del golpe de estado que ahí propició la CIA
Junto con otros hermanos a México llegó un día.
Años atrás, medicina cursó en su natal Rosario,
Pero nunca la ejerció por ser revolucionario.

En México conoció los exiliados cubanos,
Veteranos de Moncada, todos revolucionarios.
Y con ellos se fue a Cuba embarcados en el Granma,
A hacer la revolución con el corazón y el alma.

Médico, soldado, jefe, luchó junto con Fidel,
Después tomó Santa Clara para tomar el poder.
Triunfó la revolución con el apoyo del pueblo,
Y otra vez, pasado un tiempo, se volvió a armar guerrillero.

Buscando crear uno, dos, tres... bastantes Vietnam
Siempre anduvo organizando y creó la tricontinental.
Para proseguir la lucha un día a Bolivia llegó,
No pudo cumplir su meta por culpa de una traición.

El Partido Comunista que le había ofrecido apoyo,
Viendo ya la realidad se retractó y lo dejó sólo.
Palomitas mensajeras vuelen por el mundo entero,
Hay que buscar y enseñar los rumbos del guerrillero.

Comandante “Che” Guevara, si de donde estás me escuchas
Ordena porque tu pueblo todavía se encuentra en lucha.
Comandante Guerrillero, tu voz está en nuestra mente:
¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!
¡Hasta la victoria siempre!
AL FRENTE FARABUNDO MARTI
(Angel Santiago Rivera)

Reducto de patriotas infantiles mi salud
Hoy se posa en tu trinchera con respeto
Y se suma a tus fusiles mi palabra
Mi amor a tu bandera.
Y tu grito de guerra, hago mi grito,
Tu sentir, mi sentir es al momento
Al reproche que lanzo al infinito
Es el tuyo grandioso campamento.
Y sabiendo cercana tu victoria
Uno a uno a tus héroes voy nombrando
Los que asoman de allá, desde la gloria
Y los vivos que airosos van luchando.
Farabundo Martí ya está en la historia
Con su libro de páginas doradas
Presta para escribir esas memorias
De tus “compas” que libran mil batallas.
ALGUIEN
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Alguien va por la calle, desnudo, sin mascara,
Contestando saludos de niños, prostitutas y locos,
Ensayando ternuras en el lomo de los perros,
Tropezando con hipos y blasfemias de borrachos.

Alguien se detiene frente a los escaparates,
Rompe los cristales con los puños de sus deseos
Y reparte juguetes y pan a manos llenas.

Alguien llega a las plazas públicas
Y sólo ve un tumulto de hombres sordos y enmudecidos,
Un sucio panorama de tribunas y estatuas enmohecidas.

Alguien busca la paz entre los hombres,
Pero los ojos de los hombres deshabitan sus cuencas,
Sus corazones suenan como maracas podridas
Y ensangrientan sus manos las rosas del anhelo.

Alguien sonríe cuando sueña
Porque entonces los ciegos comulgan luceros,
En los hombros de los paralíticos crecen robustas alas
Y los presos se fugan alegres sobre la cola de un cometa.

Alguien sueña, sonríe
cuando los niños vuelan sobre su verde nube de césped,
cuando las madres van tras la sonrisa de oro de los niños
y mostrándonos vuelven en las manos la rosa de los vientos.
ALGUN CAMPESINO
(Anónimo)

El sólo veía...
El surco que deja la yunta, el hambre por marabunta,
La miseria que asusta, y el trabajo que abunda.
El solo oía... el lamento triste, un llanto amargo,
La vida en letargo, y un grito largo
Por aquello que maldeciste.

El sólo sentía...
Una gran desesperación, un coraje inusitado
y contenido, un vacío en él estomago,
La ignorancia en maldición, un derecho no tenido,
Y la muerte de su vástago.

El solo sabía... la paciencia que tendría,
El día que llegaría, que todo cambiaría,
Que esto acabaría.
El sólo pidió... paciencia a su rencor,
Pasión a su valor, para poder luchar
Contra su opresor.
Mientras, el maíz en el surco crecería.
AL HUMANISMO
(Mariano Morgan Toledo)

El infinito es mudo testigo
Que el mundo sufre penurias y castigo
Por la maldad y la ambición no hay amigo
Quien las penas quiera compartir contigo.

El Mesías con su verbo así decía
Que existir siempre difícil sería
Que el débil aún padecería
Con una sonrisa ante la ironía.

Más no desmayes y lucha día con día
Si tropiezas levántate y porfía
Combate siempre con denuedo
A la ignominia, a la injusticia y a la tiranía.
AL MAESTRO
(El Colibrí)

en este 15 de mayo dedicado para ti,
dedico este primer ensayo con afecto frenesí,
MAESTRO: tu que guardas el orgullo
Como el botón en capullo
De haber letrado a mis padres
Y haberme letrado a mí...
¿Con qué te pagaré? No sé;
pero vierto en mis poemas el concepto,
que no temas a nadie que le haces bien.
MAESTRO: Los traidores que te insultan
Son personas que disfrutan de influyentes
Caballeros; pues el uno es el dinero
Y el segundo ¿sabes quién?... ni yo sé,
Pero cierto es que no temas
De falsas estratagemas,
Sólo piensa hacer el bien.
MAESTRO: Esos altos funcionarios
Que se sienten adversarios olvidando tu valer...
Deben si reconocer sin tapujos cien por cien
Que, el maestro es la columna de la sólida tribuna
De la ciencia y del saber.
MAESTRO: Es por eso y otras cosas
Sin jactancias vanidosas te saludo desde aquí,
Escondido en un jardín escogiendo frescas rosas,
Gardenias bien olorosas
Que hoy te envía EL COLIBRI.
A LOS HOMBRES FUTUROS
(Bertold Brecht)

Verdaderamente vivo en tiempos sombríos,
Es insensata la palabra ingenua. Una frente lisa
Revela insensibilidad. El que ríe
Es que no ha oído aún la terrible noticia,
Aún no le ha llegado.
¡Qué tiempos éstos en que
hablar sobre árboles es casi un crimen
porque supone callar sobre tantas alevosías!
Ese hombre que va tranquilamente por la calle,
¿Lo encontrarán sus amigos cuando lo necesiten?
Es cierto que aún me gano la vida.
Pero, creedme, es pura casualidad. Nada
De lo que hago me da derecho a hartarme.
Por casualidad me he librado.
(Si mi suerte acabara estaría perdido,
me dicen: “¡Come y bebe! ¡Goza de lo que tienes!”
pero, ¿Cómo puedo comer y beber
si al hambriento le quito lo que como
y mi vaso de agua le hace falta al sediento?
Y, sin embargo, como y bebo.
Me gustaría ser sabio también.
Los viejos libros explican la sabiduría:
Apartarse de las luchas del mundo es transcurrir
Sin inquietudes nuestro breve tiempo.
Librarse de la violencia,
Dar bien por mal,
No satisfacer los deseos y hasta
Olvidarlos: tal es la sabiduría.
Pero yo no puedo hacer nada de esto:
Verdaderamente vivo en tiempos sombríos.

Llegué a las ciudades en tiempos del desorden,
Cuando el hambre reinaba.
Me mezclé entre los hombres en tiempos de rebeldía
Y me rebelé con ellos.
Así pasé el tiempo
Que me fue concedido en la tierra.
Mi pan lo comí entre batalla y batalla
Entre los asesinos dormí
Hice el amor sin prestarle atención
Y contemplé la naturaleza con impaciencia.
Así pasé el tiempo
Que me fue concedido en la tierra.
En mis tiempos, las calles desembocaban en pantanos.
La palabra me traicionaba al verdugo.
Poco podía yo. Y los poderosos
Se sentían más tranquilos sin mí. Lo sabía.
Así pasé el tiempo
Que me fue concedido en la tierra.
Escasas eran las fuerzas. La meta
Estaba muy lejos aún.
Ya se podía ver claramente, aunque para mí
Fuera casi inalcanzable.
Así pasé el tiempo
Que me fue concedido en la tierra.

Vosotros, que surgiréis del marasmo
En el que nosotros nos hemos hundido,
Cuando habléis de nuestras debilidades,
Pensad también en los tiempos sombríos
De los que os habéis escapado.
Cambiábamos de país como de zapatos
A través de las guerras de clases, y nos desesperábamos donde sólo había injusticia
Y nadie se lanzaba contra ella.
Y, sin embargo, sabíamos
Que también el odio contra la bajeza
Desfigura la cara.
También la ira contra la injusticia
Pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros,
Que queríamos preparar el camino para la amabilidad,
No pudimos ser amables.
Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos
En que el hombre sea amigo del hombre, pensad en nosotros con indulgencia.
¿A QUE VAS A LA CIUDAD?
(Fidencio Escamilla Cervantes)

a que vas a la ciudad, muchacho
si aquí está toda tu gente
y no es tan miserable el rancho
como pa’ que huyas, detente.
Mal que bien, aquí comes.
Y aunque es pesado el trabajo
Cuando hartas ganas le pones,
Es por tu bien... sí muchacho.

Allá en la ciudad ¿Qué ganas?
Si como tú, hay mil fuereños
Que dejando atrás su casa,
Hoy viven de puros sueños.
Que su vida han acabado
En esta ciudad de cuervos,
Porque hoy viven como esclavos
Con un miserable sueño.

Mira que diferencia, mi’jo;
Si aquí en cuanto canta el gallo
Agarras los dos borricos
Y le jalas para el campo.
Y luego esa madre tierra
Que hieres con el arado,
Te llena de vida y fuerzas
Pa’ que sigas trabajando.

Si aquí tienes lo que quieres
¿A que vas a la ciudad, muchacho?
Allá, ¿de qué te mantienes?
¡Si lo que sobran son manos!
Allá las calles son prostitutas
Y los dueños de ellas malvados
Que en complicidad se juntan
Para joder más al honrado.

Aquí ya ves, con esfuerzo
Poco a poco a’i la llevamos
Y gruñen siempre en el cerco
Un puñado de marranos.
Más allá, vuelan gallinas
Entre huizaches y prados
Y en el pajonal se anidan
Chivos, vacas y patos.

Y allá en la ciudad ¿Qué comes?
Miasmas y sobras, muchacho;
Y como tú hay por millones
Que hoy eructan fracasos.
Y duermen entre la mugre
Y viven como apestados
¡Si vieras como se sufre!
La ciudad está maldita ¡Hazme caso!
Te lo digo yo, un anciano
Que se fue con ilusiones
De ganar muchos centavos
¡Hasta pensaba en millones!

Y aquí me tienes. Muchacho,
Enfermo y de pordiosero:
Perdí familia, mujer y rancho
¡Todo por irme del pueblo!
Aquí hay tortillas calientes
Y nunca faltará un taco
Que te ofrezcan los parientes
Cuando anda mal el trabajo.

Y allá en la ciudad que sueñas
¡Ni quien mitigue tu llanto
cual buitres y como hienas
te tragaran en un rato.
Te sacarán las entrañas
Hasta matarte, muchacho;
Y se irá pudriendo tu alma
Hasta quedársela el diablo.

Y aquí tienes lo que quieres:
Buena silla y buen caballo,
Un par de fornidos bueyes
Pa’ las labores del campo.
Una casa buena madre
Que te remienda tus trapos,
Y hasta una novia envidiable
¿Pos que más quieres, muchacho?

Y a la ciudad, cuando llegas
¡Que mujer ni que caballos!
Me cuelgo si te mantienes,
Así trabajes mil años.
Vivirás entre la peste,
Te tragarán los gusanos
Y hasta con tantita suerte,
Te volverás mariguano.

Te envenenaran el alma
Esa bola de chilangos
Y en menos que tu lo cantas,
Navegarás en el fango.
Te embrutecerás con el vino,
Con pulque, brandy o curado,
Da igual: pa’ pudrir tus intestinos
Y tu mente de muchacho.

Y regresarás al pueblo
Como vil despojo humano,
De enfermedades cubierto,
Con vergüenzas y sin centavos.
Para empezar nuevamente
Sin fuerzas y desde abajo,
Lo que dejaste pendiente
Cuando abandonaste el rancho.

Así que tenlo presente
Y jamás hagas de lado
Los consejos de tu gente
Que llevan camino andado.
Si aquí tienes lo que quieres;
Está es tu casa, tu rancho,
Y con poco te mantienes
¿A qué vas a la ciudad, muchacho?
AL REY MIXTECATL
(Profr. Gilberto Bautista Avendaño.).

“Mixtecatl” conquista un día
hasta los rayos ardientes,
que desde el ocaso envía
el creador de los vivientes.

Conquista la agreste montaña
Espesa de silvestres encinos,
Donde guarda secretos de “Ococaña”
¡Heredero bendito de los sabinos!

Desde el plan hasta la cumbre,
No encontró pa’ hacerle guerra
Más que un átomo de lumbre.
¡Era el sol de aquella tierra!.

Levanta su serena frente, localiza aquella pira,
Y con un gesto impotente descargarle quizá su ira.
Empuña su saeta amena y su escudo de crisol,
¡El hombre de tez morena lanzó sus dardos al sol!

Ya el crepúsculo teñía con la sangre del vencido,
¡Y el Guerrero se sonreía desafiando al sol herido!
Su paraíso, Tilantongo, hermoso cielo de gala,
En Achiutla y Chalcatongo, en Sosola y en Apoala.

Dominó hasta Acatlán, de Costa Chica a Cuilapan,
De Tlaxiaco a Nochixtlán Yanhuitlán y Coixtlahuaca.
Sus reliquias ahí están con esmero sepultadas
Las tumbas de Monte Albán con sus joyas muy preciadas.

Lo reclaman sus montañas al eco de las praderas,
El maíz, las verdes cañas y el verdor de las palmeras.
¡Asiento del Rey Mixteco que tendió airada su mano,
de conquista, al zapoteco y también al mexicano!
AMANTES
(Enrique Cisneros L.)

Los mejores amantes que conozco
Son el agua y el aceite.

Colócalos en un mismo recipiente
Y verás que en la calma
Se respetan sus espacios.

Ahora mueve un poco.
El agua avanza el aceite cede.

Pero si agitas fuertemente
Sus partes se confunden por momentos
Y en el retorno a la tranquilidad
Vuelve cada uno a su yo
Perdonándose sus ayeres turbulentos.
A MI AGUILA CAIDA
(Santiago G. Ríos)

San Luis Acatlán, Guerrero,
Y al pie de un huamuchil verde,
Cantarles mis versos quiero
Pero mi voz se me pierde.

Canta por mí, jilguerito.
Canta, canta y no descanses,
Hoy que estoy viendo partir
A mi gran Genaro Vázquez.

En lo alto de las montañas tristes cantan los jilgueros,
Y es que al doblar las campanas
Cesan cantos guerrilleros.

Contemplo en aquella rama
Que un cenzontle canta triste.
Sabe que a esa sombra hermana
Dejaste y ya no volviste.

El huamuchil aunque adulto,
Deja caer semillas negras.
Son sus lágrimas de luto
Por sus esperanzas muertas.

Las aves, ahí en Guerrero,
Entonan cantos en prosa,
A ese grande Guerrillero
De Genaro Vázquez Rojas.

El sepelio ha terminado
Y a un HOMBRE cubrió la tierra.
Unos parten con su arado
Y otros se van a la sierra.

Una paloma torcaza
Que cruzando va la sierra,
Triste canta una alabanza
Que su corazón encierra.

Genaro hizo peticiones
Por eso perdió la vida.
¡Sigan las expropiaciones!
Que es ya la única salida.

De la sierra de Guerrero
Recorriste sus caminos.
Ahí te hiciste guerrillero,
De ahí partiste a tu destino.

Ya seguimos adelante,
Hombre de templado acero.
Genaro mi COMANDANTE,
Digno jefe guerrillero.

Sigan ríos no se detengan,
Hasta el desembocadero.
Yo aquí te dejo esta ofrenda
Mi valiente guerrillero.
AMIGO MARCHISTA
(Parodia de Jesús Tapia Adame)

Tú eres amigo marchista maestro del alma
Por donde tú pasas vas dejando huellas
De tu democracia.
Aunque vas cansado con pies ampollados
No te desanimas continúas tus pasos
Por horas enteras en largos caminos.
La base se rebela por congreso seccional
si nos dieron el primero el segundo se dará.
Nunca des un paso atrás tu congreso lograrás
Vencerás siempre en la lucha el charrismo acabará.
A MI PARTIDO
(Pablo Neruda)

Me haz dado la fraternidad hacia el que no conozco.
Me haz agregado a la fuerza de todos los que viven.
Me haz vuelto a dar la patria como en un nacimiento.
Me haz dado la libertad que no tiene el solitario.
Me enseñaste a encender la bondad, como el fuego. Me diste la rectitud que necesita el árbol.
Me enseñaste a ver la unidad y la diferencia de los hombres.
Me mostraste como el dolor de un ser ha muerto en la victoria de todos.
Me enseñaste a dormir en las camas duras de mis hermanos.
Me hiciste construir sobre la realidad como sobre una roca.
Me hiciste adversario del malvado y muro del frenético.
Me haz hecho ver la claridad del mundo y la posibilidad de la alegría.
Me haz hecho indestructible porque contigo no termino en mi mismo.
A MISAEL FRANCO MIRANDA
(Anónimo)

Maestro de profesión, responsable, respetuoso y abnegado.
Indudable convicción en el quehacer revolucionario
Siempre sacrificando la comodidad por la causa.
Asperos momentos sufriste, pero
El valor y la tenacidad te ayudaron los venciste.

Firme y noble era tu meta
Realzar con dignidad al magisterio
Alcanzar la democracia en nuestro gremio
No dar paso atrás en esta guerra.
Con emoción queremos recordarte
Oh maldita suerte, estar entre nosotros y no verte.

Más nunca dejaremos de luchar.
Indomables seguiremos en el frente
Recordándote por siempre como al Cid
Alternativas derramando entre la gente.
No vamos a parar esta contienda
De tu vida seremos reflejo fiel
Adelante seguiremos por ti COMPAÑERO MISAEL.
ANDA LA CHARRA CALIENTE
(Parodia de Sangre Caliente, Sección XVIII, SNTE)

yo quiero aventarme un tiro
con Camacho, con Salinas y Gordillo
respeten el sindicato
no se metan con lo mío.

No por tener granaderos
Van a creer que yo me rajo de volada
Y aunque me avienten los perros
Ya la base no se raja.

Traigo la sangre caliente
No me la puedo apagar
Vamos todos compañeros
El movimiento a impulsar
Esa corrupta Gordillo
Nos la tiene que pagar.

No queremos achichincles
Que nos traigan boberías de aquella pilla
Repórtate a tus deberes
Ya te reservé la silla.

Cuando ya este sentadita
Frente a frente
Con nuestra negociadora
Encomiéndate a Salinas
Pues se te llegó la hora.
ANGELUS
(Francisco Javier Pichardo)

Señor, he trabajado durante todo el día,
Aquí, sobre este andamio de pie, me halló la aurora,
Y aquí, bajo el incendio del sol, hora tras hora,
En vano ha consumido mi cuerpo la energía.

Mi mano la herramienta sostiene todavía,
Pero, la lucha diaria me pesa abrumadora,
Y una obsesión constante: la idea redentora,
Mi espíritu conturba con una fe sombría.

Yo no recojo el fruto jamás de mi faena,
Siembra la piedra estéril en la infecunda arena,
Y vacilante llevo sobre mis flacos hombros,
La inexorable suerte que a tus designios plugo,
¡Señor, haz que no tenga que reducir
a escombros mi obra.
Y que los odios no amarguen mi mendrugo!
A NICARAGUA
(Enrique Cisneros L.)

El primer día
Se levantó fatigada por la lucha
Y respiró el olor de la victoria.

El segundo
Sembró la verdad en cada corazón
Aboliendo para siempre la mentira.

El tercero
(aunque más trabajo le costó)
enseñó a amar a todos los cerebros.

El cuarto... descansó.
Pues con hombres que saben combinar razón
Y sentimiento fue fácil reconstruir sus perspectivas
Y una nueva estrella recorrió su firmamento.
A QUIEN CORRESPONDA
(Elsa Cross).

Y bien señores:
En la ciudad y el idioma que prefieran
Tenemos quince, veinticuatro, dieciocho años,
Cuerpos hermosos, saludables,
Tenemos la cabeza y la conciencia claras
Y derecho a vivir humanamente.
¿Hasta aquí vamos bien?
¿A alguien le parece justo o torvo?
Casi todos tenemos una gama profunda de armonía:
Lo que nos pertenezca sea como nosotros
Abierto y transparente,
La tarde mejor del mes de octubre.
Nos gusta la escuela.
Y también irnos de pinta al bosque
Y poner a los maestros un apodo irrespetuoso
Y soñar muchas veces con torpeza ardiente,
El mismo sentimiento en la guitarra.
Nos gustan los Beatles, las fiestas y el fútbol
Y todos amamos a una muchacha de grandes ojos negros,
a un muchacho y pensamos en trabajar para casarnos.
Somos tan jóvenes aún que no tuvimos voluntad ni tiempo de crear más intereses que nuestra
Propia virtud de adolescentes locos
O de muchachos sabios y serenos.
Muchachos simplemente.
Violenta capacidad para el trabajo y el amor,
Violenta también para la rebelión, la ira, el combate, violenta, Triste para la evasión y la anarquía.
Pero amamos, sin retórica, la belleza y la paz
Y nos gusta, señores, a ninguno de nosotros,
Yo le juro, que un muchacho de nuestros mismos
Años (ni cualquier hombre o mujer sobre la tierra)
Se vuelva difunto o asesino en las guerras imbéciles
Sea aplastado por presupuestos o por tanques,
Castrado, encerrado en la prisión.
No nos gusta que no le enseñen a leer
Pero si a engordar políticos ladrones,
A tener hambre y dar gritos solamente para aclamar
el acelerado desarrollo y el nacional y unánime progreso...
Cómo que lo del hambre suena ya muy dicho
¿No les parece así?
Ni modo, gracias a ustedes la miseria
En todos los colores y niveles es un lugar común.
(¿Miseria? ¿Cuál? Sí el generoso pueblo
costea nuestros estudios y además
paga fiestas. Joyas caras, yates, pieles...)
Pero vamos al grano. En dos o tres palabras,
Lo que pasa poderosos señores,
Es que el mundo que ustedes nos heredan
Es un poco demasiado puerco, viejo y podrido
Y definitivamente no nos gusta.
(“Perdón por la redundancia”).
ANTE LA TUMBA DE UN MAESTRO
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Maestro, escucha un momento mis palabras,
Haz a un lado el gis que te agiganta,
Cierra el libro con el cual nos hablas
Y escucha, maestro:
Estas manos, que antes eran vanas,
No sabían de escuelas, no sabían de aulas,
Ignoraban todo, eran sólo humanas
Que a puros reflejos se desarrollaban.

Contar a retazos, sumando los dedos.
¡Ah mis pobres manos tanto que sufrieron
antes de tu estancia , querido maestro!
Cuando ni una escuela había en el pueblo.
Y llegaste tú, a enseñar sediento
De ciencia, nosotros vivíamos hambrientos,
Nos diste tu mente, tus conocimientos,
Y luchamos juntos, aun mismo tiempo.

Y la noche oscura que antes era eterna,
Se volvió mañana, risa, primavera;
Hiciste el milagro, prendiste la hoguera
Que ilumina al hombre en su ardua tarea.
¿Cómo agradecerte querido maestro
todos estos años tus miles de esfuerzos?
Tu vasta ternura, tus días de desvelo,
Tu noble paciencia, tus sabios consejos.

Me faltan palabras, me sobra el aliento
Para dedicarte un bello recuerdo
Que vaya en mi pecho y en mi pensamiento,
Que me guíe en la vida en todo momento.
Ahora estás aquí frente a mí, en silencio,
Tal vez meditando que cambian los tiempos
Que avanza la ciencia, también sus secretos,
Que nosotros mismos estamos creciendo.

Pero estás aquí, sólo aquí y no dices nada;
Tu voz que en el mundo es oda sagrada,
Ha quedado escueta, tranquila, callada,
sin pedir aplausos, ni gloria, ni fama.
Sólo un epitafio recuerda tu nombre,
Una tumba sola y una cruz más pobre,
Un recuerdo magro de aquellos menores
Que bajo tus manos hoy se hicieron hombres.

Que tristeza maestro me aprisiona el alma
De ver esta tumba rodeada de calma,
Pero sola, sin voces de niños que a gritos te llaman;
Los pueblos sin alma ya no te reclaman.
Que ingrato es el pago de la especie humana,
De todos los pueblo y en todas las razas;
Hoy te vitorean si les haces falta,
Mañana, si mueres, ya nadie te extraña.

¿Dónde están los padres de los hijos? ¡Los que guiaste!
Los que bebieron agua de tu ciencia hasta saciarse,
A aquellos que de la ignorancia los sacaste;
No han podido o no han querido recordarte.
Legaste tu vida, sin premios, ni honores,
Quedaste hecho nada, ignorado y pobre,
Cubierto de tierra, que tu cuerpo absorbe.

Sólo una flor marchita es la ofrenda
Y una cruz olvidada y macilenta,
¡para tanto tributo que cobró la tierra,
que poco fue el triunfo que obtuvo la escuela!
Aquí estás, maestro, rodeado de olvido,
Venero de ciencia que yaces tendido,
Cual faro radiante que hubieran destruido;
Héroe sin medalla, gigante dormido.

¿Dónde están los que guiaste? ¡Yo pregunto!
Grito sin respuesta, se han quedado mudos,
Los rostros impávidos, los cuerpos enjutos;
Ni una sola frase se escucha en el mundo.
Y tu voz esa voz que recorrió la sierra,
La costa y el bosque cual grito de guerra,
Impregnada en los vientos, volviéndose eterna,
Llevando el mensaje de toda la ciencia.

Esa voz, maestro, que nadie recuerda,
Se queda contigo, al morir te la llevas,
Pero cuando alguien grite:
¿Dónde está el MAESTRO? ¡Héroe sin bandera!
Con orgullo inmenso y con voz serena:
“Lo tengo en mi espíritu _¡Nos dirá la Escuela!
“Lo tengo en mi seno” ¡Gritará la tierra!
AQUÍ ESTA MI VOZ
(Sector 5, Miahuatlán)

Aquí está mi voz la mas ruda de este pueblo,
Aquí está mi lenguaje entre ademanes y acciones.
Aquí estoy nuevamente con el puño en alto
Protestando imposiciones, los institucionales de mi patria,
Me ven con temor, me tachan de rojo
Sin imaginar que la democracia no tiene color.
Aquí estoy con mi cansancio,
Enredado con silencios presidenciales.
Aquí están mis compañeros los mismos que me
sostuvieron.
Aquí estamos mendingando la razón la justicia
...Aquí también estamos enseñando.
AQUÍ NO SE RAJA NADIE
(Enrique Cisneros L.)

Los padres de mis alumnos se preguntan
Preocupados
¿Qué queremos los maestros, para que marchas y
paros?
Por ahora son dos puntos que les voy a desglosar
Ojalá que los compartan y nos vengan a apoyar.

El salario de un maestro es un sueldo devaluado
Gana más un policía, un marino o un soldado;
Para entra de policía tan sólo hay que apuntarse
Pero para ser maestro de veras hay que fletarse.

Hay quien dice que el maestro a la escuela va a
Flojear
Esa es otra mentira que les voy a refutar;
Lidiar con un solo hijo es una tarea muy cruenta
¿Se ha puesto usted a pensar lo que es lidiar con
cuarenta?

Lo hacemos con mucho amor pues amamos a sus
Hijos
Pero es falso que los profes seamos flojos o canijos;
Los flojos y los canijos que tienen chica la mente
Despachan allá en la SEP y son los charros del
SNTE.

Este es otro punto que le quiero explicar
Pa´ que entienda porque exijo democracia sindical;
Jongitud y su “Vanguardia” son unos pillos vívales
Que se han enriquecido con las cuotas sindicales.

El Sindicato debiera al maestro defender
Más esos charros bribones siempre nos quieren...
Ahora que exigimos el aumento salarial
Araujo acepta gustoso lo que da la patronal.

Justifica a Bartlett que no sabe ni contar, pues dice
Que el diez por ciento y el veinte, ya son igual;
De seguro que en la Escuela se sacaba puros cincos y él pensando que eran dieces
Se ponía a pegar de brincos.

En fin, también Jongitud se conforma con el cuento
De que estamos en crisis que por eso no hay
aumento.
¿Quiénes son los de la crisis? –yo le pregunto a
“Vanguardia”
pues charros y funcionarios no viven como los parias.

Hasta don Carlos Salinas pactando solidaridad
Estrenó avión de lujo en tiempos de austeridad;
Más de 70 mil millones nos costó el chistecito
Que se me hace que la crisis no se tasa parejito.
Espero haya entendido no se me deje engañar
En este paro los profes no nos debemos rajar
DESPEDIDAS:
Si lo lee una mujer:
Ya con esta me despido quiero hacerlo con amor
Lo hago mandando un beso a ese apuesto profesor.
Si lo lee un hombre:
Ya con esta me despido fundiendo amor con protesta
Lo hago mandando un beso a nuestras bellas maestras.
A RAFAEL RAMIREZ DUARTE
(Sara de Ramírez D.)

Hoy estoy como siempre contigo
Hoy me siento tan unida a ti como siempre
Hoy platico de nuevo contigo.

Y te digo que en la oscuridad del día
Porque se ven sucesos sin comprender,
Y que en la claridad de la noche
porque es cuando las ideas se vuelven
más nítidas y serenas;
miro tu rostro torturado
miro tu cuerpo torturado
miro a tus torturadores,
los veo mutilados de corazón...
los veo mutilados de neuronas

Y pese a ello, te miro siempre igual
Con tus enormes deseos de vivir
Con tus deseos de libertad para todos.
A TI MAESTRO
(Fidencio Escamilla Cervantes)

¿Dónde quedó tu juventud, maestro?
¿La dejaste en el campo y en la montaña?
Allá donde hiciste un pueblo despierto
Y una nueva esperanza del mañana.

Dónde quedó tu juventud; ¿perdida?
Y olvidada se quedó en la escuela;
Allí, donde niños con risas cantarinas
Por el espacio de la imaginación les vuela.

La dejaste pasar con tal vehemencia
Que la vida ya un siglo te ha quitado,
Pero venciste el misterio de la ciencia
Día tras día que ha pasado.

Entonces tu labor no ha sido en vano
Y ni tu esfuerzo se quedó en la escoria;
Cumpliste con tu fe de mexicano
Sin recibir laureles de victoria.

Será tu palabra un día reconocida
Y escuchada por todos los humanos?
Sabrá valorarte el que te mira
Con un libro y un gis entre las manos?

Esperemos con paciencia el resultado
con aire tranquilo y de esperanza,
a que la fe total te hayas ganado
y de todos, toda la confianza.

Habla, habla tu verdad, MAESTRO,
Y que no humillen tu vida y tu presencia;
Si has demostrado ser héroe sin cetro,
También demuestra que tu voz es ciencia.

Y no serás de la montaña el esclavo
Y ni tu voz se perderá en la sierra;
Se escuchará con emoción y halago
En todos los pueblos de la tierra.
A TODOS LOS NIÑOS DEL MUNDO
(Fidencio Escamilla Cervantes)

“Si un niño vive con tolerancia,
aprende a ser paciente,
si un niño vive con valor,
aprenderá a tener confianza,
si un niño vive con elogios,
aprenderá a apreciar.
Si un niño vive con honradez,
Aprenderá la justicia.
Si un niño vive con seguridad,
Aprenderá a tener fe.
Si un niño vive con aceptación y amistad,
Aprenderá a apreciar.
Los niños aprenden lo que viven”

A todos los niños del mundo,
A todos los hombres de este planeta nuestro.
A todos los niños que viven en sus miserias por los pueblos,
A los que habitan resignados en estériles desiertos,
A los que piden justicia en el propio corazón de México:
A todos esos niños diseminados por el mundo entero,
Los invitamos a escuchar estas palabras de reencuentro.

Una vez alguien dijo un comentario cierto;
“Hay que preparar al niño para la vida”
pero yo pregunto a todos los sabios de este planeta nuestro;
¿ya prepararon la vida para los niños de este tiempo?
Esa ciencia, que sólo es ciencia
Para llenar al mundo de armamento,
Donde el hombre escarba hasta el último átomo
Para darle a la bomba más efecto.

¡Silencio!
¡No! El hombre ha sido, es y será un ser perverso.
Fue producto de esta cansada tierra ¡Sí!
Pero parió un engendro.
El hombre ha sido avance de la civilización
¡Es cierto!
Ya conquistó la luna y encamina su vista al universo.
Yo vi matar una vez a un hombre
Por robar un miserable peso;
Utilizó la ciencia para su fin avieso
Y aún anda ese hombre por ahí,
Como coyote hambriento.

¿Qué prueba eso?
La humanidad no es sólo el hombre ¡Son cientos!
Millones y millones que pueblan la tierra
Y en esfuerzo común llevan ardua tarea
Para conseguir más viviendas, más escuelas,
Tú, como niño, ¿Dónde hiciste tus primeras letras?
¿Y no fue un ser humano, maestro o maestra
el que generoso te enseñó la ciencia?

¡Sí, fue un maestro, y le guardo profundo cariño!
Siempre tuvo frases de amor y consuelo
Hacia todos los niños,
Nos mostró la ciencia, quitando los cardos
Y espinas que había en el camino.
Pero un día, transformó su vida y cambió de destino.
Por los campos de batalla a nuestra escuela,
gis y pizarrón los cambió por un tanque de guerra,
y hoy combate en todas partes: como perro y perra.

¡Mentira! Se respira paz en toda la tierra.
Lo sucedido en Hiroshima ¿Quién no lo recuerda?
Lo que pasó en Nagashaki aun nos aterra.
Imposible otro conflicto mundial, tu mente está enferma
¿Porqué no irán al sur? En una islas llamadas Malvinas,
donde aun combaten la Inglaterra y la Argentina,
donde mueren hombres, mujeres y niños, donde todo es ruina, mientras que la ONU cobarde se esconde,
a hablar no se anima. Sus embajadores
se ponen de acuerdo en una cantina,
surgen las alianzas, con champaña brindan,
intercambian armamentos, los pactos se firman
para que siga la guerra, ¿Qué importan las vidas?
Esa parte del sur ¿será otra Hiroshima?
Reza un refrán: “Quien te enseña a caminar, jamás camina”

A todos los niños del mundo, pidan una vida justa,
Más unida; no queremos los ejemplos de Inglaterra y Argentina;
Gobiernos sin conciencia, hienas asesinas.
Escúchennos todos, militares y civiles;
Han llenado el alma de los niños de metrallas y fusiles,
Han hecho campos de batalla con sus juegos infantiles,
Han transformado su mirar sereno
En lanzamientos de cohetes y misiles,
Quieren hacer de sus conciencias limpias,
Autómatas armados y serviles.

Niño de este cansado mundo ¡Protesta!
Que no pongan en tus inocentes manos un cañón y
Metralletas, que tus juegos no sean
En campo de batalla y de violencia.
Escúdate en tu inocencia ¡En tu defensa!

¡En tu defensa! El hombre se revuelca
en la hediondez de su puerca conducta,
revisa mapas mundi, oráculos consulta,
provoca a la muerte, se lanza en su busca,
mata por matar, su fin no le asusta,
mata por matar, su fin no le asusta.

Ese es el ser racional llamado HOMBRE
Que en su aceda conciencia la maldad oculta.
El hombre camina hacia una destrucción perfecta.
¡Es cierto! Se va quedando sólo en su estúpido reto,
mira hacia la tierra poblada de espectros
y grita su victoria a todos los vientos.
Abriga una obsesión:
Quiere ser del mundo único dueño,
Delirio de un demente, imágenes de sueño;
Cuando cree ser grande,
El hombre mismo es más pequeño,
Tan sólo el reptil revolcándose en el suelo;
Eso sí, apto para matar, ese es su anhelo.

El hombre, siempre ha sido el hombre
Creador de conflictos,
Su nombre, con sangre en la historia lo ha escrito,
Se lanza al espacio, mira al infinito
Buscando otro mundo para el sacrificio.

Y la ciencia; esa ciencia, impune se le ha unido,
Avanzan de acuerdo para el exterminio,
Él uno, que pone el cerebro de maldad podrido,
La otra, que siembra el terror con su poder temido.
La voz de un niño, generalmente nunca es oída,
Por eso acudo a ustedes, hombres honrados
Y conciencias tranquilas.
Digan a los sabios, a todos los que habitan
Esa tierra sangrante y sufrida;
¡Que ya no armen más bombas que destruyen vidas!
¡Qué ahora inventen bombas que contengan comida!
Y las envíen a todo el mundo,
Donde existen niños con hambre y amibas.
Que en lugar de balas, las metrallas lancen
Sin fin de semillas,
Igual que cruzadas heroicas, henchidas,
Llevando el mensaje de amor a la vida.

Por eso te hablo a ti, para que tú me entiendas,
Niño de esta tierra que solloza y tiembla;
Tú, como fértil semilla que la paz engendra,
Tú, balanza imparcial que con horror contemplas
El principio y el fin de estas sucias contiendas.

Tú, que emitirás el juicio final de la ciencia,
¡Rebélate ahora, porque el tiempo apremia!
Que se escuchen todos, ve hasta sus viviendas,
Habla en mil idiomas para que te entiendan.
Demuestra que se puede cambiar esta tierra,
Que podemos sembrar una paz entre escombros de guerra.
Que queden atrás los escritos de odio y miseria,
Que ya no sea el hombre destructor del hombre,
Apoyado en la ciencia.
En una palabra: ¡Que ya no sea una bestia
Que de su misma carne se alimenta!

¡Esta es mi protesta!
Una última llamada que esparzo a los vientos,
Al alcance de los niños de todos los pueblos.
A mis hermanos todos, sean blancos o negros,
A los que llevan el hambre pegada a los cuerpos.
Un llamado de esperanza, de inicio, de reencuentro.
¡A todos los niños del mundo!
¡A todos los hombres de este planeta nuestro!
ASI SALEN
(Pablo Neruda)

Era bueno el hombre, seguro con el azadón y el arado,
No tuvo tiempo siquiera para soñar mientras dormía,
Fue sudorosamente pobre, valía un solo caballo
Su hijo es hoy muy orgulloso y vale varios automóviles.

Habla con boca de ministro, se pasea muy redondo,
Olvidó a su padre campestre y se descubrió antepasados, piensa como un diario grueso,
Gana de día y de noche: es importante cuando duerme.
Los hijos del hijo son muchos y se casaron hace tiempo,
No hacen nada pero devoran, valen millares de ratones,
Los hijos del hijo del hijo como van a encontrar el mundo?
Serán buenos o serán malos? Valdrán moscas o valdrán trigo?
Tú no me quieres contestar, pero no mueren las preguntas.
A UN VIEJO MAESTRO EN SU DIA
(Pedro Hernández Morales)

Querido maestro: hoy te saludo
Con el respeto que día a día
Incansablemente te has ganado.
Hoy te escribo no para felicitarte,
No para alabarte,
Mucho menos para festejarte
Un día con que los comerciantes
Y rastreros rebajan tu dignidad
Que tal vez sea una de las pocas cosas
Que te ha dejado tu larga caminata
Por este mundo injusto; hoy acudo a ti
y me los vas a perdonar _
no para santificarte ni siquiera para llorar
junto a ti de emoción,
es más, no vengo a agradecerte
tu fecunda labor ni a decirte palabras bonitas,
absolutamente vacías _

Hoy vengo decidido a poner el hombro
Junto al tuyo parra levantar a nuestra patria oprimida
Hoy vengo junto a ti para exigir justicia,
Para levantar nuestros puños, para elevar nuestras voces en una sola, para unir nuestra acción
De educar hombres libres, para decir ¡basta!
Hoy vengo para que caminemos juntos
Los senderos que la vida ha surcado en tu rostro
Para que sembremos ideas generosas
De libertad, y hagamos florecer
Frutos de dignidad y rosas cuyas espinas
Desgarren las injusticias y crezcan libres y bellas
Aquí y ahora...

Maestro, no hay despedidas solo comenzamos...
Adelante.
AUTOCRITICA
(Anónimo)

Los falsos intelectuales de izquierda no se bañaron esta mañana y sudorosos y sedientos, indefensos y hediondos, insistieron en repartir sus octavillas a los intelectuales de derecha y algunos otros estudiantes que buscaban sus nombres entre la lista de aplazados.

Los falsos intelectuales de izquierda, esta mañana luego de comer sus corn-flakes, se montaron en los carros de papá y junto con algunos otros amigos empezaron a repartir hojitas en las calles, donde un lenguaje que sólo ellos entendían llamaba al pueblo a sublevarse, porque es muy fácil estar full-time en rebelión cuando se tiene el estómago lleno y las caries y el hambre son de los otros, lejanos y cercanos, pero siempre prendidos como el aire.

Los falsos intelectuales de izquierda, esos que hacen la revolución en sus tazas de café, mientras los días transcurren y se mueren, sin pedirle a nadie permiso, o simplemente amarillos como los pergaminos languidecen en sodas y bares o restaurantes, haciendo la revolución ante un chop-suey, soñando ser los fideles castro o los chees guevara de bolsillo.

Los falsos intelectuales de la izquierda, ligeros como un ascensor, haciendo versos para agradar al partido o angustiándose de pronto porque la noche apenas llega y en el día no hicieron nada por la revolución.
A VALENTIN CAMPA
(Raúl Macín)

Plegaria por la unidad.
Tú y yo,
Pudimos ser uno
Pero no logramos serlo:
El temor nos venció... .

Tú y yo,
soñamos en ser uno
Y luchamos por serlo
Pero el egoísmo
Ese terrible no poder dejar de ser yo
Pudo más que nuestro sueño...
Y que nuestra lucha...

Tú y yo,
A pesar de todo
Del enemigo
Y de nosotros mismos
Aún podremos ser uno
Si juntos aprendemos una vez más
A soñar y a luchar...

Que tú y yo
Logremos ser uno
Para que los hombres crean
Y creyendo transforman
El mundo en el que viven.
AY OJETES
(Enrique Cisneros L.)

Dicen que la enfermedad de moda se conoce como SIDA
Que ha crecido sin control que ha cegado muchas vidas,
Más conozco un mal peor que nació con el priísmo
Mata más gente que el SIDA y se conoce por charrismo.

El SIDA te va chupando hasta dejarte en los huesos
lo mismo hace el charrismo al deshacerte los sesos,
al obrero lo convierte en un anima viviente
cuyo único futuro es esperar a la muerte.

Desnutrido y agobiado su vida siempre es igual:
De la casa a la empresa De la factoría al jacal,
Esto se debe a ese virus que promueven los patrones
Pa’ evitar que los obreros logren reivindicaciones.

Este SIDA mexicano te pudre aunque te lo rasques
Su creador es un engendro llamado Fidel Velázquez,
Ese viejo arrugado tiene más vidas que un gato
Por eso muchos opinan ¡Que se vaya a Guanajuato!

Mas dicen que aquellas momias al conocer la propuesta
Entraron en huelga de hambre para mostrar su protesta,
“No queremos a Velázquez _ decía el pliego petitorio_
somos momias pero honestas no sidosos vejestorios.

Mejor mándenlo con Batman a un lejano archipiélago
Pues en lugar de pajarito el viejo tiene murciélago”.
Seguro algún extranjero creerá estoy exagerando
Cuando hablo de este mal que nos está desangrando.

Te lo voy a demostrar con lo que pasa al obrero
Combativo y bien templado de cervecería modelo,
Después de muchas batallas se curaron del charrismo
Pues ya estaban cansados de vivir siempre lo mismo.

Se vino la revisión y se fueron a la huelga
y los patrones sintieron que les metieron... un susto,
soltaron muchos billetes y entonces Farell Cubillas
al patrón le hizo el quite poniéndose él en cuclillas.

Aguantó el ramalazo y con muy poca conciencia
En menos que cantó el gallo declaró la inexistencia,
Vino la lucha legal llena de ilegalidades
Se denegaron amparos se vieron las realidades.

Pues el más tonto entendió que la legalidad burguesa
Solo sirve pa’ que el rico incremente su riqueza,
Fue en una madrugada cuando entró la policía y hasta el cuerpo de bomberos nos baño con agua fría.

¡Ay! Bombero mexicano ya ni tu te has salvado
te convirtieron en perro del patrón adinerado,
olvida esos aplausos que el pueblo con patriotismo
al desfilar por las calles te deba por tu heroísmo.

Ahora que no te extrañe heroico bombero
que como vil policía te tratemos de cu...
más el obrero consciente no se dejó aniquilar
y se creó un gran muro solidario popular.

Creyeron que a garrotazos derrumbarían ese muro
Pero el pueblo mexicano les contestó duro, duro,
La juez pidió mil millones pa’ tramitar el amparo
Todo mundo cooperó pa’ juntar lo estipulado.

Un obrero de modelo pa’ esa cantidad juntar
Cerca de trescientos años tendría que laborar,
Sin embargo los patrones pedían más por el fallo
Pues probaron que eso ganan en menos que canta un gallo.

Hasta niños cooperaron rompieron sus alcancías
Pero a unas cuantas horas faltaba la mayoría,
Todo parecía perdido nos iban a derrotar
Pero entraron al quite los de refrescos Pascual.

“Ponemos los que les falta _ dijeron con amistad_
no podemos olvidar vuestra solidaridad,
cuando nosotros luchamos el pueblo nos apoyo
tan solo les regresamos lo que el pueblo nos donó”.

Entre lágrimas, obreros agradecieron los dones
De esa fábrica amiga que funciona sin patrones,
Más no todo acabó allí les negaron el amparo
Y Fidel quiere meter nuevamente a sus charros.

Gobierno, charro y patrón se unen contra el obrero
Pero no doblegarán a los compás de modelo,
¿Pero entiendes porque digo que el SIDA mexicano
se conoce por charrismo y lo creo ese gusano?

Para derrotar al charrismo hace falta la unidad
Para objetivar en triunfos toda la solidaridad,
CONCLUSION: Para prevenir el sida hay que usar el condón y pa’ acabar al charrismo es necesaria la unión.
BALADA DEL CIERVO
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Besa a tu esposa,
Enciéndela,
Haz el amor con ella
Y que cien hijos sean
El fruto de su vientre.

Seremos cien por uno
(Y bastan cien hormigas
para matar al escorpión
o quitarle la vida a la tarántula).

Y tú,
Milagro agreste,
Cierva feraz,
Dulce gacela encinta,
Corre a parir enamorada a tu hijo.
BASTA DE INFORME
(Leopoldo Ayala)

A todos:
Cada 1° de septiembre me declaro incapaz.
Tengo 18 informes escuchados,
A los 14 años el primero,
La mayoría de edad de los informes,
Digo sin embargo:
No puedo entender como nace un informe,
Como crece
Como se reproduce y como muere.
En la escuela me dijeron que es para hablar
Un hombre sinceramente con un pueblo.

No obstante después de enterarme
Qué es un informe, muchas veces
No alcanzo a comprender
Conque voz hablar tantas palabras,
Conque tono que resuene ante una cámara
De ciudadanos de sonrisa millonaria
Y placeres mezquinos satisfechos
Y, si saliese, conque garganta articular
Cientos nombre de ciudades,
Inauguraciones, monumentos, escuelas,
Centros de capacitación, presas, hospitales
Y olvidar el país hipotecado y olvidar
Los nombres de los muertos mexicanos,
De los campesinos mexicanos perseguidos,
Criminados los nombres de los estudiantes ametrallados,
Más de 125, según datos del Campo militar N° 1.

Como haberse de olvidado de los nombres
De mis compañeros de San Cosme y de los halcones
Asesinos, de los nombres de los obreros
Reprimidos en la fábrica, de los oficiales que obligan
A soldados ignorantes a matar.

Como haber pasado por alto tantos nombres
Como decir lo que sucede ahora y no decir
Que a cada mexicano le duele más la vida
Y más la gente y la ciudad
Y más la explotación en su trabajo.
Cómo nombrar héroes mexicanos
Muertos a manos de otros hombres
-se dice que quien mata a otro es homicida-
y decirle también que ese otro es héroe.
Tal es el caso de Carranza y Obregón,
Asesinos de zapata y de Villa, respectivos.
Y como puede un dirigente retratarse
Junto al cuadro de un criminal como Carranza
y con rostro de justicia solemnizar la ley.
Como puede un presidente decir siquiera una palabra
Y no ordenar que se abran las celdas de todos
Los presos políticos y no hablar las palabras
Que su pueblo exige oír. Cómo cifrar
Millones y millones de pesos y dólares
Y no restar por cientos los miles que se callan
Las cifras, porque ya no les saben en sus casas,
Si se puede llamar casas a esas láminas y maderas
-amontonados escombros de Santo domingo
de los Reyes, Ixtacalco, Ixtapalapa, ciudad
Netzahualcoyotl y Contreras-
Por sólo decirles como ejemplo de ignominia.
Cómo no mencionar a los imperialistas y oligarcas
Que saquen cotidianamente los recursos
De mi tierra y pasean su deshonra por las lomas
Y la hermafrodita Zona rosa,
Del abrazo de sus perros guardianes destacados.
Cómo hablar de relaciones diplomáticas
Y abrazar al genocida Richard Nixon y no importar
Los cadáveres de hombres y niños y mujeres
Por más de dos millones y ponerse en pie
Y gritarle ¡asesino!, con el alma.

Cómo dejar entre renglones las batallas en las
Sierras mexicanas, los golpes guerrilleros urbanos
Y rurales originados por la violencia
Y las represiones oficiales.
Y omitir cómo la energía revolucionaria se genera
Y cómo mi país poco a poco va adquiriendo
La forma de un fusil y como sus niños
Van odiando a los policías y a los soldados
Y como sus mujeres sin diferencia igualmente
Se unen y como sus hombres van cerrando
Los puños hasta hacer un gran puño inevitable.

Definitivamente no entiendo,
No puedo comprender que es un informe
Ni la solemnidad ni el protocolo del día 1° de septiembre.
Yo soy simple como una verdad dicha de frente.

No puedo creer que un presidente que ha jurado hacer las veces de mi nación
No diga ¡Alto! Contra la farsa,
¡No más mentiras en la palabra y en la acción!
No puedo yo saber cómo es posible
Hablar a un pueblo tan noble como el mío
Por más de cuatro horas y no decirle:
“Hermano, compañero voy a ser como tú!
¡voy de a deveras a acabar con tu miseria
y tu injusticia! ¡Voy a enfrentar a quien obliga
a asesinarte! ¡Vamos a luchar con la fuerza
de la dignidad y de la historia y a implantar
la justicia, hermano mío”! Decididamente,
no es el mío el lenguaje del informe,
la común lengua nacional castellana,
él habla 50 millones de mexicanos naturales,
el del millón de muertos revolucionarios en 1910,
el de los 629 masacrados el 68 el mes de octubre.
Es un dialecto raro, apátrida, derivado,
Sólo comprensible al más alto nivel ejecutivo;
Emplea vocablos diferentes para escribir traición,
Imperialismo y muerte colectiva mexicana.
Pero se que voy a hacer para cambiar
El lenguaje de un informe.
BIEN SE PUEDE LLORAR
(Roberto Arizmendi Rodríguez)

Bien se puede llorar por lo existente:
Un cúmulo de penas e injusticias
Perpetradas por bestias “racionales”
Que piensan con cerebros económicos.

Bien se puede llorar sentado en una piedra
A la orilla de un ghetto americano,
Entre ratas hambrientas que se burlan
De los negros que sostienen opresiones.

Bien se puede llorar en Puerto Rico
Por un pueblo que quiere independencia,
Para luego lanzarse a la lucha
Por una auténtica liberación para su patria.

Bien se puede llorar lejos de América,
Por un pueblo inocente desangrado
Por los fusiles de un ejército, que guarda
Intereses en campos vietnamitas.

Bien se puede llorar en Colombia y Argentina,
En suelos panameños, bolivianos
Y en toda sudamérica
Que busca anhelante un cielo limpio.

Bien se puede llorar en Africa oprimida,
En las sombras terribles de la selva,
O en los nacientes pueblos que soportan
La “ley” del apartheid anti-africano.

Bien se puede llorar en todo el mundo.
O contemplar sentado en una estrella
El ardoroso vómito de fuego
Despedido por armas de violencia.

Bien se puede llorar cuando es pisada
Una flor inocente, pretendiendo
Abrir sus pétalos al sol
Y vivir felizmente en sus jardines
Bien se puede llorar... y para que...
Son tantos los ojos desecados
Y tantas las lágrimas vertidas...

Lágrimas de dolor, de injusticia, de opresión.
Lágrimas de angustia y de odio.
Lágrimas libertarias y lágrimas de muerte...
Y que...

Han sido lágrimas vanas.
Alimento de mares y ríos.
Mil burlas de cafés aburguesados
E insistencia al sadismo del poder.

Entonces para que seguir mojando el mundo.
Para qué darles agua a los baños perfumados,
Para que ahondar el surco en las mejillas.
Bien se puede llorar, ¡Sí!
Pero si se quieren contemplar nacionales libres,
Si se quiere sentir la libertad lograda
Y si se quiere vivir la justicia tan ansiada,
¡Para qué derramar inútilmente
nuestra sangre por los ojos...?

La sangre de dolor del oprimido,
La sangre de dolor del torturado
Gime y grita angustiada
A su sangre hermana.

Quiere formar con ella un cielo rojo,
Hermoso y amplio,
En él que aquellas blancas nubes,
Hipócritas y obscenas, no escondan ya
Napalm y bayonetas ni escupan
Con sus lluvias, atómicas y balas.

Sería lograr con nuestras sangres
_ en parto doloroso,
el nacimiento ansiado de otro mundo.
La realización buscada
De nuestro hombre y nuestro mundo nuevos.
BLANCO Y NEGRO
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Mamita, mamá que vendo,
qué triste vengo del campo,
porque dijeron que un negro
no se revuelve con blancos.

Que yo parecía un chamuco
Venido desde el infierno,
Que como yo, había muchos;
Que me pusiera los cuernos.

Que a todos los niños blancos
Se los lleva un Dios al cielo
Y que a los negros, el diablo
Se los lleva a los infiernos.

Mamita, quiero ser blanco
Porque los blancos son buenos;
Que los negros apestamos
Y nos comparan con perros.

Que no tenemos conciencia,
Que los negros somos malos,
Mamita, de mí ten clemencia.
¡Que quiero ser niño blanco!

¡Mira mis negras manos!
¡Mira mi piel obscura!
¿Dónde venden color blanco
para cambiar de envoltura?

Que quiero jugar con ellos
Y reir como los blancos,
Que ya no me digan negro
Ni que tundan a palos.

¡Ay la tristeza que tengo
y sufro por esto tanto!
Mamita ¿porqué a los negros
Nunca los quieren los blancos?
BOLIVAR
(Roberto Obregón)

Si es necesario llorar para regar el surco,
Aquí están mis versos para levantar al pueblo;
Aquí estoy yo y mi sangre, mi sangre y mis huesos
Para besar la muerte.
Aquí he de permanecer incólume
Esperando el alba para regar mi frente;
Aquí he de estar al frente
Esperando la muerte para regar el barro,
Y unirme a Centro América
Para cargar con ella el peso de los Andes;
Para fulminar con ella el ojo del cíclope
Y arrebatarle nuestra libertad.

Pensará Bolívar que sus palabras
Inéditas están en el olvido;
Pensará el héroe que sus hijos
No respetan las palabras
Llenas de América y de amor.

Sus ojos llenos de alturas insospechadas
Dormidos están bajo el mármol,
Y su párpado vertirá
la lágrima eterna del desconsuelo.
Voy a decirlo ahora, y lo diré mañana.
Compañero: por el mañana
Calcinadas sobre la ceniza de los héroes.
He de decir que Centro América
Será una sola madre que siembre besos
De libertad en el pecho de sus hijos
Para que germine el grano
Y florezca un día enrojecido.

Centro América juntará un día
Como polluelo a sus muertos
-los que han muerto de amor
por sus hermanos y madres-;
Centro América ha de reunir
Un día a sus hijos valientes,
Para libertarse de los dedos
Que ciñen su cuello;
Para que muera con la claridad del sol,
El vampiro rubio que le bebe la sangre,
Y el tirano se aleje a vivir entre las sombras,
A beberse sólo las uñas embarradas
Con la sangre del hermano.

Abordemos la espera que la aurora llegará
Por nuestro pecho, y saldrá mil astillada
Por la boca rugiente de nuestras venas
¡Oh, hermanos! Gozaremos la alegría
contenida en nuestras lágrimas,
cuando se alce , apocalíptica,
la insignia común del pueblo.

Oh Martí, atlántido Martí; nosotros
Cuajaremos en tu escuela nuestra lucha.
Nosotros recogeremos tu polen
Para florecer el amor
Y la libertad de América
Y en veinte caballos de mar
Galoparemos en son de guerra
Para horadar la roca del tirano.

Bolívar es su espectro
Madre naturaleza
Bolívar se encarna en la unión
Y es el maestro de la guerra
Por la libertad,
¡Oh Bolívar, Bolívar,
padre de América...!
BUENDIA
(Juan Padrón)

Podrían querer reprimirme
E impedirme que mire,
Que escuche, que sienta;
Que piense, que hable;
Que escriba, que actúe...
Y surgirán muchos más
Que enarbolarían mi antorcha.

Podrían quizás intentar
Arrancarme la lengua,
Pero no acallarían la verdad
Que trashuma en el mundo.

Podrían acaso ocultarme
La pluma, el papel y la tinta
Y me transmutaría etéreo
Y eterno comunicador.

Podrían amputarme las manos;
Podrían segar mi existencia
... y surgiría de mi tumba
una mano –simbólico árbol-
que alcanzaría aún las estrellas,
la luna y el sol,
en la busca de los agresores.

Yo, que soy uno más en el cuadro
Del cosmos, podré extinguirme;
... más conmigo está la certeza
de que la verdad y lo justo
algún día se impondrán.
BUSCANDO LA LIBERTAD
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Nos hicieron callar con sus hocicos de fuego,
Con bayoneta calada hacia nosotros vinieron
Nosotros eramos diez y ellos mil ¡Nos sorprendieron!
A culatazos y macana sobre nosotros cayeron
Y solo pudimos gritar: ¡Ladren, perros!

Nos gritaban: ¡Comunistas! ¡Vende patrias!
¡Traidores al buen gobierno!
Nos aplastaron así, ¡Sin miramientos!
El deseo de matar les quemaba el cerebro,
Nos escupieron la rabia que guardaban por dentro,
Así nada más, a sangre y fuego.

No quisimos huir, ¿Para qué?
Los gorilas no entienden de razonamiento.
Sólo pudimos gritar;
¡México, morimos en tu territorio!
En un estado de libertad y derecho,
En un marco de garantías y de progreso.
...y los fusiles escupieron su mensaje mortal
¡Horrendo!
Esparciendo la sangre y cuajarones de sesos.
¡ordenes, gritos, carreras y después...
¡Silencio, Silencio!

Es difícil hablar cuando se vive hambriento,
Más difícil que puedan hablar los muertos.
Hambre aquí, hambre allá;
Hambre en todos los pueblos,
Hambre en la esquina, en el jardín, en la escuela
Hambre de todos los hijos nuestros.

Y si hoy les pedimos pan,
Mañana nos dan de comer impuestos.
Hambre aquí, hambre allá
Y no hay esperanzas de paz, ni de alimento.
¿Porqué no escuchar este grito ahora que aún es tiempo?
¿Porqué poner oídos sordos a este llamado
de angustia y desaliento?

Sólo queremos: ¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!
Pero no nada más libertad de pensamiento;
También queremos libertad de trabajo
Para llevar a nuestra casa el diario sustento;
¡Libertad para dar de comer a nuestros hijos
desnutridos y harapientos!
¡Libertad para poder comprar zapatos
y pantalones nuevos!
¡Libertad para poder caminar en nuestras
calles oscuras y en silencio!
Libertad para poder opinar sobre lo bueno
y lo malo de nuestro gobierno;
libertad para educar a los niños
sobre la verdadera ciencia y sus secretos;
con conciencia patriótica y diálogos abiertos;
¡Libertad, sólo libertad!
En toda la expresión de la palabra;
La razón y la justicia son nuestras únicas armas;
El hambre que nos carcome nuestro aval,
Que le respondan los funcionarios al pueblo
Que les reclama, pero respondan con hechos
no nos contesten con balas,
en lugar de hacer discursos, contesten haciendo cosas,
en lugar de engordar soldados,
al pueblo llénenle la panza,
¡No hagan oídos sordos respondan al que los llama!
Que no los venza la gloria ni que los pudra la fama,
Que los respete su pueblo.
¡Ese pueblo al que hoy atacan!
Matándolo lentamente de sed, de hambre y con bala.

Queremos libertad,
Pero no esta libertad que hoy proclaman
con palabras rebuscadas que se lucen en las bardas.
No esa libertad teledirigida
por una caja idiota y mal sincronizada.
No aquella libertad en donde se ofrecen
aguas frescas y tortas para que asistan a un mitin
y cubrir las apariencias de reuniones obligadas.

¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!
Ese fue el grito que lanzamos a un mismo tiempo
Fue también la señal de un ¡Abran fuego!
Pero pudimos gritar al estarnos muriendo;
Aún creemos en ti y en la libertad prometida
¡México!
¡México!
¡Aún creemos en ti y en la libertad prometida!
BUSCANDO LA LIBERTAD
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Nos hicieron callar con sus hocicos de fuego,
Con bayoneta calada hacia nosotros vinieron
Nosotros eramos diez y ellos mil ¡Nos sorprendieron!
A culatazos y macana sobre nosotros cayeron
Y solo pudimos gritar: ¡Ladren, perros!

Nos gritaban: ¡Comunistas! ¡Vende patrias!
¡Traidores al buen gobierno!
Nos aplastaron así, ¡Sin miramientos!
El deseo de matar les quemaba el cerebro,
Nos escupieron la rabia que guardaban por dentro,
Así nada más, a sangre y fuego.

No quisimos huir, ¿Para qué?
Los gorilas no entienden de razonamiento.
Sólo pudimos gritar;
¡México, morimos en tu territorio!
En un estado de libertad y derecho,
En un marco de garantías y de progreso.
...y los fusiles escupieron su mensaje mortal
¡Horrendo!
Esparciendo la sangre y cuajarones de sesos.
¡ordenes, gritos, carreras y después...
¡Silencio, Silencio!

Es difícil hablar cuando se vive hambriento,
Más difícil que puedan hablar los muertos.
Hambre aquí, hambre allá;
Hambre en todos los pueblos,
Hambre en la esquina, en el jardín, en la escuela
Hambre de todos los hijos nuestros.

Y si hoy les pedimos pan,
Mañana nos dan de comer impuestos.
Hambre aquí, hambre allá
Y no hay esperanzas de paz, ni de alimento.
¿Porqué no escuchar este grito ahora que aún es tiempo?
¿Porqué poner oídos sordos a este llamado
de angustia y desaliento?

Sólo queremos: ¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!
Pero no nada más libertad de pensamiento;
También queremos libertad de trabajo
Para llevar a nuestra casa el diario sustento;
¡Libertad para dar de comer a nuestros hijos
desnutridos y harapientos!
¡Libertad para poder comprar zapatos
y pantalones nuevos!
¡Libertad para poder caminar en nuestras
calles oscuras y en silencio!
Libertad para poder opinar sobre lo bueno
y lo malo de nuestro gobierno;
libertad para educar a los niños
sobre la verdadera ciencia y sus secretos;
con conciencia patriótica y diálogos abiertos;
¡Libertad, sólo libertad!
En toda la expresión de la palabra;
La razón y la justicia son nuestras únicas armas;
El hambre que nos carcome nuestro aval,
Que le respondan los funcionarios al pueblo
Que les reclama, pero respondan con hechos
no nos contesten con balas,
en lugar de hacer discursos, contesten haciendo cosas,
en lugar de engordar soldados,
al pueblo llénenle la panza,
¡No hagan oídos sordos respondan al que los llama!
Que no los venza la gloria ni que los pudra la fama,
Que los respete su pueblo.
¡Ese pueblo al que hoy atacan!
Matándolo lentamente de sed, de hambre y con bala.

Queremos libertad,
Pero no esta libertad que hoy proclaman
con palabras rebuscadas que se lucen en las bardas.
No esa libertad teledirigida
por una caja idiota y mal sincronizada.
No aquella libertad en donde se ofrecen
aguas frescas y tortas para que asistan a un mitin
y cubrir las apariencias de reuniones obligadas.

¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!
Ese fue el grito que lanzamos a un mismo tiempo
Fue también la señal de un ¡Abran fuego!
Pero pudimos gritar al estarnos muriendo;
Aún creemos en ti y en la libertad prometida
¡México!
¡México!
¡Aún creemos en ti y en la libertad prometida!
CABALGATA 82
(Elmer Romero)

Arranca la caballada y echan chispas los guijarros;
Ahí va Ojeda Paullada con su cohorte de charros.
En un caballo alazán de mucho temperamento
Cabalga Félix Galván firme y soldado al asiento.

La Madrid está dispuesto a ganar esta carrera
Aunque agote la cartera pues le sobra presupuesto.
Dibujando una mangana y probando varios piales
Viene Fernando Solana del solar de los Morales.

Quienes andan tras el quid de la reñida contienda
Le apuestan a un tal David que va en caballo de
Hacienda.
Trota Múgica Montoya sobre una cabalgadura
De muy extraña figura ¿Será el caballo de Troya?

Si le sobraran arrecios de la Vega aún podría
Disputar con bizarría la carrera de los precios
Se escuchan tristes lamentos pues alguien de la
tropilla
Se queja de que la silla cala en los asentamientos.

Pendiente de todo ardid de la caballada enteca
Va caracoleando el Cid montado sobre Babieca,
Un experto caporal cuyo nombre yo me callo
Tiene gran fe en su caballo pues no lo gobierna mal.

Yo sé que hay en relaciones un caballero excelente
Que aspira, naturalmente, al premio de las naciones,
Javier tiene mala estrella pues está de la patada
Decidir la gran jugada para no estar dentro de ella.

No puede prestarse a engaño afirmar que Carvajal
Es un temible rival pues fue pastor del rebaño.
Un famoso agricultor y próspero ganadero
Asegura sin rubor que puede llegar primero.

Después de tantos desvelos un solitario jinete
-el doctor López Negrete- cabalga rumbo a Morelos,
Rosa cabalga sin tregua a la plena luz del día
Montando preciosa yegua llena de luz y alegría.
CAIDA DE JONGITUD
(Miranda D- I –169)
(Música del Corrido de Benito canales)

Año de mil novecientos ochenta y nueve al contar
El magisterio mandó a Jongitud a pasear,
Decían que era vitalicio líder moral se decía
Pero ante cualquier otro juicio ejerció su felonía.

No hay aumento salarial el gran charro comentaba
Y día a día engordaba la panza como costal.
Cuando el gobierno le habló pa’ mandarlo a la fregada
Dicen que hasta lloró el hijo de la tiznada.

Se fue andando despacito con el rabo entre las patas
Dejaba el agujerito donde vivió con las ratas,
Ya quedó escrito en la historia nada en la vida es eterno
Pa’ el magisterio es la gloria, pa’ Jongitud el infierno.

Ya lo viste presumida vanguardia y sus lambiscones
Reciban de despedida diluvio de maldiciones
Ya con esta me despido con este cantar sencillo
Pero no hay que echar al olvido que ahora quedó la Gordillo.
CAMBIO DE DECADA
(Sju Ord Pa Tunnelbanan)

Vayamos al grano:
El desenlace de la década del 70 puede depender
De cómo maneje la izquierda su desencanto.
Sólo si el tiempo de cosecha es buen tiempo
En que los frutos se muestran esquivos,
Podrá hablar de la década del 70
Como tiempo de cosecha.
Si existen decenios que mueren con su utopía,
Como el de los años 20, temo que el decenio del 60
Fue uno de ellos.

Hay motivos para sospechar
Que nuestra civilización
Ha descubierto una nueva solución
Del tipo – use y tire –
De lo que Marx después de la comuna de París
Llamó la cuestión vital: deshacerse de los montones de cadáveres asesinados.

Tú, cuyo corazón está con la izquierda:
Ella necesita tu sensatez.
Repite los hechos, tu parte de los hechos,
Repite los sueños, tu parte de los sueños,
Repite las palabras en el lenguaje clandestino.

Hay decenios en los que sólo se puede sobrevivir,
Como los años 30 o los años 50,
Entonces hasta los mismos sueños
Pueden ser como una vida nocturna
Cubierta de hielo.
CANCION DEL MARCHISTA
(Tono de el ausente)

Ya llegue de dónde andaba
Se me concedió marchar,
A mi se me afiguraba
Que no iba a aguantar
Con el piso tan caliente
Con ganas me iba a quedar.

En subidas y bajadas,
Parecía que me rajaba,
Y el grito del camarada
Es el que me alentaba
Entre bromas y sonrisas
Todo se me olvidaba.

Y que quieren los maestros
Oaxaqueños en su marcha,
Le concedan el congreso
Dentro de la democracia,
Pa’quitarle a los charritos
El poder de hacer sus tranzas.

El marchista se decía
Todo encoraginado,
Yo de aquí no me regreso
Hasta que se de el congreso,
Seguiré en mi travesía
Si es posible noche o día.

Y que dijo el vanguardista,
Ven su marcha de acarreados,
Ya la hicimos en Oaxaca
Con maestros disfrazados.
Y pagados por el SNTE.
Gastos no justificados.

Estrellita colorada
De la nube reluciente
Anda y dile a los del SNTE.
Toquen ya su retirada,
Ya la base los repudia
Por sus tranzas y...
CANCION DEL PARCHE Y EL ABRIGO
(Bertold Brecht)

Cada vez que nuestro abrigo está raído
Vienen ustedes corriendo y nos dicen:
¡No es posible que sigan así!
¡Hay que ayudarlos y por todos los medios!
Y llenos de ira se dirigen a los dueños
Mientras nosotros, congelándonos, esperamos.
Y ustedes regresan y triunfantes nos muestran
Lo que acaban de conquistar para nosotros:
Un pequeño parche.
Bien, ese es el parche.
¿Pero dónde está el abrigo?
Cada vez que gritamos por hambre
Vienen ustedes corriendo y nos dicen:
¡No es posible que sigan así!
¡Hay que ayudarlos y por todos los medios!
Y llenos de ira se dirigen a los dueños
Mientras nosotros congelándonos, esperamos.
Y ustedes regresan triunfantes
Nos muestran lo que acaban de conquistar
Para nosotros: alguna migaja.
¿Pero donde está el pan?
Necesitamos no sólo el parche
Si no también el abrigo.
Necesitamos no sólo la migaja
Si no también todo el pan.
Necesitamos no sólo el puesto de trabajo,
Sino toda la fábrica y el carbón
Y el mineral y el poder del Estado.
Bien, eso es lo que necesitamos.
¿Pero que nos ofrecen ustedes?
CANCION FINAL
(Luis Advis)

Ustedes que ya escucharon la historia que se contó
No sigan allí sentados pensando que ya pasó;
No basta sólo el recuerdo el canto no bastará
No basta sólo el lamento miremos la realidad.

Quizás mañana o pasado o bien en un tiempo más
La historia que han escuchado de nuevo sucederá;
Es Chile un país tan largo mil cosas pueden pasar
Si es que no nos preparamos resueltos para luchar.

Tenemos razones puras, tenemos porque pelear
Tenemos las manos duras tenemos con que ganar,
Unámonos como hermanos que nadie nos vencerá
Si quieren esclavizarnos jamás lo podrán lograr.

La tierra será de todos también será nuestro el mar
Justicia habrá para todos y habrá también libertad;
No hay porque ser pobre amigo, es peligroso,
No hay ni que hablar amigo, es peligroso.

Unámonos como hermanos que nadie nos vencerá
Si quieren esclavizarnos jamás lo podrán lograr;
La tierra será de todos también será nuestro el mar
Justicia habrá para todos y habrá también libertad;
Luchemos por los derechos que todos deben tener
Luchemos por lo que es nuestro de nadie más ha de ser.
CANCION PARA MI AMERICA
(Daniel Vigletti)

Dale tu mano al indio.
Dale, que te hará bien;
Encontrarás el camino
Como ayer yo lo encontré.

Dale tu mano al indio.
Dale que te hará bien:
Te mojará el sudor santo
De la lucha y del deber.

La piel del indio te enseñará
Todas las sendas que habrás de andar.
Mano de cobre te ha de mostrar
Toda la sangre que has de dejar.

Dale tu mano al indio,
Dale que te hará bien:
Encontrarás el camino
Como ayer yo lo encontré.

En el tiempo del cobre
Mestizo, grito y fusil.
Si no se abren las puertas
El pueblo las sabe abrir.

América está gritando
Y el siglo se vuelve azul.
Pampas, ríos y montañas
Liberan su propia luz.

La copla no quiere dueños
Patrones ¡No más mandar!
La guitarra americana
¡Peleando aprendió a cantar!
CANCION PARA UNA NOCHE
(Benito Muñoz Cruz)

Hoy he querido cantar al heroísmo,
Cantar al heroísmo de las gotas de lluvia,
Que se juntan al suelo en el húmedo beso
De la tierra, que se estrellan para formar
Bellas coronas como las tres de Usigli por ejemplo
O las excelsas coronas de sudor
De los trabajadores.

Y he querido cantar, porque aún tengo voz,
(válgame que han cancelado ya mi voto),
porque quiero decir que mi camino
se ha llenado de luz y entro a la oscuridad,
a pesar de las voces, a pesar del silencio,
y del tintineo de las treinta monedas,
voy a cantar el eco de mi vida,
a revolverme en el eco
en cualquier estación del metro o del año.
Porque no hay primavera bella sin invierno,
Ni invierno sin otoño o el verano,
Ni comprendo el amor sin el toque de queda
Del sexo o simplemente un beso.

Osa mayor con tu pequeña amiga
Darás el testimonio de luz y de palabra,
Que he cantado esta noche semioscura
Tan cerca del color de los frijoles,
Que acostumbra los gustos de mi lengua,
Y me han llevado a la tentación dulce
De cambiar de oración:
“Danos hoy el frijol de cada día”

Y vuelve con la lluvia y con sus gotas,
Insurrectas gotitas con coronas,
Se convierten ahora en soldados
Para tomar las armas contra Tlaloc
Atravesar su cuerpo pétreo y duro
En un ataque cosmético y fecundo
Para sacar en brazos y en los hombros
A Centeoticíhuatl que sale bien preñada
Para satisfacer el hambre y la miseria.

Como –palabra que no puedo borrar-
Porque también no puedo evitar decir mundo,
Aunque otros se empeñen en llamarlo
Planeta tierra,
Y no puedo evitarlo porque el amor
Está precisamente entre nosotros
Y mucho falta descubrir en él,
Más que en la luna. ¿Oímos?

Maestro, ¿dónde estás, donde te encuentras?
¿No me escuchas?. Resucita trabajador
de la docencia. No necesitas uniformes,
ni armas, ni sotanas, sólo té basta tu investidura
humana. Establécete como lluvia pertinaz
donde no te han profetizado como apóstol.
También cantarle a los heroicos poetas,
Que han dado sus metáforas sociales
O índole cualquiera a esta humanidad,
Porque sus huellas son las de las gotas
Que en milimétrica proporción logran dureza.

Hoy he querido cantar al heroísmo,
En esta noche oscura, donde sólo ha brillado,
Un gajo de un satélite lejano,
Y se me hace tan lejos, porque estoy plantando
Los pies sobre la tierra.
CANCION PARA MI AMERICA
(Daniel Vigletti)

Dale tu mano al indio.
Dale, que te hará bien;
Encontrarás el camino
Como ayer yo lo encontré.

Dale tu mano al indio.
Dale que te hará bien:
Te mojará el sudor santo
De la lucha y del deber.

La piel del indio te enseñará
Todas las sendas que habrás de andar.
Mano de cobre te ha de mostrar
Toda la sangre que has de dejar.

Dale tu mano al indio,
Dale que te hará bien:
Encontrarás el camino
Como ayer yo lo encontré.

En el tiempo del cobre
Mestizo, grito y fusil.
Si no se abren las puertas
El pueblo las sabe abrir.

América está gritando
Y el siglo se vuelve azul.
Pampas, ríos y montañas
Liberan su propia luz.

La copla no quiere dueños
Patrones ¡No más mandar!
La guitarra americana
¡Peleando aprendió a cantar!
CANCION VIOLENTA
(Ricardo Capetillo Casares)

Cadáveres cuyas manos forman cruz sobre los pechos
Donde yacen los derechos
Convertidos en gusanos.

Gonzalo Pat y Valle.

¿Quién con violencia inaudita le quitó al árbol el agua?

No culpemos al pueblo de violencia
Si tiene las señales en la espalda
Del yugo vergonzoso de tu esfuerzo
Premiado con promesas y con lágrimas.
Ni digamos que el pueblo se rebela
Si enfrenta su protesta como un arma
Ya no sólo al oprobio del engaño
Si no al freno que han puesto a su palabra.
Que algún día vendrá, pronto, muy pronto
que el que tanga las manos enlutadas
por la cruz denigrante del hermano
sentirá los reproches de sus llagas
y el hambre del raquítico salario
y el clamor de las clases olvidadas
y el gritar de derechos conculcados
y el llorar de las rotas esperanzas
y el crujir de esqueléticos hermanos
y el sufrir de las míseras cabañas
y el gemir lastimero de los hijos
y el chillar de las duras alpargatas
cubiertas con el polvo y el olvido
de las “fecundas” tierras que trabajan.
La violencia radica en el que oprime
y nunca en el que lucha y se levanta
contra el destino impuesto de su suerte
e inconforme a los lazos que lo atan.
Violencia es oprimir, no liberarse.
Violencia es pisotear cuerpos y almas
Por el poder que prestan los gobiernos,
La riqueza, el abuso y ¡ay! Las armas
Y no lo es que rompen sus grilletes
Los que oprimen los brazos de la patria.
CARTA
(Enrique Cisneros L.)

Antes no recibiste de mi ninguna letra
Pero no porque no te haya escrito
Pues mucho pensé en ti
Y mis pensamientos trocaronse en versos.
Lo que pasa es que todo era tan incierto.

Ahora es diferente. Cada día estoy más convencido
De que estoy condenado a tenerte lejos
Y en la medida que se va la incertidumbre
Se acerca la amargura a hacerme compañía.

Ahora hay asuntos que no entiendes
Pues estás pequeña y se necesita mucho seso
Para comprender la rareza de los hombres.
Es más puedo decirte que todavía
Hace unos meses había mentiras
Que yo no llegaba a comprender
Tal vez por tonto o por pequeño, o por ingenuo.

Sin embargo quiero que sepas que te quiero
Y que lucho por ti y por los niños y niñas como tú
Que por alguna razón (social o personal)
Están lejos de papá a mamá o de ambos.

Quiere mucho a mamá que es una mujer dulce
Y aunque a veces dice mentiritas
Sabe amar y eso ya es bastante.
Bueno me despido avisándote
Que me hace mucho daño no escribirte
Y que de ahora en adelante
Lo haré aunque no sea muy seguido.

Juega con muchos niños
Y haste amiguitos y amiguitas
Pues así empieza uno a querer a la gente
Y es muy importante saber hacerlo.
Papá.
CARTA A DIOS
(Enrique Cisneros L.)

Dios
Presente.

Dios... hace mucho que no te hablo
Dios, hace mucho que no rezo.
Más no te des por enfadado
Ya que de niño aunque engañado,
Te dedique mucho de mi tiempo.

Más ayer cuando vi a mi pueblo
Ante un altar de rodillas, suplicante,
Ayer que lo vi con las piernas lastimadas
Para llegar a ti cumpliéndote una manda.
Ayer que lo vi pobre y macilento,
Sin haber comido, pero a tus pies postrado...
...ayer me decidí a escribirte esta carta.

Te la pongo en papel para que no la eches al olvido,
Como haces con las suplicas del pueblo.
Supongo que debes de tener mucho trabajo
Pues muchos son los que gimen y se quejan;
Pero por favor no la amueles
Y dinos que no es cierto.

Señor... ¿De qué lado estás?
¿Con los ricos? ¿O con nosotros?
Si deveras estás con nosotros
Aclara que no recibes nada
De las limosnas de la iglesia
Denuncia que estas se usan pa’ que los curas
Aumenten sus barrigas,
Y pa’ que sigan viviendo en la opulencia
Pa’ que sigan adornando sus casas... las iglesias.

Aclara que muchos de los que se dicen
Representantes tuyos en la tierra son mierda,
De esa que no sirve ni pa’ abono.
Que son seres humanos que comercian
Y aprovechan tu nombre,
Pa’ vender bonos de salvación,
Bonos guadalupanos que tu no has autorizado.

Aclara tu posición.
Explica que no es cierto que tu eliges a los papas,
Que no estás de acuerdo en que vivan como reyes
A costa del sudor de los humanos.
Dinos que son farsantes
Y que aquél que en ellos crea,
Por ti será condenado.

Has un llamado mundial a subvertir el orden.
Incítanos a los pobres a luchar
Por lo que es nuestro.
Desmiente con hechos lo que dicen
Quesque eres socio del banco de comercio.
Usa tu poder para difundir las ideas de los explotados.
Esas que están siendo crucificadas por los ricos.
Manifiéstate pues, del lado de nosotros.

Aclara que el infierno está en la tierra.
Que el azufre son jaladas
Junto al olor de las casas del obrero.
Aclara que los perros de los ricos son perros.
Y es injusto que uno de ellos coma más
Que toda una familia de los pobres.

Que esa injusticia existe no porque tu quieres
Si no porque hay aquí un infierno
Creado por la explotación del hombre por el hombre
Dinos que no es cierto que haya que sufrir aquí
Para ganar el cielo que al contrario
Que con lucha, con trabajo y con justicia,
Tenemos que convertir la tierra en paraíso.

¡Sí en paraíso... en una parte del cielo!
Cuando hagas esto volveré a creer en ti
Porque hora. Discúlpame pero ya no te creo.
CARTA A JACQUELINE
(Thelma Nava)

Y bien Jackie, te has casado de nuevo,
Con tu sonrisa triste de viuda de Presidente
Y tu traje de Dior o balenciaga (Perdona, no recuerdo),
Invitaste sólo a 40 personas a la boda
(Bien pudiste hacer un banquete de ochocientas).
Pero así son las cosas. Estoy segura de que más
De cuatro senadores y Lady Bird se sintieron
Frustrados. Te recuerdo en México, tan chic,
Bajando del avión con tu abrigo de corte de princesa.
Tengo tu imagen arrodillada en la basílica
Y luego la otra tuya ante el féretro de John F.
Después (oh terca, obsesiva imagen)
Estabas allí de nuevo, con tu falda cinco
Centímetros arriba de las rodillas, ante el féretro
De Bob, también asesinado, condenado por ellos
¿Quiénes, quien conoce sus nombres?
KKK, FBI, Central Intelligence Agency. Lo mismo da.

Ahora te ríes de todos. Ya no eres una Kennedy,
Aunque era bastante eufónico tu nombre.
Dicen que desde el mar todo es distinto.
Aunque pensándolo bien _acabo de leerlo en
Bohemia_ los Kennedy ocupan algo así como él
Vigésimo quinto lugar entre las más grandes fortunas de Norteamérica. (Por cierto, en esa lista
No aparecería jamás Onassis). En el mar
No estarás contaminada del humo de Washington.
Nada sabrás de Vietnam. No llegarán los gritos
De los negros ni el clamor de las caravanas de los
Pobres, digo, si acaso te enteraste e incluso
Ofreciste una joya de Cartier para un desfile de
Modas a beneficio de los desamparados.

Aquí en México, algunos cincuentones con
Chequera, uno que otro Playboy y ciertas
Secretarias bancarias han suspirado un poco,
Como si fueses un bien colectivo, una musa de
Hollywood o una auténtica princesa rusa.
Sé de un pálido joven que ha perdido la fe por tu causa.

No han faltado por supuesto, los intentos suicidas.
¡Si te hubieras casado con un astronauta!
Podrías haber llegado a ser la viuda de dos mundos.
Sinceramente creo que a los demás les ha
Importado un rábano tu boda,
Que el papa te excomulgue, que utilices o no
Píldora (Aunque no creo que la necesites).
O el viaje de Rainiero, ese empleado menor de tu marido.

Nosotros tenemos nuestras preocupaciones,
Nuestros muertos que no hemos inventado
Y lo que es causa directa de esta carta,
Un Demetrio Vallejo en huelga de hambre,
Atado a un camastro carcelario (es un preso político),
Con una sonda gástrica para obligarlo a no morir.
Lo sabe la hermana de Vallejo.
Lo sabemos 600 intelectuales subversivos
(como ves, somos pocos en una ciudad
de siete millones de habitantes).
Algunos miles de estudiantes y apenas un puñado
De pueblo. Nadie más.

Los diarios hablaron de ti a ocho columnas.
Por día y medio logró opacar tu boda el olímpico
Fuego de los griegos. Ni una palabra de Vallejo
_ ¿Habrá alguna consigna?_
¿Qué puedes decir tú de todo esto y que puede
importarte?
Dentro del mar la noche es más profunda.
Construirás una ciudad sobre el agua
Y hasta quizás creas que eres feliz
(Desde niña soñaste con el mar).
No volverás a tocar tierra realmente, digo,
Si la tocaste un día. Cuidarás tus medidas.
¡Recuerda que la luz del mar no es favorable
(A los cuarenta años). Los niños crecerán.
Un día bostezarás de aburrimiento ante unos ojos
Sin brillo que te observen como a una nueva
Especie marina, desde un barco fantasma.
CARTA A UNA CHILENA
(Enrique Cisneros L.)

Quiero que sepas que te amo.
Que eres una de mis grandes energías.
Que cuando estoy sólo y pienso en el mañana
Vuelvo mi vista a ti y me lleno de entereza.

Debo de confesar que he amado a mucha gente
Y no me avergüenzo, al contrario, entre más amo
Más humano me entiendo.

El reloj de nuestra historia no puede retroceder
Tu bien lo sabes. El hombre que amas
Y los hijos producto de ese entendimiento
Te hacen anclarte en tu camino.
Lo entiendo no te preocupes,
Más eso no debe de privarnos del derecho
De recordarnos los momentos difíciles que vivimos.

Yo te amé, tú me amasteis son rodeos
Tan sólo juntando nuestros sueños.
No quiero que te sientas mal cuando tu mente
Repase nuestro ayer. Al contrario
vive la felicidad la felicidad de ser sencillo.
Apóyate en lo que alguna vez tuvimos juntos
Y si quieres llorar, llora, llora muy fuerte
Y regálame una lágrima presente.
Con ella me conformo.

Yo estoy bien.
Cada día he aprendido a nacer en la mañana
Y a morir por las noches
Como el sol que saluda a las estrellas.
Y cuando sueño veo la luna
Persiguiendo la estrella tuya y mía
Y junto a ella niños felices
Comiendo tres veces al día
Jugando con perros que comen salchichón
Pues hay tanta comida que nadie sufre por ella.

¡Ah! También hay cementerios.
Ahí hemos sepultado a los generales
Con todo y bombas y fusiles y napalm.
Están con ellos los mentirosos amortajados
Con su lengua y los acompañan
Los que murieron del mal de parásitos.
Y vuelve a salir el sol y me levanto
A recomenzar la lucha, la vida, el amor,
Porque la vida es un amor eterno.

Ya ves como estás en mí sin saberlo
Pues para soñar utilizo mis recuerdos,
Tontita, quiero que sepas que aunque lejos
Te amo igual que antes tú con mis hijos
Y yo con mis sueños.
CARTEL
(Francisco Urondo)

¿Soy el poeta de la revolución acaso
como dice por ahí – bromeando –
un compañero de cárcel? No.
El poeta de la Revolución es el pueblo;
Pero el pueblo concreto, de persona
A persona; el viejo Ponce, que ayer
Cumplió años y casi le revienta
El corazón de alegría cuando le cantaron
La marchita revolucionaria del pueblo.
La cantaron como si fuera el happy birthday,
Y se fumó un habano legitimo, regalado
Por Fidel al chicho, y por este a un amigo,
Y del amigo a mí, y de mí al viejo Ponce,
Por la Gracia Divina. Ponce, el viejo gladiador
Peronista. Es el poeta de la revolución.
CARTEL
(Francisco Urondo)

¿Soy el poeta de la revolución acaso
como dice por ahí – bromeando –
un compañero de cárcel? No.
El poeta de la Revolución es el pueblo;
Pero el pueblo concreto, de persona
A persona; el viejo Ponce, que ayer
Cumplió años y casi le revienta
El corazón de alegría cuando le cantaron
La marchita revolucionaria del pueblo.
La cantaron como si fuera el happy birthday,
Y se fumó un habano legitimo, regalado
Por Fidel al chicho, y por este a un amigo,
Y del amigo a mí, y de mí al viejo Ponce,
Por la Gracia Divina. Ponce, el viejo gladiador
Peronista. Es el poeta de la revolución.
CASI NO PRODUCIMOS NADA
(Sergio Navarro)

Señor... mi sueldo no lo aumentan por no producir,
No soy como los petroleros que producen petróleo
Ya que yo solamente produje petroleros...

Me dicen que no producimos como lo hacen los obreros
Pero con mis manos día a día produje miles de obreros.
Me dicen que no producimos como los electricistas
Pero en las aulas también fui creando electricistas.

Nosotros no producimos como lo hacen los mineros
Pero también en las aulas fuimos formando mineros.
No producimos como los ingenieros grandes construcciones
Pero formamos generaciones de miles de ingenieros.

No somos como los grandes políticos que gobiernan
Pero en nuestras aulas también llegamos a formar políticos.
Nosotros no somos como los médicos que luchan por salvar la humanidad...
Pero en nuestras escuelas también formamos médicos.

Nosotros no producimos como los abogados
Pero también ellos fueron conducidos por maestros.
Nosotros no producimos como los diputados
Pero con nuestras enseñanzas formamos diputados.

Nosotros no producimos como los senadores
Pero también en nuestras aulas ellos se formaron.
Nosotros no producimos como los ministros
Pero también son ellos el producto que formamos.

Nosotros no producimos como los diplomáticos
Pero ellos son también producto de nuestro trabajo.
Nosotros no producimos como los locutores y comunicadores,
Pero también ellos tuvieron como sus guías a los maestros .

Nosotros no producimos como los periodistas
Pero con nuestras letras formamos periodistas,
Nosotros no producimos como el señor presidente
Pero también en nuestras aulas se formaron presidentes.

¿Quisiera preguntar a toda la opinión pública,
Si eso no es producir?
¿Qué es lo que quieren que hagamos los maestros...
para que con nuestra familia honradamente logremos sobrevivir?
CINCUENTA AÑOS NO ES NADA
(Pedro Lastra )

Ya hablaremos de nuestra juventud,
Ya hablaremos después, muertos o vivos
Con tanto tiempo encima,
Con años fantasmales que no fueron
Los nuestros y días que vinieron del mar
Y regresaron a su profunda permanencia.

Ya hablaremos de nuestra juventud
Casi olvidándola, confundiendo
Sus noches y sus nombres
Lo que nos fue quitado, la presencia
De una turbia batalla con los sueños.

Hablaremos sentados en los parques
Como veinte años antes, como treinta
años antes, indignados del mundo,
sin recordar palabra, quiénes fuimos,
dónde creció el amor,
en que vagas ciudades habitamos.
CIVILIZACION
(Jaime Torres Bodet)

Un hombre muere en mí,
Siempre que un hombre
Muere en cualquier lugar,
Asesinado
Por el medio y la prisa de otros hombres.
Un hombre como yo; durante meses
En las entrañas de una madre oculto;
Nacido como yo,
Entre esperanzas y entre lágrimas,
Y... como yo...
Feliz de haber sufrido,
Triste de haber gozado,
Hecho de sangre y sal y tiempo y sueño.
Un hombre que anheló ser más que un hombre
Y que, de pronto, un día comprendió
El valor que tendría la existencia...
El valor que tendría...
Si todos cuantos viven
Fuesen en realidad hombres enhiestos,
Capaces de legar sin amarguras,
Lo que todos dejamos
A los próximos hombres...
El amor, las mujeres, los crepúsculos,
La luna, el mar, el sol, las sementeras,
El frío de la piña rebanada
Sobre el plato de laca de un otoño,
El alba de unos ojos,
El litoral de una sonrisa,
Y, en todo lo que viene y lo que pasa,
El ansia de encontrar
La dimensión de una verdad completa.
Un hombre muere en mí...
Siempre que en Asia,
O en el margen de un río
De Africa o América,
O en el jardín de una ciudad de Europa,
Una bala de hombre mata a un hombre.
Y su muerte deshace
En mi, sobre sillares permanentes;
La confianza en mis héroes,
Mi afición a callar bajo los pinos,
El orgullo que tuve de ser hombre
Al oir en Platón... morir a Sócrates...
El orgullo que tuve de ser hombre
Al oir en Platón... morir a Sócrates...
Y hasta el sabor del agua, y hasta el claro
Júbilo de saber
Que dos y dos son cuatro...
Porque de nuevo todo es puesto en duda,
Todo se interroga de nuevo
Y deja mil preguntas sin respuesta...
Mil preguntas,
En la hora en que el hombre
Penetra...a mano armada...
En la vida indefensa de otros hombres.
Súbitamente arteras
Las raíces del ser nos estrangulan.
Y nada está seguro de sí mismo
... Ni en la semilla del germen,
Ni en la aurora la alondra,
Ni en la roca el diamante,
Ni en la compacta obscuridad la estrella.
¡Cuando hay hombres que amasan
El pan de su victoria,
Con el polvo sangriento de otros hombres!
Un hombre muere en mí,
Siempre que un hombre
Muere en cualquier lugar,
Asesinado por el miedo
Y la prisa de otros hombres.
COMANDANTE MARCIAL
(Arturo Ortíz R.)

Comandante, tú no has muerto
Tu fusil internacionalista está guardado
En espera de tu mano férrea
Que habrá de empuñarlo nuevamente
Para abrir senderos libertarios.

Comandante, tú no has muerto
Vives en el surco y el arado campesino
Vives en el overol y el martillo del obrero
Tú espíritu nace y crece con el sol del nuevo día
Y se torna gigante al embrujo de la luna.

Comandante, tú no has muerto
Vives en el sudor sagrado del explotado
Vives en el pecho curtido por la intemperie
De ese campesino milenario
Que cada día grita más fuerte:
(¡YA BASTA!)

Comandante, tú no has muerto
Vives en las manos burdas del labriego
Que se alzan gritando, que se alzan exigiendo
Libertad y justicia para el hombre.

Comandante, tú no has muerto
Vives entre el murmullo de las milpas
Que se forja entre sus hojas por el viento
Que clama libertad como los hombres
Al rebelarse al tirano que lo explota.

Eres el aire que sopla a diario
Atizando el fuego libertario entre los hombres
Ese fuego que nace en los corazones
Que cada segundo crece y se agiganta
Y se mezcla en el color del horizonte.

Tu espíritu internacionalista se ha convertido
En paloma roja que vuela por los campos
En pájaro de fuego que ha ritmo de metralla
Penetra hasta el confín del universo
Con su canto que dice ¡LIBERTAD!
¡COMO!
(José González Peraza)

Cómo hacer un poema
Encontrando los versos
Los pasos, los giros.
Nombrar todas las cosas
A través de metáforas
Y que hablen los astros
Las rosas, los lirios.
Cómo hacer un poema
Sin pétalos heridos,
Sin luces, sin brillo.
Con ira en la cara
Y un zumbido de balas
Que aflore al cielo.
Cómo pasar por alto
El decir, ¡Junta chilena...
Urubúes macabros,
Que rompen en pedazos
Un futuro de niños.
COMO A UN MAESTRO
(Galochi)

En este 15 de mayo ¡No más palabras indulgentes!
Ni anuncios mercantilistas, no más recuerdos al maestro,
Ni versos... ni frases vanas.
¡Ya no quiero más regalos! Que exprimen más a mi gente
Ya no quiero que el gobierno nos siga mintiendo siempre!
¡Jamás! Podré estar en fiestas participando en manjares,
porque comiendo y pensando en esa gente que a mares....
Llorar por su hijo que muere es como no tener ¡ni madre!
Yo sólo quiero que cambie este podrido sistema,
¡Quiero la tierra de todos los perros latifundistas!
Para los pobres que viven peor que gusanos...
Sin tierra. Que el petróleo que exportamos
Sea para los mexicanos y no para el vendepatrias
Como lo fue Díaz Serrano.
¡No quiero planes absurdos! Como el valor agregado
que encarecen más la vida y empobrecen al fregado.
No quiero más sindicatos, ni prensa ¡Corrupta e inmunda!
Que tergiversen los hechos.
No quiero ya que la radio enajene a mis hermanos
Con noticias que en la patria hay igualdad entre hermanos.
¡Ya no quiero que se burle de mis votos el gobierno,
ni que a mi pueblo lo engañen! Con la voluntad del cielo.
Ya no quiero que a la historia la sigan prostituyendo,
Calumniando las verdades, ¡Y enalteciendo a los perros!
¡Maestro exige que tu lucha culmine en la democracia¡
Que la injerencia extranjera ya no exista en nuestra patria.
Y el gobierno y CEN del SNTE, ¡Es la última advertencia!
Ya no se burlen del pobre ni repriman al maestro;
No sea que más tarde lloren maldiciendo la violencia,
Que inculcaron al maestro, reprimiendo su insurgencia.
COMO TU
(Roque Dalton)

Yo, como tú, amo el amor, la vida, el dulce encanto
De las cosas, el paisaje celeste de los días de enero.
También mi sangre bulle y río por los ojos
Que han conocido el brote de las lágrimas.
Creo que el mundo es bello,
Que la poesía es como el pan, de todos.

Y que mis venas no terminan en mí
Sino en la sangre unánime
De los que luchan por la vida, el amor, las cosas,
El paisaje y el pan la poesía de todos.
COMPAÑEROS
(I. M. S.)

Compañeros que empuñan su existir a diario
Reclamando su espacio y su presencia.
Compañeros que a diario reciben,
Con el sudor en la frente la pesada jornada.

Compañeros que se encuentran en el efímero momento
Transitorio de esta vida, que en repetidas ocasiones
Nos desplaza como veredas que se pierden a lo lejos.
Levantemos la cara, antes de que todo este perdido
Reclamemos nuestra faz, nuestra presencia.
Compañeros embarrados de overol y grasa
Seres que levantan la vida a la hora del fruto
Y que portan el estandarte del trabajo
Como fétida expresión de explotación,
Flagelados por la miseria y engreída
Razón humana desigual.

Compañeros productores del mundo
Creadores del futuro y tradición,
La niebla arrecia y la historia nos reclama
Unamos el brazo fraterno de la cruzada florida
Donde los prisioneros pasan, dejando un mito de libertad
No como orgullosa vehemencia
Sino como noble y tranquila expresión ecuánime
Que pintada de rojo como la ira de miles de bocas juntas
que reclaman el elixir de la vida.
CONSTITUCION POLITICA
(Rafael Romero)

Constitución de rango extraordinario
Mientras se empeña el pueblo en ensalzarte,
Los traidores no cesan de burlarte
Demostrando un espíritu arbitrario.

Te ataca el clerical y el reaccionario
Y el político audaz en vez de amarte,
Funcionarios que dicen respetarte
Son los primeros en burlarte a diario.

¡Pobre Constitución! Vas al ocaso
ya que tus postulados por desgracia
nadie en lo general les hace caso.

Al ver que te escarnece la falacia,
Yo me pregunto sí con ese paso
¿Podrá sobrevivir la Democracia... ?
CORDON UMBILICAL
(Anónimo)

No tienen ya sentido tus palabras. ¡Cállate!
Que estúpidamente te comportas.
Cuando te pido cariño crees que te reprocho.
Si te confío un problema soy la única culpable
Y me censuras con tu intachable vida.

Te pones de genial ejemplo.
Posees tú las únicas verdades.
Me llamas ignorante, indecente, extravagante
Y todas esas palabras que aborrezco por vanales.

Pero ahora, tan harta de ello, me olvido de los años
Que me llevas y te digo: Madre, padre, hermano,
Ya no es tiempo, emprendí mi vuelo.
No tan alto como lo quisieras ¡Pero sí a mi máxima potencia!

¡Crezco, mira! ¡Mira, me levanto!
Como una avecilla, entumidas las alas; sacudiendo
Telarañas y los últimos recuerdos. Y verás, no te pido
Un consejo; no lo estoy necesitando ahora. Quiero, sí
Que reconozcas ese gran mundo que estoy ya conociendo, aún entre la densa niebla que pretende ocultar la realidad a que me acerco.

También me estoy despidiendo de vos:
De cada uno de mis juegos.
Ya tendré ahora lo que me haga decir:
Estoy creciendo, empiezo a madurar, me desprendo
Del silencio; soy libre porque pienso, juzgo y aprendo.

Entre la vida y la muerte sólo existe la experiencia
Y tú y yo sabemos que cada experiencia es un riesgo.
Estoy. Soy; de esto me alimento. ¡Y tu todavía con eso!
¡Calla! Te juro que llegado el momento te pediré un consejo, más hoy, deja que avance con lo que iré forjando: ¡Mi esfuerzo!
Me vaciaré del todo, ante mi gente, con mi pueblo;
Y al ser yo misma, lo que de mí quede,
Amando tanto como me sea posible,
Repetiré de nuevo: ¡Crezco, mira! ¡Me levanto!
CORRIDO DE GENARO VAZQUEZ ROJAS
(Con música de “Máquina 501”, la letra
puede ser firmada por “Juan Pueblo”).

Fue allá en Guerrero, señores,
Donde se prendió la mecha;
Ayer con los zapatistas,
Hoy con los vázquez-rojistas.

Zapata dijo a su gente:
“Al gobierno hay que acabar”;
Genaro proclama ahora:
“El sistema hay que cambiar”.

Reunido ya todo el pueblo,
Se cansaron de pedir
Y vieron que por la buena
El opresor no iba a oír.

Después de tanto rogar,
Por fin todos decidieron
Y con firme voz dijeron:
“Las armas hay que tomar”.

Y a la sierra remontaron
En busca de un gran cuartel
Y desde entonces se encuentran
Luchando hasta vencer.

El sistema de opresión
Y todo capitalista,
Ven en Genaro al diablo,
Todo por ser comunista.

El poderoso hacendado
Ha comenzado ha temblar
Gritando: lo que “lo que he explotado
Me lo quieren expropiar”.

Imperialismo es el quiste;
El PRI la gran suciedad;
El sistema es la miseria
Todo eso hay que expulsar.

Mexicanos, compatriotas,
En mi lucha los exhorto
Que tomen esta bandera,
Que la causa nunca muera.
CORRIDO DE LA NOVENA (IX)
(Ixcahuatzin)

Ahora si la hicieron buena mis queridos profesores
Ya ganaron la novena a esos charros traidores,
Año del ochenta y nueve del merito siglo veinte
Jongitud fue derrocado con toditita su gente.

Sindicato de maestros que bonito estás ahora
Sin charros en el congreso, también caerá la señora,
Tanto tiempo traicionaron a los queridos maestros
Pero ya se los tronaron y “hora hay líderes honestos.

No se me rajen muchachos juntos vámonos por todo
A ganarles el congreso en julio, no hay otro modo,
A crear con los compañeros los maestros disidentes
Una nueva educación como lo plantea la CNTE.

La gente los quiere mucho por eso está vigilante
Y a todo aquél que traicione nos lo echamos por delante,
Vuela vuela palomita y no andes como alma en pena
Avisa a toda la CNTE ya ganamos la novena.
CORRIDO DEL DISIDENTE
(Sección XVIII – SNTE. Parodia Los mojados)

Porque somos disidentes nos quieren desconocer
porque andamos en plantones porque odiamos a Elba Esther
el charro terco a cesarnos y nosotros a volver.
Ese con-hueso en Purua dicen que es el oficial
Más los que fuimos a Uruapan no nos vamos a callar
Con toda la mayoría vamos al charro a tumbar.

El problema de nosotros fácil se puede arreglar
que saquen a la Gordillo y su charrismo oficial,
pa’ que la democracia se pueda desarrollar.
Cuando el charrismo reaccione de su miopía sindical
Ya no habrá más dirigentes que se pongan a transear
Porque las bases conscientes lueguito la votarán.

Esa Gordillo Morales las cuentas vas a saldar
La furia del magisterio no la podrá controlar
Porque violó la minuta firmada con Michoacán,
Que viva la democracia muera el charro sindical
Viva el apoyo del padre y del sector laboral
Todos juntos ganaremos la lucha magisterial.
CORRIDO DEL MOVIMIENTO
(Gonzalo Flores)

Voy a cantarles señores este corrido confeso
De maestros, los traidores no quieren dar el congreso,
Pues existe en Oaxaca un grupo sublibista
Que juegan a la polaca, llamanle vanguardista.

Es el chaparro flamenco el líder de los aviadores
Pues rodean a su Adelfo como buenos saqueadores,
Pero aquí nos estaremos maestros de todo el Estado
Y el congreso que buscamos nos será autorizado.

Con toda la democracia que nos marcan las leyes
Caerá la burocracia escondida entre magueyes,
El maestro democratizado con su fiel representación
Triunfará.

Adelante compañeros ni un pie atrás en la lucha,
Seguiremos los senderos demostrando nuestra astucia;
Dicen toditos los padres: maestros los apoyamos
Pues al salir de sus lares vienen también protestando.

La coalición sindical de las distintas regiones
Dan esfuerzo sin igual a toditos los mentores,
Sigan con el movimiento que al fin están enseñando,
Formemos un regimiento los derechos reclamando;
Muera el charrismo en Oaxaca, el comité institucional
Que muera el falso monarca del comité nacional.
CORRIDO DEL PLANTON
(Luna. Música, vamos a la playa)

Se están perdiendo las clases y pierden los escolares
No es culpa, ya de las bases pero sí de Colmenares,
Cuando llegues a la TAPO te irás derechito al rastro
Te compras puro tasajo de Alberto Miranda Castro.

Ya se acerca la quincena y no llegarán los cheques
Te vas a vender tu leña o te vas a quemar cohetes,
Alcánzame haber si puedes comiendo pura tortilla
Llegando hasta las usedes exigiendo la papilla.

Pi, pi, pi, pi, pi, po, po, po, po, po,
Pi, pi, pi, pi, pi, po, po, po, po, po,
Esto ya se amoló.

Vamos al congreso seccional o al paro nacional.
Vamos al congreso seccional o al paro nacional.
CORRIDO DEMOCRATICO
(Anónimo – Música 30 – 30)

con mí 30 – 30 me voy a pelear
a engrosar las filas de la rebelión,
democracia quiero señor profesor
aunque yo me enfade en este plantón.

Aquí me siento a cantar en la plaza principal
Versos que le compusieron al charrismo sindical,
Y dijeron los maestros: ya no más explotación
Ahora si serán los nuestros dirigentes de sección.

Con mi 30 – 30...

Apoyada en mal gobierno vanguardia no daba miedo
El charrismo no es eterno con demócratas me quedo.
Y decía Pedro Noriega al señor Castro Miranda:
Lucharemos donde quiera por nuestra justa demanda.

Democracia sin la gente solamente hay en el PRI,
Nos decían allá en el SNTE no queremos para ti,
Mira pedrito endino, yo no sé que quieres tú,
Que dirá ahora mi padrino, mi padrino Jongitud.

Con mí 30 – 30...

Ya la gente se pregunta para que son nuestras leyes
Ya no somos unas yuntas ni tampoco somos... eyes,
El gobierno está empeñado en hacernos entender
Que es mejor estar callado, ya pa’ que saber leer.

Yo no salgo de la crisis ciudadano presidente
Mejor deme ya el congreso DEMOCRATICO “obviámente!,
Hay mucha gente mañosa en Palacio Nacional
En el profe hay una cosa que es lo mero principal.

Madre mía de Guadalupe tu con todo tu poder
Di al charrismo mexicano que nos deje de... moler,
Ya con esta me despido mis maestros luchadores
Una cosa yo les digo: serán siempre educadores.

Con mi 30-30...
CREDO DEL MAESTRO DEMOCRATICO
(Fernando Sandoval, D – II – 10)

Creo en ese maestro que en las calles
Con sus plantas invade el pavimento
Y cimbra con sus voces las paredes
Envueltos en un eco... “DEMOCRACIA”.

Creo en las miles y miles de gargantas
Que unen sus rugidos estruendosos
En el grito más vivo de esperanza
Con fieras desgarradas tan adentro
Que su orgullo se encuentra hecho pedazos
Es por eso que salen a las calles
Como el tigre que sale de su cueva
Herido por las balas asesinas.

Creo en los miles y miles de maestros
Que destruyen sus pies en caminatas
Consiguiendo con ellos que los pueblos
Rescaten del letargo sus conciencias
Y se unan a la lucha democrática.

Creo en cada maestro combatiente
Como en la gota de agua de la fuente
Que enlazadas ensanchan sus caudales
Saliendo airosas a la superficie
Enlazándose más cada alborada
Hilando una a una las conciencias
Tejiendo una red que le permita
Saber aprisionar el horizonte
Con la aurora más fuerte y luminosa
Con sus rayos iguales para todos
La aurora que llamamos DEMOCRACIA.

Creo en ti maestro combatiente
Creo en tus manos que rompen las cadenas
Creo en tus plantas sangradas por las ámpulas
Creo en ti como el único camino
Para hacer realidad nuestra esperanza.
CUATRO MILPAS
(Parodia – Sección XXI – D-I-27)

No se enoje señor presidente
de lo que voy a decir, ay, ay, ay, ay,
se muy bien que soy disidente
pero estoy consciente que voy a sufrir.

La casita que tengo en el campo
Toditita se cayó, ay, ay, ay, ay,
Su casita señor de los pinos
Por más que tiemble nada le pasó.

Ya de perdis señor prioritario
Señor secretario, yo quiero elegir,
Elegir, elegir libremente
Pero los del SNTE me quieren dormir.

La escuelas no tienen maestros
Pa’ acabarla de amolar, ay, ay, ay, ay.
Democracia piden los maestros
Luchando y marchando lo van a lograr.

Democracia que linda palabra
Pero cuanto hay que sufrir, ay, ay, ay, ay.
Que distinto señores del SNTE
Que compra la gente al estilo del PRI.

Todo mundo ya se da cuenta
Y ya lo comenta, carajo que mal, ay, ay, ay, ay.
Nuestra patria ya está descontenta
Por toda esta gente institucional.

No está bueno mandar desde arriba,
Nos imponen muchos ivas, ay, ay, ay, ay.
Pa’ pagar solamente intereses
De deuda que crece, mejor páguela usted.
¡CUBA... SI!
(Enrique Cisneros L.)

¡Ay!, como les ha dolido
la revolución cubana
al judas que se vendía
y al gringo que lo compraba.

Cuánto ecuanil en acecho,
Cuanta bilis derramada,
Cuánto gringo sin playa.

Si alguno quiere marcharse,
Dijo Fidel, ¡Qué se vaya... !
Miami compró problemas,
Paz y trabajo La Habana;
La ciencia florece en Cuba
Y en Florida... mariguana.
CULTURA PROLETARIA
(Rubén Meyenberg)

Por los caminos de América habita el hombre tierra,
Tiene la piel oscura y en sus manos las leyendas;
En su cuerpo los años de la labranza,
Y en sus pies los años de su “ignorancia”.
En sus vestimentas trae la marginación de su raza,
Y entre sus dientes el sabor de la tierra fresca.
Llagas que corroen su cuerpo ojos sumidos por el viento.

Por los caminos de América habita el hombre tierra,
Por las sendas polvorientas va dejando su huella.
Sudor que se convierte en río
Y fuerza que se convierte en grito de guerra.

Por los caminos de América habita el hombre tierra,
Piel curtida por el sol pies cansados por el viento
Silencio de sus labios con profundo sentimiento.
Por los caminos de América habita el hombre tierra.

Sangre doliente de mi América trabajo, sudor y muerte,
Heridas podridas de mi América hambre, miseria y dolor.
Tienen las botas en sus rostros,
Con la explotación que marca sus cuerpos;
No miran, no imploran, luchan;
Volviendo su grito a quien los explota.
¡CHARROS! Y ¡CHARRAS!
(Enrique Cisneros L. )

Cuando el profe preocupado vio vacíos sus bolsillos
Y exigió mejor salario ¿Dónde estaba Esther Gordillo?
Y cuando a coro gritamos que Jongitud era un pillo
Que se robaba las cuotas ¿Dónde estaba Esther Gordillo?

Cuando el profe Misael en Tulpetlac fue abatido
Y el rojo tiñó a la patria ¿Dónde estaba Esther Gordillo?
Te lo voy a contestar, era líder vanguardista
Hijita de jongitud y prominente priísta.

Por exigir democracia y luchar por más salario
Nos decían subversivos, nos decían minoritarios;
Ahora nos trae el cuento de que cambió de repente
Y se dice hasta enemiga de los charros del SNTE.

Que los crea Zabludowski y toda la prensa vendida
Pues los maestros conscientes conocemos sus movidas
Pregona la democracia y fue elegida al dedazo
Fue en una madrugada cuando se dio ese charrazo.

Este vino desde arriba no hablaron ni los del SNTE
El dedazo lo aplicó derechito el presidente
Dice que ella consiguió un poco más de aumento
Cree que somos sus tarugos que nos tragamos el cuento.

El aumento se logró porque con mucho coraje
Enfrentamos las presiones de la junta de arbitraje;
Pensaron que con amenazas construirían nuestro ataúd
Y el que tuvo que rajarse fue el ladrón de Jongitud.

Pues al gobierno le hicimos comprender esta verdad:
Que el maestro mexicano dio ejemplo de dignidad;
Esto entusiasmó al pueblo que está muy desesperado
De soportar tanta infamia del burgués adinerado.

Este es el gran temor que tiene el salinismo:
Que el pueblo esté aprendiendo esta clase de civismo;
Y quieren calmar al profe dándole otras migajas
Para que olvide la fuerza del que es digno y no se raja.

Algunos se calmarán más otros en este juego
Comprendimos que es hermoso luchar por un mundo nuevo
Y es juego, porque es jugar el atreverse a luchar
Como juegan nuestros niños cuando aprenden a soñar.

A soñar en mundos nuevos en donde el niño no tenga
Que dejar de ser feliz porque existe deuda externa;
Aquellos que están creyendo que la lucha ya acabó
Están muy equivocados pues apenas empezó.

Debemos recuperar las instancias sindicales
Y no dejar que las tomen otros líderes venales
Esto debe acontecer de Sonora a Yucatán
Para poder realizar el congreso nacional.

Para esto es necesario no regresar a lo mismo
Pues aceptar es solapar el charrismo;
Tumbamos a Jongitud pero no es suficiente
Tenemos que aniquilar de raíz a la serpiente.

Porque en caso contrario volverá a renacer
Y con su veneno inmundo a muchos nos va a corromper,
Que no quede ni un solo charro ni una víbora más
Pues una manzana podrida va pudriendo a las demás.
CHE
(Humberto Constantini)

_A lo mejor está debajo de la alfombra.
_a lo mejor nos mira adentro del ropero.
-A lo mejor ese color habano es una seña.
_A lo mejor ese pez colorado es guerrillero.
_Yo juro haberlo visto de gato en azoteas.
_Y yo corriendo por los hilos del teléfono.
_Señor, ¿ha revisado bien adentro de su cama?
_Oh John, ¿qué es esa barba que asoma en tu chaleco?
_Debiéramos filtrar todas las aguas de los ríos.
_Lavar todas las caras de los negros.
_Picar la cordillera de los andes.
_Poner a South-América en un termo.
_Dicen que en Venezuela montaba una guitarra.
_Que en Buenos Aires entraba en bandoneones y discépolos.
_Que en Uruguay punteaba una milonga con el diablo.
_Y en Brasil vestido de cabocio bajaba a los terreiros.
_Pero si ayer nomás saltó en Santo Domingo.
_Si en Colombia era burla de los filibusteros.
_Si yo lo vi esta mañana con su risa terrible
Soltándose los duendes al espejo.
_A mi casi me mata la otra noche,
se me subió con un millón de sátiros al sueño.
_Ese lío en Bolivia es cosa suya.
_Y esos ladridos en la noche no son perros.
_Y no me gusta nada esos berridos junto al pecho.
_A lo mejor está en la Pampa y es graznido.
_A lo mejor está en la calle y es el viento.
_A lo mejor es una fiebre que no cura.
_A lo mejor es rebelión y está viniendo.
CHENCHO
(Enrique Cisneros L.)

Ansi siñor presidente;
Ansina como su hijo se va a la universidá,
Ansi yo quero que’l mío que ya sabe ler apriesa,
También Se vaya pa’yá. No quero que el pobrecito
Ande siempre entre las chivas perdido en el matorral
Como yo anduve chiquito, denque mi pobre tata
Un día me lo ajusilaron por el rumbo de Parral.
Que estudie, manque yo tenga
Que tallarme más y más pa’ mantener tanto escuincle
Que me dio la virgencita pa’ ayudarme a trabajar.
Pero me los dio chiquitos pero pronto crecerán
Y juntos, juntando juerzas Ir juntando hasta juntar
Muchos pesos pa’ que Chencho
Metido en unos zapatos se nos vaya a la ciudá
A aprender pa licenciao y aluego, pos pa’ que venga
Ya con mucha autoridá a defender a los pobres
Que semos los más fregaos y los que sufremos más.
Sí aguso de su pacencia su mercé despensará
Que esta idea que yo la traiba metida tan jondo ya
Que en veces ya m’ntra miedo de pensar y de pensar
Porque pienso que si pienso, en eso que estoy pensando
Se me hace una enfermedá. Y aluego me dá tiricia,
Pero si me’cho un mezcal se viera que re’bonito
Es meterse entre un güisache y allí ponerme a soñar
En el hijo que uno quiere... Si uste me viera nomás...
Casi, casi ya deviso cuando pase mi muchacho
Por la plaza principal y las gentes re’almiradas
se platiquen de a quedito: ¡Mira tú! Mira... ai va...
es el señor Licenciao el hijo de Trenidá...
¡Válgame Dios... no se acuerdan de aquel pobre guarachudo... ansina todos dirán
pero yo re’que’te ancho con mi siñor licenciao
que Chencho mero será pero nada saca el pobre
de soñar y de soñar si mirando bien las cosas
otra es la realidá.
Por eso mi presidente del Palacio nacional
Ora quero que usté oiga lo que voy a platicar.
Con mi Chencho que’s mi´jo y sé lo quero presentar...
Pos pa’ que usté lo conozca y le’che una miradita
Si lo mira por allá, croque ya llegó del cerro...
¡Chencho...! Chencho...venga pa’ca...
mire mi’jo, sí Dios quiere entre diez o quince años
cuando junte la morralla se me va pa’ la ciudá
a aprender pa’ licenciao... allá en la universidá...
Ah, pero Chencho... eso sí no quero dificultá
To quero que estudie mucho y no vaya a parrandiar.
¡Ay, muchacho donde mi’hagas lo que li’zo Joselito
a la patrona Soledá... ! Sí yo sepo que’n las nochis
te me agarras y te juyes con amigos a pasiar...
Y no estudias, y te gastas el sudor de tus hermanos
Y tus viejos, , en borchinchos y jolgorios por allá
¡Mira Chencho que té zumbo...!
¡Mira Chencho que te azoto re’te juerte sin piedá!
Mira Chencho; pos de plano pa’ que es más que la verdá,
O me sales de licenciao de esos güenos pa’ peliar
Por los pobres campesinos de nuestra comunidá
o te agarro a chicotazos con la cincha de la burra
que ya sabes como dá.
__¡Ay, papa... si voy llegando con las chivas del breñal
que le pasa... uy papa ¿ya se volvió a emborrachar?
__Si Chencho porque me duele que usté no pueda estudiar.
__Con qué dinero papa si apenas nos ajusta
pa’ la manta y los frijoles y... su maldito mezcal.
Ansi que yo no le entiendo.
__Pos yo si entiendo nagual... mire mi’jo... ora sí...
y después de piensa y piensa yo ya no vuelvo a tomar,
y ese dinero que gasto en el maldito mezcal
es mejor que yo lo junte pa’ que uste pueda estudiar
y ansi de un solo piedrazo dos patos voy a matar.
¡Usté será licenciao! ¡Y yo borracho... jamás!
CHIAPAS SUFRIDO
(Profr. Laurentino García Martínez)

Eres recuerdo para quienes te amamos
Eres sueño para los malvados,
Eres realidad para los explotados,
Eres esperanza para los que luchamos.

Tienes tierra para los terratenientes,
Tienen grandes techos para los pudientes,
Tienes nada para los callados,
Tienes nada para los olvidados.

Cuentas con clínicas para los ricos,
Cuentas con hospitales para los patrones,
Cuentas con enfermeras y panteones,
Cuentas con muerte para los obreros y peones.

Hay educación para unos cuantos,
Hay analfabetismo para otros tantos,
Hay abundancia para el que transa
Hay miseria en todo lo que alcanza.

Tu sufrir, Chiapas querido, es un dolor metido.
Tu dolor muchas veces lo he sentido.
Tu represión con el ejército no la olvido.
Tu lucha de liberación es mi consuelo.
Tu sangre que derramas es mi duelo.
Tu niño, tu madre y tu abuelo.
Tu suelo y tu gente también es mi pueblo.
CNTE-SNTE
(D – I – 84, Juxtlahuaca, Oax.)

Que pobres están los profes
No ganan ni pá comer
Pues las cuotas sindicales
Se las roba Elva Esther.

Mientras ella tiene todo
Casas y carros del año
Los profes hacen milagros
Para estirar el salario.

Nosotros sufrimos todo
Descuentos y represiones
Y así nos llaman rebeldes
Esos charros lambiscones.

Compañeros del cuaderno
De toditas las secciones
Solo nos queda un camino
A reforzar los plantones.

Y luego los del distrito
Nos tachan de agitadores
A poco piensan que Juárez
Era como esos traidores.

Compañeros profesores
Únanse al movimiento
Porque si no se deciden
Nunca llegará el aumento.
DAMOS FE
(Anónimo)

...A HECTOR HUGO ALVARADO HERRERA

Diez años después, la noche
Vuelve a ser amiga del espanto y del llanto
Diez años después ¿quién va a aceptarlo?
Un trágico signo perseguía al herido
¡Y es a mi hermano querido!
Ahora entiendo el porque de la urgencia de la rosa
Para mostrarnos silenciosa la belleza de las flores
Antes que la pretensiosa sombra venenosa
Acabe con la vida y sus colores.
Diez años después, la noche
Se vuelve un puñal que hiere, que desgarra.
Diez años después, también
Pueden ser tres, tal vez cuatro.
¿Cómo saber cuantos seremos entonces?
Empiezo a creer también
Que la noche ha ganado una estrella
Como hace tiempo lo hiciera con ella
¡Bebe el sol su energía y has fiel amiga
a la luna y sigue andando conmigo!
Quince septiembres de nuestras vidas
Nunca sabremos si han sido suficientes
Compañero, hermano, amigo
Firme propuesta, enorme promesa.
Diez años después demos fe de tu presencia
En esencia siempre intensa
Siempre inmensa ¡Siempre viva!
DE CANTARLE A LA PATRIA
(Raúl Cáceres Carenzo)

A los jóvenes.

Sucede que no encuentro la patria:
Que no puedo cantarle porque aún no se enciende
Ni suenan sus espigas en mis dedos.

¿De cuál patria me hablan?
¿De esto que se recita en las escuelas?
¿De esto que se publica en las revistas de ayer,
mañana y siempre con la gente de siempre
y por el oro de siempre?

¿A cuál patria queréis, Oh señores con úlcera,
que consuman mis fuegos solitarios?
¿A ésta en la que se apoya el candidato?
¿A esto que engaña, esto que insulta, esto que muerde?
¿A esto que duele, a este trapo que sirve para
fregar el piso y el automóvil del Sr. Ministro?
¿A esto que hiede, a este perfume de querida
costosa, a esta junta de bestias,
grandes monos, culebras, sapos y soldaditos,
momias y secretarios, ¿A esto he de cantarle?

Sí señor, al momento;
Aquí esta mi palabra, la joven prostituta
Que demanda una beca.
Aquí están los poetas los jóvenes poetas de espíritu invertido
De lánguidas caricias; para sobar tu sexo marchito,
Oh burguesía, tu sexo humanicida, patria mía,
Dulce patria, suavísimo esqueleto,
ancianita cachonda, mi abuelita.
¿A esto he de cantarle? Sí señor, al momento;
mas dadme unas señales dictado taquigráfico
al cerebro genoíde para apoyar el canto, mi gorila,
para empezar: Aplausos, alegría, los XIX juegos,
mariguana, charros y jaripeos, el tequila
y grandes cartelones: PAN y CIRCO un canto a la bandera, un desagravio a nuestros padres mayas, al rebozo,
al alma nacional, a las estatuas; odas al genocidio,
a las consignas al INEFABLE – INCOMPARABLE ejército,
al Granadero heroico, a la Magna permanente,
Gloriosa invasión de Norteamérica;
a la jauría oficial, a nuestras leyes;
“La libertad de Prensa”, he comprendido,
más la poesía abstracta, resultado:
_Nuestra patria es muy culta y progresista.

Y el pueblo, oh dueño mío,
El campesino, el obrero, las tierras, mi sirvienta,
Los bosques, la riqueza nacional, el primo Pepe?
¿Metáforas? _¿Fuegos artificiales?
_Decoración folclórica ?
He comprendido bien, Gran renacuajo,
A la noche regreso para yacer contigo
En tu lecho de intensa suciedad encumbrada.

Y este canto, este canto, este himno Pindárico
A la patria, al dinero, a tus vedet´s, al brinco,
A la industria, al comercio, a tu madre, a mi pueblo

Decorado con danzas y sonajas,
A un torero, a un cantante, a los “marines”,
A un boxeador , al chile, a la papaya,
Al relajo, al desmadre, al albur, a la goma,
A los buenos vecinos, al turismo,
A la úlcera, al golf, a nuestros ídolos
Y a la buena digestión de la paloma
Que ornamenta nuestras calles olímpicas
Y se pasa las bombas por el buche
Y da del cuerpo con la palabra paz;
Y la palabra paz más DEMOCRACIA
Mas JUSTICIA SOCIAL más YO LO MANDO
Más ¡MEXICO CREO EN TI! O en la ASISTENCIA PUBLICA
Mas COMUNISMO OFICIAL más la TOSTADA;
Han de hacer de la patria
Una canción de moda, un ritmo nuevo;
Hasta que todos nosotros ardamos dulcemente
En la hoguera que el pueblo ha de encender mañana,
Ya las candelas nazis han quemado la noche
Porque si no la enciende mi pueblo, Grande Sapo,
si no es capaz de odiarte y de arrancarte
a dentelladas el corazón podrido
y de golpearle el cerebro con insultos
con dientes y cuchillos, con piedras y fusiles,
con soles de palabras durísimas, con pedernal y jades
de tu sangre remota, de tus tigres dormidos; entonces te merece este pueblo, Santo Padre,
Gran ministro del crimen, oh, cazador del hombre.
Si no ardemos mañana, Virrey, emperador, padrote nuestro:
entonces ya no importa, Rata Gorda;
no importa que el poema se publique
no importa que tu “PAZ” digiera bombas,
ni que el pueblo se joda con su hambre pintada
y dance con sus huesos, con su muerte pintada;
ya nada importa, deprimente asesino;
nada importa ya si no ardemos mañana
y yaceré en tu lecho de suciedad y miedo
si no ardemos mañana, General.
DECISIONES
(Marcela Germán Lobo)

Madre, tú que siempre me comprendes y me llenas de cariño
Y cuidas hoy de mi vida como cuando era yo niño,
Quiero pedirte me digas, si es posible soñar,
Que mi pueblo ya no sufre miseria, hambre u hogar.

Porque siempre que me encuentro caminando en la ciudad
Los mendigos en la calle están pidiendo caridad,
Y en sus casas ¿te imaginas lo que habrá para comer?
Si hasta el agua que es del cielo, al caer se ha de vender.

Y otras gentes que se marchan hacia el campo a trabajar
Solamente han de encontrar una vida por vivir
Donde habrán de perseguir la ruta diaria del sol
Para poder conseguir, el sustento y no morir.

Y por si tu no lo sabes, madre, te voy a decir
Que los libros de la historia, que cuentan de mi país
Hablan de las ideas que Zapata procuraba,
Que de la tierra era el dueño aquél que la trabajaba.

Pero vemos hoy en día a mi pueblo trabajando,
Desde sembrando semilla, hasta la fruta cortar
Y esa gente comodina que en su carro va pasando
Es el dueño de la tierra, sin pisarla alguna vez
Y mi pueblo en ella vive y la tierra es ajena a él-

Por eso madre te digo, que me es difícil soñar
Y no podría permitir, dormirme en estos momentos
Cuando más rebelde siento mi corazón palpitar.
Un día lejos de aquí, un pueblo se liberó
Para ponerse de ejemplo, a otro que lo siguió,
Pero, -¿de quién se liberó?- me dices.

Madre, así como tú has sabido que contra un sí, hay un no
Y contra todo lo blanco el negro es el color,
Así en nuestros sentimientos contra el odio está el amor.
Así contra el proletario existe otro señor.

Ese pueblo del que te hablo, se cansó de aquél señor
Como un solo proletario a golpes con el se lío
Y el otro ya perdido prefirió salir y huyó.
Por eso madre mía, que hoy prefiero caminar,
Caminar por la ciudad y luchar porque mi pueblo
Salga de la condición en que está
Esperando aquel futuro donde todo cambiará.
DECISIONES
(Marcela Germán Lobo)

Madre, tú que siempre me comprendes y me llenas de cariño
Y cuidas hoy de mi vida como cuando era yo niño,
Quiero pedirte me digas, si es posible soñar,
Que mi pueblo ya no sufre miseria, hambre u hogar.

Porque siempre que me encuentro caminando en la ciudad
Los mendigos en la calle están pidiendo caridad,
Y en sus casas ¿te imaginas lo que habrá para comer?
Si hasta el agua que es del cielo, al caer se ha de vender.

Y otras gentes que se marchan hacia el campo a trabajar
Solamente han de encontrar una vida por vivir
Donde habrán de perseguir la ruta diaria del sol
Para poder conseguir, el sustento y no morir.

Y por si tu no lo sabes, madre, te voy a decir
Que los libros de la historia, que cuentan de mi país
Hablan de las ideas que Zapata procuraba,
Que de la tierra era el dueño aquél que la trabajaba.

Pero vemos hoy en día a mi pueblo trabajando,
Desde sembrando semilla, hasta la fruta cortar
Y esa gente comodina que en su carro va pasando
Es el dueño de la tierra, sin pisarla alguna vez
Y mi pueblo en ella vive y la tierra es ajena a él-

Por eso madre te digo, que me es difícil soñar
Y no podría permitir, dormirme en estos momentos
Cuando más rebelde siento mi corazón palpitar.
Un día lejos de aquí, un pueblo se liberó
Para ponerse de ejemplo, a otro que lo siguió,
Pero, -¿de quién se liberó?- me dices.

Madre, así como tú has sabido que contra un sí, hay un no
Y contra todo lo blanco el negro es el color,
Así en nuestros sentimientos contra el odio está el amor.
Así contra el proletario existe otro señor.

Ese pueblo del que te hablo, se cansó de aquél señor
Como un solo proletario a golpes con el se lío
Y el otro ya perdido prefirió salir y huyó.
Por eso madre mía, que hoy prefiero caminar,
Caminar por la ciudad y luchar porque mi pueblo
Salga de la condición en que está
Esperando aquel futuro donde todo cambiará.
DECLARACION DE ODIO
(Efraín Huerta)

Estar simplemente como delgada carne ya sin piel,
Como hueso y aire cabalgando en el alba,
Como un pequeño y mustio tiempo
Duradero entre penas y esperanzas perfectas.
Estar vilmente atado por absurdas cadenas
Y escuchar con el viento los penetrantes gritos
Que brotan del océano:
Agonizantes pájaros cayendo en la cubierta
De los barcos oscuros y eternamente bellos,
O sobre largas playas ensordecidas, ciegas
De tanta fina espuma como miles de orquídeas.
Porque, ¡qué alto mar, sucio y maravilloso!
Hay olas como árboles difuntos,
Hay una rara calma y una fresca dulzura,
Hay horas grises, blancas y amarillas.
Y es el cielo del mar, alto cielo con vida,
Que nos entra en la sangre, dando luz y sustento
A lo que hubiera muerto en las traidoras calles,
En las habitaciones turbias de esta negra ciudad.
Esta ciudad de ceniza y tezontle cada día
Menos puro, de acero, sangre y apagado sudor.

Amplía y dolorosa ciudad donde caben los perros,
la miseria y los homosexuales, las prostitutas
y la famosa melancolía de los poetas,
los rezos y las oraciones de los cristianos.
Sarcástica ciudad donde la cobardía y el cinismo
Son alimento diario de los jovencitos alcahuetes
De talles ondulantes, de las mujeres asnas,
De los hombres vacíos.

Ciudad negra o colérica o mansa o cruel,
O fastidiosa nada más: sencillamente tibia,
Pero valiente y vigorosa porque en sus calles
Viven los días rojos y azules
De cuando el pueblo se organiza en columnas,
Los días y las noches de los militares comunistas,
Los días y las noches de las huelgas victoriosas,
Los crudos días en que los desocupados
Adiestran su rencor agazapados en los jardines
O en los quicios dolientes.

¡Los días en la ciudad! Los días pesadísimos
como una cabeza cercenada con los ojos abiertos.
Estos días como frutas podridas.
Días enturbiados por salvajes mentiras.
Días incendiarios en que padecen las curiosas estatuas
Y los monumentos son más estériles que nunca.
Larga, larga ciudad con sus albas como vírgenes
Con sus minutos con sus niños desnudos,
Con sus bochornosos actos de vieja díscola y aparatosa,
Con sus callejuelas donde mueren extenuados,
Al fin, los roncos emboscados y los asesinos de la alegría.
Ciudad tan complicada, hervidero de envidias,
Criadero de virtudes desechas, al cabo de una hora,
Páramo sofocante, nido blando en que somos
Como palabra ardiente desoída,
Superficie en que vamos como un tránsito oscuro,
Desierto en que latimos y respiramos vicios,
Ancho bosque regado por dolorosas y punzantes lágrimas,
Lágrimas de desprecio, lágrimas insultantes,
Te declaramos nuestro odio, magnifica ciudad.
A ti, a tus tristes y vulgarísimos burgueses,
A tus chicas de aire, caramelos o films americanos,
A tus juventudes ice cream rellenas de basura,
A tus desenfrenados maricones que devastan
Las escuelas, la plaza Garibaldi,
La viva y venenosa calle de san Juan de Letrán.

Te declaramos nuestro odio, perfeccionado a fuerza
De sentirse cada día más inmensa,
Cada hora más blanda, cada línea más brusca.
Y si te odiamos, linda, primorosa ciudad sin esqueleto,
No lo hacemos por chiste refinado, nunca por neurastenia,
Si no por tu candor de virgen desvestida,
Por tu mes de diciembre y tus pupilas secas,
Por tu pequeña burguesía, por tus poetas publicistas,
Por tus poetas, grandísima ciudad! Por ellos
Y su enfadosa categoría de destacados
Por sus flojas virtudes de ocho soneto-diarios,
Por sus lamentos al crepúsculo y a la soledad interminable,
Pero sus retorcimientos histéricos de prometeos
Sin sexo o estatuas del sollozo, por su ritmo de asnos
En busca de una flauta.

Pero no es todo, soberana ciudad de lenta vida,
Hay por ahí escondidos, asustados, acaso masturbándose,
Varias docenas de cobardes, niños de la teoría,
De la envidia y el caos, jóvenes del “sentido práctico de la vida”
Ruines abandonados a sus propios orgasmos,
Viles niños sin forma mascullando su tedio,
Especulando en libros ajenos a lo nuestro.
¡A lo nuestro, ciudad!, lo que nos pertenece,
lo que vierte alegría y hace florecer júbilos,
risas, risas de gozo de unas bocas hambrientas,
hambrientas de trabajo, de trabajo y orgullo
de ser al fin varones en un mundo distinto.

Así hemos visto limpias decisiones que saltan
Paralizando el ruido mediocre de las calles,
Puliendo caracteres, dando voces de alerta,
De esperanza y progreso.
Son rosas o geranios, claveles o palomas,
Saludos de victoria y puños retadores.
Son las voces, los brazos y los pies decisivos,
Y los rostros perfectos, y los ojos de fuego,
Y la táctica en vilo de quienes hoy te odian
Para amarte mañana cuando el alba sea alba.
Y no-chorro de insultos, y no río de fatigas,
Y no una puerta falsa para huir de rodillas.
DE LA MANO
(Carlos Drumond de Andrade)

No seré el poeta de un mundo caduco.
Tampoco cantaré al mundo futuro.
Estoy atado a la vida y miro a mis compañeros.
Se sienten taciturnos pero alimentan grandes esperanzas.
Entre ellos consideran la enorme realidad.
Es tan grande el presente, no nos apartemos.
No nos apartemos mucho, vamos de la mano.
No seré cantor de una mujer, de una historia,
No hablaré de suspiros al anochecer,
Del paisaje desde la ventana,
Nos distribuiré drogas ni cartas de suicidas,
No escaparé a las islas ni seré raptado por serafines.
El tiempo es mi materia, el tiempo presente,
Los hombres presentes, la vida presente.
DEMANDAS JUSTAS
(Parodia de Cartas marcadas – CNTE)

Por todos los aumentos prometidos
Y a cambio del dolor que nos quedó
Por las horas inmensas de la lucha
Queremos dedicarte esta canción.

Pa’ de hoy en adelante somos muchos
Podemos exigir y maldecir
Con música la lucha se activa
Ya Limón se apresura para huir.

Ya no quiero pedir pero te exijo
Ya no quiero sufrir, quiero vivir,
Si hay que dialogar somos primero
Y a las demandas justas cederás.

Pa’ de hoy en adelante fuera charros,
Sólo los de la CNTE estarán.
DEMOCRACIA EN MI PAIS
(CLETA)

Democracia en mi país es vender paraestatales
Malbaratar el petróleo, vender universidades,
Democracia en mí país es recortar presupuestos
Pa’ pagar la deuda externa con todos nuestros impuestos.

Democracia en mi país son obreros mal comidos
Son campesinos sin tierra periodistas reprimidos,
Democracia en mi país es la tele y la radio
Que con su programación nos enajenan a diario.

Democracia en mi país es hablar a los gringos
y fomentar el desprecio a nuestros hermanos indios,
democracia en mi país es proteger al patrón
pa’ que sigan fomentando el hambre y la explotación.

Democracia en mi país son los niños tragafuegos
Son las niñas prostitutas son los niños callejeros,
Democracia en mi país es comerciar el dolor
Convirtiendo en mercancía el odio y hasta el amor.

Democracia en mi país, es llevarnos a votar
Para que algunos vívales hagan fraude electoral,
Democracia en mi país es asesinar vilmente
A aquellos que no queremos democracias aparentes.

En síntesis en mi país a una democracia de esas
El pueblo la conoce por democracia burguesa,
Y ante tanta injusticia con mucho amor y con rabia el pueblo ya va a sembrar democracia proletaria.
Pues bien dice el refrán que aprendemos aunque lentos
Tanto va el cántaro al agua hasta que se queda dentro.
¿DE QUE TE SIRVEN?
(Jesús Sansón Flores)

Camarada Zapata:
Sólo tú no pediste tributo a tus hermanos
Ni recompensa alguna por tu obra;
Sólo tú, hasta morir,
Permaneciste al lado de los tuyos,
Al pie de la bandera ejidataria.

Camarada Zapata:
¡Cómo han mistificado tu doctrina!
Tus asesinos,
Se dicen defensores de tu obra;
Los que te combatieron
Pregonan el amor para tus indios,
Y el sagrado ideal que tu sembraste
Sirvió para encender todos los odios,
Todas las ambiciones.

Camarada Zapata:
Si tú resucitaras
Repartirías los nuevos latifundios
De nuestros falsos redentores;
Retornarías al lado de los Tuyos
harías la aclaración en las montañas
de que tu sueño fue:
dar un jirón de tierra al miserable
y no dotar de hacienda a los lideres.

Camarada Zapata:
¡Cómo han mistificado tu doctrina,
aún el engaño y la perfidia imperan,
todo es hurto, pillaje y cobardía!

Camarada Zapata:
¡Tendrás que regresar de todos modos
porque es de unos cuantos todavía
la tierra que soñaste para todos!
DESAPARECIDOS
(Mario Benedetti)

Están en algún sitio / concertados
Desconcertados / sordos
Buscándose / buscándonos
Bloqueados por los signos y las dudas
Contemplando las verjas de las plazas
Los timbres de las puertas / las viejas azoteas
Ordenando sus sueños sus olvidos
Quizá convalecientes de su muerte privada.

Nadie les ha explicado con certeza
Si ya se fueron o sino
Si son pancartas o templores
Sobrevivientes o responsos
Ven pasar árboles y pájaros
E ignoran a que sombra pertenecen.

Cuando empezaron a desaparecer
hace tres, cinco, siete ceremonias
a desaparecer como sin sangre
con sin rostro o sin motivo
vieron por la ventana de su ausencia
lo que quedaba atrás / ese andamiaje
de abrazos cielo y humo
cuando empezaron a desaparecer
como el Oasis en los espejismos
a desaparecer sin últimas palabras
tenían en sus manos los trocitos
de cosas que querían...
DESPEDIDA A DIAZ ORDAZ
(Horacio Espinosa Altamirano)

Suma de la abyección y del desprecio,
¿Cuál es tu sitio entre la escoria humana?
¿dónde sanguinolenta sombra vana
se reunirá con cánceres tu precio?

Como simio pendiente de un trapecio
Y cifra subyacente e infrahumana,
Simbiosis de la rata y de la iguana;
Lepra inmortal y profesión de necio.

No haya descanso para el genócida
Ni pus o miasmas que le den la mano:
Que su nombre sea número suicida.

Y se contempla sin cerrar los ojos,
Pues negado le fue hasta el odio humano,
Y en cuatro patas llore sus despojos.
DESPERTAR
(Agustín Hernández Rosales)

Nació en Michoacán en 1952. Detenido en junio de 1971 como miembro del Movimiento de Acción Revolucionaria (MAR), fue liberado en 1977 por desistimiento federal.

Las paredes, los asientos y las mesas
Con su agobiante cercanía
Atornillada al piso.
Un montón de libros con sus teorías dormidas
Asfixiadas en un lecho de letras apretadas.
Un cenicero victorioso de colillas.
Es la celda de todos los días
Forrada de sombras y silencio limitada y comprimida
Por pulidas y rígidas artistas.
Impecable y exacta simetría
Cuajada de callejones sin salida
De acrílicos y duros horizontes
Donde se doblan y escurren asqueados
El grito y la mirada.
Pulida cúpula donde el tiempo
Llega sin tick – tack suave
Casi virgen a envolvernos
Y frotarnos su materia.
Quelachingada. Lecumberrii/1976.
DESTINO INEVITABLE
(EL DESTINO DEL HOMBRE)
(Guillermo Martínez Forte)

Aquí estoy, entre la oscuridad,
En caminos de humus totalmente rodeado de silencio.
Tengo sed, pero el agua que absorbo
Se transforma en vació y parece que avanzo
Sobre un suelo invisible,
Donde no se concibe la existencia.

Algo hubo aquí; este lugar es triste,
Es una inmensidad que perturba la atmósfera
Y el ambiente es más tenso cada instante.
Estoy sólo y en este rededor Las paredes cayeron;
Y sólo un muro yace y a él se yergue,
La figura total de una ventana.

Quiero abrirla pero tengo temor,
Siento que si al hacerlo, algo terrible ahí se justifica.
Esta extraordinaria quietud me aterroriza,
Más el recinto tuvo gustos de mí;
Pero no lo concibo, aquí no hay vida
Y yo siento que existo todavía.

Todo ha sido cubierto por el polvo
Que se levanta aún desde la soledad,
Y la única esperanza permanece ante mí,
Contemplando el temor que me detiene.
Ahí está, entre el marco agrietado,
Sostenida tan sólo de un extremo.
Quise abrirla pero el muro cayó
Y sin él, el destino ha surgido ante mis ojos.

De pronto, el silencio se fue: he salido tras él,
Pero nada está igual y la tierra se mueve
Fuertemente y ha empezado a agrietarse.
Estoy mirando el cosmos
Y los astros parece que dan vueltas, pero no es así.
Todo aquí es confusión; la gente,
corre de un lado a otro en las calles polvosas,
donde no se distingue la distancia.

Nada se mueve ya, todos lloran
Y levantan escombros como buscando algo;
Hay desesperación y pregunto,
Pero nadie responde a mi llamado.
Aquí todo es dolor y los muertos son parte del concreto;
He volteado hacía atrás, y en un espejo roto
Puedo ver el temor que me aniquila.

Más al voltear de nuevo, esas escenas
se llevó la noche Y allí empieza el planeta,
a transformarse en ilusión nocturna, y es mujer
que se muestra con la oquedad desenfrenadamente.
¿Acaso esto es sodoma? ¡Cuánta frivolidad!,
le han cambiado los hábitos y confudir los sexos
es la más decadente fantasía, donde el pudor se pierde
y corrompe la carne su objetivo.

Aquí es Sodoma, la ramera dos mil
donde ya nada es nuevo, y la pornografía
es encuentro de órganos ficticios, es coito de revistas,
es semen que se pierde en orgías de droga y de intercambio.
Aquí es Sodoma, la ramera dos mil inhumana y ajena
A los principios; drogadicta insaciable de labios entreabiertos, devorando los penes desahuciados
En horas de lujuria y furor que es demencia, y es incesto de sexo liberado.

¡Oh perversa! No encuentro tu inocencia;
te estoy viendo, y me das compasión inexplicable;
aquí estás... ahogada entre la viña, y como una serpiente
te entrelazas, lesbiana empedernida.
Y ahí te veo, pecadora de orgasmos anormales,
Sodoma esquizofrénica irremediablemente prostituída,
Disfrutando el placer contranatural, consumidora de opio
Vagabundo de sueños fabricados; antesala de muerte.

Me he cubierto los ojos para no verte más,
Planeta Tierra, tengo temor que inmoviliza el ser
Y otras escenas mi presencia invaden, asfalto, autos,
Smog y marabunta atravesando las calles.
Aquí estoy, entre basura, escupitajo y ruido
Oyendo desatinos, secuencia extraña de expresión equivoca, mensaje de tus sectas, música negra,
Intimidad diabólica, música de Luzbel;
Evocación de un confín lejano.

Anfitriona de caos, tierra propicia de anticristo y muerte;
Planeta de locura, Sodomita de siempre,
Masturbadora de bucal entrega, aquí estás,
Aquí estás sabedora de todos los placeres;
En el umbral del fin.
Quiero huir pero de pronto todo se transforma
Y no lo puedo hacer; aquí estoy, en el lugar de siempre,
Y aunque el polvo lo cubre con su sombra,
sus escombros, su ambiente y sus objetos
tienen algo de mí.

Me he cubierto los ojos nuevamente con desesperación;
Todo lo que he mirado me atormenta, no lo puedo evitar.
De pronto, la distancia es un mundo donde la sed
Y el hambre se encaminan para causar dolor;
Eres tú, muriendo lentamente, agotando
El color de tus pupilas en cercanías del sol.

Planeta tierra, he aquí que caminas y tu sed
Y tu hambre son encuentro de cita ocasionada;
Son alucinaciones, son presagios de aguas figuradas
En días de demencia; pregón de angustia,
Voz que te pierdes en la causa misma de este auto-final;
Aquí estoy, en las últimas horas, donde horada la noche tu existencia.

Planeta tierra: hoy empiezan las sombras
A saturarte de tragedia y lágrimas,
Todo en ti se consume, y hasta la lejanía
Hay expectativa y caos; hay desesperación;
Parece que estoy muerto pero de pronto
El lugar es el mismo, nada está aquí,
La soledad devora mi presencia
Y en el espejo roto puedo ver que si existo todavía.

Nada es nuevo y desde estos vestigios,
posiblemente míos, hay una inmensidad donde el miedo
socaba la existencia, y entre la oscuridad mi presencia,
desvanece al instante en el ambiente y en su interior,
solamente la muerte como la eternidad, acapara
los hábitos de vida en días de exterminio.

Aquí estoy, entre atmósferas tóxicas
caminando sin rumbo y sin aliento con desesperación.
Todos hacen lo mismo y en los rostros
de rictus moribundos, los ojos expulsados
van dejando oquedades sanguinolentas
y en sus vacíos cósmicos, es general,
la angustia y el silencio.

Planeta tierra, aquí estás, entre un hedor extraño,
Totalmente rodeado de bacterias, entre organismos vivos
Sustancias químicas que se mezclan al viento y al follaje
En instantes de lucha indescriptible; donde la savia pierde, sus enjambres de vida y la vegetación,
Se transforma en abismos subterráneos
Con sus voces ahogadas de silencio.

Todos caminan y sus pasos pierden temblorosos
En la distancia muerta donde calcina el sol,
Y reduce la atmósfera las materias orgánicas
A fragmentos de carne putrefacta: deformación del ser,
Dos mil años de gritos olvidados en un cercano fin.

Planeta tierra aquí estoy, desconsolado y triste,
Entre la inmensidad de este terror que lo destruye todo:
Nadie esta ya, me he mirado las manos y ha empezado mi piel a deformarse, siento un calor intenso, mis ojos han dejado sus cuencas descarnadas, y su color
se pierde En la llegada de mi boca.

Camino como si el sólo instinto me llevara a lugares seguros, pero no lo es así, toda esperanza ha muerto;
Mi interior es siniestro de llamas que me queman
Y que me hacen correr desesperadamente:
¡Dios mío! ¿Acaso éste soy yo?
solamente cadáveres presiento en mi espantoso fin.

Planeta tierra creo que estoy muriendo, el estertor oprime mi garganta y perturba mi voz. ¡De pronto! Un remolino abarca la existencia y ahí voy yo, entre vueltas
De turbios laberintos, de horas de agonía
y el terror de morir se desvanece, cuando en un salto
extraño la realidad de ser me justifica:
¿Acaso es el destino atravesando un sueño,
revelación de hechos que han de angustiar
al hombre del mañana... ?

todo está igual, la estancia, la ventana,
por donde tantas veces se consumió la vida
ante mis ojos; me he mirado al espejo
y creo haber avejentado un Poco; mi corazón
trabaja todavía aceleradamente, y mi garganta,
es un volcán generador de ansia como si hubiera huido,
en mi carrera irremediablemente, acaparó el destino uno por uno, mis temores todos... sé realista sodomista.
DEVALUACION
(Fco. Javier López Bárcenas)

Ya se puso el maíz a veinte los frijoles a cuarenta,
Ahora los arrendatarios ya están subiendo la renta,
Nos va a llevar la... tostada, si es que nadie no sé
avienta.
Con esta devaluación que ha sufrido nuestro peso,
Los de abajo nos quedamos con el agua hasta el
Pescuezo
Ahora si ya valimos pa´ lo que se le unta al queso.

La tormenta sigue fuerte, ya ha habido muchos
ahogados;
y el peso sigue flotando nadie ha podido salvarlo
hay que aprender a nadar por si se hunde el
condenado.
Al dinero no le lloro porque nunca lo he querido
Lo que a mí me da coraje es lo que el pobre ha
Sufrido
Para mantener al rico que trabajar no ha querido.
Si la cosa sigue igual en los próximos sexenios,
Es que es muy duro el problema o es que no sirve él
gobierno,
y si lo último es lo cierto hay que mandarlo al infierno.

Ya con esta me despido ya les canté este corrido,
Dice la pura verdad aunque lo miren sencillo,
Ahí si pueden se lo pasan a José López Portillo.
DOLOR POR LA MUERTE DE UN NIÑO
(Fidencio Escamilla Cervantes)

No señor, en el ISSSTE yo no creo, ni en el seguro social,
Y aunque son logros del pueblo, ya no creo, ya no creo,
Perdí la confianza en ellos y la perdí por entero.

¿Cómo no iba a perderla sí a causa de todos ellos
perdí a mi primer hijo? ¡Como lo oye... el primero!

Empezó con calentura, ardor por todo el cuerpo,
Y unos espasmos horribles y un dolor aquí, en el pecho,
Su cabecita sudaba, se quejaba por entero,
A veces abría los ojos y me decía ¡Te quiero, te quiero!
Y me desgarraba el alma al ver a mi hijo, el primero,
Hecho bolita en su cama con un dolor en el pecho.
Yo lo miraba a sus ojos, le acariciaba su pelo,
Quería mitigar con frases lo que él está sufriendo.

Y pensé en el hospital ¡Sí! El que se encuentra en el pueblo,
Allí tenían que aliviarlo, para eso lo puso el gobierno.
Arropé a mi muchachito y salí casi corriendo
Como alma que se lleva el diablo, con mucho temor y miedo.
No sé si eran mis lágrimas o a poco estaba lloviendo,
Si me salí sin camisa o el frío era muy intenso.
Si era noche plagada o cerrada de luceros,
Si el calor estaba hiriente o muy intenso era el viento.

Sólo sé que entre mis brazos a mi hijo llevaba enfermo,
Con espasmos seguiditos y encendido todo el cuerpo,
Y lloraba desesperado, tal vez de dolor y miedo;
Yo le miraba su rostro y lo apretaba en mi pecho,
Y así con mi niño a cuestas llegué al hospital del pueblo,
Con la esperanza en la ciencia en manos de galenos.

Me dirigí a las urgencias y ya casi sin aliento
Le dije a las enfermeras ¡Mi hijo se está muriendo!
¡Atiéndalo por favor! Quítenle este sufrimiento,
Díganme a donde lo paso y que lo revise un médico.

Que se queja el pobrecito de dolor en todo el cuerpo,
Sus ojos son dos tizones de calentura está hirviendo.
...esperaba ver sobresaltos, que todo fuera corriendo,
que la enfermera gritara pidiendo ayuda a los médicos,
que se abrieran consultorios y todos a un mismo tiempo
se abocaran a mi niño y ver que le estaba ocurriendo.

Que distinta la respuesta y que me helo todo el cuerpo,
Pues en lugar de auxilarme o que llamara a un médico:
Pidió credencial del ISSSTE o carnet, en su defecto...
Si era empleado de confianza o simplemente maestro.
Que ya eran otras las leyes y había nuevos reglamentos
En todos los hospitales que manejaba el gobierno.

Además no había servicio por ser primer día de enero,
Pues los doctores de guardia celebraban año nuevo,
Que fuera más comprensivo y atendiera el reglamento,
Que con cualquier aspirina se pondría bien el enfermo.

Al escuchar aquellas palabras sentí la rabia por dentro,
Agarré a mi muchachito, lo arropé contra mi pecho,
Al consultorio más cerca penetré casi corriendo,
...y allí estaba el gran jolgorio las enfermeras y médicos,
viviendo la borrachera producto de año nuevo
¿Qué importaban los pacientes, si era el primero de enero?

Brindaban con alegría y el brandy, mezcal y añejo
En esos hombres de ciencia estaba surtiendo efecto,
Me miraron con sorpresa, después se soltaron riendo;
Que ellos curaban los males de los pacientes enfermos.

Pero el que llevaba yo no ocupaba ya de médicos
Que eran los funerales los que atendían a los muertos,
Perdí la noción del espacio y la razón por completo;
Carrera, gritos, auxilios, por enfermeras y médicos.

Pues con u hacha en mis manos de “rómpase en caso de incendios”
Arremetí contra todos: mujeres y hombres... parejo,
Lo hice con furia y saña pues se me fue mi pequeño
Por culpa de aquellas bestias; lo demás no lo recuerdo.
Han pasado ya quince años de soledad y de encierro,
Desde aquella noche amarga en que perdí a mi pequeño
Unos pedían manicomio, que estaba mal del cerebro;
Otros, cadena perpetua, que sirviera de escarmiento.

...Han pasado ya quince años de quedar convicto y preso,
y de lo que pasó esa noche, la verdad, no me arrepiento.
Porque han sido quince años de dolor y sufrimiento,
De estar pensando en mi hijo, esté dormido o despierto.
Y cada vez que eso pasa se me revuelve el cerebro
Las lágrimas me traicionan y en ellas baño mi cuerpo.
Y me acuerdo de esa noche y me acuerdo de esos médicos
De la misión que les dieron para rescatar enfermos.

Aunque no fueron los únicos porque como ellos hay cientos
Que anteponen veleidades y su quehacer de galenos.
¡Por eso sufro este encierro! ¡Por eso no me arrepiento!
Así pase un siglo entero de dolor y sufrimiento.

Mientras sueñe con mi niño y que me diga “te quiero”,
Con su carita encendida y bañado en sudor su cuerpo,
Con los espasmos horribles y su dolor en el pecho,
Su mirada mortecina y aquellos quejidos tétricos.
No olvidaré ni un segundo que por culpa de esos médicos
La vida de mi chiquillo quedó desecha en mi pecho.
DOS DE OCTUBRE
(Juan Manuel Hernández)

La vieja infancia de sonajas agoniza
En el vientre de esta ciudad de miedo
Donde el aire y la rosa y la estrella
Y la mirada comulgan con el odio y la espera.

Porque la sangre hierve en las arterias
Y la sombra, nuestra sencilla sombra
Es un niño asesinado entre la niebla
Por la bayoneta de una estrella.

Las cabelleras juveniles
Aptas para cobijar sueños de victoria
Caen en Tlatelolco salpicando la piel
De la historia, mientras los simios genocidas
Diaz-ordaz-corona-echeverría-los sin madre
Fornican sudor de prostituta
En la entraña premeditadamente envilecida
De sus bestias gemelas.

Ahora nuestro canto está desnudo
Como una catedral donde el bombardeo
Como una lágrima coagulada en el asfalto
Como un Dios creándose a sí mismo
Ahora sabemos
Que nuestras manos rojas de octubre
No limpiarán el viento
La sonrisa morena de los hijos nuestros
Porque declaramos nuestro osio
A la noche con un sol de metralleta.
DOS DE OCTUBRE ¿QUIÉN NO LO RECUERDA?
(Víctor C. Ruiz Arrazola)

de las noches
del sesenta y ocho
la segunda
de octubre
se recuerda
con rabia y luto
por la lluvia de balas
y de gases
que lavaron
los cuerpos desangrados
del estudiante
del obrero
del maestro
del curioso.
¿Quién no recuerda
que a su hijo torturaron
que decenas de seres
muertos cayeron?
¿El antes y él después del 68?
Sí el antes y él después del 68.
¿Qué es para... el dragón
que vomitó hierro hirviendo
sobre las miles de semillas
que estaban germinando?
DURA PATRIA ***
(Ricardo Capetillo Casares)

Me voy a detener en el camino,
en la cruda confluencia del camino,
donde se junta el golpe de las risas
con el grito crucial de la miseria.

Voy a clavar mi canto “traicionero”
donde han puesto otras voces sus aplausos
embotando la arista de los pueblos.

No todo es pregonar que todo es bello,
que todo es dulce, suave, placentero
en la cruel realidad de nuestras vidas.

No todo es afirmar que lo primero
es presentar la imagen deformada
de una patria vibrante y cantarina
sin visos de dolor y enriquecida
por el soñado esfuerzo de su gente.

Para que un pueblo crezca, se haga grande,
debe recoger lo bueno y malo,
y así junto, mezclado con los dedos,
arrojarlo al rigor de la conciencia.

Que el que piensa que el ritmo de la patria
es tan sólo cantar las cosas bellas
tiene el riesgo que el golpe de la historia
le cruce sus palabras con lo cierto.

Oh México, eres grande. Te venero
pero tal como eres, no velado,
no encubierto tu cuerpo dolorido
con la cómoda veste del discurso
que busca complacer, sin ver que daña
al pobre analfabeta que se esconde
en la cueva insalubre de su pena.

Oh México, eres grande. Te venero
pero tal como eres, no encubierto
por la injusta alabanza que denigra
por parejo al que dice y al que escucha.

Oh México, eres grande. Te venero
pero tal como eres, no falseado,
que el amor verdadero hacia la patria
es igual al del niño en su inocencia
que tiene al que le dio la vida buena
(pobre, tal vez, pero fecunda vida)
devoción, fiel entrega, amor sincero.

Oh México, eres grande. Te venero
pero tal como eres, no escondido
en la vergüenza estúpida de un canto
que levantan por ti los vendepatrias;
ni oculto entre falsas oriflamas
que un grupo de canallas pavonean
para tapar el llanto de tus hijos.

Oh México, eres grande. Te venero
y tal vez –ojalá- más grande fueras
si a fuerza de ser inmenso te entregaras
a darle libertad al oprimido,
si colmaras la boca del hambriento,
si curaras las llagas del herido,
si vistieras con galas los harapos,
si pusieras sonrisa entre los labios
torcidos de dolor y de miseria.

Oh México, eres grande. Te venero
y tal vez –ojalá- más grande fueras
si a fuerza de ser inmenso te entregaras,
lo mismo que una madre apasionada,
en brazos de tus hijos olvidados,
en brazos de tus hijos oprimidos.
EBRIO
(Anónimo)

Sí soy yo... el hombre ejemplo,
el hombre bueno, el católico.
¿De qué te espantas?
¿No sabias que soy alcohólico?

Soy una persona como antas.
¿Hipócrita?, ¡claro!, ¿Cuál es el problema?
Esto es muy normal, es lo de todos...
¿Qué quieres? Sí, te he defraudado.,
pero dime; ¿quiénes no son beodos;
¿Quiénes no son hipócritas?
¿Tú? ¿O tú?, ¿a poco tú? Ya ni te fijes,
es un deporte muy generalizado.

Te saqué de onda ¿no?
No esperabas que yo me la pusiera,
Te comprendo. Yo, el marido modelo,
El intachable, el que nunca te ofendiera,
El padre hogareño y cumplido...
Bueno, ya, no te pongas compungido
¡ah caray! Salió en verso y sin esfuerzo
como dicen por ahí mis cuates;
pero agárrate, que faltan los remates.

Mira; toma el pobre, el mediocre y el burgués;
El culto, el político y el trabajador.
¿Por qué? ¿Cómo que por qué?
Ay cuatito, ya cállate mejor.
¿Pos de cuál fumas?
Digo, ¿de dónde vienes?
O te haces o eres...de otro planeta.
Eso, aquí entre nos, la mera neta,
¿no sabes que todo anda de la re... contra?
Lo que hacemos y decimos no es natural,
Todo es fingido, es coba, hipocresía social.

A ver, ¿por qué tomamos?
¿Por qué somos indiferentes, apáticos?
Freyre dijo: “El hombre que no se compromete
Con su mundo, no es hombre”.
¡ah, pero nosotros somos muy simpáticos!
No hay quien comprometa su lindo nombre.
¿Por qué nos enajenamos?
¿es que ya perdimos nuestra dignidad?
Ya no protestamos, nos agachamos.
No valemos nada como humanidad.
¿ven? ... los tengo bien apantallados...

¡Despierten! ¡esta farsa se acabó!
Yo no soy alcoholizado.
Algo tenía que hacer para llamar su atención;
Es tiempo de que se diga algo razonado,
Sigo que detenga la putrefacción.

Vivimos sin brújulas, vacíos,
Tenemos valores falsos,
Caminos torcidos;
Líderes vendidos de espíritu parcial;
La filosofía ha tenido sus desvíos,
Estamos defraudados,
Nos sentimos deprimidos,
Sin saber si la ciencia es para bien
O para mal; hay guerras por orgullos
Y gente que nos tiene reprimidos.

¡Qué ridículos, apantallamos de machos,
Presumimos de superhombres,
Sin pensar que a la familia dañamos
Y de paso, de paso nos denigramos.
Nunca faltan pretextos para tomar,
Aceptamos comerciales
De bebidas embriagantes,
Descuidamos nuestra imagen al actuar
Y olvidamos los problemas importantes.

Qué pobre opinión tenemos de la mujer,
Que inflados nos han dejado los atavismos,
Hasta cuándo la respetaremos como un ser,
Hasta cuándo borraremos los abismos...
Y caminar por fin con igualdad
Y terminar por fin con la maldad!

Y cómo pesa también la negligencia
Y la dejadez de olvidar buenos amigos;
Un hermano y la patria imploran un servicio
Y negamos la ayuda sin clemencia.
Por favor, guardemos un minuto de silencio:
“La palabra solidaridad ha muerto”
Yo lo digo.

¿Y nosotros? Nosotros también vamos muriendo,
Sumidos en rencores, vicios y resentimientos;
Pesimismos y temores nos van desvaneciendo
Y nada ni nadie detiene el hundimiento,
Pero yo quiero hablarte a la mexicana.

Recuerda que no eres hijo del probeta,
¿O a caso no tuviste madre?
Otras veces alardeas de patriota
O te fajas pantalones con alarde.

Eres muy devoto, quieres a tus dioses...
¡Pues demuestra que sí puedes levantarte!
¡Por tu madre, por tu dios, por tu patria!
¡Responde, hable, deja de ser un paria!
EBRIO
(Anónimo)

Sí soy yo... el hombre ejemplo,
el hombre bueno, el católico.
¿De qué te espantas?
¿No sabias que soy alcohólico?

Soy una persona como antas.
¿Hipócrita?, ¡claro!, ¿Cuál es el problema?
Esto es muy normal, es lo de todos...
¿Qué quieres? Sí, te he defraudado.,
pero dime; ¿quiénes no son beodos;
¿Quiénes no son hipócritas?
¿Tú? ¿O tú?, ¿a poco tú? Ya ni te fijes,
es un deporte muy generalizado.

Te saqué de onda ¿no?
No esperabas que yo me la pusiera,
Te comprendo. Yo, el marido modelo,
El intachable, el que nunca te ofendiera,
El padre hogareño y cumplido...
Bueno, ya, no te pongas compungido
¡ah caray! Salió en verso y sin esfuerzo
como dicen por ahí mis cuates;
pero agárrate, que faltan los remates.

Mira; toma el pobre, el mediocre y el burgués;
El culto, el político y el trabajador.
¿Por qué? ¿Cómo que por qué?
Ay cuatito, ya cállate mejor.
¿Pos de cuál fumas?
Digo, ¿de dónde vienes?
O te haces o eres...de otro planeta.
Eso, aquí entre nos, la mera neta,
¿no sabes que todo anda de la re... contra?
Lo que hacemos y decimos no es natural,
Todo es fingido, es coba, hipocresía social.

A ver, ¿por qué tomamos?
¿Por qué somos indiferentes, apáticos?
Freyre dijo: “El hombre que no se compromete
Con su mundo, no es hombre”.
¡ah, pero nosotros somos muy simpáticos!
No hay quien comprometa su lindo nombre.
¿Por qué nos enajenamos?
¿es que ya perdimos nuestra dignidad?
Ya no protestamos, nos agachamos.
No valemos nada como humanidad.
¿ven? ... los tengo bien apantallados...

¡Despierten! ¡esta farsa se acabó!
Yo no soy alcoholizado.
Algo tenía que hacer para llamar su atención;
Es tiempo de que se diga algo razonado,
Sigo que detenga la putrefacción.

Vivimos sin brújulas, vacíos,
Tenemos valores falsos,
Caminos torcidos;
Líderes vendidos de espíritu parcial;
La filosofía ha tenido sus desvíos,
Estamos defraudados,
Nos sentimos deprimidos,
Sin saber si la ciencia es para bien
O para mal; hay guerras por orgullos
Y gente que nos tiene reprimidos.

¡Qué ridículos, apantallamos de machos,
Presumimos de superhombres,
Sin pensar que a la familia dañamos
Y de paso, de paso nos denigramos.
Nunca faltan pretextos para tomar,
Aceptamos comerciales
De bebidas embriagantes,
Descuidamos nuestra imagen al actuar
Y olvidamos los problemas importantes.

Qué pobre opinión tenemos de la mujer,
Que inflados nos han dejado los atavismos,
Hasta cuándo la respetaremos como un ser,
Hasta cuándo borraremos los abismos...
Y caminar por fin con igualdad
Y terminar por fin con la maldad!

Y cómo pesa también la negligencia
Y la dejadez de olvidar buenos amigos;
Un hermano y la patria imploran un servicio
Y negamos la ayuda sin clemencia.
Por favor, guardemos un minuto de silencio:
“La palabra solidaridad ha muerto”
Yo lo digo.

¿Y nosotros? Nosotros también vamos muriendo,
Sumidos en rencores, vicios y resentimientos;
Pesimismos y temores nos van desvaneciendo
Y nada ni nadie detiene el hundimiento,
Pero yo quiero hablarte a la mexicana.

Recuerda que no eres hijo del probeta,
¿O a caso no tuviste madre?
Otras veces alardeas de patriota
O te fajas pantalones con alarde.

Eres muy devoto, quieres a tus dioses...
¡Pues demuestra que sí puedes levantarte!
¡Por tu madre, por tu dios, por tu patria!
¡Responde, hable, deja de ser un paria!
EL
(Enrique Cisneros L.)

(Hace años) capataz gritaba sumiso
Bajaba la mirada, sintiéndose
Profundamente entusiasmado
Cuando el patrón el 12 de diciembre
Pagaba misas, carnes, pescado.

El, era un obrero como hay tantos.
“No puede ser de otra manera –se decía-
siempre ha habido pobres y ricos y a mí,
a mi no me tocó sacarme la lotería”
Cuando tomaba cerveza sintiéndose muy macho
Pregonaba con ironía doliente
Que los trabajadores somos pobres
Por destino, por flojos, por borrachos.

El, era un obrero como hay tantos.
Había aprendido a conformarse cuidándose
De no morder la mano del verdugo,
No importándole que a su fuerte humanidad
El patrón día a día, le extrajera el jugo.

El, era un obrero como hay tantos.
No sólo era ajeno a su desdicha
Si no que sé autonombraba afortunado,
Pues si bien tenía un raquítico salario
Por lo menos no estaba desempleado.
Buen pretexto para soportar a diario
Descuentos, robos sindicales, tiempo extra no pagado.

(¿Cuándo?)
El, es un obrero como hay tantos.
De los que a fuerza de aguantar
Su cuerpo se ha ido desgastando;
De los que con un salario devaluado
No les alcanza para reponer
Medianamente su cansancio;
De los que al fin después de muchos años
Se ha atrevido a exigirle cuentas a su líder charro.
Ahora ya no baja la cabeza, piensa, callado,
Ya no asiste a fiestas ni convivios patronales
Sólo piensa en todos los que como él pasan hambre
Propiciada por sus miserrísimos jornales.
Si al menos hubiera aprendido a hablar
-se recrimina- y su silencio se convierte en impotencia.

(Ahora)
El hambre lo obligó a actuar perdiendo la batalla
Y él, es ahora un desempleado. ¿Qué hacer?
¿Porqué hicimos el movimiento sin estar organizados?
-Se pregunta_

El estudio disipa poco a poco las tinieblas
Y ahí aprende que la historia de la clase obrera
Está plagada de amor, de violencia, de experiencias.

El es un despedido como hay tantos.
De los que está aprendiendo a tirar la piedra
Cuidándose de no enseñar la mano.
De los que primero se organizan , luego actúan,
Para que no los anden venadeando.
De los que han dejado de creer en los profetas
Redentores, conciliadores que nos andan engañando.
De los que desde la base cautelosos
Se pierden en el anonimato de la historia.
De esos obreros, de los que ahora hay tantos,
Que a fuerza de hambre, golpes recibidos
Estudio y golpes dados, han comprendido que la lucha
No es tan sólo por conseguir unos centavos,
Si no que tiene claro que es una lucha de clases
Declarada contra el burgués por los medios
De producción por el poder del estado.
EL BACANAL DE VANGUARDIA
(Parodia del Penal de la Loma Sección XVIII, SNTE)

17 años de transas no los aguanta cualquiera
yo tuve que soportar a esas ratas sinvergüenzas
pero hoy yo grito sin miedo ya juntamos nuestras fuerzas.
Un 22 de septiembre los charros agandallaron
Clamaban con toda el alma por Carlos Jongitud Barrios
Siendo yo un pobre maestro a ese cacique sentaron.

Vanguardia, tribu maldita familia de criminales
De Andrade y de Martínez, del “Güey” Miranda y de Jaimes
Y la que entró por del Angel, fue la Gordillo Morales,
Dizque revolucionaria fuiste siempre gobiernista
confirmando con sus transas la corrupción vanguardista
dándole fuerza a la mafia supuesta sindicalista.

Pero el día se les llegó a esa bola de bandidos
Y a Jongitud lo enjuició el pelón allá en los pinos
Nada más con expulsión se castigo a un asesino,
Ahora Gordillo proclama modernas concertaciones
De nuestros compas y charros quiere hacer combinaciones
Pero aquí ya se fregaron asta ya de imposiciones.

En Michoacán concentradas las fuerzas del movimiento
DURO, UNIDAD, DEMOCRACIA, nuestras palabras de aliento
Y a pesar de sus falacias les daremos escarmiento;
Me despido profesores, amigos de Michoacán
Destrocemos sin temores al Frente “Institucional”
En el futuro señores los charros no pasarán.
EL BRACERO
(Enrique Cisneros L.)

No me mires con ojos desconfiados
Hombre gringo, no soy una alimaña;
Soy un hombre que el hambre ha impulsado
A venir a implorar a tierra extraña
Un mendrugo de pan para mis hijos,
A cambio del sudor de mis espaldas.

Es por ellos que sufro en silencio,
Es por ellos que sufro la infamia
De la ofensa que enciende mi orgullo
Y el fuetazo de altiva mirada.

Cuando escucho la burla infamante,
El desprecio que se hace a mi raza,
El dicterio que enciende mis venas,
O el puñal de acerada palabra,
Pienso al acto que ya no debiera
Soportar impasible esta infamia,
Cuando tengo dos puños y en el cinto
Escondida una daga.

Pero el dólar me vence y prosigo
Con la vista en el surco clavada,
Y en mi boca mordiendo respuestas
Que me pierden, si un día se me escapan.

La miseria ¡Maldita miseria!,
A qué estado tan vil nos arrastran
Los que sólo pensando en sí mismos
Condenaron a miles de parias,
A llevarle tan sólo a sus hijos
Un menú de tortillas y lágrimas.

Pero el día ha de llegar en que todos
Sin distingos de credos ni castas,
Escuchando tan sólo en la sangre
El llamado y la voz de la patria.

En fraterno conjunto ofendemos
Nuestro esfuerzo fecundo en sus aras
Para hacer este México ¡grande!
El país que yo sueño en mis ansias.

El país que no vea con tristeza
Que sus hijos por hambre se marchan
Al país donde somos tan sólo,
Mercancía morena en subasta.
Al país donde sólo nos quieren
Como bestias de carga...
EL CUBANITO
(Parodia EL Cubanito, Sección XXII, SNTE, 85)

Cubanitos son señores vanguardistas y mafiosos
Vale más estar unidos que ser un charrito traidor,
Los maestros de Oaxaca luchando por la democracia
Plantados en la alameda aunque ya les duela el...

Cubanitos son señores...
El congreso seccional lo tenemos que ganar
Para que los vanguardistas todo pierdan por él...

Cubanitos son señores...
El comité nacional le da largas al asunto
Y es que si pierde en Oaxaca
Se le viene todo él...

Cubanitos son señores...
Daniel Ortíz Figueroa y sus incondicionales
Ya perdieron con los padres
Porque ya se les arrugó él...

Cubanitos son señores...
Ya la base está exigiendo una pronta solución
Marchas, mítines y pintas para presionar al...

Cubanitos son señores...
EL CHARRITO
(Parodia el Chorrito, D – I – 27, Seccción 22, SNTE)

Allá en el SNTE había un chorrito
Sé hacia grandote, sé hacia chiquito;
estaba de mal humor
porque vanguardia lo regañó.

Allá en el SNTE había un charrito
Se hacia grandote, se hacía chiquito;
Estaba de mal humor
Porque el maestro se rebeló.
EL CHARRO N° 9
(Enrique Cisneros L.)

El charro número 9 era un charro muy leal
esta llorando sus penas con Fidel en la Central;
porque antes de amanecer el hueso le han de quitar
porque violó a la ley y el derecho sindical.
Dice así, al confesor, lo mate, don Fidel
Y si vuelvo a nacer yo lo vuelvo a matar.

Viejo no me arrepiento porque nací para traicionar
Yo sé que allá el gobierno de don Carlitos me premiará
Voy a seguir sus pasos y de los charros seré el más leal.

El charro número 9 es un charro muy leal
Iba el día del congreso muy dispuesto a traicionar
Pero al ver al chambeador tan dispuesto a luchar
Ardió en su pecho el temor y se puso a temblar.
Al sonar, el clarín el pueblo, protestó
Y rumbo al paredón se oyó al charro decir:

Viejo no me arrepiento... (se repite)

Hay algunos chambeadores que están muy enajenados
Pues defienden al gobierno, a patrones y a los charros;
Aún creen que los priístas al pueblo van a ayudar
Y se tragan ese cuento ques que de la paz social.

Esa paz del Pri-gobierno es una paz corrompida
Basada en la represión y en la ley hecha “mordida”;
Pa’ mantener el poder corrompen a mucha gente
Y al que sepa robar más lo elegirán presidente.

Pa’ callar al chambeador que se quiere organizar
El gobierno ha creado el charrismo sindical;
El charro es un traidor que obedece a los patrones
Engañando al chambeador con limosnas e ilusiones.

El trabajador sumiso acepta sin condición
Las limosnas que los charros negocian con el patrón;
A cambio de una migajas se dejan manipular
Y se le agachan al charro perdiendo su dignidad.

No entienden que es un derecho que tiene toda la gente
Que ha cambio de su trabajo tenga una vida decente;
Pero el colmo del despiste y de la enajenación
Es de aquellos que defienden a su insaciable patrón.

No me refiero aquí a quien tiene un tallercito
Y de forma artesanal mantiene su negocito;
Me refiero al gran burgués a la clase adinerada,
Que se han autonombrado “iniciativa privada”.

Ahora hasta se creen de la nación salvadores
porque con su capital explotan trabajadores;
capital que han forjado con la especulación
cuando cambiaron a dólares previa la devaluación.

Dinero que recibieron de prestamos extranjeros
Y que el gobierno entregó a esos burgueses rateros;
Deuda que hay que saldar con política “moderna”
O sea, forzando al pueblo a pagar la deuda externa.

El dinero que el burgués acumula por montón
Es dinero mal habido con transas y explotación,
Sin embargo mucha gente defiende a su patrón
Pues lo cree indispensable pa´ generar producción.

Este rollo me lo tiro para tratar de orientar
A aquellos trabajadores que comienzan a luchar
Pues no lo hacen por conciencia sino por necesidad
Ya que el burgués los agrede con total impunidad.

Se mutilan los contratos, se pagan menos salarios
Se ofende la dignidad de cantidad de operarios;
Esto motiva a la gente a luchar por su interés
Aunque al principio no ubican a su enemigo el burgués.

La política –afirman- es ajena a su protesta
Y no se está contra nadie ni se ataca al que gobierna;
Quien habla de esta manera es gente muy atrasada
Apática, indiferente o que anda a “la cargada”.

Y cuando digo política no hablo de los partidos
Que dicen organizarse pa’ defender al jodido;
Hablo de la obligación y de la responsabilidad
Que tiene el ser humano a vivir en sociedad.

Pero no siendo borrego siendo tan sólo manada
Sino como ente activo en la lucha organizada;
Por eso yo no concibo a quien defiende el salario
Y lo hace en abstracto sin ubicar adversario.

No hay lucha sin contrincante y los del trabajador
Son los charros y el gobierno y desde luego el patrón;
Ya con esta me despido no olvides esta lección
Pues patrón, charro y gobierno son siempre el mismo
Ca... ladrón.
EL DIA CONSAGRADO A LA
LIBERTAD DE PRENSA
(Aldo Lara)

(7 de junio)

Hoy es día consagrado
A la libertad de prensa;
Todos dicen lo que quieren
Y también lo que se piensa.

¿Pero en verdad hay en México
esa de libertad de expresión?
Entonces, ¿Por qué hay periodistas
Confinados en prisión?

¿Por qué Menéndez Rodríguez
sufre vil cautiverio?
¿Acaso se le probó
que fuera dinamitero?

¿Es acaso libertad
el que la prensa se venda
no ejemplar por ejemplar
Sino con todo y trastienda?

El siete del mes de junio
Habrá muchos comelitones,
A él concurrirán los magnates
Y también los gargantones.

En cambio en la prisión impía
Sufre el periodista probo
Que purga cautiverio
Por no ser amante del robo.

Allí en la cárcel están
Los que nunca se han vendido;
En cambio de la comelitona
Saldrá el hampón bien corrido.

Pues la prensa vendidita
Tendrá un año más de triunfo,
Más dinero en sus bolsillos
Y más ignominia en su grupo.
EL DIA DE LOS CONGRESOS
(Félix Meza)

Desde hace veinte años
En las ordenes del día de los congresos magisteriales
Hemos hablado del descongelamiento de la vida cara!
De la carestía de la vida en el campo,
En la ciudad, en la vecindad,
En las sonoras colas de los molinos
En el tric – trac de las peluquerías
En el monótono run-run de los camiones
En el aula abandonada de la reforma educativa
Desde hace veinte años
Esperando el salario mediocre
Salve ¡Oh! Maestro de la eterna resignación
Veinte años más caminaremos juntos
Releyendo las ordenes del día
En los congresos sindicales
Veinte años más
En los viejos caminos del conformismo
Bajo las hojas otoñales
De los archivos laudatorios
De las fichas de trabajo
De las constancias de servicio
En la diaria transfusión de la amargura
Salve ¡Oh! Maestro
Enajenador de la niñez salvaje
Por veinte años o más
Estaremos en los congresos magisteriales
Releyendo, rumiando las ponencias del cajón
Descongelaremos, descongelaremos, descongelaremos
La vida cara, la cara dignidad, la dignidad de la cara
El sobresueldo de los nietos siniestros
Del maestro perpetuo digamos por decir algo
Casi, casi educador, casi, casi enterrador
Del hombre, casi del hombre, del hombre.
EL DOCTOR
(Enrique Cisneros L.)

Jué en un rancho de la sierra Allá en la revolución
Cuando quedaban los muertos pudriéndose bajo el sol,
Nos llegó la peste un día, quen sabe de’onde llegó,
Que´ra la fiebre española, la gente ansí la llamó.

Y que se muere don Chon, don Chon el enterrador,
Lo vino a ver don Zenaido que del rancho era el doitor,
Le puso un espejo, y luego que ‘l muerto no resolló
Y que me gritan Canuto, tú y tu compadre Nabor
Entierren ese dijunto, entre más hondo mejor.

Lo líamos en un petate porque ya no había cajón
Hicimos un joyo grande y allí echamos a don Chon,
Y que se oye muy abajo: __No me entierren por favor
¡Estoy vivo...! ¡Estoy vivo! No sean ingratos por Dios.

Y me dice mi compadre: __No li’aga caso a esa voz; échele tierra compadre, ese ya se petatió;
Dijo el dotor que’sta muerto y él, pos pa’ eso estudió,
¡A poco el muerto tarugo va a saber más que’l dotor!
EL DOS DE FEBRERO/72
(Anónimo)

Gime con fuerza y enfurecido, todo
El pueblo mexicano, por él
Nuevo crimen del ejército tirano que
Asesinó el 2 de febrero al guerrillero Genaro; ahora: en ríos,
En selvas y en pueblos
Ondean su estandarte libertario.

Vean y vamos, vamos camaradas
A conquistar la justicia al
Zumbido de las balas
Quedarán ajusticiados los
Ultracriminales de aquí y yanquis, de allá,
El profesor Genaro nos enseñó el camino que al
Zumbido de las balas nos debemos liberar.

Rojo fue su emblema de
Obreros y mixtecos campesinos
Juntos y organizados todos los explotados
Alcemos el FAL en alto y a un solo grito
¡¡Por una patria nueva o morir por ella!!
ELEGIA 1938
(Carlos Drummond de Andrade)

Trabajas sin alegría para un mundo decadente,
Donde las formas y los actos no guardan ningún significado,
Practicas laboriosamente los gestos universales,
Sientes calor y frío, falta de dinero, hambre y deseo sexual.

Los héroes calman los parques de la ciudad donde te arrastras
Y pregonan la virtud, la renuncia, el valor, la reproducción.
De noche en la neblina, abren paraguas de bronce
O se acogen entre los libros de siniestras bibliotecas.

Amas la noche por el poder de aniquilamiento que encierra
Y sabes que, durmiendo los problemas te dispensan de morir.
Pero el terrible despertar comprueba la existencia de la gran máquina
Y te repone, tan pequeño, frente a palmeras indescifrables.

Caminas entre muertos y con ellos conversas
Sobre asuntos del tiempo futuro y negocios del espíritu.
La literatura ha estragado tus mejores horas de amor.
Y al teléfono perdiste el tiempo, el muchísimo tiempo de sembrar.

Corazón orgulloso, tienes prisa por confesar tu derrota
Y postergar para otro siglo la felicidad colectiva.
Aceptas la lluvia, la guerra, el desempleo y el injusto reparto
Porque no puedes, tú sólo, dinamitar la isla de Manhattan.
EL EJEMPLO
(Parodia del Ejemplo)

No me digas que ahora té extrañas
De las marchas y de los plantones
Que realizan todos los maestros
Exigiendo sus soluciones
Y el gobierno contesta muy raudo
Con descuentos y con represiones;
Pero yo voy a dar el ejemplo
De cómo se lucha en la vida
Yo prefiero morir en la lucha
Que vivir bajo tu yugo
Con descuentos y más represiones
Me verás siempre ahí en los plantones.
EL ESQUIROL
(Jack London)

Cuando Dios creó a la culebra de cascabel,
Al sapo y al vampiro, le quedó cierta cantidad
De terrible sustancia, con la que hizo al esquirol.
El esquirol es un animal bípedo
Con el alma en forma de espiral,
Los sesos líquidos y el espinazo
Mezcla de jalea y de cola,
Donde otros tienen el corazón
Él tiene un tumor de principios podridos.
Ningún hombre tiene derecho a ser esquirol
mientras haya un charco de agua
para ahogarse y una soga
lo bastante larga para ahorcarse
Judas Iscariote fue un caballero
En comparación con el esquirol.
Al traicionar a su maestro
No le faltó carácter para ahorcarse
Y el esquirol no lo tiene
El esquirol traiciona a su dios
A su mujer, a su familia y a su clase.
EL GRAN CAMBALACHE
(León Felipe)

¡Qué mal negocio hicistéis, mexicanos!
¡Fue un mal negocio aquel!...
¡El gran cambiazo!
¡El gran cambalache!
Y todo sucedió aquí,
En el primer mercado de América...
Aquellos conquistadores de los caballos,
Aquellos frailazos mercenarios y franciscanos
Eran unos zorros, unos traficantes
Que venían de España,
De la feria de Medina,
De la feria de Medina,
Duchos en trocar pepitas de oro
Por cuentas de abalorio...
Esto fue lo de menos.
Cosas de la soldadesca.
Lo grave fue que os dejastéis cambiar
La pirámide por la cruz,
Y que trocasteis un dios que pedía para sí
La sangre de todos los indios
por un dios que daba la suya
Por todos los indios de la tierra...
Fue un mal negocio aquél cambiazo,
Aquél cambalache... Fue un mal negocio,
Mexicanos,
¿En que estabáis pensando...?
¡Pobre Huitzilopochtli!
¡Qué habrá sido de él!
EL INFERNAL IVA
(Celedonio Nájera Vázquez)

El gobierno es como Dios, y Dios es como el gobierno;
La gloria es para los dos, y para el pobre el infierno.
Son el todo poderoso, se les da un respeto digno;
Pero, con el rico, son bondadosos, y con el pobre mezquinos.

Esta verdad la compruebo con el impuesto del IVA;
Tanto Dios como el gobierno sólo miran para arriba;
Al pobre no le hacen caso, por más que implore clemencia;
Somos burros del trabajo, y nos pagan con indolencia.
Fue un latigazo terrible lo del valor agregado;
Explotar al más humilde, sin mella al adinerado.
EL INSECTO
(Pablo Neruda)

De tus caderas a tus pies
Quiero hacer un largo viaje.
Soy más pequeño que un insecto,
Voy por estas colinas,
Son de color de avena,
Tienen delgadas huellas
Que sólo yo conozco,
Centímetros quemados,
Pálidas perspectivas.

Aquí hay una montaña
no saldré nunca de ella.
Oh que musgo gigante!
Y un cráter, una rosa
De fuego humedecido!

Por tus piernas descendiendo
Hilando una espiral
O durmiendo en el viaje
Y llego a tus rodillas
De redonda dureza
Como a las cintas duras
De un claro continente.

Hacía tus pies resbalo,
A las ocho aberturas,
De tus dedos agudos,
Lentos, peninsulares,
Y de ellos al vacío
De la sábana blanca
Caigo, buscando ciego
Y hambriento tu contorno
De vasija quemante.
EL JINETE VANGUARDISTA
(Parodia del jinete, Sección 22, 1984)

por la lejana montaña,
va cabalgando un charrito
vaga sólito en Oaxaca
pues se le escapó el huesito.

Lleva en su pecho una herida,
Va con su alma destrozada
Porque en Oaxaca a Vanguardia
Se la llevó la... tostada.

Ella quería cartera
y la base dijo esto:
que si ella quiere cartera
“Que la gane en el congreso”.

Pobre de Castro Miranda
Se encuentra ahorita temblando
Porque en Oaxaca los padres
Todos ya están apoyando.

Este paro va pa’ largo
Pues no nos dan el congreso
Pues el SNTE en el D. F.
No quiere hablar de eso.

Y nuestro Pedro Noriega
Sigue luchando, luchando,
Y la base desde acá
Lo estamos acompañando.

Ojalá Castro Miranda
Responda pronto, muy pronto
Porque los niños esperan
La respuesta de este... tonto.
EL JINETE VANGUARDISTA
(Parodia del jinete, Sección 22, 1984)

por la lejana montaña,
va cabalgando un charrito
vaga sólito en Oaxaca
pues se le escapó el huesito.

Lleva en su pecho una herida,
Va con su alma destrozada
Porque en Oaxaca a Vanguardia
Se la llevó la... tostada.

Ella quería cartera
y la base dijo esto:
que si ella quiere cartera
“Que la gane en el congreso”.

Pobre de Castro Miranda
Se encuentra ahorita temblando
Porque en Oaxaca los padres
Todos ya están apoyando.

Este paro va pa’ largo
Pues no nos dan el congreso
Pues el SNTE en el D. F.
No quiere hablar de eso.

Y nuestro Pedro Noriega
Sigue luchando, luchando,
Y la base desde acá
Lo estamos acompañando.

Ojalá Castro Miranda
Responda pronto, muy pronto
Porque los niños esperan
La respuesta de este... tonto.
ELOGIO A LA CLANDESTINIDAD
(Bertolt Brecht)

Es bello
Tomar la palabra en la lucha de clases,
Llamar a las masas bien alto en la lucha
Para que aplasten a los opresores
Y liberen a los oprimidos.

Es difícil y útil el trabajo diario
Imperceptible el tenaz
Y secreto tejer la red del partido.
Ante el cañón de los dueños;
Hablar pero esconder al orador.
Vencer, pero esconder al vencedor,
Morir, pero esconder la muerte.

¿Quién haría mucho por la fama
pero quien lo haría por el silencio?
Pues la fama pregunta en vano
Por los que realizaron la hazaña.
¡Aparezcan un momento
desconocidos de rostros cubiertos
y reciban nuestras gracias!
ELOGIO AL COMUNISMO
(Bertold Brecht)

Es razonable, cualquiera lo entiende. Es fácil.
Tú no eres ningún explotador, puedes entenderlo.
Es bueno para ti. Averigua como es.
Los tontos lo llaman tonto y los sucios lo llaman sucio.
El está contra la suciedad y contra la tontería.
Los explotadores dicen que es un crimen.
Pero nosotros sabemos es el fin del crimen.
No es ninguna locura, sino el fin de la locura,
No es el caos, sino el orden.
Es el sencillo, que es lo difícil de hacer.
ELOGIO AL PARTIDO
(Bertold Brecht)

El individuo tiene dos ojos.
El partido tiene mil ojos.
El partido ve siete estados.
El individuo ve una ciudad.
El individuo tiene su hora,
El partido tiene muchas horas.
El individuo puede ser destruido,
Pero el partido no puede ser destruido
Pues él es la vanguardia de las masas
Y dirige la lucha
Con los métodos clásicos, creados
Mediante el conocimiento de la realidad.
ELOGIO AL PARTIDO
(Bertold Brecht)

El individuo tiene dos ojos.
El partido tiene mil ojos.
El partido ve siete estados.
El individuo ve una ciudad.
El individuo tiene su hora,
El partido tiene muchas horas.
El individuo puede ser destruido,
Pero el partido no puede ser destruido
Pues él es la vanguardia de las masas
Y dirige la lucha
Con los métodos clásicos, creados
Mediante el conocimiento de la realidad.
EL MARTIR DEL DESIERTO (MAESTRO)
(Anónimo)

Maestro:
¿Dónde está tu monumento que el pueblo y
el gobierno en tu honor han levantado?
¿Dónde? ¿Dónde? ¿Dónde está ese monumento?
Si fueras coronel y trajeras un fusil colgado al hombro...
De inmediato ascenderías a general;
¡Te darían cien medallas por cada ser humano
asesinado y pasarías a la historia como un héroe,
¡Cómo un héroe nacional ¡
harían tu efigie en mármol, bronce y oro...
y en ella un escrito que así dijera:

“Salve, ¡Oh mártir! Que cubriste con decoro
las armas nacionales en todas las trincheras”.
Y pondrían tu nombre en las calles,
A los parques, a los jardines...
Y con toque de trompetas y clarines,
Harían por todo el pueblo tu féretro besar,
Y en lugar de cirios...
Estarían cuatro cadetes del Heroico colegio Militar.
Es risible maestro, pero es la realidad.
Tu que luchas a diario por las sierras,
Por los campos y veredas que es por donde
Fuiste regando con tu sangre los caminos
Donde con tu paciencia hiciste gente a tanto campesino;
Donde les enseñaste que entre el lápiz y el abismo
Hay una gran distancia que se llama ¡Analfabetismo!
Con tu sudor se fundaron las aulas de la escuela,
Con tu sabiduría hiciste de cada niño un pájaro que vuela,
Con tu sonrisa llenaste un jardín lleno de rosas,
Y con tu canto nacieron sin querer las mariposas.
Maestro:
¿Dónde está el monumento que el pueblo y
él gobierno en tu honor ha levantado?
¿Dónde? ¿Dónde? ¿Dónde está ese monumento?
Maestro, tú que vives a diario batalla tras batalla,
Sin ruidos de fusiles, sin disparos de metrallas...
Tienes que esperarte medio siglo,
Para que coloquen en tu escuálida mano...
¡La famosa medalla Altamirano!
Una sola maestro, ¡Una sola! No mereces más;
Pues tu espada es gráfito, es gis, es pizarra,
Es papel que no chorrea sangre,
Es arcilla que no hiere, es arcilla que no mata
Es escoria que no sirve en los campos de batalla,
Es polvo que el viento esparce,
Es ceniza que no marca huellas...
Y es un río que perdió por completo el cauce.
Tus esfuerzos de nada sirven maestro,
Tus desvelos a nadie le importan;
Porque el honor y la gloria solo se ganan
En los campos de batalla;
Y tu no te ensañas con los niños que salen
A tu encuentro, no te ríes del dolor que llevas dentro,
Nunca la espalda les das.
¡ Jamás dañas ¡
¡ Jamás hieres ¡
¡ Jamás matas ¡
Tú misión no es destruir vidas, tu labor es construir hombres
Que sepan formar sus propias vidas.
¿Dónde? ¿Dónde? ¿Dónde está ese monumento
que en tu honor se ha levantado?
Cambiaste estrellas y barras y con tu esfuerzo
Dejaste casa, padres y hermanos, por una sola dicha:
Hacer del niño un pavorreal de mil colores.
Dejaste lujos, tapetes y cortinas,
Por una choza humilde y de cartones.
Dejaste mesas con platillos y manteles,
Por cambiar hombres por gentes,
Que sueñan con castillos de oropeles;
¿Y ese sacrificio quien te lo toma en cuenta?
Se ríen cuando pides aumento de salarios,
Se enojan cuando exigen respeto a tus derechos;
¡Se ríen, se burlan, te miran con desprecio!
Y en cambio si te exigen que cumplas el programa,
Que rindas pleitesía a quien te difama,
Que aplaudas sus “conquistas”,
Sus logros y sus famas...
Y que no hables mal de nadie
Porque eso es anirrevolucionario
Si dices la verdad... ¡Cometes sacrilegio!
Si exiges lo que es tuyo... ¡Eres un necio!
Si expresas lo que sientes, ¡No sirves a la causa!
Si tomas la bandera defendiendo campesinos,
En la cárcel te irás pudriendo a pausas;
Y entonces no habrá ni sindicatos ni organismos,
Ni padrinos que tomen por su cuenta tu defensa,
Pero si ven en cambio brillar el sol entre tus manos...
Serás el amigo querido, serás el amigo adorado,
Serás el compadre del alma;
Y tendrán la desvergüenza de tratarte como hermano
¡Que triste maestro se consume tu cuerpo!
Y te resistes a morir en un lecho cuajado de delicias;
lo cambias todo por un puñado de sonrisas.
que vengan a apagar el dolor si estás enfermo,
y llevarte sus caritas grabadas en su viaje
hacia lo eterno, con eso te consuelas,
con eso te conformas; y no quieres
zarzuelas de espada, fusiles o metrallas,
Te humillan los honores con todo y sus medallas,
Te ofenden las limosnas que te dan por aumento,
Degradan tu conciencia las miles de seudorreformas,
Poniendo en duda maestro tu conocimiento
y... tú sigues con tu pecho henchido.
Tu barca en vez de ser la reina de los mares,
Es canoa de ingratitudes y pesares.
Y el campo que laboras, es desierto
Donde habitan las serpientes ponzoñozas...
Maestro:
¡Donde está el monumento que el gobierno
En tu honor ha levantado?
¿Dónde? ¿Dónde?
¿Dónde está ese monumento?
EL MAS HERMOSO PRIVILEGIO
(Aurelio Osuna Jau)

Cuando otros callan
Y esquivan la mirada,
Cuando quieren ocultar
Sus conciencias intranquilas
Con sonrisas monótonas y vanas,
Cuando otros caminan por las calles
Con gesto hosco y van de prisa;
Cuando otros se dejan envolver
Por el silencio ominoso
Que encierra y encadena su alma
Con fríos pensamientos...
Yo voy camino a un campo
Sembrado de nuevas esperanzas,
Hacia la mañana que empieza a germinar.
Cuando otros ensucian sus manos
Buscando el oro que sacie su ambición,
Ponen sombras a su sombra,
Y mandan su conciencia...
Yo simplemente voy y me conformo,
A desenredar el hilo de los capullos
De tiernas orugas, de las crisálidas de ahora,
Las alas del mañana, las nuevas mariposas.
Yo simplemente voy hacia las aguas nuevas,
A confundirme con ellas,
A deshacer y repartir mi corazón
En sus reflejos puros,
A que se beban mi alma,
A reforzar su cauce;
¿Y quién soy? Que gozó el privilegio
de hundir las manos en la tierra,
hurgar en su pecho,
tocar su corazón y adivinar su canto,
para dejarlo luego
en las manos de los labios,
en los ojos inocentes que se abren a la vida,
que buscan su sendero?
¿Quién soy? Que soy dueño de
ese hermoso privilegio?
No puede ser posible
Que aún no lo hayan adivinado.
Yo soy el artesano
Que forja el barro de la vida,
Soy el orfebre que rompe su alma de barro,
Para dejarla repartida
En las mentes y en los brazos
De los que son ahora los que serán mañana.
Esa es mi vida cada día,
Buscar con la sonrisa reflejos de sonrisas,
Buscar con la ternura la ternura,
Buscar con la paciencia la respuesta,
Y darle forma poco a poco a nuevos pensamientos
De horizontes abiertos a la espera.
Para luego volver a casa
Con la satisfacción suprema,
Con el alma revivida,
Con la alegría inmensa de la misión cumplida,
Que nadie puede arrebatarme,
Ni el odio, ni la corrupción, ni la mentira,
Ni la amargura, ni la envidia.
Soy sembrador, navegante, artesano y obrero...
¿Aún no lo saben?
¿No han visto en mis ojos el alma que se escapa.
Que grita con el viento?
Soy poseedor del más hermoso privilegio.
¿Saben quien soy?... ¡Soy maestro!
Ahora y siempre, alzo la voz,
Para decir con el orgullo más auténtico,
Delante de ustedes y el mundo entero:
¡Soy maestro! ¡Soy maestro!
Con la alegría inmensa de la misión cumplida,
Que nadie puede arrebatarme,
Ni el odio, ni la corrupción, ni la mentira,
Ni la amargura, ni la envidia.
Soy sembrador, navegante, artesano y obrero...
¿Aún no lo saben?
¿No han visto en mis ojos el alma que se escapa,
que grita con el viento?
Soy poseedor del más hermoso privilegio.
¿Saben quien soy?... ¡Soy maestro!
Ahora y siempre, alzo la voz,
Para decir con el orgullo más auténtico,
Delante de ustedes y del mundo entero:
¡Soy maestro! ¡Soy maestro!
Esta es mi voz, este es mi pecho,
Estas son mi alma y mi sangre
Dispuestos a la lucha.
¡Aquí están mis manos!
¡Esta es mi conciencia y mi canción!
¡Mi corazón de maestros!
Forjador de almas y conciencias,
Orfebre del pensamiento,
De fracasos y de éxitos,
De alegrías y tristezas,
Dejando los ojos en los libros,
Para encender la luz en la mente de los niños.
¡No soy mártir, ni apóstol!
¡Ni héroe, ni guerrillero!
Simple y sencillamente,
Repito con orgullo: ¡Soy maestro!
¿Acaso iluminar los horizontes,
modelar los pensamientos,
romper la oscuridad y el silencio
no es el más hermoso privilegio?
¿Acaso alguien puede quitarnos las mil satisfacciones,
que a pesar de injusticias, de sufrimientos y calumnias,
hemos ganado siendo maestros?
Por eso, cuando otros callan,
Cuando esconden su conciencia,
Cuando pintan sus rostros de mentiras y silencio,
Yo alzo la voz y digo con orgullo,
Con legítimo orgullo,
Porque esta es mi bandera y mi credo: ¡Soy maestro!
así, respondo, con coraje, a la ignorancia y la injusticia
que no han visto mi alma repartida;
así digo al ciego, al sordo, al necio,
a todo aquél demente y de conciencia oscurecida;
¡Soy maestro!
¡Por fuera, por dentro!
¡de pensamiento,
de conciencia,
de sentimientos,
de corazón, de acciones!
Le grito al mundo entero:
¡SOY MAESTRO!
¡Aquí estoy!
Por vocación, por convicción,
Por amor... ¡SOY MAESTRO!
EL OBRERO
(Anónimo)

Es la tiniebla... en sus nidos,
Ya los pájaros cantores
Ha tiempo que están dormidos;
Las niñas sueñan amores;
Ya están todos extinguidos
De la ciudad los rumores;
Ya no hay ni cantos perdidos
De nocturnos trovadores.

El... sólo él... el artesano
Trabaja y vela sonriente,
Y piensa en su esposa ufano,
Y su vigor sobre humano
Acrece más, aunque siente
Chorreando sangre en su mano,
Bañada en sudor su frente.

El sabe que Dios ha hecho
De la noche más oscura
Un suave regazo, un lecho
Al afán y a la amargura...
Lo sabe pero en su pecho
La eterna fatiga dura;
Que sólo bajo su techo
No hay noches en la natura...

Es la luz... todo animado
Se agita por fuerza extraña;
Sube el sol cóndor osado;
Y el ala en su fuego baña;
Vaga el salvaje, extraviado,
Muy lejos de su cabaña;
Cruza el barco el mar airado,
Cruza el siervo la montaña.

Sólo él... cuando el sol hermoso
Libertad a todos trajo;
Cuando todo es alborozo
Allá arriba y aquí abajo,
Sólo el obrero afanoso
Se encadena a su trabajo
Ah como un Dios bondadoso
Tanta pena hacia él atrajo.

Dejadle... sí el Dios del cielo
Muy hermoso hizo este mundo,
El obrero en su desvelo,
Lo hace más bello y fecundo;
Del arcano rasga el velo
Su ingenio vivo y profundo,
Es entonces, en el suelo,
Nuevo creador, dios segundo.

Oh... no turbéis sus labores...
Tú, obrero, el bien nos repartes;
En donde hay trabajadores
Tiene el progreso baluartes;
Allí el saber sus fulgores
Derrama por todas partes,
Y da sus frutos mejores
Allí el pensil de las artes.

Dejadle... que allí elabora,
En el taller, con sus manos,
La evolución salvadora
De los destinos humanos;
Él, que a la nación ahora
Hace de hombres ciudadanos,
La hará universal señora
De pueblos todos hermanos.

Sí de una extranjera guerra
Mañana el trueno retumba,
Lo veréis que el taller cierra,
Que un trono imperial derrumba,
Haciendo temblar la tierra;
Que el primero que sucumba
El será, que no se aterra
ni a los bordes de la tumba.

Dejadle la abeja errante,
Los vientos, el campo ameno,
El volcán amenazante,
El mar de borrascas lleno,
Y aún el astro más brillante
De ese azul cielo sereno,
Todo es trabajo constante
Del universo en el seno.

Trabaja incesantemente,
Obrero, a tu hermano unido,
Y así serás prepotente;
Un arroyo a otro reunido
Forma un hermoso torrente.

Esa unión, hoy mariposa
Que ensaya su débil vuelo,
Podrá mañana, afanosa,
Como águila poderosa,
Trasponer lo azul del cielo.

Esa unión, nube hoy ligera,
Que en cielo de primavera,
Con ala del ángel se tiende,
Podrá después si se extiende,
Fecundar la tierra entera.

Ella, tomada por guía,
Hace de obreros unidos,
Sonrisas de una alegría,
De un gran corazón látidos,
Fulgores de un mismo día.

Instrúyete ¡Oh artesano!
Y tu empuje soberano
Alzar podrá todo velo;
Podrá registrar tu mano
Abismos de tierra y cielo.

Que así como vuela el ave
Cuando el cielo está sereno;
Cual feliz cruza la nave
Del mar el tranquilo seno,
Si la impulsa brisa suave:

Como en la verde llanura
Arroyuelo cristalino
Mil dulces cosas murmura,
Cuando mira, en su camino,
Florecer su margen pura;

Así, sí en su frente el hombre
Del saber recibe el beso,
Es feliz hasta el exceso;
Vive vida de renombre
Vive vida de progreso.

Pero el genio no es bastante
Perfección, aunque en sus vuelos
Al espíritu levante
Tan alto, que allá en los cielos,
Por sobre las nubes cante.

No que si el genio camina
Aislado y sin la bondad,
Aunque es fuego que ilumina,
Es un fuego que calcina
Cual fuego de tempestad.

Será entera tu grandeza
Cuando por el bien te escudes;
Cuando a tu instrucción anudes
Un lauro de más belleza:
El lauro de las virtudes.

Que es entonces, si se anima
Con la virtud el talento,
Cuando el genio se sublima,
Sol que todo lo reanima
Al contacto de su aliento.

Si sufre tu hermano duelos,
Sé para él dulce clemencia;
Sé, dándole tus desvelos,
De los que hacen su existencia
Sendero para los cielos.

Misión santa y bienhechora,
La de aquel que va en la vida
Siendo entre sombras aurora,
Restañando cada herida,
Consolando a aquél que lora.

Bello es ser cual fresca brisa
Con la moribunda rosa,
Ser, entre el dolor, sonrisa;
Ser, cual corriente amorosa,
Que todo lo fecundiza.

Que tu virtud nunca muera;
Haz tu corazón de aquellos
Que esparcen bienes doquiera,
Como los astros, destellos,
Y flores, la primavera.

Del vicio, huyendo, camina;
Busca la virtud doquiera,
Como el ave pasajera,
La afanosa golondrina,
Sólo busca primavera.

Traspón del trabajo el puerto,
Piérdete en su mar profundo...
Si ves primero un desierto,
Después... habrás descubierto
+tras ese mar, otro mundo.

Con paso firme camina,
Que sí espina tras espina
Has hallado en la jornada,
Una corona sagrada
Nuestra historia te destina.

No desmayes, agiganta
Ese anhelo de victoria
Conque hoy tu alma se levanta:
Que hoy no hay ambición más santa
Que la ambición de la gloria;

Que si esta mil formas tiene
Y en todas ellas mantiene
La beldad que al suelo trajo,
Más hermosa es cuando viene
En la forma de trabajo.

Que el ser tu padre un obrero
Aliente tu afán profundo...
No olvides en tu sendero
Que el gran redentor del mundo
Fue el hijo de un carpintero.
EL PLANTON
(Tirso René Aquino Vásquez)

Yo sé bien que con vanguardia
Estaremos siempre en guardia
Y no dejarnos ganar
Ganar y ganar, ganar y ganar.

Dirán que quieren un hueso
Para darnos el congreso
Jamás lo van a lograr.
Con quincena o sin quincena
Pediremos el congreso
Porque tenemos razón
Ni un pie atrás daremos
Ni nunca claudicaremos
Seguiremos en plantón.

Un buen padre de familia
Me enseñó que mi destino
Era luchar y luchar,
Luchar y luchar, luchar y luchar.

Después me dijo un obrero
Que aunque me costara el cuero
No me debería rajar.

Con quincena o sin quincena...
EL POETA ANONIMO
(Modesto Lidio Alavez Barragán)

Es la piedra increíble que flota en el océano
Lanzada desde la rebeldía Relampagueante del
Encabronamiento, es el grito contenido en la garganta
Eventual de la protesta íntima del hombre,
Es el retrato original del que tira la piedra
Y esconde la mano, armada de ansiedad precisa
Y tira la piedra cuando siente que le parten el hocico,
Y al confrontar su comodidad cotidiana
Inadvertida, esconde el hombre
Y el poema chingón, lo apadrina el vago anonimato;
Pero cuidado; no siempre el autor esconde el nombre,
También el subrepticio declamador de feria
Que le teme a decir un nombre ajeno
Es algo que le llega hasta los ejes;
Sea como sea, ese poema bastardo
Se filtra a la inquietud de un pueblo
apendejado que despierta
y se convierte en mierda histórica el poema,
el anónimo poema que a pesar de esto
necesitamos mucho los que vamos
oyendo chingaderas por el mundo.
EL POETA ES UN OBRERO
(Vladimir Malakovski)

Se le ladra al poeta: “¡Quisiera verte con un torno!
¿Qué, versos? ¿Esas pamplinas?
¡Y cuando llaman al trabajo, te haces el sordo!”
Sin embargo es posible que nadie
Ponga tanto ahínco en la tarea como nosotros.
Yo mismo soy una fábrica.
Y si bien me faltan chimeneas
Esto quiere decir que más coraje me cuesta hacerlo
Sé muy bien que no gustáis de frases vacías
Cuando aserráis la madera es para hacer leños
Pero nosotros qué somos sino ebanistas
Que trabaja el leño de la cabeza humana.
Por supuesto que pescar es cosa respetable.
Echar las redes ¿Quién sabe? ¡Tal vez un esturión!
Pero el trabajo del poeta es más beneficioso:
La pesca de hombres vivos, esto es lo mejor.
Enorme, ardiente es el trabajo en los altos hornos
Donde se forja el hierro chisporroteante
¿Pero quién se atrevería a llamarnos holgazanes?
Nosotros bruñimos las mentes con áspera lengua.
¿Quién es más aquí? ¿El poeta o el técnico que procura
a los hombres tantas ventajas prácticas? Los dos.
Los corazones son también motores.
El alma es también fuerza motriz.
Camaradas de la clase trabajadora.
Propietarios del cuerpo y del espíritu.
Solamente unidos podremos
Engranar el universo, acelerar el ritmo de su marcha.
Ante una oleada de palabras, levantemos un dique
¡Manos a la obra! ¡Al trabajo nuevo y vivo!
Y a los que discursean que se los manden al molino,
¡Para que el agua de sus discursos haga girar sus aspas!.
EL PUEBLO SE DESPIDE DEL PRI
(Parodia Mi ranchito, Sección XXII, D-I-27)

Adiós Cariño perdido
Ya me di cuenta de tu traición,
Yo voy a cambiar de amores
Para ayudar a mi gran nación.

Te dejo dos borreguitos
Pa el simulacro de votación,
Les pagas bien el pasaje
También la alimentación.

¡Ay, corazón que te vas
para nunca jamás!
Ni me digas adiós
¡Ay!, que tristeza me da
cuanto tiempo perdí
Sin poder despertar.

El “Trampas”, los jongitudes,
Fidel Velázquez, José el llorón,
Juntitos con Díaz Serrano
Caray, robaron a mi nación.

Robaste hasta los colores
De la bandera de mi nación,
Y cuando el pueblo te llama,
Caray, te metes hasta el rincón.

¡Ay!, corazón que te vas...

mentiras y más mentiras
con tu cantada revolución,
malaya sea la cosa
caray, tenemos devaluación.

Tú tienes cinco razones
Muy poderosas para llorar,
Le tienes miedo al endino
Porque su gente sabe luchar.

¡Ay!, corazón que te vas...

te importa más tu vanguardia
nada te importa la educación,
que chulo te ves de charro
ladrón eterno de mi nación.

Que bien que te apoyas en curas
De chocolate con su sermón,
Persigues a Lona Reyes
Porque es curita de convicción.

¡Ay!, corazón que te vas...
EL PUEBLO UNIDO JAMAS SERA VENCIDO
(Inti illimani) (Canción)

El pueblo unido, jamás será vencido
El pueblo unido jamás será vencido
El pueblo unido jamás será vencido.

De pie cantar, que vamos a triunfar,
Avanzan ya, banderas de unidad,
Y tu vendrás marchando junto a mí,
Y así verás tu canto y tu bandera florecer,
La luz de un rojo amanecer anuncia ya,
La vida que vendrá.

De pie marchar, que el pueblo va a triunfar,
Será mejor la vida que vendrá,
A conquistar nuestra felicidad
Y en clamor mil voces de combate se alzarán,
Dirán, canción de libertad,
Con decisión la patria vencerá.

Y ahora, el pueblo que se alza en la lucha,
Con voz de gigante gritando: ¡¡Adelante!!
El pueblo unido, jamás será vencido,
El pueblo unido, jamás será vencido,
El pueblo unido, jamás será vencido.

La patria está forjando la unidad,
Del norte al sur se movilizarán,
Desde el salar ardiente mineral,
Al bosque austral,
Unidos en la lucha y el trabajo irán,
La patria cubrirán, su paso ya,
Anuncia el porvenir.

De pie cantar que el pueblo va a triunfar,
Millones ya, imponen la verdad,
De acero son, ardiente batallón,
Sus manos van, llevando la justicia y la razón.
Mujer con fuego y con valor,
Ya estás aquí, junto al trabajador.
Y ahora que el pueblo, que se alza en la lucha,
Con voz de gigante gritando: ¡¡Adelante!!

El pueblo unido, jamás será vencido,
El pueblo unido, jamás será vencido,
El pueblo unido, jamás será vencido.
EL PUEBLO VICTORIOSO
(Pablo Neruda)

Está mi corazón en esta lucha
Mi pueblo vencerá
Todos los pueblos vencerán uno a uno.

Estos dolores se exprimirán como pañuelos
Hasta enjugar tantas lágrimas vertidas
En socavones del desierto
En tumbas, en escalones del martirio humano.
Pero está cerca el tiempo victorioso.
Que sirva el odio
Para que no tiemblen las manos del castigo,
Que la hora a su horario
En el instante puro
Y que el pueblo llene las calles vacías
Con sus frescas y firmes dimensiones.
Vuestras manos en alto,
Aquí está mi ternura para entonces
La conocéis no tengo otra bandera
Aquí está mi ternura para entonces
La conocéis no tengo otra bandera.
EL RECLAMO DE FABIAN
(Jesús F. Mendoza)

¿Platicamos papá?
¿Platicamos mamá?
No toques,
No juegues,
No brinques,
No salgas.
No abras.
No ensucies.
No vayas.
No subas.
No bajes.
No tires.
No riñas.
No.
No.
No.
Soy un niño y necesito actividad.
Jugar es importante y sagrado para mí.
Jugar es importante y sagrado para mí.
Soy un niño.
Soy un niño.
Soy un niño y no puedo y debo pensar y actuar como adulto.
Si, vivir mi niñez con alas y sueños de papel dorado.
Queremos afecto.
Queremos amor.
Aliento.
Tolerancia y comprensión.
Ofrecemos nuestra alma limpia y noble.
Ofrecemos nuestra alma limpia y noble.
Soy una semilla.
Riégame con agua de esperanza.
Soy un surco.
Siembra en él sinceridad.
Soy una flor.
Transformame en fruto con cariño.
Soy un río.
Y no quiero desbordarme,
enséñame a correr uniforme por el mundo.
Respétame.
Porque quiero respetarlos.
Acepten mis defectos.
El hombre perfecto no ha nacido.
Y creo que nunca llegará.
Soy feliz cuando ríen con nosotros.
Y siento que la luz nos acompaña.
Y siento que la risa nos contagia.
Pero sucede tan pocas veces.
¡Es una lástima!
Si tengo mucho amor
No importa si no tengo canastas de juguetes
No importa si no tengo canastas de juguetes.
Veo el sol y me parece bello.
Veo el sol y me parece mío.
Veo el sol y me parece eterno.
Veo morir la tarde y me parece triste.
Y así comprendo que la tristeza existe.
Por eso, debes enseñarme a sufrir y a vivir independiente.
Y a probar las fuerzas de mis alas.
Y a enguirme ante los golpes del destino.
Quiero soñar que puedo.
Quiero soñar que puedo.
Quiero soñar que puedo
Quiero soñar que puedo.
Y si me ayudan a probar que puedo,
Intentaré llegar al sol.
Quiero manifestarme plenamente.
Quiero elegir.
Mi ropa.
Quiero aprender a elegir.
Mi deporte.
Quiero aprender a elegir .
Mis amigos.
Quiero aprender a elegir.
Mis diversiones.
Quiero aprender a elegir.
Mi carrera.
Quiero aprender a elegir.
Es importante sentir que soy yo mismo.
Es importante sentir que soy yo mismo.
Porque ustedes.
Y mi amigo.
Y mi primo.
Y mi hermano.
Y yo.
Somos diferentes.
Somos diferentes.
¿cómo pueden compararnos?
¿Cómo pueden exigirnos iguales resultados?
¿Cómo pueden exigirnos iguales resultados?
No quiero ser el retrato de nadie. Necesito ser yo mismo.
Necesito ser yo mismo.
Necesito saber yo, sus razones para mandar
Y decir lo que prohiben.
Quiero luchar.
Y luchar.
Y luchar.
Para obtener las cosas.
Para merecerlas.
Es necesario que batalle para conseguirlas.
Quiero identificarme contigo papá.
Quiero identificarme contigo mamá.
Sin embargo les molesta que actúe como ustedes.
Como los personajes del cine.
Como los personajes del cine.
Como los personajes de la televisión.
Como los personajes de estas sucias revistas
Que ustedes traen a casa.
Me engañan.
Me engañan y son los únicos modelos que yo tengo.
No quiero consignas.
Para mí nada está previamente elaborado.
Tengo hermanos amarillos.
Tengo hermanos blancos.
Tengo hermanos negros.
Y muchos tienen hambre.
Y muchos tienen frío.
¿Porqué pretenden ignorarlo? No disfracen la verdad.
Así no andan bien las cosas.
He nacido libre.
He nacido libre.
A nada debo temer.
¿Porqué pretenden asustarme?
¿Porqué se esfuerzan para que tema a brujas,
diablos y fantasmas que ustedes inventaron?
¿A cuál terror divino se refieren?
¿A cuál terror divino se refieren?
Será que se muestran incapaces para explicarme
La razón de mi existencia.
¿Será eso mamá?
¿Será eso papá?
Sin embargo tengo fe en ti.
Sin embargo tengo fe en ustedes.
Mi mundo está aquí y ahora.
¡Adelante camaradas!
¡Adelante camaradas!
Otro sol a de vestir nuestros anhelos.
EL REGALO
(Abraham Rivera Sandoval)

Muy bien jovencito, bienvenido a clases,
Por fin encontraste el camino a la escuela,
Con tu hipocresía ahora vas llegando
Abriendo la boca bribón sinvergüenza.

Hace tiempo que aquella butaca
Que está a tu derecha ha estado vacía,
Y llena de polvo esperando ansiosa
a que tu vinieras.

En la lista diaria ya te di de baja
Y estoy segura que el año no apruebas,
Tienes reprobadas todas las asignaturas
Sólo puros ceros valen tus materias.

¿Acaso algún premio de la lotería te tocó?
¿Y por eso faltas a la escuela? Pues mira,
si es sólo por eso, o juro y me encargo
que te vas para afuera.

¿Dónde están los libros? ¿Dónde las tareas?
¿Dónde el distintivo? Que te da derecho
a estar en la escuela.
Mira esos cabellos. Mira esos zapatos,
Esos pantalones rotos de las tiernas
No se como diablos hoy se te ha ocurrido
Venir a la escuela, llegar dizque a clases.

¿Acaso la feria tiene más importancia y valor
en los ejercicios de todas las ciencias?
Responde preciso ¿Porqué no has venido?
No sé que cosa estás escondiendo
No sé que diablos en la mano aprietas,
Acaso te robaste alguna cosilla
De la casa ajena y por eso faltas a la escuela.

Presenta las manos dime lo que escondes,
Con mucha insistencia hoy voy a golpearte
Por ser indeseable, no vaya a ser luego
Que yo me arrepienta.

Maestro, maestro mil perdones
Todo el mundo dice que usted es muy bueno
Que se carga un alma muy noble y muy grande
Y como es humano va a considerarme
Cuando sepa a fondo mi grande tragedia.

Yo me la partía haciendo mandados,
Vendiendo periódicos, haciendo faenas,
Yo necesitaba ganar hartos fierros
Para medicinas de mi madre enferma.

Hace unos dillitas, me dijo mi madre,
Hoy no te me sales ni vas a la escuela,
Ya me estoy sintiendo más mejoradita
Hazme una tizana con menta y canela.

Yo salí corriendo estaba muy contento
De ver aliviada a mi madre enferma,
Pensando que todo podría subsanarse
Y que muy pronto volvería a la escuela
Conseguí unos panes y un poco de azúcar
Y unas rajas grandes de buena canela.

Llegando a mi casa iba yo silbando
Una tonadita que aprendí en la escuela
Y abriendo la puerta mi madre con ansias
Me llamó y me dijo: mi hijito, mi hijito,
Yo te quiero mucho más es necesario
que la verdad sepas, tú vas a quedarte
sólito en la tierra dios me está llamando,
ya miro su cara, ya siento su esencia
que Dios te bendiga, todos,
todos mis consejos no olvides, recuerda.

Por eso le pido que usted me comprenda
Y me dé permiso de vivir un tiempo,
Aquí en esta escuela, no faltaré a clases
Mi comportamiento será de primera,
yo se lo prometo, voy a recuperarme
y a llenar de dieces mi boleta.

Pero mire, tome lo que yo escondía es una reliquia
Con una cadena; me dijo mi madre
Que el día del maestro yo se la obsequiara
Que yo se la diera, tome usted maestro
No me la desprecie porque estos deseos
Fueron de mi madre que esta bajo tierra.

Tomé aquel tesoro, abrace a aquél niño,
Sin padre, ni madre, sin nada en la tierra
Y como un regalo del día del maestro
Lo adopté como un hijo lleno de tristeza.
EL REMEDIO
(Rafael Romero)

Al pueblo se le encuentra refundido
En la miseria vil por los sicarios;
Por causa de los ricos reaccionarios
El indio desfallece desnutrido.

Este país de gringos invadido
Con la complicidad de funcionarios
Que se hacen en un rato millonarios
A costillas del pueblo empobrecido.

Frecuentemente el malestar palpita
En contra de los líderes negreros
Cuya ambición voz se precipita.

Al soportar a jueces dinereros,
Otra revolución se necesita
Para colgar a todos los rateros... !
EL RENCO
(Abraham Rivera Sandoval)

¿Qué si te quiero?
Remucho de plano que te respeto
Pos a todititos tu les das
La educación con empeño
Aquél año que llegaste; a la escuela de mi pueblo.

Te vi cara de curita, merólico o marrullero
Y aunque té vias arreglao o te vi cara de menso
Tu escuela sé “jue” llenando de hartos escuincles chimecos
Unos chicos y otros grandes, unos listos y otros mensos
Pero todos mugrosotes, todos con pelos regueltos.
Mocudos y fajaos, sin lápiz y sin cuadernos.

No se como te aguantaste tanto endino de mi pueblo:
Pues eran como demonios de malcreados y serperos
Nomás te estaba yo espiando sobre la tapia del templo
Pa’ ver que demonios ibas a hacer con tanto mocoso
Como si “jueras” su padre te lo llevaste al riachuelo
Les lavaste suavecito; cara, pies, manos y cuerpo...
Más “crioque” también les lavaste el alma de aquellos lelos.

Porque luego regresaron rebonitos y contentos
Té vi echarle harto pico, te fajaste rete recio;
Trabajaste noche y día tupiéndole como negro...
Les hacías hartos trabajos: payasos, toros, muñecos...
Les enseñaste las cuentas, las ciencias y el alfabeto.

También todos los alumnos contigo, retecontentos
Y al año, como navajas, estaban de puros leídos;
Poco a poquito tu mano. Al pie toditito tu empeño
Cambiaron aquella cara que presentaba mi pueblo
Antes no nos visitaban los señores del gobierno
Y ahora llegan personajes de Oaxaca y hasta México.

La culpa la tienes tú, pues el pueblo todo entero
Lo has cambiado toditito pa´que luzca como nuevo
Pero en esta ocasión, que dizque es día del maestro
Te han hecho mucho relajo allá donde estás viviendo
Te llevaron mañanitas, hasta flores y un montonero de gente
Dizque para abrazarte y hasta para darte un beso
Ya se acaban con tu fiesta, contigo está el pueblo entero,
Sólo yo, sólo yo, no me he arrimao, pos de plano té haigas el pelo,
Me da muina tu fiesta, me encorajina ver esto.

Siento a lo macho harta tierra, siento envidia, siento celos,
No he recibido la luz que tu trajiste a mi pueblo...
Por eso me caes re’ gordo, por eso, sólo por eso.
Ya que la maldita suerte me dejó de al tiro rengo
Mi suerte tan desgraciada, además quiso que yo fuera tuerto
Pa’ que te iba yo a seguir si me ibas a ser el feo.
Te ibas a burlar de mí para aumentar mi sufrimiento
Por eso me caes re’ gordo, por eso sólo por eso.

Un libro yo te robe pa’ ver si podía yo leerlo
Y a escondidas te escuché sobre la tapia del templo
Me he pasado como iguana, casi, casi un año entero;
Oyendo todas tus clases y tus cosas aprendiendo.
Como yo no tengo nada y además por ser muy feo
No he podido en este día estar contigo... maestro
Pero la verdad de Dios que hasta salud te deseo
Pues aunque te digo te odio: En verdad te estoy queriendo.

Todos te ofrecen canciones, yo mi silencio te ofrezco
Otros te dan porque tienen, yo no te doy por que no tengo
Pero cuando la verdad llegue a tu vida maestro...
O cuando todos te abandonen porque estás enfermo y viejo;
Yo llegaré junto a ti y me sentiré contento,
Pa’ poderte servir de algo en el amargo momento.

Cuando tu te quedes sólo sin amigos ni dinero,
Sin que se acuerden de ti, niños, hombres, ni gobierno,
Ojalá te pueda ver, ojalá te vea sonriendo,
Pa’ decirte que en la vida la gratitud es un templo
Y si mueres maestrito, ojalá que sea en mi pueblo
Sólo para cerrarte los ojos y llevarte al cementerio,
Que pa' seguirte admirando no le hace que este rengo
Y pa' llorar sobre ti... poco importa que este tuerto.
EL SALVADOR VENCERA
(Anónimo)

Madre naturaleza
También tú eres guerrillera
Tu cuerpo de volcán y de selva
Abraza a nuestros hermanos.

Tus bosques y montañas
Disparan contra el enemigo
Escondes los caminos
Las veredas y los ríos.

La lluvia que dejas caer
Les dificulta el paso, los desespera
Tus frutas y legumbres
Alimentan a los pobres
A los poetas de la revolución
...a los guerrilleros.
que galopa sobre siglos.

Tus pájaros multicolores
Cantan... cantan...
Cantan la victoria final.
EL SOLDADO
(David Huerta)

el desierto de la guerra es inmenso
encendido en el esplendor de los días
veo cómo no tiene llamas cómo no tiene sangre
sólo un sol de largos metales afilados
al igual que mi luciente bayoneta.

Está inmóvil pero vibra
El desierto de la guerra es obstinante
Su luz me ciega no me deja dormir

He leído sobre batallas he escuchado hablar de ellas
La batalla de lanzas de Junín
El resplandor sanguinario de Borodino
La perfección estratégica del invicto general Obregón
La temeridad y el ingenio de los vietnamitas en la selva

Pero esto no es la selva sino el desierto
El mudo enorme desierto de la guerra desconocida
Nunca he estado en una batalla
Es muy posible que yo nunca tenga ese vértigo.

¿Viviré siempre enceguecido
por el ardor del desierto de la guerra
que se extiende ante mí como una mentira cósmica?
¿La guerra es nada más que una ficción magnifica y vacía?
EL TIEMPO PASA, PERO NO EL CHARRO
(Parodia de Tristes Recuerdos, Sección XVIII)

El tiempo pasa, y no me voy a rajar,
Porqué ya gané el congreso aquí en Michoacán
Y aunque quieran convencerme con charros no he de rolar.
Democrático voy a ser hasta el final,
El pelón y Elba Esther tienen que tronar
Me están atemorizando pero no voy a cambiar.

Un cambio pero con democracia
Eso es lo que queremos en todo Michoacán.
Congreso que no han respetado
Por eso estoy plantado.

Espero que tú hoy luches igual que yo,
Dondequiera que te encuentres
Espero que tú,
Luches por la democracia y un salario mejor.

Un cambio...
EN EL FUTURO
(Roque Dalton)

Cuando nuestra sociedad sea
Básicamente justa o sea socialista
En las conversaciones de la cervecería
A la hora de las confesiones íntimas
Más de alguno dirá con la mirada baja
“Yo tuve propiedad privada
sobre medios de producción”
como cuando hoy decimos “Yo tuve sífilis”
“Yo tuve tendencias aberradas en lo sexual”.
EN EL LIMITE MAS LEJANO DEL MAR
(Osten Sjostrand)

En el límite más lejano del mar,
Donde ha naufragado el navío de la confianza,
Donde la voluntad y el propósito se han dividido,
Partido en dos, como cuaderna y timón,
Y el corazón ha perdido todos sus estabilizadores,
Allí te vi, te vi a ti que nos contemplas, a ti
Que nos obligas a franquear todos los límites
Más allá del agua y de la tierra, más allá
De lo visible, entrando en el silencio.

En las tinieblas más íntima del cuerpo,
Donde una vez cantaron los cielos,
Pero ahora está silenciosa,
En una naturaleza devastada, asolada,
Y el pulso late como el de un animal
Que de repente sabe que en su interior lleva la luz,
Allí te vi, te vi a ti que nos contemplas,
A ti que nos obligas a franquear todos los límites
Más allá de lo visible, entrando en el silencio.

El terror se cubre con un tejado de hojalata
Para protegerse contra el fuego devastador
De suelos de piedra podridos, de una tierra desgarrada que el horizonte ya nunca más protegerá,
surgió el vaho de la nada. Y yo oí la mudez, lo mudo.

Un pueblo que ha perdido su idioma, sus palabras,
Se pierde en el desierto del vacío. Oí la mudez, lo mudo
Pero la mudez, no era el límite más lejano y más íntimo.
Yo hablaré de nuevo en un idioma que se ha conservado, con palabras que de nuevo hunden sus raíces en una tierra abandonada por los muertos por la propia nada.
Y allí dónde se hayan borrado las huellas heladas
Hablarás, tú, desconocido, no sobre lo que es el principio
o el fin, sino sobre lo que es ser.

Y las piedras arden. Y el agua late.
Y las montañas se ondulan y se desplazan lentamente
Hacia los polos de la tierra, hacia los desiertos de la tierra, también hacía un prado ribereño del norte de Europa donde el deshielo de la nieve da a luz nuevas palabras
creadoras de confianza.

Tú nos sigues, el de los rasgos desconocidos,
A través de las tinieblas de los vivos
Camino de la estrella que solitaria
resplandece en aire negro.
ESE
(Abraham Rivera Sandoval)

Villa de Ayala, Mor., a 15 de mayo de 1973

Ese que va por la calle o por la ruta escarpada,
Sobre el polvoso camino o la cuesta solitaria.
Ese que va a los lugares de la provincia lejana,
Que lleva sed en los labios y un manantial en el alma.

Ese que come mendrugos predicando la abundancia,
Ese que clama justicia aunque justicia no haya.
Ese que prodiga amor y que nunca amor alcanza,
El que regala sonrisas, el que consuela, el que ama.


Ese que el mundo construye, el que en silencio trabaja
Dejando siempre la vida sobre el ara de la patria.
Ese que apura la copa de la ingratitud amarga,
Para morir en silencio, solito, con su esperanza.

Ese que cultiva mieses que ilumina la alborada,
Ese que enciende las luces en las mentes y en las almas.
Ese que comprende penas el que problemas allana,
El que dirige inquietudes, el que las almas inflama.

Ese que ilumina ideales señalando la lontananza
La paz y la libertad que sueña la especie humana.
Ese que transforma al hombre, ese que redime al paria,
El que cimenta naciones, el que la gloria arrebata.

Ese que como JESUS lleva cruz dura y pesada,
Que lleva pálido el rostro y la frente coronada.
El que va por el camino fija en lo alto la mirada,
El del corazón inmenso, el de la eterna palabra.

Ese que va por el mundo con un nudo en la garganta,
mientras guijarros y espinas punzan y sangran sus plantas.
Ese incomprendido ser, el que por la calle pasa
Bajo una lluvia de escarnio de la gente congregada.

Ese que recibe el golpe, la blasfemia y la pedrada,
O el oscuro de la entrega de una humanidad ingrata.
Es eque sana el dolor del que vaga en la ignorancia,
Ese que al pueblo le dá con la vida, la esperanza.

El que multiplica panes, el que eleva la plegaria
Dictando ejemplo de fe sin importar la borrasca.
Ese que es luz permanente, ese que siempre es fontana,
Ese que es lección eterna, ese que es perfume y flama.

Ese que el mundo desprecia y que falsamente aclama,
Ese que va por la vida sembrando espigas y palmas.
El que interpreta el encanto de los niños en el aula,
Porque asimila el concepto de lo que es honrar la patria.

Ese que poquito a poco va perdiendo la prestancia
El que imperceptiblemente ve que su vida se acaba.
Ese que al sepulcro irá sin muchedumbre enlutada y que no tendrá banderas tricolores, a media asta.

A ese que sólo el olvido lo cobijará en la nada
Ese es el má simportante porque de todo es el alfa.
Ese ser que es corazón, ese ser que todo es alma,
Ese... ese... ese eres tú: OH, MAESTRO DE PRIMARIA.
ESE
(Profr. Abraham Rivera Sandoval)
Villa Ayala Mor., a 15 de mayo de 1974

Ese que va silencioso por el angosto sendero,
Ese que poquito a poco su vida dio por el pueblo,
Ese que marcha vencido por el trabajo y el tiempo,
ese que va fatigado porque ya no aguanta el pecho,
que los años ya le pesan, que le pesa el sentimiento...
Ese es el joven que un día se enroló en el magisterio.

Ese que arrastra los pies al caminar con esfuerzo,
Que luce en las sienes canas porque le llegó él invierno,
Ese de mirada triste, de ojos opacos y muertos,
Que con labios temblorosos tal vez, musita un rezo,
Ese que va por la calle la dura cuesta subiendo...
Ese fue el joven que un día fue el más querido maestro.

Ese que tiene problemas por conseguir el sustento,
Ese que cobra un mendrugo porque ya no cobra sueldo
Que con mano temblorosa firma en el renglón ajeno
Porque sus ojos no miran como vieron hace tiempo,
Ese que va por la calle cargando su sufrimiento,
Ese fue el joven que ayer tuvo vigor y talento.

Ese que va paso a paso como buscando el sendero,
Ese que sostén no tiene en ningún agrupamiento,
Ese que cierra los ojos para acariciar recuerdos
Y que a doquiera que va recibe burla y desprecio,
Ese que viene hacia tí abandonado y enfermo...
Ese fue el líder de ayer... que no lo enfangó el dinero.

Ese que sólo se alegra con el lejano recuerdo
De aquellos gloriosos días en que en todo era el primero,
El que recibió medallas, el que obtuvo el Primer Premio,
El que por su gran valía representó a nuestro suelo.
Ese que ayer fue un atleta gallardo y digno de aprecio...
Esa vida ya se apaga como se apaga un lucero.

ESE que ahora es sólo sombra que va de la vida huyendo,
Con una linda Medalla de ALTAMIRANO en el pecho
Míralo bien, juventud, mírate en él, compañero
Y una flor de tu cariño ofrécele con un beso
Que sobre su mustia frente o sobre su blanco pelo
Será su mejor regalo en este día del maestro.
Pensando que en el futuro como él serás, de seguro:
Jubilado o pensionado, una sombra que se fuga.

Que mañana al no existir en este mundo terreno,
De este ser que supo amar, que no quedará ni el recuerdo,
Y sobre el tosco ataúd del que fuera un gran maestro,
Una flor y una medalla se perderán en el tiempo,
Mientras alguien como yo, con su jarana de pueblo,
A la vida y al dolor seguirá cantando versos.
ESO DE SER MAESTRO
(Modesto Lidio Alavez Barragán)

Eso de ser maestro, no es tan fácil,
Como imaginan los que ven de lejos,
Al fin y al cabo son los más pendejos
Los que pregonan magisterio fácil.

Se sientan y comentan esos padres,
si el niño aprende es muy inteligente
Si no aprende maestro negligente
Y se hace todo un chisme de comadres.

Que si el maestro sus cervezas toma,
Pues todos los maestros son borrachos;
Bonito ejemplo dan a los muchachos,
Ojete y apretado si no toma.

Y se comenta que el maestro es ciego
Si es que no tiene novia en el poblado,
Incluso piensan que es del otro lado,
Si la tiene le dicen mujeriego.

Y si es maestra el asunto es otro
Si es soltera y amable es prostituta,
Si es seria y callada vieja ruca;
De todos modos se le opaca el rostro.

Si es casada, que casi no trabaja
Porque tiene sus hijos en la casa,
Que pronto dan licencia por la panza
Y de floja y chismosa no la bajan.

Pero lo peor amigos, no es eso,
Hay algo más grave y más penoso,
Que al decirlo resulta embarazoso
Porque hay algo de cierto en todo esto.

No basta sólo con conocer el peso,
La mitad de cierto está en la gente,
La otra gran mitad queda pendiente,
¡ Por eso es tan difícil ser maestro ¡
FALSA REVOLUCION
(Fidencio Escamilla Cervantes)

“Mira la tierra que te dieron, campesino:
Que poco valor a tu tenaz esfuerzo,
tú la peleaste en la revolución,
fuíste a su encuentro”.

Alguien inventó la palabra “Independencia”
Para llamar a una guerra: Revolución;
Palabra falsa. Estéril, descompuesta,
Porque aquél que la inventara,
Paseo su desvergüenza
Absorbiendo los besos de lacayos,
De hombres sin honor.

Bestias de otras naciones, vinieron
a manchar nuestra existencia,
hipnotizaron a los hombres del campo
y los llevaron a una estúpida tragedia,
les mordieron sus callosas manos
Inyectándoles rabia entre sus venas.
los envolvieron en lucha frenética,
bayoneta y fusil, muerte entre hermanos,
Mientras que ellos convivían en fiestas.

¿Dónde está mi revolución? ¡No es ésta!
no puede ser que haya parido cremas
para envolver a señoritos con riquezas,
mejillas rosadas, pelo rubio
y piel de transparencia.
¡Esta no es la revolución de Zapata!
Se la han robado, la tienen muerta.
Se la han comido poco a poco esas bestias,
¡Esas que conocemos
Y se perfuman y se peinan con esencias
Y que jamás tocaron un cañón o una escopeta!
Jamás supieron de dolor o de miseria,
Ni de angustias,
Porque ellos no brotaron de la tierra,
Nacieron de las hienas.

No es mi revolución ¡No es ésta!
Fue comprada con dólares sucios,
Producto del sudor de manos negras.
Se embarraron de tierra noble
Y aparentar así una falsa refriega;
Mataron vacas y robaron haciendas,
Fingieron una lucha inexistente
Y hoy se revuelcan en colchones de oro y seda.
¡No es mi revolución! ¡No es ésta!
Se la tragaron esos ricos de reloj
Y la escupieron en células muertas,
En pringas de sangre como cruel afrenta
A esos hombres
Que siguieron a Zapata por la selva.
¡No es mi revolución! ¡No es ésta!
Porque aquellos que ofrendaron su vida
En el fragor de las contiendas,
No han merecido un minuto de silencio
¡Ya nadie los recuerda!
Porque los héroes que aún viven
De aquellas batallas cruentas,
Hoy arrastran su dolor y su miseria
¡Para ellos no hubo recompensa!
Se la robaron los antiguos amos;
Los que nacieron con el alma negra,
Aquéllos que se alimentan con carne fresca,
Se visten de casimir usando
El último grito de la moda a la francesa.

Mientras que el débil campesino
Se alimenta de raíces y hojas secas,
Se viste con el sudor de su silueta
Y se abriga con el dolor de su impotencia.

Falsa revolución ¡Apestas!
Y ese grito es de dolor y de insolencia,
No es traición a la patria
Decir la verdad que traigo a cuestas,
Podrán decir que es blasfemia,
Pero es un grito venido desde el alma
¡Es un grito de protesta!

¡Dónde está la verdadera revolución?
La de Hidalgo y de Morelos,
La de Villa y de Zapata,
La de los hermanos Flores Magón.
No es aquella de escritorios limpios
Donde el burócrata babea y sueña;
no aquella de coches automáticos
donde funcionarios de etiqueta se pasean;
no aquella de pieles carisimas
que abrigan a una bestia con melena;
no aquella de grandes residencias
habitadas por perros sin conciencia.

¿Dónde está la verdadera revolución?
La que iniciaron Cajeme y Tetabiate en las haciendas,
La que dio insurrección a los mayas
En la blanca Mérida,
La que se pronunció contra el Valle Nacional;
La revolución que se inició en la selva;
Esa que prometió justicia al oprimido
Llevándolo de una mano a las contiendas.
Esa revolución ¡Qué venga!
No es tiempo de llorar, Ni de lanzar afrentas;
Es hora de exigir una revolución más cierta,
Es hora de aclarar las cuentas,
Es hora de exigir conciencias rectas,
¡Vamos a rescatar la patria!
¡Porque la patria... es nuestra!
FERNANDO HERRERA HERNANDEZ
(Enrique Herrera H.) 22/Mar/86

¡Cuánto le costó a la muerte apagarte los ojos!
Sopló una vez,
Dos veces,
Tres veces, -bien lo vi-
Y tus ojos siguieron encendidos.
Alguien dijo:
Ya no tiene ni sol ni sal en las venas
Y los ojos no se le apagan.
Yo llegue a pensar que ya no se apagarían nunca,
Que quedarían encendidos
Para siempre
Como las alas de una mariposa de oro
Eternamente abiertas.
¡Cuánto le costó a la muerte, Fernando
cerrarte los ojos, sin poder arrebatarles su luz!
FIVE O’CLOCK TEA
(Regino Pedroso)

Voy con las manos sucias de grasa...
Los hermosos vehículos no se detienen
Cuando los llamo;
Y marcho por las calles, pródigo de saludos,
Pero los hombres me ignoran y pasan;
Porque en la fiesta espléndida de la ciudad lujosa
Llevo las manos sucias de grasa.

Sólo el paisaje y el crepúsculo me abrazan cordiales
Y el viejo pavimento
Que recuenta el cansado rosario de mis pasos.

Pero las grandes vitrinas de lujo me cierran
Sus puertas; el ascensor de la opulencia
No conduce a las terrazas donde la vida canta y ríe;
Porque en la hora ebria del té fragante de oro,
De enriquecer al mundo,
Llevo las manos llenas de grasa.
FUE AGASAJADO CON CARNE DE FAMILIA
EL GENERALISIMO
(Abigael Bohorquez)

AMERICA LATINA 8 P. M.
General: ¡el menú!
Sí, señor, como no!
El platillo de casa: Sesos de Guerrillero
A la Tío Samuel.
Desde luego, señor, todo aroma de pólvora
Le fue borrado cuidadosamente; la receta
Nos fue facilitada por la embajada en turno.

Pero si lo prefiere podríamos traerle riñones
De estudiante a la parrilla; claro, señor,
Son muy recientes... de la última entrega colombiana;
¿Ya no recuerda su excelencia que esta mañana
se sofocó un motín contra una inmaculada tiranía?

Oh, si señor, en un segundo podría prepararle
Un niño ametrallado a la peruana,
Más debo recordarle que la otra tarde lo indigestó
La lengua del poeta que usted mandó cortar a
Venezuela, y a quien ni Wall Street
Logró quebrar la voz.

Por supuesto que no le gustaría
Una copa de sangre boliviana, es un platillo
Demasiado común para su gusto.
¿Algo más nacional, señor? _Ancas de fusilado.

Nada de eso, señor, mire están frescas,
Llegaron hace un rato de Managua,
Las tenemos también de Puerto Rico;
Corazón de elector si lo prefiere, tripas de obrero,
Un seno de muchacha previamente violada,
O una torta de mártir, de patriota,
O de pueblo meticulosamente ejecutados.

Oh, no señor, lamento mucho por ahora
Que no podamos ofrecerle líder trufado,
Pero si usted quisiera, consomé de minero
Ecuatoriano, un campesino al horno.

Sabe que estamos para servirle;
Todo lo que usted pida lo tendremos
Con sólo una llamada a Mr. President;
Pero recuerde que hoy cena Monseñor
Con su Excelencia, y le aseguro que no queda
Adolescente alguno en la nevera...
Su señoría repite demasiado ese platillo.
Le aconsejo con todo mis respetos,
Variar un poco su menú, Excelencia:
¿Por qué no cocinamos
un bebé de gorila al estofado,
un semidiós terrateniente al mojo de ajo.
Un burgués explotador empanizado,
Un gendarme a la plancha
Con sus perros de presa de aderezo,
Su paloma y su azor en el bolsillo
Y barritas y estrellas en el ano,
Un granadero en jugo de tomate,
Un soplón en alubias, un yanqui en escabeche,
Carcelero al pastor y hasta un agente
Del Servicio secreto rostizado?

O mire general: CARNE DE PROSTITUTA
- Bravo!!!
- Gracias, señor,
- Como no, General
- RAPIDAMENTE!!
CON TODOS LOS HONORES DE ORDENANZA
SU EXCELENCIA ENGULLO TRANQUILAMENTE
EL FLACIDO PELLEJO DE SU MADRE.
FUSILAMIENTO
(Nicolás Guillén)

Van a fusilar a un hombre
que tiene los brazos atados;
Hay cuatro soldados para disparar.
Son cuatro soldados callados,
Que están amarrados, lo mismo
que el hombre amarrado que van a matar.

_ ¿Puedes escapar?
_ ¡No puedo correr!
_ ¡Ya van a tirar!
_¿Qué vamos a hacer?
_Quizá los rifles no estén cargados...
_¿Seis balas tienen de fiero plomo?
_¡Quizá no tiren esos soldados!
_¡Eres un tonto de tomo y lomo!

Tiraron
(¿Cómo fue que pudieron tirar?)
Mataron.
(¿Cómo fue que pudieron matar?

Eran cuatro soldados callados,
Y les hizo una seña, bajando su sable, un señor oficial;
Eran cuatro soldados atados,
Lo mismo que el hombre que fueron los cuatro a matar!.
GENARO VASQUEZ
(Ismael A. Colmenares M.)

La tierra de los caminos sombreros de campesinos
El polvo cubren las casas magueyes llenan los campos,
La noche el cielo sella la luna con una estrella,
Montañas con un sendero que pisa un guerrillero.

¿Dónde nace? ¿¿Qué es lo que hace?
Un hombre así ¿cómo piensa?
¿Cómo siente? Un hombre así.
Que sea capaz de abandonar su familia y el hogar
Que sea capaz de dejar el confort de la ciudad.

No le importa su apariencia, con sus manos él recoge
La sombra de sus hermanos.
En tu rifle hay justificación
La humildad es en ti proyección.

Si te matan tu revives y té activas sin cesar
Mil semillas tu sembraste y en todas germinarás,
Genaro tú eres así, Guerrillero tú vives en mí.
La tierra de los campesinos, sombreros de campesinos
Montañas con un sendero allí viene otro guerrillero.
GENARO VASQUEZ ROJAS
(Rafael Romero)

Guerrillero del pueblo en su miseria
Sufrió prisión en la ciudad de Iguala,
Estaba de la muerte en la antesala
Siendo el estoicismo la materia.

Genaro Vázquez Rojas fue la arteria
De un gran valor que con tesón se escala,
Como águila rebelde ahuecó el ala
Y emprendió el vuelo a la amplia periferia.

Expertos en la fiebre del gatillo
Pretendieron hacerlo picadillo
Pues el hombre del crimen es la marca.

En un gobierno loco y pestilente,
Genaro se burló valientemente
De las burlas fatídicas de Abarca... !
GENARO VASQUEZ ROJAS (SOLDADO DEL PUEBLO)
(Anónimo)

Genaro Vásquez, soldado del pueblo.
A Consuelo Solís, esposa y madre revolucionaria;
Semilla de liberación.
Liberar a México por una patria mejor,
o dar la vida por ella.
Un soldado del pueblo, es aquél combatiente
que pone su vida al servicio de los pobres.
Cada minuto, cada hora, cada día.
Como decir tu nombre sin que nos dé vergüenza
el silencio cómplice de los indiferentes.
Duro es el oficio de cantar las palabras exactas,
sencillas como tu vida. Pone el alba a los pueblos,
tocar las puertas desprevenidas.
Ahuyentar el miedo de las almas ingenuas,
Y romper el cerco de las prensas vendidas para aplastar las mentiras de los chacales ensangrentados.
Gavillero, babearon los exquisitos.
¡Babearon los exquisitos!
Ladrón, gritaron los ladrones,
¡Gritaron los ladrones!
Roba vacas, mugieron los corruptos,
¡Mugieron los corruptos!
Se lo dijeron antes a Zapata,
A Jaramillo, a Morelos también.
Guerrillero. Es la palabra exacta,
Y quiere decir, óiganlo bien,
Combatiente por la justicia.
Por la vida nueva, combatiente por el pueblo,
Tú nombre Genaro Vásquez,
Tu lucha a vanguardia, es el grito
que ametrallan la decadencia,
el robo, la mentira, la verborrea
de los locos asalariados.
Tu figura de maestro, se agiganta
En las conciencias de los pueblos
De nuestra América.
Mueres para renacer vigoroso, sonriente,
Con tu paso de guerrerense,
Todo hombre y rebelde,
No estás muerto Genaro ¡NO! Mueres para vivir
En la conciencia de los pueblos que aman la libertad.
Genaro, tu sonrisa ilumina a todo México,
San Luis Acatlán recoge tus enseñanzas
De hombre recto, derecho a carta cabal.
Hombre que cumple lo que promete.
“Liberar a México por una patria nueva
o dar la vida por ella”.
No vamos a llorar, no te recordamos para sentir tristeza
al contrario buscamos tu nombre y tus hazañas,
para tenerte vivo en el combate diario.
En la escuela.
En el campo.
En el arte.
En la fábrica.
En la montaña.
De tu sangre derramada, brotaran mazorcas
En agrietados granos.
Volveremos con los de Tlatelolco.
Volveremos con los del 10 de junio,
Volveremos contigo Genaro y,
Seremos millones y venceremos, Genaro
No tiene remedio, listo fusil, ordene comandante.
Canto:
“Yo quiero que a mí me entierren como al revolucionario,
envuelto en bandera roja y con mi fusil a un lado.
Yo quiero que a mí me entierren como a mis antepasados
En el vientre oscuro y fresco de una vasija de barro;
Cuando el pueblo se levante por pan, libertad y tierra,
Temblarán los poderosos, de la costa hasta la sierra;
Cuando la vida se pierde en la trinchera rebelde,
No se pierden las ideas que nos llevaron al frente;
Compañero Vásquez Rojas tu muerte no ha sido en vano
El fusil que tu dejaste, ya lo tengo aquí en la mano;
Ya te vamos a enterrar compañero luchador
En la lucha seguiremos, en pos de un mundo mejor.

Comandante Genaro Vásquez Rojas.
No un minuto de silencio,
Sino toda una vida de lucha.
¡Toda una vida de lucha!
GENERAL EMILIANO ZAPATA, PRESENTE
(Enrique Cisneros L.)

En este 10 de abril le escribo a mi general
Para que esté informado de la situación actual,
No hemos sabido cuidar la herencia que nos dejaron
Los que en la revolución por nuestra patria lucharon.

La tierra que conquistaron con las armas en la mano
Los caciques y el gobierno nos las han arrebatado,
Los indios antes altivos orgullosos de su raza
Ahora son tratados como extraños en su casa.

Para insultar a un paisano se le grita: no seas indio
Y muchos sienten orgullo de parecerse a los gringos,
Nuestra cultura se ha vuelto mercancía para turistas que nos toman muchas fotos para ilustrar sus revistas.

Los corridos los volvieron música para borrachos
Y los bailes en folclore para divertir gabachos,
Ahora son funcionarios de manos muy delicadas
Los que tratan los asuntos de las tierras y las aguas.

Yo no sé que se produce sentado en una oficina
Pues cuando el gallo se sienta no ponen ni las gallinas,
Hasta onde estoy enterado no es con declaraciones
No con oficios ni firmas como nacen los frijoles.

A los que nos oponemos a que nos sigan robando
El gobierno y los caciques de plano nos ‘tan matando,
Sin embargo general no nos vamos a rajar
Pues algunos conservamos “lo merito principal”.

La represión nos derriba la dignidad nos levanta
Y con organización defendemos nuestra patria,
Somos pocos, es verdad, más la historia consejera
Nos enseñó que una llama incendiará la pradera.

Solo hay que laborar pa’ que haya condiciones
Y ya con la yerba seca acabar con los ladrones,
Y a como están los sucesos mi querido general
Habrá que seguir su ejemplo de aguerrido militar.

Y resurgirá el grito
Que derrotó a los patrones:
¡VIVA EMILIANO ZAPATA!
Y ¡VIVA VILLA CABRONES!
GRACIAS GENARO
(Horacio Espinosa Altamirano)

No te conozco, pero digo gracias
Comandante y maestro guerrillero,
Temperatura libre del acero:
Huracanado corazón de audacias.

No te conozco, árbol jornalero,
Pero conozco mórbidas falacias:
Por las calles de la sangre las desgracias
Y el pueblo entre la injuria prisionero.

Es tiempo de la ortiga y la cizaña,
De crímenes, torturas y voltajes
Contra el yunque, la fragua y la guadaña.

Genaro Vázquez en la sierra
Arma la libertad y sus follajes
Inunden a los pobres de la tierra.
HABLANDOLE AL CHE
(Leopoldo Ayala)

Ha llegado la hora de explicarte.
Me quitó esta certeza tuya con mi palabra a lo futuro.
Que se abra la puerta de tu muerte un instante.

(Simón, Cuba, el moro, el chino y dos más al suelo
del lavadero, cinco olvidados serenamente
al escenario del mundo. Y ya no más).

Mis manos llenas de caricias me asfixian,
Ahogan el amor que he llevado.
Suponiendo que no tienes un rostro de vida;
Hay he salido a enterrarte, comandante.
Llevo cumpliendo conmigo el deber de todas las partes.

El Napalm B se adhiere a la piel humana
Y no es posible apagarlo.
Carne sola regresando su hablar por si desnudo.
En total sólo en 66, 2 toneladas
Por cada 40 vietnamitas. No se como enterrarte.

Ni siquiera tu nombre o tus señas te llevas,
Tus señas recorridas nuevamente
Uniformes en el cemento del frigorífico:
“Edad aproximada: 40 años, 1.73 de estatura.
Blanco. Cabellos castaños rizados, bigote y barba
Crecidos. Cejas pobladas. Nariz recta, labios
Delgados, boca “entreabierta” (sic), dentadura
En buen estado, ojos ligeramente azules.
Constitución regular. Pies y manos bien
Conservados. Cicatriz que abarca casi todo
El dorso de la mano izquierda”
3.524,272 de tus dos manos.

Ahora el odio me da aliento para hablar,
Juicio de Camiri aprendido en su monografía animal.
Dolor de la India y Vietnam y Biafra y Latinoamérica,
Y para todo esto tu sólo nomás muerto y inmortal.

Ralph Shelton Pappyu.s mierda de instrucción
A cien kilómetros de Santa Cruz.
USA green vered.
Tu muerte Che palpitación profunda de la vida.
Pero nosotros.
Los que tenemos el puño pegado y sin caricia,
Los que hemos abrazado a nuestro hijo
Como crueldad antigua. Los que hemos llevado
La violencia en las niñas de los ojos. Los que
Encabritamos el horror con la fuerza de los dientes.
Los que llevamos los dedos erectos
Con la señal de la libertad,
Nosotros los jóvenes, sabemos lo que fuiste.
Duramente se aprende la lección
Y prueba que aún vivimos.
Cuesta tu muerte, cuesta la muerte.
Alto de octubre 9 de tu muerte.
Alto de octubre 2 de nuestra muerte.
Alto de horror de bayoneta
Que se parte sobre los huesos.
Alto de disparo que lleve al porvenir entre el casquillo.
Alto el tanque que arrastra el sudor y la palma
De la mano recién hecha al polvo.
Pretendieron ser bestias
Y al forcejear en su misma enfermedad
desesperante sonó mal;
Entonces comenzaron a hundirse hacia los niños;
Quebraron y ennegrecieron sus cuerpos.
Tú no los viste, Che muerto, no los viste
Entonces comenzaron a contar tu caída
Y mataron y mataron.

Cada vez que miro sus caras, te acabas de morir.
Cada vez que miro tu cara te acabas de morir.
Pero no has entrado en tu muerte tan enorme
Y somos muchos los que arrastramos tu boca
Y crueles somos a las miserias que pararon
Estos años. No te entierro dirigente. No te entierro,
Sólo un puñado de tierra arrojo a la herida
Definitiva de tu pecho
Que balancee todo el amor que te compartió.
No te entierro, comandante.
Si algún hombre quiere algo de la vida fuiste.
Ernesto Guevara de la Serna
Che, comandante
“¡Hasta la victoria siempre!
HAN MATADO A UN PROFESOR
(Rodolfo Briones)

Y el llanto rabioso, impotente, corre por
escuelas, calles, Mercados y plazas,
Las madres y las abuelas de todas las edades
Sintieron que les arrancaron un hijo
¿Cuándo nos matarán a los otros?

Pensaron indignadas y algunas hicieron discursos,
Poemas y corridos, seguramente vos ya no te sentirás tan sólo en ese rincón junto a la tierra,
Que te ama sin rencor que te guarda,
Porque ella sabe que tú eres democrático.

Y es que ¿acaso hay una soledad
Difunta y democrática? Allí donde tú estás,
tu sabes que la hay, como sabes también
que es peor, la soledad criminal
Y reaccionaria de esos hijos de puta.

Sus manos asesinas criminalmente inmunes
Volvieron a bañar la coraza sanguinaria,
siglera, del enemigo en apariencia omnipotente;
todos sabemos que nunca estará preso
que es la indignidad la que lo hará resquebrajarse
cómo a un viejo saurio de la era terciaria.

Su fuero chacalesco no es de un mes
Ya llevan lustros matando a los maestros
¿Cuántos muertos necesitarán estos pendejos
para que nos aumenten un peso de salario?
¿Para que nos permitan ser libertarios?
¿O es que acaso hemos de cambiar los gises
por fusiles para acabar con esta plaga de malditos?
¡Adelante! Aceleremos el paso
demos los vericuetos necesarios
que expertos somos en veredas
llamemos a la empresa a otros
que se indignen por el asesinato de un maestro
¡Adelante! Se hace tarde,
el pueblo nos espera pendiente tiene también
un quehacercito de venganza
con los emputecidos que los matan.
HAN OLVIDADO A LOS NIÑOS
(Modesto Lidio Alavez barragán)

Han olvidado a los niños, sí señor,
Los han dejado con un libro entre las manos
¡Y con un cuento muy bonito!
Algunos en la calle; otros en su casa
Y muchos más en la escuela;
¡Y que tristeza la de un niño abandonado!
El padre que piensa él porque sus hijos
Amen, duerman, jueguen, ...son felices
Y los han olvidado.

El padre que golpea y castiga;
En vez de enseñar y dar consejo
También los ha olvidado la madre
Que quiere tanto a sus hijos,
Pero tanto los quiere
Que les regala reyes magos y cigüeñas,
Y el maestro que dice: patria
Y señala por las ventanas;
Yo miro al cielo, hierbas, piedras,
Gentes, casas y pájaros;
Y a la patria por ningún lado
Y eso no lo entiendo, no sé,
De verdad que sea eso.

Cuando dice una voz serena: demo...
Ah¡ sí, democracia, habla de votos,
Y de elecciones y veo a mi pueblo
Gritos y peleas, soldados con armas
Y dicen: Política.
Pero la democracia no la veo
Y eso no lo entiendo, yo no sé de verdad,
Yo no sé de verdad que es eso,
Ah, pero los adultos lo saben
Y como ellos lo saben, creen que yo también
Lo entiendo, y si no, nada se pierde,
Yo soy un niño y debo estar jugando.
A veces llego a mi casa
Y hay gente platicando
Entonces se callan y dicen otra cosa
O me corren a jugar al patio.

¿Porqué los padres callan?
¿Porqué la gente grande calla?
¿Porqué los maestros callan?
¿Porqué tantas mentiras?
¿Porqué? ¿Porqué? ¿Porqué?
¿Entonces como aprenderé
eso que saben los adultos?
Si es malo, ¿Porqué lo saben ellos?
Y si es bueno, ¿porqué no me lo dicen?
...cuando seas grande...
¡Cuando yo sea grande! ¡Pobre de mí!
¡También estaré callado!
¿Porqué? ¿Porqué? ¿Porqué?
¿Porqué se han olvidado de los niños?
HAY CALACAS TRASNOCHADAS
(La muerte del macho machete)

La muerte retó al machete alegando que no es la voz,
Esa que se compromete con los labriegos de la hoz,
Que a los compas del martillo no sirve ni de soplete
Que le queme al tal Zedillo la máscara de santo Clós.

El periódico está cojo sentenció la fría calaca,
Se lee con un solo ojo... el que da paso a la... lágrima,
La muerte golpe certero dio al machete por abajo
Enviándolo al agujero pa’ acabar con su relajo.

Más la parca feminista que en eso a nadie engaña
Al machete pasó lista pa’ convertirlo en guadaña,
Está el priísmo agonizando en medio de los gusanos
Lo malo que está tardando y aún no dobla las manos.

Con la parca habló Zedillo de la “recuperación”
“no ha llegado a mi bolsillo” reviró con decisión,
con Porfirio en el congreso “ya llegó la democracia”
“Eso si es asunto grueso” dijo la parca con gracia.

Chuayfett expresó gozoso que dio 24 avisos
La muerte por mentiroso lo bajo a los entrepisos,
En el panteón ya reposa Tomás Salgado Cordero
A unos mandó a la fosa a otros al matadero.

Muy ducho en el presupuesto ya murió Guillermo Ortíz
El causante por supuesto hoy descansa muy feliz,
Anda contenta la muerte porque el pri se está muriendo
El olor ya está muy fuerte en vida se está pudriendo.
HASTA CUANDO...
(Efraín Rojas Balbuena)

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que con su voto vende a México
Y su amanecer lo vuelve negro
De hambre, miseria y explotación.

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que con el dinero que se gasta
En propagandas electorales
Hace falta en escuelas, en comida para sus hijos...

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que mientras los ricos viajan en camionetas
Los pobres viajan en burros o caminando
Y que mientras el burgués come bien
Los pobres sólo comen frijol y sal.

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que mientras los hijos de políticos
Van a escuelas de lujo, sus hijos
Estudian en escuelas sin edificio,
sin baño o sin butacas.

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que los priístas gobierno en turno
Venden a México al extranjero, después
De lo mucho que ha sido saqueado.

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que existió una lucha de hombres
Como los Magón, Zapata, Villa y que
Los ricos y el gobierno los mataron.

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que el 2 de octubre no se olvida
Ni la lucha del Che, ni la de Lucio,
Ni la de Genaro, y que hay miles de gentes
Que siguen luchando.

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que los priístas siguen matando
En genocidio, Aguas Blancas, Acteal,
Y reprimiendo a los maestros,
Estudiantes, obreros y campesinos.

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que se está muriendo de hambre,
Que hay miles de niños en las calles,
Que hay mujeres prostituyéndose
Que hay miles y miles de jóvenes en las cárceles.

Hasta cuando entenderá el pueblo
Que hay miles de ancianos, mujeres y niños
Muriendo en hospitales insalubres
Por falta de medicina o de dinero.
Hasta cuando entenderá el pueblo...
HE PERDIDO LA FE
(Alberto Miranda Estrada)

Señor:
Ya no tengo fe...
Ya no tengo fe...
Ya no tengo fe...
Y no sé donde la he perdido
Y no sé cuando la he perdido
Sólo sé
Que ya no tengo fe.

Señor:
No quiero ser irreverente,
Pero quiero sentir tu verdad,
Tu verdad en la vida,
Tu verdad en el amor,
Tu verdad en el trabajo,
Tu verdad en la creación.

Señor:
Ya no tengo fe...
¿Acaso debo tenerla
Cuándo se ve la desgracia?
¡Cuándo se ve la miseria!
¡Cuándo se siente el dolor!
¡Cuándo se padece el hambre!
¡Cuándo hace falta el amor!

Señor:
Yo perdí la fe
Porque sufro la injusticia,
Porque soy parte de un pueblo
Harapiento y explotado,
Que mantiene su esperanza
En el sueño de un pasado.

Señor:
Yo perdí la fe...
Por la angustia de una madre,
Por el dolor de un hermano,
Por el obrero explotado,
Por el labriego humillado
Y por mi grito apagado.

Dame licencia señor
De tener un día la fe,
De saber lo que es justicia,
De saber lo que es amor,
De saber lo que es la vida
Alejada del dolor.

Quiero sentir en mi carne
La carcajada de un niño,
Quiero sentir en mi carne
El dolor santificado
De las mujeres que paren,
Quiero sentir en mi carne
El dolor de tu costado.

Señor:
ya no tengo fe...
Ya no creo en el amor,
Ya no creo en la palabra empeñada,
Ya no creo en el honor
Todo ha sido ultrajado
Y todo ha sido violado.

¡Qué espantosa visión se avecina!
Son fantasmas que corren por doquier
¡Que lamentan!
¡Que gimen!
¡Que lloran!
Es la imagen de un pueblo engañado
¡Que grita!

¡Que gime!
¡Que clama!
Quiero mi fe en el amor,
Quiero creer en mi patria,
Quiero creer en ti, señor.

Pero...
¿Es posible creer en los hombres
que viven sólo pensando en la guerra?
¿Es posible creer en la vida
que nos muestra la cara de muerte?

Pero...
Ya no tengo fe...
Ya no tengo fe...
Ya no tengo fe...
Y no sé dónde la he perdido
Y no sé cuando la he perdido
Sólo sé,...
Que ya no tengo fe.
¡pero dejémonos de inútiles lamentos
tenemos la fuerza de la juventud,
vayamos al reencuentro de la vida,
vayamos al reencuentro del amor!
HIJO DE MADRE DESCONOCIDA
(Laura Bolaños)

Odio a ti mismo
A tu raíz, tu tronco
Pobre pigmeo de la autonegación.
No quieres ser.
No puedes dejar de ser lo que eres.
Odias el color de tu piel,
Tu lenguaje, tus ojos, tus cabellos
Tu cuerpo y tu alma.
Te miras en un espejo, falso.
Envidia de lo otro espíritu de siervo,
Doblegado ante el amo
Y que anhela ser como él.
Escupe tu lengua, huye de tu sombra,
Arráncate las venas, decolora tu piel.
Inevitablemente quedan tus ojos
Tu nariz, tus labios.
Quedan tus genes,
Quedan en la raíz de tu alma
Lo indio y lo español.
Tu lengua deformada revelara tu origen.
Reniega, renegado ridícula es tu angustia ridículo tu afán
Ridículos tu rabia y tu impotencia.
No taparás el sol, el sol de dos orígenes
El sol de dos culturas
La gloria de un pasado
La gloria de un presente
Hijo é puta que quieres
Son of a bitch ser
Reniega, renegado,
Renuncias a ser nuestro, gracias.
Nosotros renunciamos a ti.
Te quedarás sin nada, heredarás la nada,
Triste huerfano, hijo de madre desconocida
Y de padre desconocido también.
Borra tu nombre, tu apellido,
Pinta de rubio tus cabellos,
Embadurna de yeso tu piel.
Da las gracias en zenquiu,
Tuerce la boca para decir okey,
Festeja el jaloguin y el japi berdey
Compra en el chopin center
Y en los moles regala en beibi chaguer
Haz el amor en jov, siéntete alguien,
Porque te dicen miss,
Llamarte seño, señorita, señora
No te es suficiente para creerte persona
Pequeña racista que te discriminas sola.
Nosotros orgullosos de ser quienes somos
Porque no mendingamos una identidad,
Despreciamos sólo a quien desprecia.
El color de la piel no nos angustia
Y de nadie sentimos envidias y amamos
A todo aquél que quiera ser hermano;
Hermano de los anhelos
Que importancia tienen cabellos y piel.
Si tu detestas ser tú mismo
Si prefieres sufrir
Y no reconocer lo que eres
Allá tú, pobre diablo, allá tú.
HECHOS
(Juan Gelman)

Mientras el dictador o burócrata de turno hablaba
En defensa del desorden constituido del régimen
Él tomó un endecasílabo o verso nacido del encuentro
Entre una piedra y un fulgor de otoño
Afuera seguía la lucha de clases, el capitalismo brutal,
El duro trabajo, la estupidez, la represión, la suerte,
Las sirenas policiales cortando la noche
Él tomó el endecasílabo y con mano hábil
Lo abrió en dos cargando de un lado
Más belleza y más belleza del otro, cerró él
Endecasílabo, puso el dedo en la palabra inicial
Apretó la palabra inicial apuntando al dictador burócrata,
Salió el endecasílabo, siguió el discurso, siguió la lucha
De clases, el capitalismo brutal, el duro trabajo, la estupidez,
La represión, la muerte, las sirenas policiales
Cortando la noche, este hecho explica
Que ningún endecasílabo derribó hasta ahora
A ningún dictador o burócrata,
Aunque sea un pequeño dictador o
Un pequeño burócrata, y también explica
Que un verso puede nacer del encuentro
Entre una piedra y fulgor de otoño
Del encuentro entre la lluvia y un barco
Y de otros encuentros que nadie sabría predecir
O sea los nacimientos o casamientos
Los disparos de la belleza incesante.
HECHOS
(Juan Gelman)

Mientras el dictador o burócrata de turno hablaba
En defensa del desorden constituido del régimen
Él tomó un endecasílabo o verso nacido del encuentro
Entre una piedra y un fulgor de otoño
Afuera seguía la lucha de clases, el capitalismo brutal,
El duro trabajo, la estupidez, la represión, la suerte,
Las sirenas policiales cortando la noche
Él tomó el endecasílabo y con mano hábil
Lo abrió en dos cargando de un lado
Más belleza y más belleza del otro, cerró él
Endecasílabo, puso el dedo en la palabra inicial
Apretó la palabra inicial apuntando al dictador burócrata,
Salió el endecasílabo, siguió el discurso, siguió la lucha
De clases, el capitalismo brutal, el duro trabajo, la estupidez,
La represión, la muerte, las sirenas policiales
Cortando la noche, este hecho explica
Que ningún endecasílabo derribó hasta ahora
A ningún dictador o burócrata,
Aunque sea un pequeño dictador o
Un pequeño burócrata, y también explica
Que un verso puede nacer del encuentro
Entre una piedra y fulgor de otoño
Del encuentro entre la lluvia y un barco
Y de otros encuentros que nadie sabría predecir
O sea los nacimientos o casamientos
Los disparos de la belleza incesante.
HECHOS
(Juan Gelman)

Mientras el dictador o burócrata de turno hablaba
En defensa del desorden constituido del régimen
Él tomó un endecasílabo o verso nacido del encuentro
Entre una piedra y un fulgor de otoño
Afuera seguía la lucha de clases, el capitalismo brutal,
El duro trabajo, la estupidez, la represión, la suerte,
Las sirenas policiales cortando la noche
Él tomó el endecasílabo y con mano hábil
Lo abrió en dos cargando de un lado
Más belleza y más belleza del otro, cerró él
Endecasílabo, puso el dedo en la palabra inicial
Apretó la palabra inicial apuntando al dictador burócrata,
Salió el endecasílabo, siguió el discurso, siguió la lucha
De clases, el capitalismo brutal, el duro trabajo, la estupidez,
La represión, la muerte, las sirenas policiales
Cortando la noche, este hecho explica
Que ningún endecasílabo derribó hasta ahora
A ningún dictador o burócrata,
Aunque sea un pequeño dictador o
Un pequeño burócrata, y también explica
Que un verso puede nacer del encuentro
Entre una piedra y fulgor de otoño
Del encuentro entre la lluvia y un barco
Y de otros encuentros que nadie sabría predecir
O sea los nacimientos o casamientos
Los disparos de la belleza incesante.
HOJAS BLANCAS PARA ESCRIBIR
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Escribo estas líneas a todos los hombres
De todos los pueblos, ojalá y las lean
Y tengan presente que existen los negros,
Que somos humanos igual que los blancos
¡Sí! De carne y de hueso; aunque somos niños
que difícilmente al día comemos.

Somos africanos y escribo esta carta
Con miles de esfuerzos, desde un campo inhóspito
Que fue bombardeado con odio y desprecio;
Rodeados de yanquis y rusos con miradas
De odio y de fuego, prestos al ataque
Si así lo deciden el par de gobiernos.

Escribo estas líneas y no si lleguen
A donde pretendo, pues una paloma la lleva
En sus patas y a través del vuelo, si es que no la matan,
Legará a otros cielos y leerán la carta
Que habla del drama de este niño negro.

Y que como yo, en toda Africa hay cientos;
Miles y miles que de hambre se mueren
En todos los pueblos; que dejan sus vidas
Regadas en la arena de un hostil desierto...
Que sellan sus bocas con cactus como único alimento.
Hojas blancas que con ansia escribe este niño negro,
Sobre promesas de paz, justicia y alimentos
Para aquellos que habitan los crueles desiertos.

Por eso escribo en esas hojas blancas y aunque yo sea negro, también siento el hambre que agota mi mente
Y pudre mi cuerpo; también siento envidia de todos los niños que gozan de afectos, sin temor a las bombas
Que llevan la muerte bailando por dentro.

Esta carta la hago con el último esfuerzo, como único sobreviviente de mil niños que fueron muriendo
A causa de epidemias, de hambres y de sufrimientos,
Causados por seres que se dicen ser hermanos nuestros.
Y que dejan sus vidas regadas en la arena de un hostil desierto...
Que sellan sus bocas con cactus como único alimento.

Hojas blancas que con ansia escribe este niño negro,
Recordando siempre lo que dicen aquellos gobiernos
Sobre promesas de Paz, justicia y alimentos
Para aquellos que habitan os crueles desiertos.

Por eso escribo en esas hojas blancas y aunque yo sea negro,
También siento el hambre que agota mi mente y cubre mi cuerpo;
También siento envidia de todos los niños que gozan de afecto,
Sin temor a las bombas que llevan la muerte bailando por dentro.

Esta carta la hago con un último esfuerzo, como único
Sobreviviente de mil niños que fueron muriendo
A causa de epidemias, de hambre y de sufrimientos,
Causados por seres que dicen ser hermanos nuestros.
¡Esta carta es para ti, niño de este planeta!
De raza universal y una conciencia recta,
En hojas blancas escritas con tinta negra,
Como una última petición antes que muera.

Tú que miras al mundo sumido en horribles contiendas
Y que a través de la televisión te señalan lugares y fechas;
Tal vez tu puedas salvarnos de esta estúpida guerra,
Y evitar la muerte de toda la raza negra.
Esta cata es para ti, no importa el idioma en que está hecha
El niño es universal amparado por una bandera,
Así sea de Asia, de Europa o de la misma América.
Yo sé que leerás con interés estas cansadas letras.

Y al hacerlo, de alguna forma exigirás una respuesta;
Pedirás a los hombres que aún tienen sus conciencias rectas
Una explicación al drama que los pueblos de Africa enfrentan,
Sumidos en la más terrible hambruna de este cansado planeta.
Lo leerás en voz alta y en mil idiomas para que te entiendan,
La llevarás hasta el mismo lugar de las contiendas,
Ahí, donde el enemigo común siempre es la raza negra
Y en lugar de comida, le dan a probar bayonetas.

Leerás esta carta ante los gobiernos y ante las milicias,
Pidiendo que en lugar de balas, nos lancen semillas,
Para que germine, en lugar de odios, bastante comida,
Y la raza negra se salve y prolongue su vida.

En hojas blancas, para que resalten más las letras negras,
Y una paloma símbolo de Paz Universal en el planeta,
Sellada con lágrimas amargas, producto del hambre
Que nos cuelga y no ha habido hasta hoy
Quien pueda contenerla.

En hojas blancas, que simbolizan la unión
Entre los pueblos y la hermandad entre los hombres,
Sin importar los credos; una última esperanza
Escrita con fervor y anhelo en estas hojas blancas
Que da a conocer para la humanidad un NIÑO NEGRO.
HOJAS BLANCAS PARA ESCRIBIR
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Escribo estas líneas a todos los hombres
De todos los pueblos, ojalá y las lean
Y tengan presente que existen los negros,
Que somos humanos igual que los blancos
¡Sí! De carne y de hueso; aunque somos niños
que difícilmente al día comemos.

Somos africanos y escribo esta carta
Con miles de esfuerzos, desde un campo inhóspito
Que fue bombardeado con odio y desprecio;
Rodeados de yanquis y rusos con miradas
De odio y de fuego, prestos al ataque
Si así lo deciden el par de gobiernos.

Escribo estas líneas y no si lleguen
A donde pretendo, pues una paloma la lleva
En sus patas y a través del vuelo, si es que no la matan,
Legará a otros cielos y leerán la carta
Que habla del drama de este niño negro.

Y que como yo, en toda Africa hay cientos;
Miles y miles que de hambre se mueren
En todos los pueblos; que dejan sus vidas
Regadas en la arena de un hostil desierto...
Que sellan sus bocas con cactus como único alimento.
Hojas blancas que con ansia escribe este niño negro,
Sobre promesas de paz, justicia y alimentos
Para aquellos que habitan los crueles desiertos.

Por eso escribo en esas hojas blancas y aunque yo sea negro, también siento el hambre que agota mi mente
Y pudre mi cuerpo; también siento envidia de todos los niños que gozan de afectos, sin temor a las bombas
Que llevan la muerte bailando por dentro.

Esta carta la hago con el último esfuerzo, como único sobreviviente de mil niños que fueron muriendo
A causa de epidemias, de hambres y de sufrimientos,
Causados por seres que se dicen ser hermanos nuestros.
Y que dejan sus vidas regadas en la arena de un hostil desierto...
Que sellan sus bocas con cactus como único alimento.

Hojas blancas que con ansia escribe este niño negro,
Recordando siempre lo que dicen aquellos gobiernos
Sobre promesas de Paz, justicia y alimentos
Para aquellos que habitan os crueles desiertos.

Por eso escribo en esas hojas blancas y aunque yo sea negro,
También siento el hambre que agota mi mente y cubre mi cuerpo;
También siento envidia de todos los niños que gozan de afecto,
Sin temor a las bombas que llevan la muerte bailando por dentro.

Esta carta la hago con un último esfuerzo, como único
Sobreviviente de mil niños que fueron muriendo
A causa de epidemias, de hambre y de sufrimientos,
Causados por seres que dicen ser hermanos nuestros.
¡Esta carta es para ti, niño de este planeta!
De raza universal y una conciencia recta,
En hojas blancas escritas con tinta negra,
Como una última petición antes que muera.

Tú que miras al mundo sumido en horribles contiendas
Y que a través de la televisión te señalan lugares y fechas;
Tal vez tu puedas salvarnos de esta estúpida guerra,
Y evitar la muerte de toda la raza negra.
Esta cata es para ti, no importa el idioma en que está hecha
El niño es universal amparado por una bandera,
Así sea de Asia, de Europa o de la misma América.
Yo sé que leerás con interés estas cansadas letras.

Y al hacerlo, de alguna forma exigirás una respuesta;
Pedirás a los hombres que aún tienen sus conciencias rectas
Una explicación al drama que los pueblos de Africa enfrentan,
Sumidos en la más terrible hambruna de este cansado planeta.
Lo leerás en voz alta y en mil idiomas para que te entiendan,
La llevarás hasta el mismo lugar de las contiendas,
Ahí, donde el enemigo común siempre es la raza negra
Y en lugar de comida, le dan a probar bayonetas.

Leerás esta carta ante los gobiernos y ante las milicias,
Pidiendo que en lugar de balas, nos lancen semillas,
Para que germine, en lugar de odios, bastante comida,
Y la raza negra se salve y prolongue su vida.

En hojas blancas, para que resalten más las letras negras,
Y una paloma símbolo de Paz Universal en el planeta,
Sellada con lágrimas amargas, producto del hambre
Que nos cuelga y no ha habido hasta hoy
Quien pueda contenerla.

En hojas blancas, que simbolizan la unión
Entre los pueblos y la hermandad entre los hombres,
Sin importar los credos; una última esperanza
Escrita con fervor y anhelo en estas hojas blancas
Que da a conocer para la humanidad un NIÑO NEGRO.
¡ HOMBRE DEL SIGLO XX ¡
(EL PREPOTENTE)
(Roberto Velez de la Torre)

Conquistador de estrellas,
¡Amo y señor de la cibernética!
Vencedor de grandes barreras;
Superas a las aves en su vuelo
Y a las fieras más veloces en carrera
¡Dios del fuego y del trueno en gran cadena ¡
Por Einstein y por ti “ENHORABUENA”.

Nada te detiene...
Ni el aire, ni el agua, ni el cielo,
Casi todo lo dominas;
Juegas con las ondas del sonido
Y Hermes marcó otra senda que caminas.

¿Qué has hecho con tu paladar?
¡Sólo comerciar!
Produces alimentos alterados
Que intoxican sin piedad a todo ser humano;
Sigue pues con tus hijos “endrogados”
Corre, y sal a divertirte muy ufano.

La naturaleza es un portento
Y complicas todo con lo artificial
Tu prisa es castigo, es tormento,
No vives, ni gozas con tranquilidad.
Olvidas que eres humano y eres mortal.

¡HOMBRE DEL SIGLO XX ¡
¡DECADENTE ¡
Fabricas bombas muy estilizadas
Que respetan edificios y lo inerte,
No te importa destruir vidas sagradas,
Ni dejar por doquier caos y muerte,
Sólo importa tu ley: ¡”LA LEY DEL MAS FUERTE”!

En todas las filosofías has fallado;
El rico es más rico y el pobre es más pobre;
Hay guerras, carencias y vida insalubre;
La violencia surge porque hace falta trabajo
Y el hombre sigue explotando al hombre.

Sigue con tus humos y estridencias,
Termina de una vez con tus sentidos
Y acaba ya con tu impaciencia,
Anda... ¡no tiembles!...
Oprime sin temor aquel botón
Que dará fin a la existencia.

¡ HOMBRE DEL SIGLO XX ¡
¡ INSOLENTE ¡
Reconoce, estás frustrado,
Pero te lo digo de frente
¡ HAS FALLADO ¡
Hace tiempo que el rumbo perdiste,
¿Qué has hecho con la fe y con el amor?
Y de tu Dios... dime ¿qué hiciste?

No busques caminos muy fáciles,
Remueve el potencial de tu ser divino,
Sé receptivo ante las fuerzas cósmicas
Tu puedes surgir como los grandes
Y cumplir fielmente con tu gran destino.

Sacúdete las programaciones falsas,
Cambia las aberraciones de tu tiempo
Observa y cumple las leyes naturales
¡Alza tu voz! Grita, ¡grita! Con todo tu aliento,
¡grita! Que todos están equivocados!

Tu espíritu es el hálito sagrado
Que te hace superior a toda bestia,
Reivindícate como ente razonado,
Refuerza la confianza y la fe en ti mismo.
Tienes que aceptar tu compromiso
Liberando con valor tus egoísmos.

¡ HOMBRE DEL SIGLO XX ¡
¡ DETENTE ¡
Analiza tus poderes y tu origen,
La razón de tu existencia y de tu estirpe
¿Acaso tu destino es destruirte?
Deja ya de perseguir quimeras,
La luz de la verdad está en tu mente
Con ella podrás llegar a donde quieras.

No esperes encontrar paz en lo que tienes,
Ni amor con actitudes agresivas,
La felicidad no está muy escondida,
No la busques en bienes terrenales
Sino en ti y en esa fe perdida.

Conjuga pues tu voluntad con reflexión
Energía, espíritu y mente
Y de tus labios saldrá la solución
Que te hará en verdad ¡OMNIPOTENTE!
¡ HOMBRE DEL SIGLO XX ¡
HOMBRE MAQUINA
(Elizabeth Rodríguez L.)

puede el hombre forjar esperanzas
como sueños que se desvanecen,
como hilos de oro invisibles
que endurecen la hez de sus nervios;
puede ir escalando la cuesta
y sus plantas haciendo caminos,
con sus manos tejiendo ambiciones
al enigma de sus realidades,
puede el hombre estar ya en la cumbre
y la cumbre seguirá creciendo
y el hombre subiendo... subiendo...
la mitad de su cara es oscura,
la otra mitad, transparente,
con un ojo acerado e inmóvil,
con el otro bailando en su cuenca...
es un títere que se mueve en círculo,
pobre víctima de sus pasiones;
cuando al fin va alcanzando la cuesta
en realidad lo hunden sus acciones.
¿Ente esquizofrénico?
¿Ser apático?
¿Hombre ciencia?
No... ¡Hombre máquina!
Político o burócrata, científico o religioso,
Persiste en su ignorancia lisonjera;
Títere de cartón que si se rompe,
Saltan sus tripas de alambre torcido,
Su estructura...
Hierro enmohecido...
Sus ojos...
Dos simples canicas...
Su cerebro... aserrín,
Sus dientes cieno,
Pestilente carroña,
Hombre de lata,
Que destruye a la humanidad,
Títere abyecto que aplasta sueños,
Que roba y mata, que se destruye,
Átomo que estalla precipitado
Con su conciencia de telaraña...
Eso eres hombre político, hombre ciencia,
Ambicioso, esquizofrénico, retrógrada.
La humanidad te señala con su índice,
Constructor de la guerra y el hambre,
Robot como las máquinas que inventas,
Mira a tu derredor y ¿Qué contemplas?
Vicio... peste... suciedad...
Figuras macilentas...
Niños enclenques,
Ojos sin esperanza...
¡Humanidad!...
humanidad que oscila indiferente
porque sus ojos ya no tienen lágrimas,
porque sus bocas permanecen secas
ya no sueñan, ya no fingen que esperan,
ciertos de su destino se conforman
con seguir siendo... “conejillos de indias”
ya sin creer en falsas demagogias
en su ego ha nacido otra esperanza;
esperan la llegada del tercer hombre,
del hombre que aún no tiene sexo,
ni religión,
ni partido,
ni Dios,
del hombre incógnita que se avecina
sin doctrinas que aniquilen el pensamiento,
sin gobierno que tuerza los destinos...
sí...
hombre máquina...
hemos vomitado mil millones de veces
tu asqueroso y vergonzante proceder;
pero tus metálicas articulaciones
se hunden voraces en nuestra garganta,
y no somos ya,
la vida nos parece un desatino,
tu apetito voraz acabará de hundirnos...
seguiremos siendo humanidad sin destino.
HOY MAS QUE NUNCA FEROZ
(José Valdivia Domínguez, “Jovaldo”)

Aquí, allá o donde sea chocarán con un bastión;
Callao, Frontón, Lurigancho no rinden su condición,
Cuando el juego de la clase su moral está en la acción;
No importa lo que nos pase combatiendo en la prisión.

Si a canto grande pretende trasladarnos la reacción;
De aquí no saldrá ninguno mientras lata un corazón,
Para todo preparados con resuelta convicción;
Estamos muy bien armados con la justa concepción.

No han podido los papuchos doblegar nuestra razón;
Pues tampoco los marinos u otro carne de cañón,
Puño en alto con violencia levantamos nuestra voz;
Por la infernal resistencia hoy más que nunca feroz.
INCOHERENTE POR NATURALEZA
(Anónimo)

Hoy analicé mi vida, y tengo que cambiar.
Todas las deudas que un día soñé liquidar,
Porque soy atrevido como cualquiera,
Con dudas y soluciones, con amor y desamor,
Con ira y con rencor.

Suave como gaviota
Pero agresivo y apestoso como el león,
Soy sereno, pero a veces,
Flojo y falsificador.

Pero al mismo tiempo irreverente y revolucionario,
Zapatista por religión, pero PRIISTA por convicción.
Frívolo como hiena, pero ardiente como liebre,
Feliz e infeliz, realista y soñador,
Y amante del fútbol.

Joven aun hoy analizaré mi vida
Y no sé si tenga perdón. ¿Porqué seré así?
Sumiso por convicción,
Más independiente por opinión.
Porque soy así, con todas las incoherencias,
Que nacen de mí.

Débil, sexo fuerte y tupido, Borracheras y drogadicción, Que bajo muchos han caído,
Y yo no quisiera esa perdición.
Aquí hombre, es aquel que tiene:
Borracheras, mujeres y vida,
Sin tormenta.

Sin saber que hombre, es aquel responsable,
Que siempre es feliz; y de mujeres sólo hay una,
Y la mantiene contenta.
Pero hoy analizaré mi vida; y sé que ando muy mal,
Flojo, incoherente, débil, si continuo así como he de acabar?

Hoy analicé mi vida, y pensé también en los demás,
Guerras, contaminación, drogadicción, alcoholismo,
Si no se reflexiona a tiempo, que mal vamos a acabar.

Pero hoy analicé mi vida, Y llegué a esta conclusión:
Compañeros, amigos, gente: “hoy voy a cambiar”.
Por mi mundo y mi patria, mi comunidad y les aseguro
Óiganlo bien, que aunque sea duro el esfuerzo.
“HE DE TRIUNFAR”
INDIGENA
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Mujer noble, de mirada taciturna,
Ébano puro, de frente a su destino,
Melancolía escueta, luciérnaga nocturna
Buscando los inicios del camino.

Mujer mártir descendiente de una raza
Que se rinde a los siglos lentamente,
Toda una vida ante sus ojos pasa
Y ni una ofrenda le dejó la muerte.

¿Otomí? ¿Nahuatl? ¿Mazahua? ¡Quien sabe!
No existe en su rostro marcada diferencia;
Mil luchas por comer en su organismo caben
Y por sobrevivir, muy alta y digna su conciencia.

¿Maya? ¿Huichola? ¿Cora? Tal vez mexica
vendiendo su ignorancia entre las plazas,
india vendedora de chicles, mujer bajita
estrellándose en el smog social que la rechaza.

Mujer sometida a un mundo extraño
Dónde no hay pájaros que canten su dialecto;
Su orgullo quedó atrás y tan lejano
Que lo han borrado las horas y los vientos.

India, de trenza canosa y caminar chiquito
Cruzando un mundo que destruye el tiempo,
Su propio mundo (que ahora ya es mito)
Perdido a la orilla de los templos.

Mujer de extraño silencio; olor a rosas
Cual fresco jarro de tierra fermentada,
Magia multicolor, cual mariposa,
De coche en coche vendiendo una mirada.

India que te destruye tu propio mestizaje
Embarrado en la raza como quiste,
Te han cambiado de vida y de paisaje
Doblegando la gloria de tu estirpe.

India, mujer perdida en la selva citadina
Con dinosaurios de acero y montañas de cemento,
Cual semáforo sin luz en las esquinas,
Extraña estatua de bronce y de concreto.

Y te resistes a morir, tu orgullo grita
Como especie de reto al dogal que te aprisiona,
Mujer adusta, de cara monolítica
Que ves a otro mundo que el tuyo desmorona.

India de arrugada faz y negros ojos
Que a vender tu orgullo de la sierra bajas
Con un niño a la espalda envuelto en tu rebozo,
Hoy cuna, mañana, tal vez mortaja.

Con tus múltiples faldas como campanas en silencio
Queriendo buscar tu propia independencia,
Perdida entre un enjambre de locos y de necios
Mirándole pasar con muda indiferencia.

India, mujer cargada de ancestral tristeza
Viviendo en un mundo que lento te margina,
Vendedora de chicles, de jícamas y fresas
Con último esfuerzo bajo el sol caminas.

India, que comiendo el rencor de tus carencias
Te marchitas por lo poco que esperas de la vida,
Y con último orgullo te esfuerzas y yergues tu presencia
Ante el irremediable ocaso de una tierra prometida.

...India, mujer, arraigada en tus creencias
gritando tu odio sin darte por vencida.
INDISCIPLINA
(Enrique Cisneros L.)

Un día tienes planeado asistir a un acto político
Ir a una reunión con un grupo de teatro
Y finalmente ver una representación
A las seis y media de la tarde, y todo te sale mal.

Empiezas tomando cerveza en una cantina
Acto seguido haces el amor con un lindo corazón
(mientras espías una hermosa puesta de sol)
y terminas escribiendo un poema
sobre tus brillantes desventuras.

Entre hacer lo que tengo planeado
Y que todo me salga mal hay ocasiones
Como hoy que prefiero lo segundo.
INSEPARABLES
(Jesús Vicente)

Nuestro encuentro
No fue casual
Tu y yo nos escogimos.

Caminando en forma paralela
Convergimos en un punto
Señalado en el trayecto.

Fundidos
Continuamos la marcha
Formando una sola línea.

En esta travesía
No habrá retrocesos
Paralelismos ni direcciones opuestas.
INSURRECCION
(Carlos Al Campo)

Vosotros, los futuros redentores,
Alzad las frentes en las minas hundidas,
Alzad las frentes y aprestad los músculos,
Vosotros, los relegados de la vida!

¡Tú! Que vives encorvado, enfermo,
bajo los subterráneos de las minas,
buscando esos metales luminosos
como pequeños soles que rebrillan,

Tú que vives sin un rayo de esperanza
Tus largas horas, tus eternos días;
Que piensas de esta patria, cuando pasas
Frente a la luz de una mansión magnifica,
Donde están los magnates y los amos
Entre luces y seda y pedrería
Mientras tu vas, llevando allá en el alma
La carga de tus penas sin medida,
Camino a tu lóbrego tugurio
Sin un trozo de pan para tu cría?

Tú que vives doblando sobre el surco
En las arduas labores campesinas;
Dime si cuando sequías y huracanes
Te dejaron sin pan y sin guarida,
Algunos de esos que te hablan de política
Te dio el refugio de una mano amiga
Para evitar que fueras un mendigo
Lejos de sol de tu tierra nativa?

Y bien a ti mujer, mujer sagrada,
Refugio abierto a todas las fatigas
Hermana, novia, compañera, madre,
Amor y compasión, beso y caricia!

Yo te he visto velar en la alta noche
A la temblante luz de una bujía,
Doblada en la labor, para ganarte
El miserable pan de cada día!
A ti, a quienes esos mismos te hieren
Debieran adorarte de rodillas,
Y a todos los forzados y esclavos
De la tierra, la fábrica y la mina,
A todos los explotados de este mundo,
A todos los hambrientos de justicia,
A todos viene a despertar, vibrando,
El sonar insurrecto de mis rimas!

Adelante todos, masas insurrectas
Hacia la redención definitiva!
Vosotros sois el porvenir del mundo
Y el porvenir no transa ni claudica!

Yo me incorporo a esa columna en marcha,
Hacia las nuevas tierras prometidas,
Porque quiero pelear por su victoria
Bajo el rojo flamear de sus banderas!

Vamos pues, a pisar, ebrios de triunfo,
El más alto crestón que haya en la cima,
A recibir a luz sobre la frente,
De las nuevas auroras presentidas!
No importa que lleguemos a la cumbre,
Hollando escombros y pisando ruinas;
No importa, sobre todas las catástrofes,
ETERNAMENTE TRIUNFARA LA VIDA!
INTELECTUALES APOLITICOS
(Otto René Castillo)

Un día los intelectuales apolíticos de mi país
Serán interrogados por el hombre sencillo
De nuestro pueblo.

Se les preguntará, sobre lo que hicieron
Cuando la patria se apagaba lentamente,
Como una hoguera dulce, pequeña y sola.
No serán interrogados sobre sus trajes,
Ni sobre sus largas siestas después de la merienda,
Tampoco sobre sus estériles combates con la nada,
Ni sobre su ontológica manera de llegar a las monedas.
No se les interrogará sobre la mitología griega,
Ni sobre el asco que sintieron de sí,
Cuando alguien en su fondo,
Se disponía a morir cobardemente.

Nada se les preguntará sobre sus justificaciones
Absurdas, crecidas a la sombra
De una mentira rotunda.
Ese día vendrán los hombres sencillos.
Los que nunca cupieron en los libros y versos
De los intelectuales apolíticos
Pero que llegaban todos los días
A dejarles leche y pan, los huevos y las tortillas,
Los que les cosían la ropa,
Los que les manejaban los carros,
Les cuidaban sus perros y jardines,
Y trabajaban para ellos, y preguntarán,
“Que hicisteis cuando los pobres sufrían,
y se quemaban en ellos, gravemente,
la ternura y la vida?”

Intelectuales apolíticos de mi país,
No podréis responder nada.
Os devorará un buitre en silencio
Las entrañas. Os roerá el alma
Vuestra propia miseria y callareis,
de vosotros.
INTENTANDO ENTENDER A LOS “GUSANOS”
(Enrique Cisneros L.)

Tú que estás acostumbrado
A tenerlo todo fríamente calculado
Que al tiempo lo cotizas en monedas
Y el sentimiento es interés acumulado,
Que es imposible que entiendas la Revolución Cubana
Donde por ahora sólo se goza de los estrictos
Pero donde se ha olvidado
Lo que es vivir por el hambre presionado.

Tú que estás acostumbrado
A ver en el hombre mercancía
Y que tienes poder para comprarlo
Intentando opacar con billetes el amor al día,
Es imposible que entiendas que el “nuevombre”
Vale por el uso que se le da a su vida
Por el cambio que alegra su alegría.

Tú que estás acostumbrado
A caminar tomado de la mano
De mercenarios que defienden tus principios
Mierda a quienes reconoces como hermanos,
Es imposible que entiendas al cubano
Alfabetizador en Nicaragua, soldado en Angola
Que muere heroico combatiendo burgueses y gusanos.

Tú que estás acostumbrado
A amar para aumentar tus pertenencias
A desarmar para agrandar a caudales
A parir para dejar herencias,
Es imposible que entiendas al pionero
Infante que goza y crece imaginando
Jirafas rosadas.
Que se burlan del yanqui y su potencia.
JUCHITAN
(Macario Matus)

Adelante muchachos,
Avancen con el alma en la mano,
Con la inteligencia toda
Sobre las rocas coloreadas.
Las mujeres con gritos ahuyenten
Las hienas desde lo alto,
Que corran los lobos
Por otros caminos
Que vayan con sus taimadas
Hacia el oscuro monte.
Que el coraje de la juventud
Venza los escudos apolillados
Del insigne partido de colores.
Arrebaten la aurora
Del triunfo para el pueblo
Al que pertenecen
El poder y la gloria.
JUGANDO CON EL TIEMPO
(Enrique Cisneros L.)

Hay ayeres que no pasarán porque son cálidos
Candentes, como una puesta de sol como un beso quinceañero dado a pesar de los que se obstinan
En obligarnos a guardarlo.

No pasarán los instantes de amor
Los intensos, los que se gozan hasta el fondo del placer
No pasarán las eternidades que se vivan
Hasta la profundidad del cambio.

Vive hoy antes de que te quiten tu capacidad
De disentir y de jugar con los instantes y lo eterno.
Vive hoy antes de que te enseñen a medir los miedos
Y que empiezen a espantarte las distancias.

Hoy que todavía sabes dar y recibir vive,
Vive, y si los muertos tratan de postergarte tu alegría
Ocúltate al malestar de su falsa madurez
Que tratará de usurparte tu frescura.

Si gozas, goza hasta sus últimas consecuencias
Si sufres, sufre hasta la última gota de tu melancolía
Si luchas,
lucha hasta el último suspiro de tu sensibilidad.

Así cuando llegue tu mañana
Cuando tus presentes se conviertan en pasados
Y si has vivido no creyendo demasiado en el futuro
Te darás cuenta de que existes, de que eres humano.
¿JUSTICIA SOCIAL?
(Rafael Romero)

Me conduelo del pueblo con dolor oportuno
Cuyos hijos queridos harapientos están,
No recibe en la vida compasión de ninguno
Soportando penurias de furor de huracán.

En el pobre sabemos que es perpetuo el ayuno
Pues ni un digno trabajo los burgueses le dan,
A la escuela va el niño sin probar desayuno
Porque su hogar carece de un pedazo de pan.

Más si el pueblo protesta se le sigue la pista
Pegándole el marbete de feroz comunista
Y luego le aniquilan su combate inicial.
LA AMISTAD
(Rafael Romero)

Del resplandor de la amistad no dudo
-arco iris de paz del mundo entero-
por ser de las viudas el venero
a enaltecerla fervoroso acudo.

Gracias a la amistad el cielo pudo
Equilibrar sus astros con esmero,
Del hombre recto, limpio y justiciero,
Debe ser la lealtad siempre el escudo.

A veces aparecen desatinos
Que por cierto provocan sinsabores
En la frescura azul de los caminos.
En la escala social de los valores,
Perdono a los ladrones y asesinos
Pero jamás perdono a los traidores...!
LA BARDA
(Enrique Cisneros L.)

Después de medio dormir, después de medio ayunar
Emprendo el camino hacia la fábrica
Y la distancia me parece no muy larga
Pero en la noche ya gastadas mis horas
En la máquina ese último tirón,
Esos quince minutos empedrados
A la orilla de la barda, se eternizan
Y vaya que me pesan en la espalda.

Sólo ladran los perros.
Mis botas se cargan de metros hechos leguas
Haciendo en el peso rechinar las piedras
Para acompasar una música lejana,
Y cuando el silencio se me clava en las entrañas
Me abaten los recuerdos del futuro,
Dentro de 15 minutos, abriendo la puerta
Viéndola a ella tirada en el camastro,
Ella que no logra controlar su asma
Y los niños ya dormidos
Sin saber siquiera si su padre se preocupa
Porque la comida que compra ya no alcanza.

Cada paso un pensamiento
Cada pensamiento una esperanza
Un grito interno a quien escuche
Los silencios de los pasos difíciles
Que carcomen la distancia.
Y cada golpe se convierte en golondrinas
Y cada ave se escapa en desbandada
Y cada paso hace más pesada la distancia
Entre piedras, unas botas que rechinan,
Los aullidos de los perros y una barda
Que separa las mansiones de los ricos
Del cuartucho insalubre que mis hijos llaman casa.
LA BOTELLA
(Anónimo)

yo soy la botella, del crimen sostén
amigo que pasas conóceme bien
no me toques nunca, oye mi consejo
y serás dichoso cuando seas viejo.

Pues soy la causante de las desventuras
De los sinsabores y las amarguras;
Soy de los cobardes el falso valor
Y para las madres afrenta y dolor.

Yo hago que muchos se tornen violentos
Y de dios quebranten los diez mandamientos;
Yo soy el origen de incontables males
Pues a muchos llevo a los hospitales.

Yo soy la deshonra y la esclavitud
El mayor peligro de la juventud;
Por donde yo paso dejo la pobreza
Siembro la discordia, dejo la tristeza.

Campos y ciudades saben de mis huellas
Y he sido la ruina de mujeres bellas
Cumplo de las sombras la fatal misión
De arrastrar al hombre a la perdición.

No hay memoria sana que mi mal no venza
Pues yo soy de los hijos temor y vergüenza
Soy de los ingratos el remordimiento
Y de las esposas el mayor tormento.

Yo soy la botella del vicio fatal
Que voy por el mundo con paso triunfal
Si eres prudente amigo lector
Recuerda el consejo: No tomes licor.
LA CARCEL
(Rafael Romero)

En este medio de candentes males
Que a toneladas por desgracia llueven,
Van a la cárcel los que nada deben,
Pero no los ladrones oficiales.

Se viven circunstancias desiguales
Y en vez de que a los pobres los eleven,
Sufren prisión si a protestar se atreven,
Por ordenes de jueces inmorales.

Se castiga con furia al inocente
Dejando en paz al que se cree decente
Pero que tiene lacras incurables.

Aunque de exagerado se me tilde,
La cárcel se hizo para el pueblo humilde
Y no para los ricos miserables...!
LA CORRUPTA
(Parodia la Mucura, Sección XVIII)

Gordillo se anda escondiendo
Salinas dile que venga
Que no mande a sus arrastrados
Pa’ que nada se resuelva. (Bis)

Gordillo es una corrupta,
La vieja es una corrupta. (Bis)

Gordillo si tu no puedes
Entablar negociaciones
Gordillo cambia de oficio
Ponte a vender chicharrones. (Bis)

Gordillo quien te gritó
que eres corrupta en tu cara
fueron los de Michoacán
al violentar la minuta. (Bis)

el cheque ya no llegó
piensas que voy a rajarme
pues va a pasar al revés
con más ganas voy a entrarle. (Bis)

la base ya está esperando
Gordillo no seas miedosa
De aquí no nos moveremos
Hasta que arregles las cosas.

Gordillo es una corrupta
La vieja es una corrupta. (Bis)
LA CUCARACHA
(Parodia la cucaracha, Sección XXII, SNTE)

los vanguardistas, los vanguardistas,
ya no pueden avanzar
porque no tienen,
porque les falta, apoyo magisterial.

Una cosa me da risa,
Los vanguardistas en misa
Para pedirle a la virgen
Que sea menos la paliza.

Los vanguardistas, ...

Una cosa me da risa,
Charros como prestamistas
Pensando ganar adeptos
Para entrar en el congreso.

Los vanguardistas, ...
Ya se van los vanguardistas
Y se van para otro estado
Porque aquí los de Oaxaca
Ya los hemos derrotado.

Los vanguardistas, ...

Las leyes se han pisoteado
En esta tierra de Juárez
Pero el culpable mayor
Es Pedro Vázquez Colmenares.
LA CHARRA SE ESCONDIA
(Parodia la hierba se movía, Sección XVIII)

me fui a marchar la tarde
buscando a la Gordillo
nos fuimos caminando
rumbo para los pinos
y por miedosa que es
la vieja nunca vino.

y la raza enfurecida
le gritaba mil consignas. (Bis)

Por Camacho y Salinas
Se sentía protegida
Pensaba que las bases
Pronto se venderían
Pero siguió el plantón
Más de día y de noche.

Y la raza enfurecida
Le gritaba mil consignas. (Bis)

Hay cientos de granaderos
Que no se mueven en todo el día
No hay juego más corrupto
Como el que hicieron allá en Purúa. Bis)
LA CHICA DE BUCARELI
(Enrique Cisneros L.)

La chica de Bucareli, la del corazón de fiesta;
La que platica bonito, la de la sonrisa eterna,
Tiene tantos, tantos admiradores, que fuera
Preciso para contarlos del desierto las arenas.

Noche a noche; hora tras hora en un desfile sin tregua,
Formados esperan turno para acariciar su diestra,
Gerentes y voceadores, periodistas y poetas,
Uno que otro policía y hasta un ciego se desvela
Por oír ahí en su trono tras de la caja a una reina.

Unos dicen que es bonita , otros dicen que es coqueta,
Unos afirman que es mala, otros afirman que es buena,
Alguien opina que tiene una fórmula secreta
Para traer como trae a tanto hombre de cabeza.

La verdad no sé cual es y tal vez nadie la sepa,
Más si pudiera opinar sinceramente dijera
Que la niña usa muy bien con la izquierda la muleta,
Para poder capotear en valerosa faena,
A tanto miura salvaje que por las noches se suelta.

¡Olé! Niña, capotéalos y que el cielo te proteja
para que salgas en hombros desde el altar de una iglesia toda vestida de blanco cortando mano y oreja.
LA EXTRANJERA
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Hubiera sido absurdo
Como atraerle una gran cadena al viento
O parar con las manos la lluvia de esa tarde
O no escuchar aquel millón de voces
O pedirle al reloj que daba la hora que callara
Hubiera sido absurdo detenerla.
Ella volvía a su país de origen, a su paz,
A su casa de la avenida Horacio, al paraíso.

Durante cuatro meses vivimos en el hotel Scorpio,
A la deriva de lo que el mundo vive mansamente.

Huíamos de nuestra vil rutina y caímos
En otra vil rutina más fácil y tediosa;
Del hotel al café, del café a andar sin rumbo
Por la calle o pararnos ante un escaparate
(comprar un disco, una loción o un libro),
Ir a comer a Samborn’s, entrar a cualquier cine,
A un “ladies bar”, etcétera, y doblemente hastiados
Volver a contemplarnos con tristeza.

Recuerdo su mirada, sus cabellos, su forma de reír,
Aquella blusa que le sentara hermosamente
Obscena y su boca, su dulcísima lengua de serpiente
Que me lamió con humildad las manos, la nuca,
El cuello, el vientre y los testículos.
Muy dulcemente se adentró en mi vida.

Nos conocimos en una fiesta pop
En una hermosa casa de Polanco
Tertulia, club, prostíbulo donde había de todo,
Gente de moda, artistas, prostitutas de ilustres
Apellidos, jotos, muchachas inn, políticos,
Príncipes de la banca y reyes de la industria.

Juntos reímos y a la vez planeamos,
Sin palabras, fugarnos simplemente de aquel sitio.
Y juntos fuimos a donde Siqueiros
(Bellas Artes, la UNAM y el Polyforum);
le descubrí a Violeta (Raphael era su Dios)
le di a leer a Llenan (leía a Dale Carnegle),
la sacudieron Guillén y Neruda
(Se extasiaba con Octavio Paz) y en ocasiones
-oh dulce esnobismo- me dibujaba caras conocidas:
Genaro Vázquez Rojas, Ernesto “Che” Guevara,
Ho- Chi- Minh, Marx, Fidel.

Se ve que todo esto sólo por halagarme,
(por parecer un poco aliada mía).
Son las seis de la tarde y la recuerdo
Apenas diez minutos después
De haberle dicho adiós.

Nos acercamos como dos espejos
Que se desnudan uno frente al otro.
Nos despedimos como dos espigas
A las que mueven dos vientos contrarios.
Hubiera sido absurdo detenerla.
Ella volvía a su país de origen, a su paz
a su casa de la avenida Horacio, al paraíso.
LA “GÜERA” NEGRA
(Parodia la puerta negra Sección XVIII, SNTE)

octubre 13 de 89
cuando el congreso fue saboteado
por todos esos charros del SNTE
porque Gordillo los ha comprado.

Todas las bases allá en Uruapan
La mayoría se veía bien clara
Pero Gordillo con sus charritos
Salieron con su vil charreada.

Pero Gordillo es la culpable
De que el maestros este haciendo paros
Porque no quiere solucionarnos
Tantas demandas que hemos planteado.

Que pensarían que yendo a Purúa
Se burlarían de la disidencia
Pero han fallado porque nosotros
Todas las fuerzas las concentramos.

Getzemaní con su comitiva
Van a sufrir una gran desgracia
La disidencia tan combativa
Los ch... con la democracia.

Pero Gordillo es...
LA “GÜERA” NEGRA
(Parodia la puerta negra Sección XVIII, SNTE)

octubre 13 de 89
cuando el congreso fue saboteado
por todos esos charros del SNTE
porque Gordillo los ha comprado.

Todas las bases allá en Uruapan
La mayoría se veía bien clara
Pero Gordillo con sus charritos
Salieron con su vil charreada.

Pero Gordillo es la culpable
De que el maestros este haciendo paros
Porque no quiere solucionarnos
Tantas demandas que hemos planteado.

Que pensarían que yendo a Purúa
Se burlarían de la disidencia
Pero han fallado porque nosotros
Todas las fuerzas las concentramos.

Getzemaní con su comitiva
Van a sufrir una gran desgracia
La disidencia tan combativa
Los ch... con la democracia.

Pero Gordillo es...
LA IMAGINACION AL PODER
(Horacio Espinosa Altamirano)

“Queremos el mundo y lo queremos ahora”

Tenéis razón, el mundo está ulcerado,
Ataviado de infamias, ceñido a la neurosis
Y los atardeceres del paroxismo atómico
Semeja el paso zigzagueante de un beodo
En el óseo costillar del universo.

¿Qué esperabais, ilustres académicos
del arte genocida, que suponíais, militares de la cretinocracia, prosopopéyicos, filicidas del orden
y la escatología del principio del crimen
y la autoridad mascada con fusiles y mazmorras
y las viscosidades del delito?

¿Qué esperabais, burócratas vandálicos,
oscuro testimonio de un pacto de roedores,
que esta pelota de estiércol
que juega con el hombre, que rebota en la nada
e irrumpe en el recinto de los dioses,
tenga el sonido del último suicida?

¿Qué esperabais, redondos bonzos gastronómicos,
impasibles gestores de servicia,
morfología enajenada, cifra de servilismo,
dictadura antropoide y lombrosiana?
¿Queríais dosis de vida adulterada
en homenaje al pudridero,
a la herrumbre sanguinolenta
de vuestra progenie?

¡Eso queríais! Y os confabulabais
entre pactos de miasmas y epitafios.

Pero ante el absoluto de la muerte
Surgió el absolutismo de la vida.
Y contra infamia se hizo barricada,
Contra la asfixia usamos él oxigeno,
Lo elemental del hombre en trascendencia
Y la imaginación contra el poder,
La imaginación al poder,
Prohibió prohibir al hombre la alegría,
Clausuró el desamor, sus filos de alcaloide,
La negra cimitarra de la espuma
Que estalla entre las sienes del suicida.

¡Ah vendaval que anuda la garganta de ciudades y calles!
¡Ah espada de heroísmo fundida en multitudes,
templada con blasfemias como águilas heráldicas!
Traed hasta mi mano la insignia y la brigada
Clandestina cuyas invisibles armas
Son el honor y el totalitarismo de la imaginación.

Más alta que la especie
Son vuestras palabras que me colman de orgullo,
Vuestra mirada de roja levadura
O llamarada con festines de luz y autonomía,
Porque desde el hollín insano y punitivo
Habéis recobrado para el hombre
El paraíso de la sangre de Abel
Y sembráis la realidad de la imaginación
A contramuerte,
A certidumbre blindada de intemperie
Contra ratas andróginas y moluscos togados.

Tenéis razón. Vuestra aérea marea,
Vuestro ondear de estampida
es sólo comparable a las centurias de París
y de octubre y la cólera que amáis y amasáis en
vuestros corazones es sonido de acero subversivo.

(Zumba París y cruje en Castellano Hispanoamérica.
Y es barbada la roja barricada de Cuba y Nicaragua
Y el trigo de Argentina se ensambla a la epidermis
Mundial de Norteamérica.
Y la espuma que besa a Venezuela se hincha de bolívares porque hasta el capitán llegamos
Con ramo de sangre, con un fusil de lágrimas y un árbol instantáneo de incendio y dinamita
Y en su fronda insurgente convocamos
Legiones de la aurora,
La fauce del crepúsculo y el nido del galope).
Tenéis razón.
Heredamos un mundo de lápida y sustento
Para morir y agonizar apenas.
Con mendrugo y harapo hemos andado
Esta hondanada cuya torre y estrella
Y la vara para medir la dignidad mesiánica,
Está en manos fariseas.
De la casa del hombre no existen paredes
Ni cimientos y la furia es campana claroscura,
Metralla que nos une como patina
O musgo militante, como licor o báculo iracundo,
Entre desheredados escarlatas,
Con mendigos de rostro verdinegro
Y jadeantes relieves trazados
Por el sudor del hombre
En la puerta de Dios: este aldabón labrado
Por réprobos de mil generaciones.

Y es ahora cuando vosotros, jóvenes del mundo
Preguntáis: “¿Ha llegado la justa hora de la justicia?
¿Dios está barbado de furores, aquí, hombro
y brazo unidos con los humillados de la tierra?
¿Se trata del espejismo, de la vulgar utilería
y la tramoya para que el hombre yerre permanentemente
por las orejas del desamparo y las cuencas
del hambre y la miseria?”

Porque si estamos para errar
Y eres la mampostería que cubre el crimen
Y la adiposa voz de la riqueza,
Es hora de entregarte las afrentas,
A la copa de maldiciones del huérfano
Y a la decoración simplista de un satélite
Que ronde taumaturgo el universo.

Tenéis razón.
Cifras de humo y guarismos de angustia
Han hecho con la carne del hombre.
Escatología ciñeron a la luz
Y levantaron un hongo atrás del arcoiris.
Nos dieron el cansancio que curvó a las montañas
Y un licor homicida
Y un voltaje de zarza nos hizo guerrilleros,
Combatientes cuya sangre y marea es órbita de astros,
Insurgencia que asciende a los violines,
A las cuerdas del bosque, al estallido oceánico
De púberes libélulas y al bronco testamento
De maderamen rojo que cubre a nuestros muertos,
Que lleva a nuestros muertos el pan de cada día,
Aérea barricada o férrea guarnición
De heroica ciudadela.

Estamos con vosotros,
Biznietos de Sandino, roquedal de París,
Estamos con vosotros,
Relámpagos de O´Higgins, fusiles de Bolivia.
Estamos con Vosotros,
Herederos del trueno y espada de Sarmiento.
Con vosotros estamos,
Oxigeno de Lincoln, guerreros de la paz.
Con vosotros estamos,
Oleaje de barricadas de Morelos y de Sucres.
Comuneros de Roma, estamos con vosotros
Con la acción de Guevara y a la voz de Fidel.

Más allá del cansancio y las fronteras
Dadnos un instante de vuestra dignidad,
Estudiantes y obreros en un solo combate
Son la espada del Cid: obreros y estudiantes,
El futuro es la suma de Bolívar y de Marx.

Creo en la muerte de todos los poderes que limitan
Al hombre, creo en la fecunda libertad.
Y en la fertilidad del hombre para procrear la libertad,
Y en la libertad como destino del linaje del hombre,
Y en el hombre como guerrero de la paz, señor
De su progenie y dentadura de astros y planetas.
Y creo en el pueblo, hijo del hombre,
padre del hombre, espíritu e hijo del espíritu del hombre.
Y entrego esta heráldica reunida
Al fuego y al fragor que dais al mundo,
Izando itinerarios de rojas barricadas
O suma de galaxias de canto y ciudadela.
LA IMPOSIBLE SOLEDAD
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Yo no soy sólo un hombre, un hombres sólo
Sin soledad posible, alucinado
Por la sal de la tierra, enloquecido
Cada que oigo el llanto de los hombres.

Yo soy un hombre más entre cienmiles,
Entre millones de hombres verticales,
Hombres desde los pies hasta el cabello.

Centuplicado en medio del mundo
Voy juntando sus lágrimas y risas,
Rejuntando sus ansias, persiguiendo
La cauda de los sueños pisoteados
En el tropel de todas las angustias.

Voy caminando a ras del exterminio
Con mi dolor intacto y mi sonrisa,
Con mi esperanza al hombro y la certeza
De andar en pos del día decisivo.

Voy pisando entre ruinas y despojos,
Pensando con la frente y con las uñas;
Y, a pesar del acoso de mil muertes,
Estoy atado, tercamente asido
Como sístole y diástole a la vida.
Multiplicando voy abriendo surco
Desde sembrar la paz, el dulce anhelo
De ver hombres alegres, de ver niños
Ahítos de reír, de ver poetas
Felices por alcanzar el alto sueño
De que todos podemos ser felices.
LA INTERNACIONAL.
(P. Degeiter)

Arriba los pobres del mundo,
de pie los esclavos sin pan,
Y gritemos todos unidos
¡Viva la internacional!

Removamos todas las trabas
Que impiden el triunfo del bien,
Cambiando al mundo de fase,
Hundiendo el imperio burgués,

Agrupémonos todos
Por la lucha final,
Y se alcen los pueblos con valor
Por la internacional!

El día que el triunfo alcancemos
Ni esclavos ni ricos habrá,
Los odios que al mundo envenenan
Del mundo lanzados serán.

El hombre del hombre es hermano,
Cese la desigualdad
La tierra será el paraíso
Bello de la humanidad.

¡Agrupémonos todos
por la lucha final,
y se alcen los pueblos con valor
por la Internacional!
LA JAULA DE ORO
(Parodia la calandria, Sección XVIII, SNTE)

En una jaula de oro pendiente de un balcón
se encuentra el presidente robando a la nación.
Hasta que los maestros hicieron un plantón
Pidiendo más aumento y democratización.

Y el p... presidente no tuvo que decir
Mandó a los granaderos retírenlos de allí.
Pero los profesores siguieron en plantón
Hasta que resolvieron toda su petición.

Pero aquellos maestros estaban bien unidos
Pa’ darles en la m... al pri con sus bandidos
Lograr la democracia borrar la falsedad
Y meter en la jaula a todo el nacional.
LA JUSTICIA
(Rafael Romero)

Bajo este cielo noble y reluciente
Que del sol es la primorosa pista,
La justicia se vende al agiotista
Y a los perversos ricos el ambiente.

En lucha desigual vence el pudiente
Aunque jamás esa razón le asista,
La ley es siempre objeto de conquista
Quien diga lo contrario sólo miente.

Es una situación escandalosa
Que debe eliminar sus asperezas
Para hacerse más bella y generosa.

En nuestro suelo ayuno de riquezas,
La justicia andará toda andrajosa
Mientras tengamos jueces sinvergüenzas.
LA LUCHA CONTINUA
(Odiseo Sol)

A nuestros compañeros firmes luchadores
Por la libertad de nuestro pueblo humilde,
A ustedes que cayeron en las garras
Del tigre de papel heroicos combatientes coceístas.

A ustedes que desde las diferentes prisiones
Donde se encuentran recluidos continúan
Luchando sin temor a la tortura,
Para todos ustedes camaradas
Vaya un saludo fraternal y revolucionario
Pues con su ejemplo estimulan nuestra lucha.

Quienes pensaron que cayendo las cabezas visibles
Del movimiento popular se acabaría la protesta
Y la lucha por mejores condiciones de vida
Del pueblo zapoteca SE HAN EQUIVOCADO.

Otros corazones han retomado la senda libertaria
Otros brazos han enarbolado sus banderas
Que ustedes defendieron.
Mienten quienes afirman el fuego haber apagado
Muy por el contrario la flama de la dignidad
Sigue brillando.
LA LUCHA CONTINUA
(Odiseo Sol)

A nuestros compañeros firmes luchadores
Por la libertad de nuestro pueblo humilde,
A ustedes que cayeron en las garras
Del tigre de papel heroicos combatientes coceístas.

A ustedes que desde las diferentes prisiones
Donde se encuentran recluidos continúan
Luchando sin temor a la tortura,
Para todos ustedes camaradas
Vaya un saludo fraternal y revolucionario
Pues con su ejemplo estimulan nuestra lucha.

Quienes pensaron que cayendo las cabezas visibles
Del movimiento popular se acabaría la protesta
Y la lucha por mejores condiciones de vida
Del pueblo zapoteca SE HAN EQUIVOCADO.

Otros corazones han retomado la senda libertaria
Otros brazos han enarbolado sus banderas
Que ustedes defendieron.
Mienten quienes afirman el fuego haber apagado
Muy por el contrario la flama de la dignidad
Sigue brillando.
LA LUCHA DEL MAESTRO
(Roselia A. escobar R.)

Te voy a contar un cuento que no es cuento, es realidad,
Es la historia de un maestro que se dispuso a luchar,
Él trabajó en la montaña y ya llegó a la ciudad
Su sueldo ya no le alcanza, su sueldo ya no le da,
No tiene para sustento él conforme ya no está.

Su familia pasa hambre, sus hijos quieren un pan
Él lucha por un aumento que el gobierno no le da,
En cambio le da descuentos ¿quién lo podrá ayudar?
La prensa lo llama flojo que se ponga a trabajar,
Él trabaja con los niños con ahínco y con afán,
Exige un cien por ciento que en realidad no le dan.

El explica a nuestro pueblo que quiere colaborar,
Le responden con descuentos queriéndolo amedrentar,
Sube el pan y las tortillas y sueldo baja más,
No puede comprar un libro para enseñar mucho más,
Y es que tiene una familia a la cual alimentar.

El final de este MAESTRO el gobierno lo dirá,
Si quiere tener un pueblo con muy buena educación,
Con maestros preparados y un pueblo con instrucción,
Al maestro escuchará.
Pero si esto no le importa esta lucha no verá.

Y seguirá siempre hambriento, y el niño no aprenderá,
Y el maestro aunque no quiera preocupado siempre está
En que llevará sustento, y en que ¿cómo vivirá?
Gobernador, diputado, candidato, funcionario,
Tú tuviste un buen maestro fuiste por él educado
Escucha, recapacita, tu sabes que en realidad
Este aumento es necesario y saludable quizá.

No te escondas, no rehuyas, no mientas,
No hagas promesas, ni insultes a este maestro
Que no quiero sólo un puesto, sino un bienestar,
Honesto para su comunidad.
Gracias por leer el cuento que no es cuento, es realidad,
Es la historia del MAESTRO que luchando ahora está.
LA LLORONA 85
(Parodia la llorona, Sección 22, SNTE)

Salías del SNTE un día Miranda
Cuando al pasar yo té vi, (Bis)
Muchos billetes llevabas, Miranda
De las cuotas que te di. (Bis)

Ay, ay, ay, ay Miranda, Miranda,
Que verde entonces te vi
El coraje que te dimos Miranda
No se te olvidará a ti. (Bis)

Toditos los vanguardistas, Miranda
Se arrodillan ante ti, (bis)
Nosotros por democracia, Miranda, Miranda,
Ya no creemos en ti.

Salías del SNTE un día, Miranda...

Ay, ay, ay, ay Miranda...
LA LLORONA 89
(Parodia del Profr. Raymundo Reyes Angeles)

Venimos al precongreso llorona
En campaña electorera,
Uno a salir con el queso llorona
Y otro de la ratonera.

¡Ay! De mi llorona, llorona yo a ti te adoro
agarremos con firmeza llorona
“a los cuernos por el toro”.

He buscado la palabra llorona
Yo la he buscado con creces
Y siempre me la negaron llorona
La pedí veinte mil veces.

¡Ay! De mi llorona
llorona y lo sabes tú
ahora que yo estoy hablando llorona
por favor no me digan ¡uh!

Dirán que en todo me fijo llorona
Dispensen los fraternales,
Pero un compañero dijo llorona
Sus gritos son infernales.

¡Ay! de mi llorona
pa’ que esto se corrigiera
David lo dijo muy claro, llorona
Se calman o van pa’ fuera.

Tienes una miradita llorona
Que a mí me hace enloquecer
“Cuida muy bien a la niñita”, llorona
“La que acaba de nacer”.

¡Ay! De mi llorona
eres bella como Osiris
“en el color reflexiona” llorona
“El color del arco iris”.

Para que esta acción te cinche llorona
Ahora que vas al mandado
Me llevas o hago berrinche llorona
Y aquí me quedo sentado.

¡Ay! De mi llorona
llorona cuando te enojas
agarras muy enojada llorona
al “rábano por las hojas”.

Que bien nos manipularon llorona
esta fue una mala acción
Para que nos despertaron llorona
Sin prensa y televisión.

¡ay! De mi llorona
para que entren en razón
digo palabras de Hidalgo, llorona
y también de Díaz Mirón.

Congreso sin condiciones, llorona
Era la meta expedita
Después de las reflexiones, llorona
Aunque sea una carterita.

¡Ay! De mi llorona
¡Pedro, fuera, para afuera!
Pero el horno está caliente llorona
¡Dios! ¡Ojalá y Pedro volviera!

Fuerte, grande y vencedora, llorona
Por una razón sencilla,
Es nuestra coordinadora llorona
Pues allí está Pancho Villa.

¡Ay! De mi llorona, llorona
llorona cura mis males
pero que sabroso gritan llorona
las porras de fraternales.

La cosa no está pa’ fiestas, llorona
Para pastel ni pa’ guisos,
No hagamos de las propuestas llorona
Una ensarta de chorizos.

¡Ay! De mi llorona, llorona,
Té “hecho un silbido”
todo lo que aquí se dijo llorona
esta bien circunscribido.

Por su cola y corrupción, ¡Ay! Llorona
Ya nos pusimos en guardia,
Hay un no a la integración, ay! Llorona
De los charro y de vanguardia.

¡Ay! De mi llorona
de todos hemos oído,
magisterio oaxaqueño llorona
siempre por siempre unido.
LA MARSELLESA
( ¿? )

A la revuelta proletarios,
Ya brilla el día de la redención;
Que el sublime ideal libertario
Sea el norte de la rebelión,
Sea el norte de la rebelión.

Dignifiquemos del hombre la vida
En nuevo organismo social,
Destruyendo las causas del mal
De esta vil sociedad maldecida.

¡Obreros a luchar,
a la revolución,
con decisión a conquistar
nuestra emancipación.
(Se repite la estrofa)

No más al amo gobernante
Por vil salario queremos servir,
Ya no más la limosna humillante,
Ya no más suplicar ni pedir,
Ya no más suplicar ni pedir.

Que el pedir pan por hambre acosado
El proletario con imponente voz,
Le contesta mortífero y feroz
El fusil del verdugo uniformado

¡Obreros a luchar,
a la revolución,
con decisión a conquistar
nuestra emancipación.
(Se repite la estrofa)
LA MARTINA
(D – I- 202, Sta. Ma. Ozolotepec)

Ocho años tenía Vanguardia cuando a Oaxaca cansó
Y a los 10 años cumplidos en ese estado perdió,
Estaban los vanguardistas sentados en la sección
Cuando todo el magisterio en paro se declaró.

Aquí me he estado sentado robándole al profesor
Juntando lo suficiente quiero ser gobernador,
De quien es esa cartera De quien es esa sección
Yo creo que no es de los charros la gran sección 22.

Esa cartera no es tuya el charro te la vendió
Para que robes al maestro a puritita traición,
En la sección no administra aquél traidor de Mayrén
Entre nosotros existen quienes lo sepan hacer.

Y se formó aquél congreso en febrero ochenta y dos
Y ganaron pa´ la base esta sección 22,
Pedro Martínez Noriega estaba en su función
Cuando los charros formaron una espuria sección.

Vanguardia quiere de nuevo la educación gobernar
Pero nosotros queremos la educación popular,
En este nuevo congreso vanguardia no pasará
Y si es que quiere su hueso se lo tendrá que ganar.
LA MORDAZA
(Anónimo)

Es un ácido corrosivo y que carcome, destruye y pulveriza
El canto libre, la acción firme, el pensamiento claro;
He visto poner muchas mordazas, de vergüenza,
También de noche escucho voces amordazadas,
Sin mensaje, sin rumbo, ruidos, sólo ruidos,
Extendidos los párpados, pesados y mudos;
Ojos ansiosos, boca muda, pulso enloquecido,
Voz callada, aire rápido, boca inmóvil.

Una mordaza es la castración íntima del hombre,
Es la condena eterna del eco amargo del silencio;
Es la mordaza un martillazo a los pulmones,
Es vísceras destrozadas, es laguna atornillada,
Es un corte a la corriente seminal de los testículos;
Es el ahuecamiento de la vertebral columna.

La mordaza es artritis en las coyunturas del alma;
Es un amargo sepulcro, prematuro al pensamiento,
Es catalepsia y crisis de los valores elementales;
La mordaza es la anulación absoluta del hombre.

En el país que habito, el mismo donde fui engendrado,
De quien revolví sus tradiciones con mis travesuras tantas;
Donde aprendí a marcar el paso de un instructor teniente;
El mismo de mis datos para mi cédula cuarta oficial.
En este país contradictorio desde hace mucho tiempo
He visto como ponen la mordaza odiosa:
Basta tener la voz mediana, en tono grave mayor
Y la mordaza llegará del partido, del departamento,
De la empresa, del jefe, de la iglesia, del gato,...

Hay una mordaza por ejemplo para hermetizar las aulas
Romper los nervios y rajar los pulmones,
Destrozar marxistas en pedagógicos pañales;
Aplastar izquierdistas de titubeantes brazos,
Saturar cerebros reducidos de palabrejas académicas
Destruyendo su incipiente solidaridad del gremio
Y a esta mordaza la llama ¡DOBLE PLAZA!
Para hacer un capataz del compañero,
Una hiena babeante de perpetuo acecho;
¡Malditos negreros! Buscan un mafioso,
un inconforme, una cabeza gacha, una víbora,
le dan tiempo completo y lo amordazan
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ DIRECTOR TECNICO ¡!!!!!!!!!!

Y para aumentar la espantosa carnicería fraterna,
En diferentes escalas y diferentes modos,
A los perros grandes encadenan chicos;
A los chicos otros más pequeños, llegando hasta ratones,
Aquí las mordazas son distintas, son otras,
Pero sirven exactamente para lo mismo;
Inspección escolar, Dirección federal, Supervisión,
Ministerios, oficialias, gatos de oficialias;
¡¡Si maldita sea!! ¡¡ Todos tienen su mordaza!!
Si marcha alguien al margen de la burocracia;
Desde luego la oficial, subsidio gubernamental;
No, que va, tampoco queda exento a la mordaza;
Una sonrisa se le acerca, le palmea, le habla,
Lanza improperios contra los traidores y los vendidos
Espumaraje de cinismo le escurre entre las barbas,
Lo invita, le explica, lo envuelve y lo lleva;
Lo lleva a su recinto de ideología agachona,
Y de repente le ensambla su complejo típico,
Le adornan de estatutos y le dan un sombrero charro
¡¡Y viva la solidaridad del agremiado charro sindical!!

Hay otra mordaza que llega hasta los dientes,
Se va colando poco a poco en la tierra y en el agua;
Entre los surcos y la milpa tierna,
Entre los bueyes del yugo y es la más dura
Porque el sudor que la empapa y petrifica;
Por el sol que la requema, sexenio a sexenio,
Desde la zanja única de la parcela seca,
Hasta la acera misma del banco de Crédito Agrícola;
Desde la deuda de la cosecha última desnuda,
Hasta el interior mismo del departamento agrario,
La mordaza amarga del miedo, miedo a todo,
La ácida mordaza de la ignorancia del derecho encarpetado.

El mentor que ignora sus estatutos y reglamentos;
El obrero que desconoce la Ley federal del Trabajo,
La ley de la reforma agraria para analfabetos.
¡¡Esas son las mordazas !! ¡¡Y nadie las quita !!
¡¡SE QUITAN ENSEÑANDO Y NADIE ENSEÑA ESOS PAPELES!!
¡¡y EL INFIERNO, Y Dios Y EL diablo y Judas y la Cruz!! ¡¡TODOS!! ¡¡Sí, Todos!! ¡¡Son la mordaza eclesiástica!!

El premio, el lenguaje culto, el primer lugar,
Son la maldita mordaza del concurso abierto;
Los gases la tortura, la macana, la cárcel,
Se hacen una sola ¡¡Mordaza policiaca!!
El soborno, el recelo, la mentira, ¡¡MORDAZA OFICIALEZCA!!

Granaderos, halcones, porros, panchos, rectores,
Pandillas, cuajan sangrientas la estudiantil mordaza;
Honorarios, chantajes, dramas, intereses y conveniencias; capitales,
¡¡ Los descubro ¡! ¡¡ DOLOROSA MORDAZA MEDICA ¡!
solidaridad mal entendida, compañerismo chueco,
manejos malos y desfalcos, ¡¡CHARRA MORDAZA SINDICAL!!
El despido, la necesidad, el hambre, desempleo,
Todo eso y más son las mordazas capitalistas,
Patronales, ¡¡MORDAZA DE PANICO Y RASTRERISMO!!

Las FRUSTRACIONES, los deseos naufragados,
Los fracasos y la mediocridad,
Terminan en la cantina, recinto de estudios
Y análisis de la reforma educativa;
Sí maestro, cada cerveza ingerida en el debate,
Cada conclusión sacada a la botella del viejo;
No importa quien la haya pagado,
Importa la garganta, siempre será igual,
Con la mordaza PEDAGOGICA.

A ti obrero, maestro, empleado, campesino, compañero,
A ti obrera, maestra, empleada, campesina, compañera,
Se que están amordazados de algún modo difícil,
Pero, si no se destruye un poco esa mordaza ajena;
La nueva revolución abortará indefensa en su martirio;
Y todo quedará bajo la muerte eterna del espíritu
Como bandera triunfal la vil mordaza,
La mordaza... ¡¡LA MALDITA MORDAZA DEL SISTEMA!!
LA MUCHACHA EBRIA
(Anónimo)

Este lánguido caer de brazos de una desconocida,
Esta brutal tarea de pisotear mariposas y sombras y cadáveres;
Este pensarse árbol, botella o chorro de alcohol,
Huella de pie dormido, navaja verde o negra;
Este instante durísimo en que una muchacha grita,
Gesticula y sueña por una virtud que nunca fue la suya.
Todo esto no es sino la noche,
Si no la noche grávida de sangre y leche,
De niños que se asfixian,
De mujeres carbonizadas
Y varones morenos de soledad
Y misterioso, sofocante desgaste.
Si no la noche de la muchacha ebria
Cuyos gritos de rabia y melancolía
Me hirieron como el llanto purísimo,
Como las náuseas y el rencor,
Como el abandono y la voz de las mendigas.
Lo triste es este llanto, amigos, echo de vidrio molido
Y fúnebres gardenias despedazadas en el umbral
de las cantinas llanto y sudor molidos,
en que hombres desnudos, con sólo negra barba
y feas manos de miel se bañan sin angustia, sin tristeza:
llanto ebrio, lágrimas de claveles, de tabernas enmohecidas,
de la muchacha que se embriaga sin tedio ni pesadumbre,
de la muchacha que una noche –y era una santa noche-
me entrega su corazón derretido,
sus manos de agua caliente, césped, seda,
sus pensamientos tan parecidos a pájaros muertos,
sus torpes arrebatos de ternura, su boca que sabía
a taza mordida por los dientes de borrachos,
su pecho suave como una mejilla con fiebre,
y sus brazos y piernas con tatuajes,
y su naciente tuberculosis,
y su dormido sexo de orquídea martirizada.

Ah la muchacha ebria, la muchacha de sonreír estúpido
Y la generosidad en la punta de los dedos,
La muchacha de la confiada, inefable ternura para un hombre, Como yo, escapado apenas
de la violencia amorosa. Este tierno recuerdo
siempre será una lámpara frente a mis ojos,
una fecha sangrienta y abatida.
¡Por la muchacha ebria, amigos míos!
LA MUÑECA
(¿?)

En una noche de invierno
Una niña pordiosera
Con los pies casi desnudos
Y las manecitas yertas,
Cubriendo a modo de manto
Con su falda la cabeza,
Y sin temor a la lluvia
Que cada vez más arrecia,
Contempla extasiada y triste
El interior de una tienda,
Que por su gusto en juguetes
Es de todas la primera.
¿Qué haces ahí? Le pregunta
con voz desabrida y seca
un dependiente,
empujando
a la niña hacia la acera,
déjeme usted, es que estaba
mirando esa muñeca.
Ah, ya, retírate pronto
Y deja libre la puerta.
¿Dígame usted... ¿cuesta mucho?
¿Quiéres marcharte chicuela?
Será muy cara, ¿verdad?
¡Lo que es que si yo pudiera!
Los demonios con la chica
Pues no puede comprarla ella.
¡lárgate a pedir limosna!
La muñeca que te gusta
Y déjate de simplezas
Cuesta un duro. ¡con que, fuera!
Marchóse la pobrecita
Ocultando su tristeza.
En vano pide limosna,
Ninguno escucha sus quejas
Y enfallecida y triste,
Cruza calles y plazuelas
Recordando en su amargura
La tentadora muñeca.
Caballero, una limosna
A esta pobrecita huérfana,
¡Quítate que voy de prisa!
¡por Dios, señor, aunque sea un céntimo
tengo hambre...
¡Pobre niña! ¡Me das pena! ¡Toma!
pero señor, si es un duro!
no le hace te lo doy
para que tengas esta noche
buena cama y buena cena!
deje usted que le bese la mano!
quita chicuela,
un duro, estoy contenta,
¡No Será falso! ¿verdad?
¿Cómo muchacha, tú piensas?
No señor, dispense usted!
Pero, vamos, la sorpresa...
¡Si me vuelvo loca de alegría!
Que dios le premie en el mundo
Y le dé la gloria eterna
Y apretando entre sus manos
Convulsiva la moneda,
Corrió por las calles abajo
Veloz como una saeta.
Otro día se comentaba en la prensa
El hecho de haber hallado
En el quicio de una puerta,
El cadáver de una niña
Abrazada a su muñeca.
LA NAVE DE LOS LOCOS
(Sergio Cordero)

En esta época
Hay enfermedades creadas por el odio
Guerras que dejan buenos dividendos;
Hay quienes cambian su integridad gozosas
Por ser piezas de un enorme ajedrez.

Juegos donde lo menos importante es la vida
Vidas más amargas que la muerte
Hay quienes pagan con soñar con los ojos
Abiertos, quienes trabajan con los ojos Cerrados.

Hay quienes desean el infinito
Porque ignoran sus verdaderos límites
Hay también mendigos metafísicos
Que vegetan en campanas al vacío
Y por eso nadie oye sus pregones
Hay quienes matan porque quisieron amar
Y nadie les dijo como.
LA NOCHE TRISTE
(Ricardo Capetillo Casares)

19 – Septiembre de 1968.

“Puedo escribir los versos más tristes esta noche”
¿Porqué ha de ser de noche cuando el vale se inspira
y quiebra la tristeza las copas de su verso
poniendo notas negras sobre negras cortinas?
Si la noche es hermosa, si vela con su manto
los secretos de amores como fiel celestina,
si guarda las miradas, si oculta los pesares,
si se sabe admirada y para el canto propicia.
¿Por qué ha de ser noche si la noche es hermosa?

Hasta ayer era hermosa. Que la fiera cuchilla
De oprobio y abuso del poder hecho hiena
Se valió de la veste candorosa y ceniza
Para hincar en las carnes, carne joven del pueblo,
Su colmillo de odios y de infame injusticia.

El poeta se encuentra cabizbajo y herido.
Ya no tienen sus noches ni tristezas ni risas
Que las noches se han puesto su ropaje de luto
Y en su muda protesta y en su faz dolorida
Sólo llora el agravio de la patria violada
Y le rompe la entraña el dolor fratricida.
LA ORACION DE UN NEGRO
(Fidencio Escamilla Cervantes)

¡Huir! ¡Huir, Mi destino es huir!
¡Ya no puedo más con este suplicio!
¡Con estas injustas cadenas en mis manos!
Qué amarga existencia me tocó vivir
Soportando en mi carne el cruel silicio
Forjado por los tratos inhumanos.

¿Porqué la vida me ha tratado así?
No tengo culpa alguna llevar este color,
Ni descender de una raza que fue esclava:
¿Qué condena he de cumplir si negro nací?...
¿ Qué pecado estoy purgando con tanto dolor?...
¿ Qué angustia en el pecho se me clava?

Cuántas generaciones habrán transcurrido
desde aquél día lleno de incertidumbre,
en que invadieron el Africa ignorada;
desde entonces me siento perseguido
por que en mí se acumuló la pesadumbre
de un pasado que limita la alborada.

Me persigue el estigma de la esclavitud,
Como un fantasma gris de mis antepasados
Abatidos por el látigo de los capataces;
Se ha visto corrompida la innata virtud
que identificaba a los seres preparados
cuando luchaban contra los entes rapaces.

En la copa del repudio me sirven hiel
Como Cáliz que purifica las condenas
Y que debo beber por todos mis hermanos;
¡Pero que importa el color de mi piel!,
si la sangre que llevo en las venas
es roja como la de todos los humanos...

¡Señor! ¡Tu que eres el creador de todo!
¡Tú que has predicado amor e igualdad!
¡Tú! ¡Apiádate de mí! ¡Escucha este ruego!
Tú hiciste al hombre con un poco de lodo
Y lo destruiste cuando imperaba su maldad,
Enviándoles tormentas de agua y fuego.

Tú que enviaste a tu hijo para redimir
A una raza pecadora que ya sucumbía,
Antela barbarie y el rito al paganismo;
Dame la espada que pueda valeroso esgrimir
Contra la furia indomable de la jauría,
Que destroza la virtud del cristianismo.

Tú puedes darme una existencia estable
Porque soy humano y merezco mejor vida:
¡Soy tu hijo, señor! ¡Cumplo tus mandatos!
Ante todos me mostraba servicial y amigable
Pero al ver la cruel recompensa recibida
Me hace huir y maldecir a los ingratos.

Azotado por el vendabal, he huido
Buscando protección en otros lares...
Pero siempre me persigue la tortura;
Mil veces he visto que han destruido
El cimiento donde erigía los pilares,
para sostener la fe de una vida futura...

La existencia me ha condenado a vagar
Como una golondrina que cruza los países,
Sin detener un instante su vuelo errante;
¡Yo quisiera construir en paz un hogar...!
¡Ser como un árbol para echar raíces... !
¡Ya estoy cansado de ser un emigrante...!

No encuentro lugar seguro para descansar
Porque siempre me acosan, me persiguen...
¡La jauría! ¡Han dado conmigo! ¿Los oyes venir?
Pero no, ¡No! ¡Ya nunca me han de alcanzar!
¡Antes muerto que esclavizado si me atosigan...!
¡Volveré a huir...! ¡Mi destino es huir! ...Huir!!!!
LA PATRIA
(Miguel Angel Menéndez)

La patria es como el aire: ágil, desnuda,
Incoercible aunque parezca fácil;
Se mueve con certeza de sonámbula
Por dédalo de trampas miserables.

La patria es como el aire, la respiro
Y hace llegar la vida hasta mi sangre;
Es tan mía que cabe en lo que digo,
Tan mía como beso de mi madre.

La patria es como el aire, son fronteras
Es el aroma que en momento dado
Nos florece la sangre en primaveras en otro la convierte en tempestades.

Es el perfume que alimenta el sueño
De libertad con dignidad; esencia
Que nos vincula y nos convierte en pueblo,
Núcleo de la humanidad y de conciencia.

La patria es como el aire que respiramos
De súbito me vuelve irrespirable:
El briareo ladrón, el de mil manos,
Que de gases y balas llena el aire.
LA PATRIA ES TAMBIEN DUELO
(Roger Cicero MacKinney)

Aquí van unos versos que bien podrían
Escribirse en la tierra con sudor campesino;
En el taller gritarse a golpes de martillo;
Gemirse entre las milpas de espigazón fortuita;
Aporrearse en las calles con pasos indignados
Y dictarse en la escuela, consignarse en las plazas
Y rezarse en los templos de cualesquiera credos.

Aquí van unos versos de acusación
A toda la canalla de un régimen.
De sentencias de muerte para quienes violaron
Anhelos ciudadanos, y burlaron la santa
Voluntad de mi pueblo, la sonrisa de niños,
La sed ha de ser saciada en vasos de justicia
Por jóvenes y ancianos.

En estos versos queden, bien claros, los motivos
De la protesta fuerte que emiten las gargantas
Y señalan los dedos índices de incontables
Democráticas manos.

Que se escriba en la historia, como antes esculpieron sus cosas trascendentes los hombres mayas,
Que en Yucatán se hizo –en Yucatán que es México-
Escarnio del sufragio popular y efectivo,
Meta principalísima por la cual se vertiera
A torrentes la sangre de revolucionarios,
Que ha principios de siglo, pensando en u futuro
Mejor para la patria, abrieron un camino
A seguir por nosotros directo a sus ideales.

Que se escriba en la historia que el gobierno presente
Ha implantado un sistema diametralmente opuesto
Al rumbo apetecido, destrozando el cimiento
De todas nuestras leyes, y manchando de facto
Con miasmas la memoria de todos nuestros próceres
Y todas sus batallas por el nombre de México,
Que soñaron sinónimo de paz y democracia.

Que se escriba y lo sepan mañana cuantos nazcan,
Que el presidente en turno –y grábese su tiempo-
Con su cauda de indignos milites y ministros;
Rufianes de congreso y espurios senadores,
Gobernantes ladrones hasta de voluntades;
Autoridades todas con fuero y sin siquiera
Respeto a los segundos apellidos que llevan,
Actuaron en funciones de delincuentes, ahora,
De espaldas a este pueblo que contrasta su vida
Con la desvergonzada, de opulencia inaudita,
Babosa en las palabras de promesas desleales,
Egocéntrica y sucia – y faltan adjetivos! –
De las que llevan estos hijos de arrepentidas
Madres de haberlo sido.

Que se escriba en la historia esta página negra
Con negrura de lutos, para que los futuros
Ciudadanos entiendan que la patria no es sólo
Las cadencias de un himno, ni el ondear de una insignia
Ni la campana a vuelo de fiestas nacionales...

Duelo es también la patria y es también infortunio
Mientras haya especies humanas maldecidas
Por su ser que es el pueblo; mientras existan cárceles
Sin razón de sus rejas; fusiles represivos
De fundadas demandas, e imposición y fraude
Y calumnia y escarnio!

Es la verdad aunque esta nos ahogue al decirla,
Son los llantos que tienen que llorar nuestros ojos,
Y es la activa conciencia de hacer enjuiciamientos
Para que un día sean realidades los sueños!
LA PROFESORA
(Juana Vázquez H.)

La conocí hace algún tiempo
En la escuela rural
Enraizada como un árbol
Capoteando el temporal.

La letra no entra si hay hambre
Por eso quiso luchar
Primer trinchera, su escuela
Hay su escuelita rural.

Como fusil tomó un libro
Hizo un credo de enseñar
Pero llegado el momento
Ya sea el maestro o el peón
Tenemos que decir basta
Queremos ya todo el pan
Ya no se aceptan migajas
Que es lo que nos quieren dar.

Me han dicho que de repente
La profesora ha cambiado
Que se ha marchado del pueblo
Con un grupo levantado
Con una flor en el pelo
Con un fusil en su mano.

Yo siempre la vi sufriendo
Me dicen que iba cantando
Y dijo que volverá
Cuando cumpla con la causa
Por eso la profesora
La profesora rural
Se fue para la montaña
Con la gente,
Aquella que se iba a alzar
Llevando una flor en el pelo,
Llevando en su puño un rifle
Llevando en su mente un ideal.
LA REGISTRADORA DICE:
(Enrique Cisneros L.)

Cash... Cash... así suena la caja
Y mi patrón retoza de contento.
Sus ojos son alegres bailarines
Y su palabra un son de sentimiento.

Cash... Cash... así suena la caja,
Y el mundo se transforma en alegría.
Es más ligero el aire en el espacio
Y la vida más vida afirmaría.

Más cuando no hace cash... el aparato,
Satán desciende en siniestra cumbre.
Mi patrón se enfurece y por costumbre
Al final seré yo quien paga el apto
Nada más porque no hace cash... el aparato.
LA REVOLUCION
(Modesto Lidio Alavez Barragán)

En 1910, nació la revolución.
Pero la mataron acabando de nacer.
Pero triunfo la revolución.
¡No es verdad!
La revolución fue traicionada.
El señor Zapata, asesinado.
Mi general Villa, asesinado.

Pero el obrero gana más
¡No es verdad!
El patrón le roba, lo mata,
Lo engaña, Lo estafa, lo explota,
Lo encarcela, lo asesina,...

Pero tiene sindicatos.
¡No es verdad!
El sindicato es del patrón.
El campesino tiene tierras
¡No es verdad!
También es del patrón.
Pero hay democracia,
¡No es verdad!
Es mentira del patrón.

México progresa.
¡No es verdad!
Más rico es el patrón.
En México hay garantías.
¡No es verdad!
Sólo hay para el patrón.

Yo soy la voz de la nación
¡No es verdad!
Eres la voz del patrón.
Y ustedes ¿quiénes son?
Somos el pueblo:

Sudor, obrero, taller, arado, manos,
Hambre, miseria, pena, dolor, muerte.
Silencio, ya se quienes son_

Los que pisoteas, los que engañas, los que robas,
Los que encarcelas, los que matas, los que compras,los débiles, los hambrientos, los resignados,
Los tontos, los enfermos, los esclavos.

Silencioooooo.
Por hoy guardamos silencio, pero oyeme tú, voz del patrón,
No se puede engañar toda la vida, y al final...
Nosotros ganaremos, porque somos:
El pueblo, la fuerza, la razón, la libertad y la justicia, y entonces venceremos.
Al final, patrón, al final.
¡Venceremos! ¡Venceremos! ¡Venceremos!
LA SUEGRA ELBA
(Parodia la suegra, Sección XVIII, SNTE)

señores, tengo un problema
que no puedo resolver
exigimos soluciones
y se niega Elba Esther.

Avise al ojete Bartlett
También al pelón Salinas
Si no viene la corrupta
No nos vamos a mover.

Democracia sindical
Y aumento salarial
Dime quien es esa ruca
Para poderla rapar.

Has visto como es de sucio un puerco?
Con una greñas oxigenadas
Se arrastra como un reptil enfermo.

Sabe de transas, de represiones,
Engaña profes al por mayor,
Es salinista por conveniencia
Es una bruja fiel del pelón.

Yo le suplico al que la encuentre
Le que toque la casualidad
Que tenga un sueño acariciado
Y que le diga la realidad.

¡Ay!, ¡ay!, ¡ay!
Que la queme en la hoguera,
¡Ay!, ¡ay!, ¡ay!...
LA VALENTINA
(Parodia Sección XVIII, SNTE)

Sindicato, sindicato,
Yo te quisiera decir
Que este sueldo no me alcanza
Y es lo que me hizo venir.

Con el 18 por ciento
No me puedo conformar
Pues con eso no me alcanza
Pa’ comer, vestir, calzar.

Con este pequeño aumento
No me vas a apaciguar
No respetaste el congreso
El paro voy a iniciar.

Sindicato, sindicato,
Me deberías ayudar
Al cabo que al fin de cuentas
Todos vamos a ganar.
LAS MARIAS
(Enrique Cisneros L.)
A Chava Ramos.

__¿Dónde te metes muchacho,
que desde antier no te vemos?
Mira nomás cómo vienes
De sangre todo cubierto,
Hecha garras la camisa,
Ese ojo casi deshecho.
¡Ay! Hijo pero que pasa
yo no te doy ese ejemplo...
mira nomás como vienes
pos que clase de hijo tengo,

__¡Cállese!... no me conteste
muchachito parrandero:
inmediatamente va
a lavarse ese pescuezo
y se me cambia de limpio
pa’ llevarlo a ver él médico,
y ora que venga su madre
a ver qué diablos hacemos.

__¡Ay Chavita que mal andas!
¡AY! Hijo qué triste es esto.
Yo metido en el trabajo
Pa’ ganarnos el sustento
Y la pobre de tu madre
Por todas partes corriendo.
Fue a las cruces a buscarte,
Luego al servicio secreto
Después a los hospitales.
Ya te dábamos por muerto...

Pero ella tiene la culpa
Por darme malos consejos:
__Viejo, vámonos de aquí;
el muchacho está creciendo.
__¡Ay!, viejito, no seas malo,
si seguimos en el pueblo
no puede el niño estudiar
y él quiere ser ingeniero.

...Y ¿qué hice... las gallinas,
los marranos, el terreno,
diez chivas, mi escopeta...
toditito que lo vendo
y con un capitalito,
ahí viene pancho, el muy menso,
a meterse en esta jaula
pa’ que usté fuera ingeniero.
Ahora dígame señor:
__¿Está bien lo que está haciendo?

__Sí padre, si usté me escucha
tal vez estará de acuerdo
en que no hice más que hacer
lo que usted hubiera hecho.
Una ancianita descalza,
Más delgadita que el viento,
Con un chiquito a su lado
Me imagino era su nieto,
Frente al cine Maríscala
Frutas estaba vendiendo.
Cuando llegaron tres hombres
Gordos como un monumento
Y haciendo gala de fuerza
Subirla a un carro quisieron.

Pegó de gritos la anciana
Misericordia pidiendo;
El niño aterrorizado
Clamaba piedad al cielo;
Lucharon dos contra tres
Y los débiles vencieron,
Porque en forma amenazante
La gente se fue reuniendo.

Al ver nuestra decisión
Los tres cobardes huyeron,
Pero a los pocos minutos
Uno que pasó corriendo,
Pateo la fruta con rabia
Y de pasada al pequeño.
¡Ay padre!, que le echo mano,
y aunque no era de mi peso
de un puñetazo en la barba
lo vi rodar por el suelo;
pero a los pocos minutos
sus contaplaches volvieron
y entre los tres me dejaron
tirado en el pavimento.

Ahora sí, júzgueme usted,
Sin compasión, sin rodeos.
Vengo de pisar la cárcel
Por defender a mi pueblo.
Si usted piensa que hice mal,
Lo siento: ¡No me arrepiento!...
LAS PALABRAS
(Mario Benedetti)

No me gaste las palabras, no me cambie el significado,
Mire que lo que yo quiero lo tengo bastante claro;
Si usted habla de progreso nada más que por hablar
Mire que todos sabemos que adelante no es atrás.

Si está contra la violencia pero nos apunta bien,
Si la violencia va y vuelve no se me queje después;
Si usted pide garantías sólo para su corral
Mire que el pueblo conoce los que hay que garantizar.

No me gaste las palabras, no me cambie el significado
Mire que lo que yo quiero lo tengo bastante claro
Si habla de paz pero tiene costumbre de torturar
Mire que hay para ese vicio una cura radical.

Si escribe reforma agraria pero sólo en el papel
Mire que si el pueblo avanza la tierra viene con él;
Si está entregando a él país y habla de soberanía
Quien va a dudar que usted es soberana porquería.

No me gaste las palabras no me cambie el significado
Mire que lo que yo quiero, lo tengo bastante claro,
No me ensucie las palabras no les quite su sabor
Y límpiese bien la boca si dice revolución.
LENTA AGONIA
(Anónimo)

hace tiempo quería decirlo,
pero no estaba consciente de mi realidad
tal vez era muy pequeña todavía,
y cuando deseaba hacerlo,
las palabras se negaban a salir,
pero he crecido... lentamente
con el mismo deseo de ayer.

¡Y estoy viviendo contigo!
A pesar de todo me doy cuenta
Que poco a poco estás muriendo
Y quisiera huir de tu agonía,
Pero el tiempo tiene que seguir.

¡MEXICO! Lentamente estás muriendo
ya nadie quiere creer en ti,
ya no quieren discursos demagógicos,
¡Ahora quieren la verdad!
No importa cual sea ¡Pero ya!
Es el momento, no dejes el tiempo transcurrir
Que no té de vergüenza mencionarlo,
Dile al mundo entero lo que deseen escuchar.

¡MEXICO! Lentamente estás muriendo,
ya nadie quiere luchar por ti,
pues cometiste aquellas injusticias
Conque a muchos hiciste sufrir,
¡Aquello todavía no se puede olvidar!
¡Dos de octubre, no se olvida!

Escuché a mucha gente gritar,
Cuantas gargantas quedaron apagadas
¿Lo sabes México? ¿Lo sabes ya?
1975, año internacional de la mujer,
¿Acaso de la mujer que prostituyes?
¡De la mujer humilde y campesina!
¡De la que trabaja para vivir!
¿De la madre soltera que rechazó la sociedad?

1979, año internacional del niño,
¿De aquél niño que viaja a Europa?
¿O de aquél niño que es hijo de magnates?
¿De aquél niño que vive con lujo y pompa?

¡MEXICO! Ya no tienes juventud
la que había está bailando al son de la música que tocas,
no la busques en la escuela o en la casa,
¡Búscala en los centros de vicio y prostitución!
¡Ahí están! ¡Ahí están! Convertidas en idiotas
¿No para eso querías la televisión?
No les preguntes quien fue Juárez, Morelos o Zapata,
Mejor pregúntales, si ya hicieron la prueba del añejo,
O si ya tomaron ¡La rubia que todos quieren
O si ya usaron una manchester
Y se sintieron a gusto,
¡Ya no busques muchachas como antaño!
Ni preguntes el porqué de la nueva ola.

Guarda silencio mejor, que es más elocuente
A que mil palabras te hagan daño,
Tampoco preguntes, porque los campos se van
Marchitando lentamente.

Ya es inútil decir: El campo es primero,
O bien campesino no siembres amapola o mariguana,
¡Basta ya de tanta demagogia!
Que si fueran alimentos todos obesos estaríamos.

¡MEXICO! Lentamente estás muriendo,
porque el clarín con que llamas a tus hombres al combate,
está perdiendo su voz de trueno,
y aquéllos para casos de emergencia,
están enmohecidos por el tiempo transcurrido
los tambores ya no tocan las notas marciales
¡Y los jóvenes, y los niños! ¡Ven con indiferencia!
Que pasa frente a ellos su bandera.

Ya olvidaron los paisajes de la historia,
Y la sangre derramada,
Han perdido la conciencia y el civismo,
Pues ya no cantan con sentimiento nuestro himno.

¡MEXICO! Los que hicieron la revolución,
¡Exigen justicia! No los premies con medallas,
ni les des papeles para premiar su heroísmo,
¡Dales tierras! ¡Las tierras que un día fueron de ellos!
¡Regrésales sus campos! que por ellos han luchado,
y así sentirás que respiras nuevamente,
la naturaleza parece comprender tu agonía.

Las flores ya no emiten su aroma,
Los árboles se mueren lentamente,
¿Y tus leyendas? ¿Y tus tradiciones?
¿Dejarás que mueran contigo?
¡México lindo y querido! Como México no hay dos,
y también tu canción mixteca.

El poeta quiere decirlo siempre,
El escritor desea recordártelo,
El estudiante, empieza a comprender,
Entiéndelo tu que estás sufriendo.

¡MEXICO! Lentamente estás muriendo,
y no nos culpes de tus agonías,
pues ya muchas veces has matado a MI PUEBLO.
Y a pesar de que lo sabes, nunca dijiste nada,
No querías reconocerlo, sin embargo eres mi patria,
Eres mi México y te estoy esperando,
¡Habla, ¡Habla con la verdad!
Para que ya no digamos que te estás muriendo,
Para que con obreros, campesinos, estudiantes,
Amas de casa, desempleados, pregonemos:
¡MEXICO! ¡MEXICO!
Te estamos rescatando.
LEVANTESE COMPAÑERO
(Angel Parra)

Levántese compañero, que solo fue una batalla
la guerra la ganaremos haciendo una gran muralla,
la guerra la ganaremos haciendo una gran muralla.
La guerra la ganaremos, cuando aprendamos a ver,
Que si la clase está unida, nadie la puede vencer,
Que si la clase está unida, nadie la puede vencer.

Nunca fue herido de muerte, quien tenía la razón,
Y ella está donde está el pueblo
y no donde el gran señor
Y ella está donde esta el pueblo
y no donde el gran señor.
Pedro, Juanito, Manuel, vamos a curar la herida
Con la unidad de los pobres los de la clase ofendida,
Con la unidad de los pobres los de la clase ofendida.

Levántese compañero que si hoy día somos diez,
Mañana serán millones, los que estaremos en pie.
Mañana serán millones los que estaremos en pie.
Levántese compañero, que sólo fue una batalla,
La guerra la ganaremos haciendo una gran muralla,
La guerra la ganaremos haciendo una gran muralla.
LEY DE RESPONSABILIDADES PARA
FUNCIONARIOS PUBLICOS
(Rafael Romero)

Esta ley se le aplica al policía,
A los carteros y a cualquier empleado,
Al obrero mil veces traicionado
Pero no a la nefasta satrapía.

Se aplica a los que sufren la agonía
Del estómago mal alimentado,
A todo luchador vilipendiado
En quien la masa popular confía.

Al ver que tiene un fondo innecesario
No se aplica al ratero funcionario
El cual es en el hurto un erudito.

Por eso aunque la bilis se derrame,
Siga su marcha el robo más infame
Porque según parece no es delito... !
LIBERTAD
(Pastor Girón Alonso)

Y no están tristes
Se sienten con ánimos de seguir luchando
Porque la estrella roja que los ilumina
Los incita a combatir con ímpetu revolucionario,

Cual característica que emana desde el surgimiento
De su organización.
Se encuentran serenos y estoicos;
Conscientes de que la lucha prosigue sin cesar,
Conscientes del papel histórico que desempeñan
Con las masas, cual virtud implica ejemplo de seguir
Conquistando los derechos coartados
Por los prepotentes explotadores.
Todos unimos nuestras fuerzas y alzamos nuestra voz
Para gritar. ¡¡PRESOS POLÍTICOS LIBERTAD!!
Porque no cometieron delito alguno,
Porque no saquearon las riquezas de la nación,
Porque no son asesinos, ni usurpadores del poder popular.
Más aún seguimos en PIE DE LUCHA,
Porque ni las cárceles ni las balas
Detendrán la movilización de las masas
Que exigen el RESPETO A LA VOLUNTAD POPULAR.
Porque no estaremos conformes con la “chilenización”,
Porque no queremos a un Pinochet en el Istmo,
Porque ya estamos cansados de imposiciones
Y de la represión masiva del gobierno, siempre
Estaremos cantando ¡¡PRESOS POLITICOS LIBERTAD!!
Y la ESTRELLA ROJA todavía ilumina el horizonte
Y todos sabremos conquistarla.
LIBERTAD
(Irma Laura Ramos Luna)

Libertad para muchos palabra vana
Ya no para mí que soy humana
Cometí el error de haberla perdido
Y me siento como pájaro sin nido.

Libertad cosa grandiosa
Don que nos fue dado por Dios
Quizás no supimos valorarte
Y ahora pagamos este error.

Libertad, es el aire que respiro
Es la luz en los ojos que yo miro
Es sentir el fresco de la mañana
Es saber que tu amas y te aman.

Libertad, ver los mares asomándose a sus playas
Es mi alma que corre sin murallas
Libre y sola como hoja al viento
Y ahora de todo esto me lamento.

Libertad, tu me perteneces
Si tu vuelves te pagaré con creces
El valor que debí darte desde niño
Cuando aún mi madre me llevaba en mi corpiño.

Libertad que bella palabra
Porqué no comprendí malahaya
Que por ella miles,
miles quedaban en la raya.

Libertad, libertad derecho humano
Ahora que te he perdido
Por fin he reconocido
Que no me quedo ¡Otra vez sin nido!
LIMOSNERO CON GARROTE
(Raúl Gática Bautista)

A Memo Villegas en pago por la idea.

Estoy jodido,
Es cierto;
Pero como soy orgulloso,
Para visitar el cielo,
No viajo en guajoloteros.
LOA AL ESTUDIO
(Bertold Brecht)

¡Estudia lo elemental! Para aquellos
cuya hora ha llegado
no es nunca demasiado tarde.
¡Estudia el “abc”! No basta, pero
estúdialo. ¡No te canses!
¡Empieza! ¡Tú tienes que saberlo todo!
Estás llamado a ser un dirigente.

¡Estudia, hombre en el asilo!
¡Estudia, hombre en la cárcel!
¡Estudia, mujer en la cocina!
¡Estudia, sexagenario!
Estás llamado a ser un dirigente.

¡Asiste a la escuela, desamparado!
¡Persigue el saber, muerto de frío!
¡Empuña el libro, hambriento! ¡Es un arma!
Estás llamado a ser un dirigente.

¡No temas preguntar, compañero!
¡No te dejes convencer!
¡Compruébalo tú mismo!
Lo que no sabes por ti, no lo sabes.
Repasa tú la cuenta,
Que la tienes que pagar.
Apunta con tu dedo a cada cosa
Y pregunta: “Y esto ¿de qué?
Estás llamado a ser un dirigente.
LOS AÑOS DEL NIÑO
(Anónimo)

¡Los años del niño son muy importantes,
porque es el principio de una vida hermosa
que despierta al mundo en cualquier instante
con sus alas bellas como mariposas!

¡Alegremos siempre la vida del niño,
para hacer más fácil su largo camino,
dando buen ejemplo y también cariño
y así ayudarlo a forjar su destino!

Que en su vida haya sólo cosas buenas
Para que a sus padres les eviten poemas;
Deseo que su hogar sea hermoso templo,
En el que reciba su más bello ejemplo.

Al niño hay que darle amor y confianza
Y sembrar en el buenos sentimientos
Porque es para el mundo la gran esperanza
De crear una vida con nuevos cimientos.

¡muchas ocasiones la vida es injusta
y el niño vive lo que no le gusta
padeciendo hambre y necesidad,
por su corta vida no ve la verdad!

Los niños golpeados, nunca son felices,
Viven en un mundo hostil y amargo
Y el tiempo les deja sólo cicatrices
Que en su mente deja inmenso letargo.

¡Hoy treinta de abril, se festeja al niño!
¿Qué sólo ese día merece cariño?
¡procuremos siempre prodigarle amor
y así nuestros niños vivirán mejor!
Niño:
¡Estudia, trabaja y siempre sé honrado
para que tu esfuerzo se vea coronado,
que te veas rodeado de felicidad
y en tu vida logres la prosperidad!
LOS CAMINOS DE LA LUCHA
(Parodia de los caminos de la vida)

Los caminos de la lucha
No son como yo pensaba
La represión del estado
En contra de los maestros. (Bis)

Por eso únete maestro
Para exigir nuestra solución
Y acabar con el mal gobierno
Que nos ataca con represión. (Bis)
LOS CAMPESINOS
(Beatríz Vázquez Camarillo)

Llegan campesinos vestidos de harapos
Cargando miserias, hambre, represión;
No piensan en nada que no sean sus tierras
Que les han negado como maldición.

Tienen su bandera, tienen sus jacales
Cargan su machete, cargan su azadón,
Llegan trabajando con gran entusiasmo
Las tierras que saben son de la nación.

Los tienen cercados; no tienen comida;
No llega el agua ni la provisión.
Las noches eternas llenas de peligros
envuelven a todos con desolación.

En las cercanías, los demás se ríen;
Son los policías de gobernación.
Mandados por Silva, que recibe plata
Pagada por Garfias sin retardación.

Y los campesinos que están llenos de hambre
¿Qué harán pa’ vivir en una prisión?
Tratados con rabia como delincuentes
Y encarcelados sin haber razón.

Ver para creer: que triste está el mundo.
¿Quién tiene derecho a la libre expresión?
¿Cuáles garantías a los mexicanos?
¿Dónde están las leyes? ¿La constitución?

Pronto todo el pueblo habrá de gritar
Estas líneas ciertas como una oración
Que ayudan no sólo a campesinos
También a la gente de esta gran nación.

¡Fuera la miseria, fuera el mal gobierno!
Llegue campesinos su resolución
Que tengan sus tierras para trabajarlas
¡Fuera los caciques y la corrupción!
LOS COCHINOTES
(Parodia los cochinitos, D – I – 27, Sección 22)

Los cochinotes están en Vanguardia
Muchos pesotes les dio Jongitud
Y contentontes todos con huesotes
Dentro de poco todos se saldrán.

Uno soñaba que era rey
Y que Oaxaca era su pastel
Y en el congreso quería obtener
Quinientas carteras nomás para él.

Otro soñaba sin trabajar
Y que en Oaxaca iba a grillar
Pero la base al despertar
Lo sacó del congreso
y se puso a llorar.

El más pequeño de los tres
Es el cochino Adelfo Cortés,
Ese soñaba con escalar
Un alto huesote en el seccional.
LOS DIAS FERIADOS
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Los días pasan lentos como ríos de lava
Y cada noche cae, nos aplasta
Con un montón de sábanas raídas
Sobre un mundo de alcobas sin ventanas.

Los días en que somos inasibles
Como sombras que huyen de si mismas,
Como espejos hundidos en espejos.

Días en que el amor nos desampara
Y hacia ninguna parte caminamos
A tientas, demudados, sin pupilas.

Las noches en que todo se derrumba
Son inadmisibles nuestros sueños,
Pues luego de soñar desembocamos
En la muerte sin fin de cada día.

Noches en que suicidios y poemas
Son una misma escala, un mismo escape
De seres condenados a la muerte.

Hay días anodinos en que uno se vuelve
La sombra de uno mismo. En que uno no sabe
Si vivir es lo mismo que vaciarse en la nada.

Días insobornables en que los almanaques
Son odiosos y se parece a un crimen
El absurdo tic-tac de los relojes.

Uno entonces camina sin rumbo, a cualquier parte,
Huyendo de los hombres, fugándose del mundo,
Corriendo a refugiarse en las frases inicuas
Y los poemas vacuos.

Pero no, no hay caminos para ponerse a salvo.
Ni siquiera el alivio de una lágrima entera.
Porque todo –los sueños, las palabras y el llanto-
Se nos cae en fragmentos, se nos hace pedazos.
LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA EDUCACION
(Anónimo)

1° SE HONRADO
Tanto en lo espiritual como en lo material, porque la honradez es el camino que conduce directamente a todos los campos de actividades humanas, en donde encontrarás las puertas francas.
2° SE TRABAJADOR:
Porque el trabajo lícito, cualquiera que sea te dignificará, elevándote sobre ti mismo, constituyendo un escalón en el terreno de la prosperidad por el que han de subir tus hijos.
3° SE PUNTUAL:
Porque la puntualidad es don de gentes responsables y es la llave que te servirá para abrir el duro cofre de la conciencia de los que te tratan, cualquiera que sea el terreno en que desarrolles tus actividades, la puntualidad equivale a sentido de responsabilidad.
4° SE ESMERADO:
En todos los ordenes de la vida. El esmero en el trato de tus semejantes en los trabajo que se te encomienden y en tu aspecto personal, o sea tu presencia, forman la base que te llevará a conquistar un nombre digno de ti y de los tuyos.
5° SE COMEDIDO:
El comedimiento es el mejor galardón que puede adornar tu vida, haciéndote agradable y útil a los demás. Practica la solidaridad humana como una noble virtud.
6° SE DISCRETO:
Porque la discreción es la clave que te permite penetrar a los secretos del mundo social y comercial en que vives, proporcionándote la gran satisfacción de ser consejero y confidente de los que te rodean. La indiscreción es sinónimo de vulgaridad y vida baja.
7° SE RESPETUOSO
Porque si no respetas a tus semejantes, no tienes derecho a que te respeten. El que no es respetado no tiene personalidad: pero no confundas el respeto con el servilismo.
8° SE MODESTO:
Porque la modestia es un atributo moral que te hace agradable a los demás. No eres tú el llamado a juzgar tus propios actos, porque es muy humano que al constituirte en juez y parte seas apasionado. Más vale que confieses tus defectos a que ponderes tus cualidades, “LA MEDIDA DE LA INTELIGENCIA ES LA SENCILLEZ”.
9° SE LIMPIO:
La higiene defiende y prolonga la vida. Nada hay que otorgue tanta dignidad al hombre como la limpieza que es el reflejo de la limpieza interior.
10° SE DIGNO:
En todos los actos de tu vida compórtate con dignidad que no quiere decir orgullo mal entendido o soberbia sino altura espiritual para no caer en bajezas ni vulgaridades, cualquiera que sea tu condición social.
LOS ENEMIGOS
(Anónimo)

Ellos aquí trajeron los fusiles repletos de pólvora
Ellos mandaron el acervo exterminio
Ellos aquí encontraron un pueblo que cantaba,
Un pueblo por deber y por amor reunido.

Y la delgada niña cayó con su bandera,
Y el joven sonriente rodó a su lado herido,
Y el estupor del pueblo vio caer a los muertos,
Con furia y con dolor.

Entonces en el sitio donde cayeron los asesinados,
Bajaron las banderas a empaparse de sangre
Para alzarse de nuevo frente a los asesinos.
Por estos muertos nuestros muertos pido castigo.

Para el presidente de la República
Y sus secretarios de estado
Que planearon este crimen
Pido castigo.

Para los procuradores:
general de la República y del Distrito federal
que el dos de octubre de 1968 temblorosos
y cobardes ordenaron a sus agentes
ejecutar este crimen, pido castigo.

Para los diputados, senadores y gobernadores
Que cobardes justificaron este crimen
Y guardaron silencio, pido castigo.

Para los que ordenaron al ejército
Acordonar la plaza con tanques, comandos
Y ametralladoras para masacrar al pueblo,
Pido castigo.

Para los que acordaron sobrevolar la plaza
Y desde helicópteros dejaron caer luces de bengala,
Como señal para iniciar la matanza,
Pido castigo.

Para los que de sangre salpicaron la patria,
Pido castigo.
Para el verdugo que mandó esta muerte,
Pido castigo.
Para el traidor que ascendió sobre el crimen,
Pido castigo.
Para el que dio la orden de agonía,
Pido castigo.

Para los que en discursos y declaraciones
Defendieron este crimen,
Pido castigo.

Para los intelectuales, escritores, periodistas
y locutores que cobardes justificaron este crimen,
pido castigo.

Para los traficantes de la política,
Manipuladores de periodistas que por la paga
Justificaron y encubrieron este crimen,
Pido castigo.

Para los miembros de los tres poderes
que el dos de octubre del 68
temblorosos por cobardes guardaron silencio
o justificaron este crimen, pido castigo.

No quiero que me den la mano
empapada de nuestra sangre,
Pido castigo.

No los quiero de embajadores,
ni de secretarios de estado,
tampoco en su casa tranquilos
los quiero ver aquí, juzgados.
En esta plaza, en este sitio,
Pido castigo.

Yo no vengo a llorar aquí donde cayeron:
Vengo a vosotros, acudo a los que viven,
Acudo a ti y a mí y en tu pecho golpeo.

Cayeron otros, ¿recuerdas?, si recuerdas,
Otros que el mismo nombre y apellido tuvieron.
Nadie sabe dónde se encuentran los desaparecidos.
Fueron asesinados por los halcones
Otros hombres, otros jóvenes,
En los pasillos y jardines de la universidad cayeron
Sí, en nuestra misma casa
Los de la federal de seguridad
Les dieron el tiro de gracia.

Fueron asesinados otros hombres,
Otros que como tú se llamaban, Joel, Pablo,
Juan, Enrique, Arturo o Pedro,
Y que eran como tú maestros y estudiantes,
Obreros o campesinos, carne de México,
Rostros de nuestro pueblo.

Yo encontré por los muros de la patria
Una gota de sangre de mi pueblo,
Y cada gota, como el fuego ardía.
Pero entonces la sangre,
Como los cuerpos, fue escondida.

Detrás de las raíces fue lavada y negada
Y la muerte del pueblo fue como siempre ha sido:
Como si no muriera nadie, nada,
Como si fueran piedras las que caen
Sobre la tierra, o agua sobre el agua.
Nadie sabe a dónde enterraron
Los soldados del campo militar
Número uno, los cuerpos.

De norte a sur, nadie sabe adónde
Trituraron o quemaron los cuerpos:
Nadie sabe adónde están ahora,
No tienen tumba, están dispersos
En las raíces de la patria:
Sus martirizados dedos,
Sus fusilados corazones,
La sonrisa de los mexicanos,
Los normalistas asesinados,
Los jóvenes politécnicos,
Los valerosos de la plaza,
Los jóvenes universitarios
Los de la manifestación del silencio.

Nadie sabe adónde enterraron
Los asesinos estos cuerpos,
Pero ellos saldrán de la tierra,
A cobrar la sangre caída,
En la resurrección del pueblo.
En medio de la plaza de las tres culturas
Un dos de octubre en Tlatelolco,
Fue este crimen.
LOS NIÑOS DE LA CALLE
(Fidencio Escamilla Cervantes)

La calle es larga en este México mío
y al oscurecer el día, el panorama es sombrío,
surgiendo cientos de manos pidiendo pan, un abrigo.
La calle que era de día, se transformó en un ratito
Y ahora es penumbra, miedo; es dolor, hambruna y frío.

Se callaron la boca, se mordieron la lengua,
Se cubrieron los ojos, hicieron miradas ciegas;
Pusieron oídos sordos, se arrancaron las orejas
Y mil muros de desprecio pusieron con su soberbia.

Y la ciudad se hizo barrio, las avenidas, viviendas;
Tragahumo los muchachos, y las “marías” sirvientas.
El político, un farsante podrido entre las promesas;
Y los niños de la calle: una realidad que pesa.

Yo protesto ¡protesto ante una justicia que apesta!
Que se inclina ante el dinero y que del pobre hace presa.
¡Yo protesto y con rabia y con dolor acompaño esta protesta!
Y hoy la presento a ustedes, esperando una respuesta.

Un minuto de su tiempo para que abran sus conciencias.
Del corazón, una arteria, para que la sangre hierva.
Del cerebro, un pensamiento y esta crisis se resuelva.
Y de su alma, una esperanza, para ganar la contienda.

¡Yo protesto! Y mil niños avalan la protesta que se mueren de hambre y de frío, en las calles y banquetas.
Que se enferman y se pudren por dentro
Entre vicios, droga y delincuencia.

La sabiduría con pelo desgreñado, quiere una respuesta!
Esas caritas sucias piden pan, amor... ¡Justicia a secas!
Esos niños descalzos, que por hambre realizan mil piruetas,
No tientan el corazón de aquél que los observa.

A fuerza de golpes, de hambre, de falta de cariño,
De políticas torpes e ilusiones desechas,
De padres drigadictos y de madres sin conciencia,
Los niños de la calle, de todo mundo, son presas.

Sus miradas se pierden entre la indiferencia
De un mundo cibernético que al degradarse, progresa.
A nadie le importa un estómago vacío...
Ni una cara pintada, con infinita tristeza.

Esos niños de la calle que hoy viven de piruetas,
No conocen el amor, casi nadie los besa;
Sólo saben de amarguras, porque con ellas despiertan;
De afecto, reciben burlas y mil de señas obscenas.

¡Son hijos de la apatía, del no deseo de parejas!
¡Del sexo mal comprendido que vive la adolescencia!
¡Del machismo que imponemos por dominar a la hembra!
¡De aquellos que se enamoran y se juntan y se dejan!

¡De toda esta peste infame, esos niños son las presas!
¡Del médico mariguano; de la prostituta enferma!
¡Del corrupto policía que la sociedad segrega!
¡Del ministro de cultura, que de ignorante, babea!

¡Del gobernante que no habla porque se tragó la lengua!
¡Del maestro, que ha olvidado cual ha sido su tarea!
¡Del sacerdote, que con armas y licor contrabandea!
¡y del borracho, que briago, en la banqueta se mea!

Esos niños de la calle, esta podredumbre heredan
Y cada día y cada noche, de la humanidad se acuerdan.
De los golpes cotidianos que en sus espaldas pasean,
Sin que tengan un mañana, una ilusión... una meta.

Cuando sus manos extienden para que alguién los vea,
No nada más piden ellos, de limosna, una moneda.
Demandan una caricia, de amor, si quiera una cena
Que a su corazón y su alma un afecto le devuelvan.

Cuando sus manos extienden para que alguien los vea,
En ellas ponen mil años de explotación callejera.
De un estómago con hambre; o con una infección venérea
Por el abuso sexual de un buitre... o de una hiena.

Esos niños de la calle que casi a diario protestan,
Limpiando los parabrisas por una cuantas monedas;
Lanzándonos mil reproches por esa vida que llevan:
Su disfraz de payasito, esconde una cara tierna.

Como tu hijo, o mi hijo, también esos niños sueñan.
Más... quien sabe si con dios, o si crean en la noche buena.
Si sus sueños sean hermosos... o de martirio y de penas,
Como es en su realidad, por esa vida que llevan.

Como tu hijo, o mi hijo, que solícitos nos besan
Y llenos de amor y ternura, su cariño nos profesan.
Esos niños de la calle, de ello, quisieran muestras;
Más, no se los permitimos y el rechazo los aleja.

¡Por eso grito ante ustedes esta sentida protesta!
Y la firman mil de niños, que duermen en las banquetas,
Que se cubren con periódicos que a veces mal se alimentan
Y que su vida se acaba en esas calles perversas.

Los que viven en Polanco, o en la central camionera.
En la plaza Garibaldi, o en la glorieta Minerva.
En paseo de la reforma, o cerca de presidencia.
En el parvial de San Cosme, o afuera de las iglesias.

Esos hijos de una crisis que surgen entre parejas:
¡Del médico mariguano; de la prostituta enferma!
¡Del corrupto policía que la sociedad segrega!
¡Del ministro de cultura, que de ignorante babea!

¡Del gobernante que no habla porque se tragó la lengua!
¡Del maestro, que ha olvidado cual ha sido su tarea!
¡Del sacerdote, que con armas y licor contrabandea!
¡y del borracho, que briago, en la banqueta se mea!

¡Este grito de protesta! ¡salgan... salgan y vean!
A los niños de la calle, sin porvenir, sin bandera.
Entre enfermos, entre vicios, entre droga y delincuencia.
¡Por eso protesto y grito! ¡Salgan... salgan y vean!
LOS NIÑOS DE LA GUERRA
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Ellos vinieron de allí, de la frontera,
Flacos, anémicos, muertos vivientes,
Infelices abortos de una estúpida guerra.
Cruzaron por aquí, aullando su dolor
Con aire de tristeza de un ánima en pena;
Se fueron hacia allá, a Guatemala
Inmensa podredumbre de escarnios y miseria
Y llegaron al fin a Nicaragua,
A empuñar las granadas para continuar la guerra.
Manos que sin cumplir aún los diez abriles,
Ya empuñan metrallas y fusiles,
Matando a soldadescas y a civiles,
Niños martirizados y serviles.
...y sin embargo, son niños también;
de carne y hueso,
con deseos de jugar a ser traviesos.
Los miraron venir entre las balas,
Danzando entre tanques y metrallas,
Se reían al correr ¡Vivas gritaban
A Rusia, a Cuba y Nicaragua!

Eran niños aún y ya luchaban
Con el mortífero rifle en sus manos y mil balas,
Único juego infantil que abrazó su alma,
Sin saber leer ni escribir,
Sólo matar a la especie humana.
...oh humanidad sufrida y maltratada
por científicos locos y embusteros
por fratricidas militares y estúpidos gobiernos
que pedazo a pedazo carcomen tus entrañas
con sus hocicos de fuegos.

Oh humanidad que miras a tus hijos
Por las trincheras muertos,
¿Qué será de los niños que juegan a las guerras
porque eso han inculcado todos los padres nuestros?
¿Porqué en historia y geografía
siempre hablan de guerras los maestros?
¿Es que no llega el amor y la fraternidad
a los oídos necios?
¿Porqué ese deseo de matarnos todo el tiempo?
¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

¡Que nos conteste el científico el secreto!
¡Qué nos conteste el militar sangriento!
¡Que nos contesten los estúpidos gobiernos!
¡Ellos quieren el fin! ¿Qué importa el hecho?
¿Qué importan los miles de harapientos?
¿Qué importa que el pueblo quede hambriento?
¿Que importan los niños en este avanzado tiempo?
...los niños de Guatemala...
...los niños de El Salvador.
...los niños de Honduras y Nicaragua.
Y los niños del sureste de nuestro México.
Eran niños aún; con ansia de iniciar el vuelo
Y encontrar un mundo mejor para su tiempo,
y quedaron ahí, con los brazos abiertos
y los ojos cerrados por los crueles sucesos.
Y quisieran huir al Universo
Y buscar otro mundo menos sangriento,
Pero las balas humanas los dejaron ciegos,
Les cortaron las piernas los cañonazos necios
Y quedaron sin brazos al agarrar el fuego.

Esos niños que aún son indefensos,
Se alimentan de pena y sufrimiento
Se cobijan de odios y lamento.
Y no dejan de ser niños... y aún traviesos;
Sólo que jugaron con bombas y armamentos,
En lugar de canicas, las granadas rodaron por el suelo,
Aprendieron a leer y a escribir contando muertos,
Las aulas del saber fueron los cuatro vientos
Y sus risas fueron tragadas por el odio y el silencio.
Ellos vinieron de allí: fue su trayecto,
Entre desnudos cedros y adormilados fresnos,
Entre las charcas grises y el matorral espeso,
Con ojos enrojecidos a causa del mal tiempo
Y una manos crispadas por culpa del frío intenso;
Sobrevivientes de una lucha sin causa y sin efecto
Más al fin guerra, nacida en América, en el centro.
Niños paisaje para el americano necio,
Niño idiota-útil para el castrocubano abyecto,
Niño comercial para el salvadoreño y
Para Guatemala y Nicaragua niño-cebo.

Más... siempre niño con vista de rascacielo,
Más... siempre niño con brazos de firmamento,
Niño otra vez con voz que rompe a los vientos,
Niño dentro del niño con tímpanos de silencio;
Más... niño al fin.
Y por tanto, inocente de alma y cuerpo.
Niños de Centro América ¡griten a los gobiernos!
Niños de todo el mundo ¡griten a un mismo tiempo!
¡Ya no más guerra! ¡Ya no más muertos!

Eran niños aún... niños con penas
Que su vida debió de transcurrir en una Escuela,
Aprendiendo a querer a la naturaleza, más,
Fueron hipnotizados por buitres sin conciencia
Y lanzados a una estúpida guerra;
Sus manos se endurecieron en las refriegas,
Sus ojos aprendieron a ver entre la obscura selva,
Sus pies avanzaron siempre entre caras desechas
Y sus almas se inyectaron de odio en las contiendas,
Transformando sus infantiles risas
En dramáticas muecas horrendas.

Eran niños aún... de vida escasa
y fueron sacados con lujo de fuerza de sus casas,
no importaron los ruegos y las buenas palabras,
los padres quedaron ahí, entre las llamas,
entre petróleo y los leños de la hoguera,
entre risas de mosco y gusanera,
entre gritos de sal y puños de arena,
entre hienas que gimen por iniciar la guerra.

Eran niños aún... por eso lloró la tierra,
Eran pedazos de carne con piel de transparencia,
Eran almas pequeñas, como las hojas tiernas,
Pero el fantasma de la lucha
Les transformó la conciencia,
La mirada transparente la convirtieron en piedra
Y sus cuerpos infantiles fueron tanques de guerra.

Eran niños aún... y así cayeron,
Entregaron una vida que jamás vivieron,
Quedaron como niños mártires ante los ojos ciegos,
Fueron experimentos útiles ante los sabios necios,
Fueron carne de cañón para los mil gobiernos.

Esos seres que regados quedaron por el suelo,
No merecieron ni un corto minuto de silencio,
Ni siquiera un crucifico oscuro y macilento,
Ni una medalla al deber como inmortal recuerdo,
Ni un escrito final, ni un monumento,
Simplemente cayeron porque tenían que caer:
Los niños de la guerra, de esta estúpida guerra...
Ya están muertos.
LOS NIÑOS DEL SUR
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Rumbo al sur, donde termina la patria,
Más allá viven otros abriles
Que en aras de un ideal, la vida se les apaga...
Sin comer y sin dormir y por juguetes fusiles.

Y ellos son como tu hijo y el mío;
Con necesidad de afecto,
Con brazos que den abrigo,
Con miradas que den besos.

...rumbo al sur, donde comienza la selva,
entre aquellos lacandones de sencillez y nobleza;
donde existen cazadores y son los humanos presas.

Allí asustados los niños
De Guatemala regresan,
De Honduras, Nicaragua y Panamá...
Patria que en sangre está envuelta.

El niño aún no comprende
Porqué tanta gente muerta
Y aunque oye hablar a los “yanquis”
De escudriñar madrigueras...
¿Qué puede saber él de un Endara o un Noriega?

Los buitres hicieron nidos en Panamá
Y demostraron al mundo
Cómo deben ser las bestias.
Hallaron una tierra
Y su razón fue la fuerza
Y demostraron al mundo su poderío y su soberbia.

Llegaron entre los mares...
Bajaron desde la sierra
Y los niños que los vieron
Se estremecieron desde los pies a la cabeza.

...rumbo al sur, donde la guerra ya es vieja,
viven los niños que pronto tendrán razón y conciencia.
¿Qué les diremos a ellos al ver la patria desecha?
¿Qué explicación les daremos cuando el lugar de familias
entren gringos por las puertas?
¿Qué pensarán de los hombres que permitieron la ofensa?
¿Qué pensarán en la ONU estúpidas siglas muertas?
¿Qué pensarán de los padres que a casa nunca regresan?

Y cuando les hablen de paz en el salón de la escuela,
Evocarán la figura más que humana, de una bestia,
Vestida con trapos sucios de barras rojas y estrellas.

Rumbo al sur; donde todo allí es pobreza,
Carroña, muerte, maleza; los niños huyen gritando
¿Cuál paz es la que profesan? Ellos no saben de ONU,
sólo ven las rubias bestias; ignoran sí en Panamá
el sanguinario es Noriega...
sólo ven que poco a poco la patria arde como yesca...
y se acurrucan de miedo y con temor todos rezan.

Aquellos niños del sur el fin del pueblo contemplan
Se hacen muchas preguntas y ni una tiene respuesta...
Nada más ven caer los muertos que el gringo
Fueron presas, y en sus caras aún pequeñas
El miedo se les refleja. Y se duermen con espasmos
Entre el aullido de bestias que siguen regando
Sangre de la patria panameña.

...los niños del sur regresan al sureste a su selva,
llevando clavada en el alma la sangre de aquellas bestias
que se han bañado con sangre de los pies a la cabeza.

...hoy los niños del sur se aprestan a regresar a su patria,
a recordar las heridas que todavía no se cierran,
a rescatar el honor de la patria panameña;
tal vez logren el intento o mueran en esta empresa
pero es preferible morir a ser esclavo de esa bestia...
...esa que conocemos y que la paz, matando gente profesa.
LOS “OJALATEROS”
(Eduardo Muñuzuri )

Desde el escalón más bajo de los explotados al más alto de los explotadores: Todos los mexicanos somos “ojalateros” en buena medida.
Los buenos deseos se quedan en el amparo de la contingencia, desde luego cada quien tiene su repertorio particular de productos de “ojalatería” casera, veamos algunos ejemplos típicos y comunes:

¡Ojalá gane la Selección nacional...!
¡Ojalá reviente el PRI...!
¡Ojalá devuelvan a Salinas...!
¡Ojalá atine a los pronósticos...!
¡Ojalá me saque la lotería...!
¡Ojalá se unifiquen las izquierdas...!
¡Ojalá aumenten los sueldos...!
¡Ojalá se detenga la inflación...!
¡Ojalá corran al embajador por metiche...!
¡Ojalá se mueran las momias “revolucionarias”...!
Ojalá declaren moratoria a la deuda...!
¡Ojalá derroquen a los dictadores...!
¡Ojalá no haya guerra mundial...!
¡Ojalá los parta un rayo a los hambreadores...!
¡Ojalá encuentre chamba pronto...!
¡Ojalá me quiera...!
¡Ojalá me hereden...!
¡Ojalá se alivie...!
¡Ojalá me asciendan..!
¡Ojalá se pudra en su dinero...!
¡Ojalá quiebre la banca internacional...!
¡Ojalá legue el socialismo...!
¡Ojalá se larguen todos los capitalistas...!
¡Ojalá se acabe el “charrismo sindical”...!
¡Ojalá venga otra revolución...!
¡Ojalá no nos falte el pan de cada día...!
¡Ojalá les den “paredón” a los rateros en vez de renovación moral...!
¡Ojalá podamos politizar al ígnaro...!
¡Ojalá respeten el voto popular...!
¡Ojalá desaparezca el “dedazo”...!
¡Ojalá se derrumbe el imperialismo...!
¡Ojalá no fuéramos tan cobardes...!
¡Ojalá pudiera ser lo que quiero...!
¡Ojalá hubiera libertad...!
¡Ojalá tuviéramos justicia social...!
¡Ojalá se lo lleve el diablo...!
¡Ojalá tenga suerte...!
¡Ojalá liberen a los presos políticos...!
¡Ojalá llueva en mi milpita...!
¡Ojalá y Dios quiera que sea...!
¡Ojalá mañana pueda...!
¡Ojalá que Dios te ayude...!
¡Ojalá pueda vivir para verlo...!
¡Ojalá el pueblo tuviera armas...!
¡Ojalá que no tuviéramos ese vecino maldito...!
¡Ojalá que les den a los gringos “en la madre” en Centro América...!
¡Ojalá hubiera un gobierno popular...!
¡Ojalá y los estados fueran soberanos...!
¡Ojalá y los poderes fueran independientes...!
¡Ojalá y mi hijo salga inteligente...!
¡Ojalá a nuestros hijos les vaya mejor...!
¡Ojalá no fuera tan pendejo...!
¡Ojalá me dieran una oportunidad...!
¡Ojalá lo hubiera sabido...!
¡Ojalá no lo hubiera creído...!
¡Ojalá no me descubran...!
¡Ojalá muera confesado...!
¡Ojalá apruebe los exámenes..!
¡Ojalá alcance cupo...!
¡Ojalá levante cabeza..!
¡Ojalá deje el vicio...!
¡Ojalá que mi compadre me de un “hueso”...!
¡Ojalá se acuerde de mí...!
¡Ojalá no tuviera tanta boca que alimentar...!
¡Ojalá no fuera tan mala cabeza...!
¡Ojalá tuviera medios...!
¡Ojalá me hicieran un préstamo...!
¡Ojalá pudiera irme de bracero...!
¡Ojalá tuviera valor de suicidarme...!
¡Ojalá no hubiera nacido...!
¡Ojalá todo marche bien...!
¡Ojalá todo marche bien... !
¡Ojalá paguen sus maldades los malvados...!
¡Ojalá regresen sus capitales los sacadólares...!
¡Ojalá se rebelen los negros y peleen por su dignidad...!
¡Ojalá y el pueblo se levante y diga: basta...!
¡Ojalá termine la mala racha...!
¡Ojalá se paren los precios...!
¡Ojalá no suban las rentas...!
¡Ojalá le quiten el monopolio a Televisa...!
¡Ojalá prospere el boicot a televisa: no viéndola...!
¡Ojalá dejen de educarnos en la violencia...!
¡Ojalá termine la represión a la protesta...!
¡Ojalá y los políticos supieran lo que significa revolución...!
¡Ojalá y los gobernantes nos hablaran con la verdad...!
¡Ojalá el pueblo ya no fuera tan ciegamente fanático...!
¡Ojalá pudiéramos combatir la ignorancia...!
¡Ojalá Nicaragua sea otra Cuba...!
¡Ojalá podamos hacer posible lo necesario...!
¡Ojalá podamos hacer que lo necesario sea posible...!
¡Ojalá...! ¡Ojalá...! ¡Ojalá...!
dejemos ya de ser “ojalateros” y hagamos
algo para que nuestra idea vital se convierta en acto.
¡¡LOS POLICIAS Y LOS GUARDIAS!!
(Roque Dalton)

Siempre vieron al pueblo
Como un montón de espaldas que corrían para allá
Como un campo para dejar caer con odio los garrotes
Siempre vieron al pueblo con el ojo de afinar la puntería
Y entre el pueblo y el ojo
La mirada de la pistola o la del fusil.
(Un día ellos también fueron pueblo
pero con el pretexto del hambre y el desempleo
aceptaron un arma
un garrote y un sueldo mensual
para detener a los hambreadores y a los explotadores).
Siempre vieron al pueblo aguantando
Sudando, vociferando
Levantando carteles
Levantando los puños
Y cuando más diciéndoles :
“cuicos hijos de puta el día les va a llegar”.
(Y cada día que pasaba ellos creían
que habían hecho el gran negocio de su vida
al traicionar al pueblo del que nacieron:
“El pueblo es un montón de débiles y pendejos
- pensaban –
que bien hicimos al pasarnos del lado de los vivos
y de los fuertes).
Y entonces era de apretar el gatillo
Y las balas iban de la orilla de los policías
Y los guardias contra la orilla del pueblo
Así iban siempre de allá para acá
y el pueblo caía desangrándose
semana tras semana, año tras año
quebrantando de huesos
lloraba por los ojos de las mujeres y de los niños
huía espantado
dejaba de ser pueblo para ser tropel en guinda
desaparecía en forma de cada quien que se salvó
para su casa y luego nada más
sólo que los bomberos lavaban la sangre de las calles
(los coroneles los acababan de convencer:
“Eso es muchachos – les decían –
duro y a la cabeza con los civiles
fuego con el populacho
ustedes también son pilares uniformados de la nación
sacerdotes de primera fila
en el culto a la bandera, el escudo, el himno, los próceres,
la democracia representativa del partido oficial
y el mundo libre cuyos sacrificios no olvidará
la gente decente de este país
aunque por hoy no podamos subirles el sueldo
como desde luego es nuestro deseo”)
Siempre vieron al pueblo
Crispado en el cuarto de torturas
Colgado, apaleado, fracturado,
Tumefacto, asfixiado, violado,
Pinchado con agujas en los oídos y los ojos
Electrificado, ahogado en orines y mierda
Escupido, arrastrado, echando espumitas
De humo de sus últimos restos en el infierno de la cal viva.
(Cuándo resultó muerto el décimo guardia nacional
muerto por el pueblo y el quinto cuico
bien despeinado por la guerrilla urbana
los policías y los soldados comenzaron a pensar
sobre todo porque los generales cambiaron de tono
y hoy de cada fracaso le echan la culpa
a “los elementos de tropa tan imbéciles que tenemos”)
El hecho es que los policías y los guardias
Siempre vieron al pueblo de allá para acá.
Que lo piensen mucho, que ellos mismos decidan
Si es demasiado tarde para buscar la orilla del pueblo
Y disparar desde allí codo a codo junto a nosotros.
Que lo piensen mucho, pero entre tanto
Que no se muestren sorprendidos
Ni mucho menos pongan cara de ofendidos
Hoy que ya algunas balas
Comienzan a llegarles de este lado
Donde sigue estando el mismo pueblo de siempre
Sólo que a estas alturas ya viene de pecho
Y trae cada vez más fusiles.
LOS RESPONSABLES SON...
(Enrique Cisneros L.)

mi hija me preguntó porque hoy no hubo camiones
y le dije que era culpa de gobernantes ladrones;
mi hija hoy no fue a clases pues, su maestra está en paro
y yo le expliqué seguro que la culpa es de los charros.

¿Qué es charro? _Preguntó_ le dije que es un traidor
que sirve a los patrones y engaña al trabajador,
entonces oyó en la radio que el paro de los camiones
es culpa de los choferes por exigir prestaciones.

Esto la puso a dudar pues su mente infantil
No entiende a quien sirve esa radio mercantil;
Entonces prendió la tele y escuchó muy molesta
Que lo del paro en su escuela es culpa de su maestra.

Mi hija tiene siete años pero ama a su maestra
Por eso no se creyó una mentira de estas,
Su coraje infantil se reventó en impotencia
Y una lágrima oculta le recorrió la conciencia.

Mi hija no dijo nada pero de lo que estoy seguro
Es que esa lágrima amarga la guardará pa’l futuro,
Porque los niños de ahora no son como losa de antes
Que aceptaban sin chistar las mentiras de los grandes.

Ese chamaco mañana preguntará a sus mayores:
¿Qué hicieron cuando la patria se regaló a los patrones?
Y tú serás responsable por aguantar al charrismo
Por solapar al burgués, por permitir al priísmo.

Regalaron aeroméxico, los recursos petroleros,
Y ahora la ruta 100 al pulpo camionero,
Dicen que habrá mejoras con el transporte privado
Eso es una mentira pues será peor y caro.

¿cuánto te cuesta un chimeco de esos que van del estado
en donde al pueblo transportan como si fuera ganado?
Al principio es reprobable que hasta no nos cobren nada
Pero al rato cobrarán pa’ llevarse su tajada.

Si dejamos ruta 100 a los ricos deshonestos
Después van a regalar trolebuses y hasta el metro
El gobierno argumenta que tiene recursos modestos
Algunos les preguntamos: ¿dónde están nuestros impuestos?

Nuestros impuestos se usan en política moderna
O dicho de otra manera pa’ pagar la deuda externa
De esto tú eres responsable solapando al que gobierna
Que se obstina en pagar otra vez la deuda externa.

Otra vez pues esa deuda ya la pagamos tres veces
Pero nos siguen ahorcando con supuestos intereses,
Para seguirnos robando sin invitarnos al acto
De la manga se sacaron lo que le llaman el pacto.

Pacto pactado entre ricos pa’ robarle al chambeador
Pues el valiente es valiente porque existen los cobardes,
¿Y tú que estás haciendo pa’ defender tu nación?
¿No te metes en problemas? ¿Prendes tu televisión?

Ojalá que cuando tu hijo te pregunte ¿dónde estabas?
Les respondas con orgullo: en la lucha organizada,
Espero que estos versos hayas entendido bien
Y apoyes a los maestros y a los de SUTAUR-100.
LOS TORMENTOS
(Pablo Neruda)

Una huelga más, los salarios no alcanzan,
Las mujeres lloran en las cocinas, los mineros,
Juntan una a una sus manos y sus dolores.
Es la huelga de los que bajo el mar excavaron,
Tendidos en la cueva húmeda,
Y extrajeron con sangre y fuerza
El terrón negro de las minas.
Esta vez vinieron soldados.
Rompieron sus casas de noche.
Los condujeron a las minas
Como a un presidio y saquearon
La pobre harina que guardaban,
El grano de arroz de los hijos.
Luego, golpeando las paredes,
Los exiliaron los hundieron,
Los acorralaron, marcándolos
Como a bestias, y en los caminos,
En un éxodo de dolores,
Los capitanes del carbón
Vieron expulsados sus hijos,
Atropelladas sus mujeres
Y a centenares de mineros
Trasladados y encarcelados,
A Patagonia, en el frío antártico,
O a los desiertos de Pisagua.
LUCHAR CONTRA EL NEPOTISMO
(Armando Félix Ramírez García)

Hay profes allá en la USED que de prebendas disfrutan
Y las bases les imputan de su ambición esa sed.
Infórmese buen usted, sentirá la indignación...
Pal aviador no hay perdón, ¡qué se vaya a trabajar!
O la plaza al devengar: que le cambie situación.

¿Volverá el oportunismo?... ¿La traición regresará?...
Hijos y amigos: ¡que va! práctica es del nepotismo.
¡Retornar al despotismo no se debe permitir!
¡Con dignidad insistir! ¡Sepultaremos los vicios!
¡No en vano los sacrificios! ¡La corrupción destruir!
LLAMAMIENTO
(Anónimo)

La sombra ha comenzado a obscurecer nuestras vidas, se yergue con furia opacando a todos, alcanzando a todos, aplastando a todos.
La sombra temible poseedora de la mentira, el engaño, la burla... sombra.
Ahogada en la soberbia de haber gobernado por más de seis décadas con despotismo, hoy no concibe que nos cobremos la afrenta, no concibe la conciencia, la organización del pueblo humillado, la esperanza y la rebelión. Ahí va el poder burgués ominoso. Ahí va la terrible sombra del poder. Ahí va sobre nosotros, sobre los iletrados, sobre los hambrientos, sobre los desgraciados.
¡ Vamos también nosotros compañeros!
Abordemos la historia, recobremos el timón.
Alumbremos el camino con nuestra antorcha: la lucha. Acabemos con las sombras que nos condenan a la penuria del engranaje, la esclavitud del hierro y la monótona persecución de las máquinas, que nos roba la fuerza y les perpetúan la holganza a nuestros enemigos.
Acabemos con la sombra que nos condena a pisar la tierra húmeda abierta en surcos por la lacerante aplicación del arado. Acabemos con la sombra que trafica con nuestra salud, educación, alimento y cobija, con la sombra que somete, la que tienen esperanza en nuestros hijos, esperanza de que resulten mejores bestias para el trabajo para la explotación.
¡Vamos nosotros también compañeros! Por la patria sometida a la oferta y la demanda, por la patria ofertada al poder del imperio, al mejor postor extranjero.
¡Vamos nosotros también compañeros!
Por la patria proletaria, por la patria obrera y campesina.
A levantarse aquí, a esforzarse allá, a construir nuestro bloque. A levantar nuestra fuerza, a levantar al proletariado.
Adelante pues Bloque de Fuerzas Proletarias,
Es tiempo de coraje, de empeño, de compromiso y trabajo.
¡Es tiempo de cumplir!
¡Por la revolución proletaria construyendo el poder popular!
LLANTO POR LA MUERTE DE UN PERRO
(Abigael Bohorquez)

Hoy me llegó una carta de mi madre
Y me dice entre otras cosas –besos y palabras-
Que alguien mató a mi perro.
“Ladrándole a la muerte
como antes a la luna y al silencio
el perro abandonó la casa de su cuerpo
y se fue tras de su alma
con un paso extraviado y generosos
el miércoles pasado.

No supimos la causa de su sangre,
Llegó chorreando angustia
Tambaleándose,
Arrastrándose va así con su aullido
Como sí desde su paisaje desgarrado
Hubiera querido despedirse de nosotros,
Tristemente tendido quedó blanco y quebrado.
A los pies de la que antes fue tu cama de fierro.

“Lo hemos llorado mucho...”
y por qué no?
Yo también lo he llorado.

La muerte de mi perro sin palabras
Me duele más que la del perro que habla
Y engaña y ríe y asesina.
Mi perro siendo perro no mordía,
Mi perro no envidiaba ni mordía,
No engañaba ni mordía,
Como los que no siendo perros
Descuartizan, destazan, muerden,
En las magistraturas,
En las fábricas,
En los ingenios,
En las fundiciones,
Al obrero, al empleado,
Al “mozo”, al mecanógrafo,
A la costurera, hombre, mujer,
Adolescente o vieja.

Mi perro era corriente
Humilde ciudadano del ladrido carrera,
Mi perro no tenía argolla en el pescuezo
Ni listón, ni sonaja,
Pero era bullanguero, enamorado y fiero.

A los siete años tuvo escarlinata
Y por aquello del llanto y capricho
De estar pidiendo dinero a cada rato
Me trajeron al perro de muy lejos
En una caja de zapatos.

Era minúsculo y sencillo como el trigo,
Luego fue creciendo admirado y displicente
Al par de mis tobillos y mi sexo,
Supo de mi primera lágrima;
La novia que partía,
La novia de las trenzas de racimo
Y la voz de lirio.

Supo de mi primer poema balbuceante
Cuando murió mi abuela,
El tiempo fue en su tiempo de ladridos
Mi amigo más amigo.

“Ladrándole a la muerte
como antes a la luna y al silencio
el perro abandonó la casa de su cuerpo
- dice mi madre –
y se fue tras de su alma – los perros tienen alma-
una alma mojadita como un trino-
con su paso extraviado y generoso
el miércoles pasado...”

Ay, en esta triste tristeza en que me hundo
La muerte de mi perro sin palabras
Me duele más que la del perro que habla,
Y extorsiona, discrimina y burla.

Mi perro era corriente
Pero dejaba un corazón por huella;
No tenía ni argolla ni sonaja
Pero sus ojos eran dos panderos.
No tenía listón en el pescuezo
Pero tenía un corazón por cola,
Y era la paz de sus orejas largas
Dos lenguas de diamantes.
LLEGARA EL DIA
(Fidel Santos T.)

Llegará el día...
Que este niño que tiene la cara de infinita tristeza,
Será de... ¡Alegría de vivir!
Llegará el día...
Que este niño que tiene cara de impotencia
Ante las injusticias de los hombres.
Será de... ¡Justicia en todos sus órdenes!
Llegará el día...
Que este niño que sufre
Por culpa de la burguesía y los oligarcas.
Será de... ¡Igualdad!
Llegará el día...
Que este niño que sufre en carne propia
Un sistema de desigualdad y abandono.
Será de... ¡Un cambio total!
Llegará el día...
Que este niño que sufre de un sistema caduco
Y obsoleto al tiempo en que vivimos.
Será de... ¡De que un hombre verdadero será
El líder de las masas de los desposeídos!
Llegará el día...
Que este niño que vive en la más completa
Miseria y promiscuidad,
Será de... ¡Luz en su hogar y en su pequeña alma!
Llegará el día
Que este niño que sufre
En su más completa ignorancia del saber.
Será de... ¡Luz y alegría de conocerlo!
Llegará el día...
Que este niño se verá en la necesidad
De tomar las armas para defender
Lo que legítimamente le corresponde.
Será de... ¡Despojar o expropiar por medio
De la violencia!
¡A quien le ha robado!
¡A quien le ha despojado!
¡A quien le ha explotado!
¡A quien le ha engañado!
¡A quien le ha marginado!
¡A quien le ha humillado!
¡A quien se ha burlado de él!
Llegará el día...
Que ese niño que sufre de sed y hambre.
Será de... ¡abundancia!
Llegará el día...
Que este niño y todos los niños de los pueblos
Que aman la libertad y la igualdad
De los derechos humanos.
Será de... ¡Descolonización e independencia
Ideológica, económica, política y cultural
En provecho propio de las comunidades!
MAESTRO
(Anónimo)

A ti dirijo mi plegaria tú que haz
de pulimentar mi alma
Y modelar mi corazón.
No me mires con ceño adusto
Si no me comprendes todavía,
Ten paciencia.

No siempre reprima tu gesto
Mis impulsos, no atiborres
Mi débil inteligencia
Con nociones superfluas.

Enséñame lo útil, lo verdadero,
Lo bello, ¡lo bello, maestro!
Que mis ojos aprendan a ver
Y mi alma a sentir.

Enséñame con amor
Porque si no me amas,
No podré comprenderte nunca.

Maestro, buen maestro,
Que haz de dar luz a mis ojos,
Aliento a mi cerebro,
Bondad a mi alma,
Verdad a mis palabras,
Rectitud a mis actos.
Padre intelectual
¡Bendito seas!
MAESTRO (acróstico)
(D – I – 267)
Mientras exista una chispa en tu corazón joven y revolucionario.

Abrazaremos la esperanza de encontrar juntos un camino

Eres pueblo, y eterno luchador de los ideales del mismo,
del amigo obrero, del hermano campesino.

Sembrador te vuelves en cada momento,
de células de ciencia,
de tiempos y espacios,
de gérmenes revolucionarios.

Tempestades, remolinos y tormentas no opacarán
tu espíritu rebelde, de sólida montaña, de universo entero

Rayo de luz, aurora del alba,
un nuevo amanece nos espera.

Organizar es la consigna, el trabajo es la razón;
él deber es la lucha diaria, y la libertad... nuestra victoria.
MAESTRO
(Enrique Cisneros L.)

No cabe duda. Muchos de nosotros los maestros
Creímos que tan sólo se trataba de ir a marchas
Hacer guardias o dejar que las palabras
Reventaran en consignas. Pero no.
En estos días hemos comprendido
Que atrás de cada grito hay algo más,
Que nos ha hecho descubrir nuestra potencia
Paridora de esperanzas.

Ya no somos los mismos
Pues hemos aprendido que los honores a la patria
Son más que rituales vagos;
Que la bandera nacional
Es más que un lienzo de colores.
Hemos entendido que la patria
Se venera y se construye
Todos los días en la lucha cotidiana.

Comprendimos también que la historia
No son tan sólo fechas y héroes y batallas.
La historia la hacemos cada uno de nosotros
Ya sea como traidores o simplemente indiferentes
O como constructores de mañanas
Al escribir con versos de combate
En los renglones de combate.

La geografía es saber que los ríos
Y hasta los mares nacionales
Se secan cuando no lloramos al ritmo
Del dolor de nuestro pueblo
Y que las montañas y los valles palidecen
Cuando no sabemos regarla con la sangre del amante
Que muere sonriente besando a su querida patria.

Comprendimos que las matemáticas y la física
Y la Química y las ciencias todas pueden:
Servir para contar el sudor
Que se le usurpa al pueblo
O para hilvanar hidrógeno y oxígeno
Agua cristalina y pura
Para aquél que está ansioso de beber justicia.

El conocimiento todo es entonces
Fuerza de gravedad, potencia,
Reacciones en cadena
De un pueblo adormilado que se consume
En rabia e impotencia al ver que
Entre sus manos se le muere su adorada patria.

En síntesis comprendimos que luchar
No es tan sólo hacer un paro o una marcha
Luchar es soñar en mundos nuevos
Es una bella razón para vivir o morir
Como lo hicieron los héroes de los libros
Por esto de ahora en adelante
Muchos maestros ya no seremos los mismos.
Ahora cargaremos a los niños en la espalda
Y les enseñaremos a tomar el sol entre sus juegos
Les diremos que es posible lo imposible
Atreviéndonos a ser todos felices.
Así con nuestros alumnos -responsabilidad a cuestas-
Caminaremos entre balas espinas y poemas
Recuperándonos a nosotros mismos marcharemos
Por la tierra del juego y el amor eternos.
La lucha inmediata puede hacer un alto momentáneo
Pero lo que es cierto es que en esta clase de civismo
Muchos maestros hemos vuelto a nacer...
¡Ya no somos los mismos!
MAESTRO
(Jaime Espinosa Sánchez)

Maestro:
Quiero escuchar tu voz,
Tu voz que tiene profundidad
De idealidades nuevas. Alguien me dijo que eres
Proletario del miedo
Que vas al sindicato y te congregas
Como buey famélico,
Para pelear tu hambre
Consanguínea y crónica...
Y me dijeron que no tienes cultura.

Yo no lo creo, maestro...
Porque sé que eres incapaz
De mentir a tus alumnos
Diciéndoles que los trajo,
la cigüeña de una fábrica
sin espermas, ni ovarios,
de la lejana Francia.

Y porque además sé,
Que cuando hablas de
Tu fértil geografía,
Llamas ojo al ojo, ano al ano y excremento
Al producto de la defecación.
Y... hay quien quiere que
Llames pan al pan, vino al vino,
Cuando callas tu hambre milenaria
Y sólo bebes aguardiente.
Deja, deja que maldigan
Y vociferen los estúpidos
Cerdos que te rodean.
Hoy me llego ante ti,
Quiero inundarme de la nobleza
De tu patriotismo;
Enséñame y dime
Si Cristo fue un demente,
Un Dios, un malvado
O quizás simplemente
Un hombre que buscaba el bienestar
De todos sus hermanos.

¡Maestro!
Quizás mañana todos seremos
¡Hombres!
MAESTRO NO DESISTAS
(Inocencio López Santiago)

¡Tú maestro! Que has recorrido
la montaña, el valle y la ciudad;
enseñando de tus libros la sabiduría
muchas cosas de la humanidad.

¡Tú maestro! Que has pasado
hambre, sed y enfermedades;
inclemencias de la naturaleza
en rancherías, pueblos y ciudades.

¿No te toman importancia
de aquellos sufrimientos?
A veces por el frío, o por los fuertes vientos,
A veces por el calor, de esos contratiempos.

¿Y hoy te humillan violando tus derechos?
Por ser injustos a una minoría
El pueblo ya conoce la clave de los hechos.
¿El que ayer fue tu alumno?
¡ Hoy tu dirigente o funcionario!
Que te amenaza y te reprime
O te descuenta tu mínimo salario.

Pero te dice tu alumno
Aunque tengas que sufrir
Sigue luchando MAESTRO
Más nunca debes desistir
Y si en la guerra fracasas
El padre, el niño tendrá que sustituir...
MAESTROS DE MICHOACAN
(Parodia Caminos de Michoacán, Sección XVIII)

Gordillo en donde te hallas
A quien andarás comprando
Me dicen que eres bien transa
Por eso te ando buscando
Todita la democracia
Ya se está movilizando.

Me dieron razón que andabas
Con los “institucionales”
Que con ellos negociabas
Las carteras sindicales
Quieres robar el congreso
Para seguir con tus males.

Maestros de Michoacán
Regiones aquí presentes
Venimos a derrotar
A los charritos del SNTE
Díganles que aquí les vamos
Y que somos mucha gente.

Seguiremos presionando
Con paros y con plantones
Con tomas de carreteras
Y con muchas más acciones
Porque estamos bien unidas
Todititas las regiones.

Seguiremos en pie de lucha
Hasta lograr las demandas
Nuestra convicción es mucha
Y el pueblo ya nos respalda,
Ya ganamos el congreso
Y aquí ¡los charros no pasan!
MAISTRITO DE PUEBLO
(Abraham Rivera Sandoval)

Que ya te dije que no
y tus caprichos no acepto,
Aunque me dejes de hablar,
aunque te sientas molesto;
Y aunque me hagas sentimiento
no he de darte mi permiso...
Antes, té lleno de cuero.

Tanto dinero gastado,
Tanto celo, tanto empeño,
La primaria, secundaria,
Prepa y curso propedéutico.
Tanta hablada de tu parte
Con todos tus compañeros
Diciendo... que tú serías
Un profesionista bueno,
Que ibas para licenciado
O que si no... serías médico,
Contador, militar, cura,
Político o ingeniero.

Y hoy que estás como chiflado
O loco te estás volviendo
Me sales de babosote
Con la idea de ser maestro.
Tanto dinero gastado...
Tanto afán y tanto empeño
Tantas felicitaciones
De amigos y compañeros,
Para que hoy... con gran cinismo
Tú me digas... ya no quiero
Llegar a ser burgués cursi
Si no preciado maestro.

¿Qué, no te va a dar vergüenza
de rebajarte tan feo?
¿Qué no vas a sonrojarte
de bajar a tal empleo?
¿MAISTRITO?... que grande cosa,
que dignidad... que talento...
que porvenir... que importancia,
que prestigio... que abolengo.

MAISTRITO DE ESCUELA... un torpe
Que nada sabe de cierto,
Haragán, irresponsable,
Vago, pobre... un majadero.

MAISTRITO... sólo un don nadie
Un vulgar vago de pueblo,
Que va a organizar plantones,
Marchas, huelgas y jaleos.
Un flojo que sólo quiere
Ganar dinero y dinero
Sin importarle a los niños
Ni sentir el magisterio.
Que no venera a la patria
Hombre ruin, politiquero,
Pues para él sólo es valioso
Pasarla de mitotero.

Explíqueme... licenciado
Dígame usted, ingeniero
¿Qué va a enseñarle a los niños?
¿ Cómo va a orientar al pueblo?
¿Cómo va exponer su clase
a los niños de primero,
si usted no sabe contar,
ni jugar, ni estar contento,
ni sabe del trato amable
y menos contar un cuento
y sólo sabe vestirse
más o menos de... cirquero?

Muy sabihondo el hombrecito
Que ni quebrados, ni enteros,
Ni decimales, ni nada,
¿Sabe el señor embustero?
Conque... ya dije que no
Y no me siga moliendo...
Que normal, ni que normal...
No quiero que seas maestro.
Antes te llevo al ejido
Para que seas jornalero
Pa’ que el sol te dé en el lomo
Y te pongas fuerte y prieto.

ASI ME DIJO MI PADRE
Y YO QUE MUCHO LO QUIERO
BAJE LA FRENTE Y SALI
DICIENDOLE... ESTOY DE ACUERDO
YO SERE LO QUE USTED DIGA
EN VERDAD... SE LO PROMETO
PERO... YA NO ESTE ENOJADO
PUES LE HACE DAÑO... Y ME APENO.

Salí a la calle, vagué
Por las calles y los huertos,
Por el jardín, la placita,
Por la iglesia y el colegio...
Miré a los peones cansados
Sudorosos, sin aliento,
Poniendo sobre un papel
Sólo la huella del dedo.
Vi a las mujeres descalzas
Cargando leña del cerro,
Y vi niños, muchos niños
Hurgar en los basureros.

Recogí desesperado
A esa gente de mi pueblo,
A esas gentes sin fortuna,
Sin rendición, ni consuelo.
Los metí en mi corazón,
En mi entraña, en mi cerebro,
Les di patria en mi conciencia,
Y me confundí con ellos.
Allí frente a aquellos niños
Frente a esos niños enfermos,
Pensé que eran angelitos
Despreciados por el cielo.
Miré que no tenían alas
Los miré casi sin cuerpo,
Angeles sin un hogar,
Sin virgen, sin padre nuestro.

Y pensé... si me aferrara
A ser licenciado o médico,
Contador, conferencista,
Sacerdote o ingeniero,
¿Cómo podría despertar
la conciencia de mi pueblo?
¿Qué les favorecería
que yo lograra alto empleo,
Sí ni justicia, ni amor,
ni palabras de consuelo
podría darles y ofrecerles
para calmar su tormento?...

entonces volví a mi hogar,
todo lo tenía resuelto,
llamé a mi padre y le dije:
“Yo a usted mucho lo respeto...
comprendo sus sacrificios,
Sé de sus ansias y sueños.
Pero hoy... quiero que me escuche,
Por favor... sólo un momento.

Si quiere que sea feliz
Y desea que sirva al pueblo.
Si quiere que colabore
Para mejorar a México.
Si usted quiere que mi vida
La dedique a lo que quiero
Luchando por la igualdad,
Por la ciencia y el progreso...
Deje padre, que yo tenga
La profesión con que sueño.
Deje que yo sea feliz
Con mis niños sin colegio.
Deje que con mi vocación
Se torne clase y recreo,
Que sea lección de cariño,
Que sea canto, que sea verso,
Que pueda yo ser lucero
Con la luz del alfabeto.

Que pueda ser manantial
Que sacie la sed del pueblo.
Déjeme sufrir... luchar,
Déjeme vivir con ellos
Para lograr educarlos,
Para construir un colegio.
Déjeme padre... que luche...
Deme permiso le ruego
Para sembrar esperanzas,
Para apuntalar anhelos.
Deje que forme una escuela,
Escuela a los cuatro vientos,
Escuela de libertades
Donde haya luz y contento.
Deme permiso papá...
Que yo sea un maistrito de pueblo
Que marque programas justos,
Que trace caminos nuevos.
Deje que siembre la miel
Deje que propicie el vuelo
De esa águila que parece
No tener alas ni aliento
Deje que escuche mi voz
El militar, el gobierno,
El sacerdote, el artista,
El paria y el jornalero,

Si ya mi hermano es doctor
Y el mayor ya es ingeniero,
¿Porqué no permite usted
que yo... me torne maestro...
Sí ellos en su ingratitud
ya han formado un mundo nuevo
de explotación, de egoísmo,
de lujos y de dinero.
Si de usted se han olvidado,
Si ya no vienen al pueblo,
Y en su situación burguesa
Gratitud y amor han muerto.
Si ellos saben que aquí, en casa,
Hay pobreza y hay apremio,
Porque ni por caridad
Lo atienden cuando está enfermo?...

Mi padre quedó pensando
Silencio guardó un momento...
Luego me abrazó y me dijo
Si... muchacho... te comprendo:
Vete a luchar hijo mío
Yo esperaré tu regreso,
Sabiendo que traerás cosas
Logradas con fe y empeño.
Cuando vuelvas hijo mío
Vamos a estar muy contentos
Y se llenará la casa
Con tu amor y tus pequeños.
Si aquí no me encuentras,
Sé que tendrás el consuelo
De volver a esta tu casa
De regresar a tu pueblo.
Yo sé que vendrás por verme,
Tú vendrás por este viejo
Y querrás con toda tu alma
Enseñarme el alfabeto.

Más si aquí no me encuentras
Ve a buscarme al cementerio
Y ahí sólitos los dos
Envueltos en el silencio
Me dirás de tus afanes,
De tus luchas, tus proyectos,
De tus sencillas tareas
De tu honor y de tus éxitos.
No me traigas flores, hijo,
Yo sé que no las merezco,
ni cruz, ni ceras, ni nada,
sólo quiero tu recuerdo.

ANDA HIJO MIO... vete ya .
México espera tu esfuerzo,
Te espera el hombre ignorante
Y los niños macilentos,
Yo aquí me quedo esperando
Con orgullo verdadero,
Porque sé que cumplirás
Ser prestigiado maestro.
Anda hijo mío... vete ya.
Que si de momento muero
Con orgullo gritaré:
MI HIJO... ES MAISTRITO DE PUEBLO.
MANOS
(Anónimo)

¡Cómo respeto a las manos! de la mujer que trabaja
Son de las grandes razones que alimentan la lucha diaria;
Esas manos productivas en la lucha cotidiana
Las que fabrican tortillas, las que guisan, lavan, planchan,
Y las que llenan cuartillas, o que manejan las máquinas,
Las que agarrando los libros nos alimentan el alma,
a las manos campesinas oliendo a tierra mojada,
también son lindas sus manos cuando agarran la pancarta
o cuando levantan el puño en la lucha solidaria,
y van cargando los hijos, y van... forjando la patria.
MANOS SOBRE LA CIUDAD
(Laura Bolaños)

Páramo de garganta quemada por la sed
Oquedad polvorienta de opaco gris,
Tufarada de gases, tóxica de aliento
Perdido rostro tras el tizne, perdida el alma
En los amargos túneles de la asfixia.
Hasta el último rastro de poesía
Se esfuma calcinado.
Enana jorobada de pretendidos rascacielos.
Aguas negras que circulan
Por lo que fueron tus arterias.
Nubes de automotores pululan por tu cuerpo
Como en un muladar las cucarachas.
Babilonia proyecto de catástrofe
Te gangrenas de pobre
Te corrompes de pródiga
Algún mustio verdor se empeña en vano
En no morir del todo y agoniza
Como restos de pelo en una calva.
Huellas marchitas de días derrotados.
Aquí las manos de los midas
Han convertido todo en mierda,
Estás podrida.
Negro volcán, vomitas la basura.
Preñada de basura pares basura,
comes basura de vipes, dennys, burgueres
Ciudad importadora de basura.
Como puños de tierra
Te rellenan la boca de basura.
Goteas basura, llueves basura,
Basura de letreros
Detritus que agusanan tus ojos y tu lengua
Desechos de otro idioma
Miasmas de otros podridos cementerios.
Dueles con un dolor de cólera
Dueles de putrefacta
De amor asesinado, de vejez prematura.
Dueles, dueles lágrimas de odio
Por lo que fuiste amada. Dueles de encanallada,
Dueles de infancias prostituidas
Condenadas en sueños de cemento.
Dueles de paria de apátrida chamulladora
De okeyes y bayes
Quebrada identidad miserable
Caricatura de Texas y disneylandia
Dueles de transnacionalizada.
Parásitos te engullen
Buitres te picotean las entrañas.
Traillas de hambrientos canes
Te trituran los huesos.
Fauna de funcionarios, policías,
Líderes de alquiler, demagogos,
Farsantes, prestanombres te aniquilan,
Te exprimen, te saquean.
Los hijos de perra te infectaron
De enfermedad venérea.
Te secaron las venas del agua
Se bebieron tu sangre,
Entraron a degüello
Depredadores de ciudad vencida.
Te mancillaron con sus deyecciones.
Hiedes, monstruosamente creces
Con hinchazón de muerte
Hasta que estalles.
Eso hicieron de ti los Midas
Que convierten en mierda todo lo que tocan.
MAÑANA EN TODO EL CARIBE
(Pablo Neruda)

Jóvenes puros de este mar sangriento,
Jóvenes comunistas de este día;
Seréis cada vez más para limpiar
El territorio de las tiranías
Y un día nos podremos encontrar,
Y con la libertad mi poesía
Entre vosotros volverá a cantar.
Compañeros, espero esta alegría.
MAÑANA SERA EL ALBA
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Nos enturbian el alba,
Nos empañan el sol del medio día
Suena la hora en que los malechores
Ensayan el mal vil de sus crímenes.

Y yo, aquí, agazapado, ronroneando estos versos,
Maullando estas palabras, fornicando a hurtadillas.
Me regocijo, sí.
Cuando el amor camina hacia el júbilo
con la frente bañada por millones de azahares
y recibo el saludo del ala que invita
a probar otros vientos,
la voz de mi madre como la de una pájara,
sus manos siempre azaleas recién nacidas
y su sonrisa espiga que sube hasta mis ojos.

Sembrados en el césped mis hijos
Crecen al margen del miedo, ajenos a la duda,
A la certeza que todos estamos muriendo.

En el centro del mundo mis amigos,
Mis compañeros de trabajo, mis hermanos,
Se miran en mis ojos y me tienden la mano
Con alargarme su propio entusiasmo.

Cierto que estoy asido a la esperanza
Como quién ve pasar una paloma
Y la acurruca dentro de sus manos
O le hace un nido dentro de su pecho;
Pero ese dulce afán, esa ternura,
No logran sonsacarme una sonrisa.

Bajo otro cielo, en la ciudad perdida,
En los mil basureros de nuestro paraíso,
En la patria de los campesinos y los obreros,
En ese infierno el hombre sufre, sueña, vive
Y muere sumiso a la promesa de los dioses.

Más allá, en la vorágine,
Lejos de nuestra tibia modorra pequeñoburguesa,
Muchachos de quince años se enfrentan a Caín
Pintado de azul, de verde o de mierda
O convictos de hombría,
Confesos de amorosa confianza,
Alegres dan la vida por nosotros.

En la cárcel mil hombres, mil árboles caídos,
Talados por el odio y el miedo,
Se salvan a sí mismos, renacen, cantan, ríen,
Esperan el alba.

En la sierra mil sueños crecidos entre el polvo
Y el cielo, el mismo afán, mil hombres,
Mil árboles enhiestos, mil altas esperanzas,
Mil banderas, mil fusiles, mil proclamas
Anuncian el alba.

Mientras desde el palco presidencial,
Dios habla a su pueblo:
“Vivimos en un clima de paz, bajo el signo
de la libertad y el progreso...
Etcétera, etcétera, etcétera.

Da náusea vivir así, da rabia no vivir de otro modo,
Da asco ser poeta.
Y nosotros, yo, en tanto, cultivo mi jardín,
Y mis versos, duermo con mi mujer,
Beso a mis hijos, orondo, repitiéndome:
Mañana será el alba,
Hoy es la noche de los presentimientos”.
MAQUIO
(Laura González García)

¿Quién lo mató? ...¿Ellos o nosotros?
¿Los que vimos impotentes... la sangre en Tlatelolco?
¿Los que ordenaron... la matanza fratricida?
¿O a los que se nos olvido... protestar por este crimen?

¿Quién lo mató? ...¿Ellos o nosotros?
Si cada quince de septiembre... les rendimos pleitesía,
Si el dieciséis acudimos... al remacho psicológico,
Y como mansos corderos... agachamos la cabeza.

¿Quién lo mató? ...¿Ellos o nosotros?
¿El miedo... la apatía? ¡O nuestra estupidez!
¿Quién lo sentenció? ...¿Quién lo ejecutó?
¿Ellos... o... nosotros?

Las leyes que nos rigen... violadas y alteradas.
Bagazo de la infamia... asiento del servil.
Son como las mazmorras... Que guardan el sadismo
¡O el miedo que el magnate... profesa al pensador!

Ayer estabas quieto... ¡Me dije adolorida!
Pero la madre tierra... ¡Me dijo emocionada!
Ya tengo la semilla... que nutre mis entrañas
Y ustedes la bandera... que exige la verdad.

El alma de Maquío... rebelde y entusiasta
Se mece en la existencia... de viejas predicciones,
¡Ya es hora que mi pueblo... derrumbe sus fronteras!
¡Ya es hora mexicanos... de vernos como hermanos!

La tierra que tenemos, es nuestra por derecho,
Que surjan los cimientos, añejos y sagrados,
Aquí nada se vende... si unimos la razón
Aquí somos hermanos... jamás nos vencerán.
MARCHA DE LA CNTE
(D – i – 84, Juxtlahuaca, Oax.)

Secciones integrantes de la CNTE
Y todo el magisterio nacional
Luchemos formando un solo frente
En pos del aumento salarial.

Oaxaca, Guerrero y Zacatecas
Chiapas, Hidalgo y Michoacán
Alcemos la frente y con los puños
Tumbemos al charrismo sindical.

Llevamos muchos años de injusticia
Sufriendo humillación y represión
Un solo corazón que se levante
Y acabe con la corrupción.

Maestros marchemos con la CNTE.
Luchemos por nuestra dignidad
Y a la mentira sindicalista
La derrotará nuestra unidad.

Las clases son mentiras reaccionarias,
Solo hay dos clases a mi ver
La clase de los profes explotados
Y la clase del charro en el poder.

Rompamos la opresión de la fronras
Hagamos un lenguaje nacional
Forjemos el nuevo magisterio
Por la democracia sindical.
MATER LUMPEN PROLETARIAT
(Francisco Gallego)

Alma – Hueso – Carne – Piel
¡me abandonaron!
Y en la arteria principal del
Universo, la vi lavando pañales
De galaxias y de nada.
Fregaba sobre un suspiro,
Enjuagaba con su llanto,
Y tendía corazones.

Aire – Fuego – Agua – Tierra
¡Me traicionaron!
La hincadora con sus benditas
Rodillas, vestida con excremento
De sotana, barre las transparentes
Oraciones.
Gira el Planeta Tierra en una cuna:
Inviolable refugio del destino.

Celo – envidia – ambición – maldad
¡Me atraparon!
Estancado diluvio de ficciones
Deshumanas, patentizaron mi existencia
Ante el monopolista de la vida.
Remolinos de cánticos esotéricos
Fluyen del cristalino seno del principio.

Me entretengo con los juguetes
De la historia, ¡Bélicos!
Espontáneos a la definición del hombre,
Mientras mi madre ¡Europa!
Entre el inundado conglomerado
De letras inventrílocuas,
Escribe rompecabezas espirales.

Me extravío en el laberinto del hambre,
Y brinco las ilusiones prohibidas
Para no destronar al espejismo
Que serpentea el señor imperialismo,
Mientras mi madre ¡Africa!
Danza al compás del incolor mañana.

Corro en el territorio de la duda,
Mientras mi madre ¡Oceanía!
colecciona los diferentes tonos del dolor.

Rastreo horizontes verticales
Para que armados crótalos
No invadan mi jardín,
Mientras mi madre ¡Asia!
Centellea nirvánicas leyendas
De paz – amor - - de paz.

Contemplo el rubicundo cielo,
Esperando el lucubrado veredicto
De la ciencia, del arte y de la técnica,
Mientras mi madre ¡América!
Hierve agonías... pero nunca sombras.
ME DROGO
(Suzel Narcia García)

Porque solamente así me siento feliz.
Porque no me importa que mis neuronas se mueran sin poder defenderse.
Porque mis amigos los más buena onda también lo hacen.
Porque soy muy cabrón y me vale que mi cuerpo se destruya.
Porque me encanta ese espantoso dolor de cabeza que me da al día siguiente.
Porque así aguanto más cuando me embriago.
Porque ni cuenta me doy de la lastima que causo cuando estoy “arriba”.
Porque quiero llenar ese hueco que provoca la falta de mi comunicación con mis padres.
Porque me encantaría estar arrestado un día por consumo y tráfico de drugs.
Porque me daría igual pasar el resto de mi vida como vegetal o en una clínica para enfermos mentales.
Porque no importando que dios me haya dado la vida, yo soy dueño de ella y la puedo destruir de la forma que quiera.
Porque me vale que todos los países gasten millones tratando de solucionar lo que en mis manos está terminar.
Porque no quiero que nadie me cuente... yo quiero experimentar.
Porque quiero llamar la atención de alguien para que se preocupe por mí y me brinde atención y cariño.
Porque me enorgullece contribuir a la fortuna de otras personas.
Porque me da igual desperdiciar una de las etapas más padres de mi vida, porque al fin y al cabo, si un milagro me ocurre, me podré regenerar cuando sea adulto.
Por que cada vez se me hace más difícil salirme de esto que pensé que me daría felicidad.
MELCHOR, GASPAR Y BALTAZAR
(Anónimo)

En aquél lejano oriente,
Un niño engendrado por el verbo divino,
Vino a este mundo de malvados
A salvar el alma de los hombres:
Y unos reyes que llamados magos
Guiados por la estrella del oriente,
Llegaron a aquél pesebre,
Cuna del humilde niño,
A adorar al hijo de Dios,
Al rey de reyes.

Y de allá de aquellas tierras,
Melchor, el barbudo aventurero,
Con tres carabelas al mando
Guiado por la estrella de occidente
Llegó a esta tierra
Tierra virgen y para mí sagrada.

Su espada y su yelmo hoyando este suelo
Rompió con sus tajolas venas de mi pueblo,
Más la sangre patriota regada en tu defensa,
Como un pródigo campo de labranza,
Germinó la semilla del rebelde,
Y se irguió iracundo,
Y rompió las cadenas con sus manos.

Y otro rey, Gaspar,
Tan ambicioso como el primero
Queriendo formar un reinado,
Vino a esta parte del mundo a conquistarla,
Más su efímera corona
En el cerro de las campanas fue aplastada
Por la mano justiciera del indio zapoteca.

Y el último rey, el más osado y el más vil
Con trece estrellas representado
Formado por un grupo de renegados
Invadió nuestra tierra y se hizo de ella.

América, América mártir,
Tú tienes en tu cabeza
La corona glacial
Formada por la espuma,
Tus ojos, tus ojos están vendados
Por una venda de oro
Que no te deja ver el triste decoro
Conque viste tu cuerpo, América sufrida.
Y tu cintura la aprietan manos blancas,
Manos infames que te engañan
Mintiendo que al terminar el siglo,
Botarán el broche que te oprime
Y te dejarán en libertad América humillada.

Y tu vestido verde, verde y fecundo,
Es desgarrado por las fauces voraces
De tus opresores que devoran tus frutos
En suculento festín con garfias y garras
Horadan tus carnes, y llegan hasta tus extrañas
Para extraer tu sangre negra
Con que se embriagan tus captores
Sedientos de poder.

Ya no hay ni un Bolívar, ni un Sucre,
Ni un Martí, ni un Juárez,
Que vengue los ultrajes que ahora sufres;
Más el hombre se mueve por los impulsos del corazón.
Y tú corazón, América dolida es México,
Y de aquí han de salir,
Los que arranquen esa venda de tus ojos.

Ya que te veas América
Para que veas las heridas
Que no cubren tus harapos,
Porque México, México;
Mi patria tiene que cumplir
América inmolada.

Tienes que erguirte
Y levantarte a las alturas,
Como el niño de Belén,
Que ya hecho hombre
También está crucificado.
MENTIRILLAS
(Nazario Alducin)

Gobierno necio que robas a la nación sin razón,
Sin ver que lo que robas es el sustento de tu nación;
Si con ansia sin igual su voto solicitas, incluso tortas,
Refrescos, dinero les das ¿Porqué obras tan mal?

Combates su resistencia incluso con lujo de violencia
Y luego dices que ganaste por popularia;
Padece hambre tu pueblo que casi loco ya está
Y tú muy contento por la farsa del pacto de solidaridad.

Quieres con presunción necia hallar la solución
Sólo que usando la violencia tendrás revolución;
Mas entre enfado y pena que te provoca el maestro
Le niegas el aumento porque lecciones de dignidad te da;
Deja que solicite para que tus problemas resuelva
Ya que tu ignorancia no lo permite, razón, trabajo,
Dedicación, justicia y democracia son el futuro de la
nación.
MEXICO
(Pablo Neruda)

México, has abierto las puertas y las manos
Al errante, al herido,
Al desterrado, al héroe.
Siento que esto no puede decirse en otra forma
Y quiero que se peguen mis palabras
Otra vez como besos en tus muros.
De par en par abriste tu puerta combatiente
Y se llenó de extraños hijos tu cabellera
Y tú tocaste con tus duras manos
Las mejillas, del hijo
Que te parió con lágrimas la tormenta
Del mundo.

Aquí termino, México,
Aquí te dejo esta caligrafía
Sobre las sienes para que la edad
Vaya borrando este nuevo discurso
De quien te amó por libre y profundo...
MEXICO CITY 1961
(Horacio Espinosa Altamirano)

En el año de 1961 la edición del poema fue destruida por agentes policiacos no identificados. La imprenta donde se reproducía la edición fue asaltada, destruyéndose grabados, ejemplares impresos y formas de linotipo. El autor sufrió amenazas, persecución, pues se identificó a López Mateos como el personaje central del poema.

El aire en México tiene propiedades de estatua.
Se mide, sé licúa la distancia. Aquí la inmensidad
Puso su origen y una mano borró las asperezas,
Limpió cristales con músicas terrenas.
El aire se ha poblado de idiomas y dialectos.
Huellas de ayer, huellas de siempre, tapices que tienen el color de lo eterno:
Tierra que se dispara en los magueyes.

Hay un agua de siglos en las cosas.
Aguas que lloran su perdida estirpe.
El caracol del viento envuelve nubes
Y en las olas civiles y motoras
Hay relámpagos y furias del pasado.

El hombre vive sin resolver lejanas tierras,
Y la injusticia es llama no apagada
Y la traición es yerba que crece fácilmente
Y la libertad se pierde o gana.

Oscuros vasos cubren las estrellas
Hay noches permanentes en el alma
Y un aire que tiene propiedades de estatua.

Porque en esta ciudad se estruja el rostro de Dios,
Se protege la orina de la envidia,
Se ha lisiado la primavera
Y amparado la infamia y el estrupo
Bajo el edificio de la “Constitución”.

El abogado aprende la manera de vender la justicia;
Hay quienes la pasean en automóvil,
Hay quienes la llevan al cine
Y la ponen en subasta
Contra el pueblo y el hombre.

Y hay siete millones en la ciudad,
Siete millones que usan, visten la toga de la honorabilidad;
Siete millones y un solo Dios verdadero; lo servil.
Hay siete millones de hombres que multiplican
Sus vicios y su infamia al infinito.
Y el señor presidente se sonríe...
Y su séquito sonríe...
Y el presidente se identifica con el linaje
Y la dinastía de la infamia,
Y los ministros impecables del servilismo
Y de las antesalas
Y “es un país que vive con civismo”, que tiene una “Constitución”. Y la constitución
Es lo que nunca hace el gobernante,
ni las empresas (que son del mismo gobernante)
ni los políticos, (que son los amigos del gobernante),
ni los magistrados (que son los alcahuetes del gobernante),
ni el potentado, ni el oficiosos lacayo,
ni el ujier de la casa del gobernante.
La constitución debe cumplirla el pueblo.
Aprendida democráticamente (La enseñanza
Corresponde al ejército, a la policía y a los granaderos,
Enseñanza que se paga con los dineros del pueblo,
Y se aplica en las calles, en las fábricas
y en los pozos petroleros.

La Constitución debe cumplirla el pueblo.
Y el hambre, la miseria, el desempleo
Son anticonstitucionales según el gobierno...
Y hay un delito de disolución social.
La huelga, la libre reunión, la cultura
Es di – so – lu – ción so – cial.

Y la ciudad tiene siete millones
Y un presidente, sus ministros y sus granaderos.
Y también una Cámara de senadores
(que es la escuela del no hacer nada),
y otra de diputados
(que es la escuela de engañar al pueblo).

Y hay en este gobierno quien es, ha sido o fue académico
(de todo en la vida del señor
desde prostitutas y banqueros,
desde curas hasta académicos,
desde policías hasta rufianes). No miento,
los rufianes son más o todos ellos.
Los impuestos, como la constitución,
Están hechos para el pueblo
Sólo los políticos, que son verdaderamente
Impuestos por “sufragio efectivo” desde la presidencia
(que es la mayor herencia de México),
no pagan impuestos.

“La revolución está en marcha”
La revolución la representan el supremo gobierno,
El partido que es “Revolucionario Institucional”,
La banca, las empresas yanquis y el clero.
También los líderes que dan su apoyo al gobierno.
Todo lo demás es disolución social
O sea el pueblo.

Esta es la comedia del infierno.
Tienes que bailarla día a día
Hasta que la angustia te llegue al cerebro.
El pantano de este país
Como en los que mandan la banca y el clero.

Esta es la comedia ¡Alégrate bufón!
Marca el paso. ¡Baila!
Baila en el pantano. ¡Baila!
Hay que ser pronto sapo
O familiar de los batracios.

Y Dios está adentro. Hay que creerlo.
De estar afuera, en las calles o con el pueblo
Ya hubiera venido por el ejército.

Y Dios está adentro (adentro de estos hombres
que son el gobierno). Pero es difícil pensar
Que en las entrañas del rufián, del sicario
O del juez hay una limpia habitación
Que no tiene precio. (¿Precio? Si lo tiene:
En las cantinas y en los templos).
¡Cuidado! Dios es también disolución social.
¡Dios debe estar preso!

Esto es el prostíbulo. Oíd: el potentado, la lenona;
El cura, el cantinero; (calma señores para todos hay,
¡Aquí se vende un pueblo!; la orquesta es
la prensa nacional (la música fue compuesta
en el presupuesto) la “vedette”, los líderes; el mago
(el mago tiene que ser político o un banquero),
y el payaso, el payaso pudiera ser el pueblo.

Esto es un prostíbulo. Aquí hay una ruleta
En la que todos perdieron la vergüenza.
Un prostíbulo abierto a dos océanos
Y a todo el universo.

Y en la ciudad se estruja el rostro de Dios,
Y vivir es semejante a un mar sin el oficio de las olas
O un viaje mutilado entre el hombre y los dioses,
Y más parece asfixia o sepelio de estrellas.
En México el aire tiene propiedades de estatua.
Y un golpe de odio y furia
Purificará la tierra y al hombre de esta tierra.
MEXICO 68
(Francisco Gallego)
Cárcel preventiva, 1968.

Desde el solemne júbilo de Olimpia
Desde el olímpico núcleo de la sangre
El señor de la farsa y la mentira,
Enclaustrado e inflexible insomnio,
Calambre a calambre destruye
El Tlatelolco panorama,
¡Genócida del cuauhtémico génesis!
Y mientras la pólvora, enemiga del revolucionario
Pétalo, indigesta guirnaldas juveniles, maestro y alumno, hombro a hombro y con el pecho erguido,
Van a prisión estornudando eclipses de humana
Levadura. Y en procesión de rejas y de muros,
Sumergidos en el mar de la cultura,
Ascienden al intestino de la sombra
Sembrando soles al sol de la materia.
Y aquí en la Crujía “M” que algo lleva
De muerte y de martirio, se destiñe
el aroma del olímpico horizonte...
poblándose la estrella de epinicias miradas
Escolares. Desde el solemne júbilo de Olimpia...
Desde el olímpico núcleo de la sangre.
MI HERMANO EL INDIO
(Fidencio Escamilla Cervantes)

En la espesura de la noche escueta
Se asoma temeroso nuestro hermano, el indio
Y entre luciérnagas que alumbran su silueta,
Camina con el miedo pegado a sus oídos.
Se ha tornado el panorama tan tétrico y sombrío
Que ya no hay salida que aclare el horizonte;
Lleno de miedo y con estómago vacío,
Huye de todos y de la maldad se esconde.

Repta en la sierra cual bicho venenoso
Y se alimenta de musgos y de malvas,
Está a la espera y mil luchas desfilan por su rostro
Contra caciques y fieros guardaespaldas.
Oyó el rumor de sus hermanos en la Chiapas
Y el corazón se abrió hacia la esperanza;
Tristes recuerdos y lágrimas se escapan
Por los surcos y heridas que trae en sus espaldas.

Mi hermano el indio, origen de esta patria
Que la quieren los buitres, ver destruida;
Se ha transformado en su misma tierra, un paria
Y ante una nueva generación: raza desconocida.
Hambre y marginación es la palabra viva
Que se eleva y se extiende en mi terruño:
Inmenso mapa que se abre como herida,
Escurriendo su sangre entre mis puños.

En Jalisco y Nayarit, los Coras y Huicholes
Se mueren por el hambre y las heladas;
Mexicaneros y huajucas, recios hombres
Otroras dueños del tigre y de las águilas:
Han caído ante las duras manos
De gentiles sin alma y sin conciencia
Haciéndolos huir hasta Durango...
Dejando atrás sus pocas pertenencias.

Desde sus con franceses y españoles,
En Oaxaca sobreviven chinantecos.
Mixes, los Huaves y los Zoques.
Y en San Luis, Hidalgo y Veracruz: Huastecos.
Se mueren de hambre en Campeche y Yucatán,
Los Mayas. Y los aniquilados en Tabasco: Los chontales.
Los lacandones huyen de la guerrilla de Chiapas,
Donde la vida se inunda con balas y con sangre.

Los nahuas se extinguen en Guerrero t en Tlaxcala.
Y en México y en Querétaro con misma suerte,
Sufren los Otomíes, la altiva raza
Que hizo las guerras floridas con la muerte.
Aún respiran Popolucas, Zapotecos y Mixtecos,
En Puebla, Oaxaca y en Guerrero;
Tal vez recordando el año sol, año conejo,
Año lagarto o simplemente el año nuevo.

Los Seris, otroras dueños del desierto,
Se calcinan al norte de Sonora.
Raza brava, que aún sin alimentos
Conservan con orgullo las raíces de su pueblo.
En Guanajuato y Michoacán viven Tarascos,
Distinguidos por los dioses con dones de artesanos;
Y en Sinaloa, los Yaquis y los Mayos
Escenifican la triste danza del venado.

Y entre la arisca sierra de Chihuahua,
Donde el águila vuela en sus dominios;
La estoica raza Tarahumara
Muere de sed, de hambre y frío.
Y allá, en el Valle, por donde corre el nazas,
Dividiendo a Coahuila y a Durango;
La civilización marca contrastes
Entre el potentado y el humilde tepehuano.

En Veracruz ya quedan pocos totonacas
Que arrastran sus miserias en selvas tropicales;
Los mismo que tzeltales y tzoltziles, allá en Chiapas,
Sin encontrar curación para sus males.
Y todos ellos son hijos de este pueblo
Y por sus venas corre la patria hecha sangre.
Sus rostros significan las lluvias y los vientos,
Y son el vivo reflejo de la tierra madre.

Mi hermano el indio, taciturno, a veces necio,
Sucumbe entre los muros de labios y de oídos
Que le han colgado etiquetas con desprecio,
Manteniéndolo arraigado en el olvido.
Hasta que un día... irremediablemente un día,
Sus manos las transforme en armas;
Los pueblos y las selvas, en guerras floridas
Y las balas, sustituyan sus palabras.
MILONGA DEL FUSILADO
(Roque Dalton)

No me pregunten quien soy ni si me habían conocido,
Los sueños que había tenido crecerán aunque no estoy;
Yo no vivo, pero voy en lo que andaba soñando,
Y otros que siguen peleando harán nacer otras rosas
Y en el nombre de esas cosas todos me estarán nombrando.

No me recuerden la cara que fue mi cara de guerra,
Mientras hubiera en la tierra necesidad de que odiara,
Y en el cielo que ya aclara sabrán como era mi frente,
Me oyó reír poca gente pero mi risa ignorada
La hallarán en la alborada del día que se presiente.

No me pregunten mi edad tengo los años de todos,
Yo elegí entre muchos modos ser más viejo que mi edad.
Y mis años de verdad son los tiros que he tirado,
Nazco en cada fusilado y aunque el cuerpo se me muera
Tendré la edad verdadera del niño que he liberado.

Mi tumba no anden buscando porque no la encontrarán,
Mis manos son las que van en otras manos tirando.
Mi voz la que está gritando, Mi cuerpo el que sigue entero;
Y sepan que sólo muero y ustedes van aflojando
Porque el que murió peleando Vive en cada compañero.
MI PAIS, OH MI PAIS
(Efraín Huerta)

Ardiente, amado, hambriento, desolado,
Bello como la dura, la sagrada blasfemia;
País de oro y limosna, país de paraíso,
país infierno, país de policías.

Largo río de llanto, ancha mar dolorosa,
República de ángeles, patria perdida.
País mío, nuestro de todos y de nadie.
Adoro tu miseria de templo demolido
Y la montaña de silencio que te mata.

Veo correr noches, morir los días, agonizar las tardes
Morirse todo de terror y de angustia.
Porque ha vuelto a correr sangre de los buenos
Y las cárceles y las prisiones militares son para ellos.
Porque la sombra de los malignos es espesa
Y amarga y hay miedo en los ojos y nadie habla
Y nadie escribe y nadie quiere saber nada de nada,
Porque el plomo de la mentira cae, hirviendo,
Sobre el cuerpo del pueblo perseguido.

Porque hay engaño y miseria y el territorio
Es áspero edén de muerte cuartelaria.
Porque al granadero lo visten
De azul de funeraria y lo arrojan
Lleno de asco y alcohol
Contra el maestro, el petrolero, el ferroviario, y así mutilan la esperanza y le cortan
El corazón y la palabra al hombre
Y la voz oficial, agria de hipocresía
Proclama que primero es el orden
Y la sucia consigna la repiten
Los micos de la prensa,
Los perros voz –de su- amo de la televisión,
El asno en su curul, el león y el rotario,
Las secretarias y ujieres del procurador
Y el poeta callado en su muro de adobe,
Mientras la dulce patria temblorosa
Cae vencida en la calle y en la fábrica.

Este es el panorama:
Botas, culatas, bayonetas, gases...
¡ Viva la libertad ¡
Buenavista, Nonoalco, Pantaco, Veracruz...
Todo el país, amortajado, todo,
Todo el país envilecido,
Todo eso, hermanos míos,
¿No vale mil millones de dólares en préstamo?
¡ Gracias, becerro de oro ¡ ¡ Gracias, FBI ¡
¡ Gracias, mil gracias, Dear Mister President ¡
Gracias, honorables banqueros,
Honestos industriales, generosos monopolistas,
Dulces especuladores;
Gracias laboriosos latifundistas,
Mil veces gracias, gloriosos vendepatrias;
Gracias gente de orden, demos gracias a todos
Y rompamos con un coro solemne de gracia
Y gratitud el silencio espectral que todo lo mancilla.
¡Oh país mexicano, país mío y de nadie!
Pobre país de pobres, pobre país de ricos.
¡ Siempre más y más pobres ¡
¡ Siempre menos, es cierto, pero siempre más ricos!
Amoroso, anhelado, miserable, opulento,
País que no contesta, país de duelo.
Un niño que interroga parece un niño muerto,
Luego la madre pregunta por su hijo
Y la respuesta es un mandato de aprehensión.
En los periódicos vemos bellas fotografías
De mujeres apaleadas y hombres nacidos en
México, que sangran y su sangre
Es la sangre de nuestra maldita conciencia
Y de nuestra cobardía.
Y no hay respuesta nunca para nadie
Porque todo se ha hundido en un dorado mar de dólares
Y la patria deja de serlo
Y la gente sueña en conjuras y conspiraciones
Y la verdad es un sepulcro.
La verdad la detentan los secuestradores,
La verdad es el fantasma podrido de Mc Carthy
Y la jauría de turbios, torpes y mariguanos
Inquisidores de huarache,
La verdad está en los asquerosos hocicos
De los cazadores de brujas,
¡ La grande y pura verdad patria la poseen,
oh, país, país mío, los esbirros,
los soldados, los delatores y los espías ¡

No, no, no, la verdad no es la dulce espiga
Si no el nauseabundo cóctel de barras y de estrellas.
La verdad, entonces, es una democracia nazi,
En la que todo sufre, suda, se avergüenza,
Porque mañana, hoy mismo,
El padre denunciará al hijo, y el hijo
Denunciará a su padre y a sus hermanos.
Porque pensar que algo no es cierto
O que un boletín del gobierno
Puede ser falso querrá decir
Que uno es comunista y entonces vendrán
Las botas de la gestapo criolla
Vendrán los gases, los insultos, las vejaciones,
Y las calumnias y todos dejaremos de ser
Menos que polvo, mucho menos que aire
O ceniza, porque todos habremos descendido
Al fondo de la nada, muertos sin ataúd,
Soñando el sueño inmenso
De una patria sin crímenes...
Y arderemos, impíos y despiadados,
Tal vez rodeados de banderas y laureles,
Tal vez lo más seguro,
Bajo la negra niebla
De las más negras maldiciones...
MI PATRON Y SU CURRICULUM
(Enrique Cisneros L.)

Hace tantos tantos años
Que conozco a don Hilario.
Acólito fue primero,
Después universitario,
Más tarde un gran idealista,
Joven revolucionario...
Poco a poco un socialista
Combativo y temerario,
Defensor de los humildes,
Orador extraordinario,
Llegó a ser profesionista;
Luego un hosco funcionario
Prestanombres “distinguido”
Y al final... un millonario.
MIRA HERMANO MEXICANO
(Guillermo Luis Sebastián)

Mira hermano mexicano
Como brota sangre de las palmas de tu mano
Y recorre calles y rincones de tu pueblo,
Marcando hoy el camino que guiará al hombre nuevo.

Mira como se levanta el surco
Y cosecha de tu campo,
Campo de tantas labores,
De jornales y cansancio,
Campo de ayer y de hoy,
Campo que tendrás al rato.

Limpia el sudor de tu quemada frente
Y verás la luz que iluminará tu futuro,
Consecuencia lógica del pasado,
del presente, Caminarás feliz
con paso firme, seguro.

Mira como nace un zapato,
Una camisa, un automóvil,
Fueron hechos con calor
Por la magia de tus manos,
Trabajando abiertas, semiabiertas o en puño,
Fueron hechas con amor.
Sin embargo, no son tuyos.

Mira hermano mexicano como tiembla el suelo
Al vibrar de tu taladro cuando extraes rocas,
Mírales todo el año, recibiendo a cambio,
Un mísero salario, te quitarán todo,
Menos el oro de tus manos.

Mira hermano mexicano, tú que eres proletario,
Trabajador, artesano, mexicano estudiante
O mexicano letrado,
Abrid los brazos al compañero de la fábrica
Y del campo, abrid los brazos a nuestro tiempo
Que la patria está esperando.
MUERTE Y RESURRECCION DE JARAMILLO
(Margarita Paz Paredes)

¡Ay, Rubén Jaramillo! Padre de las espigas
prometidas al hombre,
no ha de lavar el llanto tu sangre sin reposo
ni han de tañer campanas por tu muerte imposible;
porque hay palomas rojas y sedientas
bebiendo a sorbos ácidos el manantial del pecho
que abrió el sórdido crimen sobre la tierra seca!

¿Qué cobarde consigna segó tu voz de trigo?
¿Qué lebrel homicida cayó sobre tus hombros
portadores de harina cotidiana?
¿Y quien sembró de hierro el surco alimentado
por el sudor de varoniles frentes?

¡Ay, Epifania Zúñiga, heroína,
alta mujer de vientre mutilado
tu niño que soñaba con la gracia del mundo,
golpe de gracia tuvo antes del alba!

El crimen es un río desbordado
Sobre el valle que un día fue transparente
Y que hoy lloramos turbio, envilecido
Por borrascas de fango y de ceniza.

Pueblo de mieses pisoteadas;
Contigo estamos hombres y mujeres
De esta patria de sombra y grito amordazado.

Mira tu tierra, Jaramillo
Tierra abandonada con traición y engaño.
Lenguas de lobos ciegos contaminan la savia
Y los tallos se pudren en las manos del hombre.
Deja que crezca la semilla del odio
Y el fruto de venganza;
Deja que llegue la alborada
Justiciera y sangrienta.

¡Arráncate los ojos Emiliano Zapata!
No mires a tu hermano asesinado
A mitad de su grito;
No mires a tus hijos exhaustos de esperanza
Porque el pecho labriego
En su sangre se ahoga derramada,
Sobre el techo inocente de su casa.

¡Levantad la cabeza, labradores
traed los azadones, despertad a los héroes
y que su ira limpie la inmundicia,
que nos cubre de oprobio y de vergüenza!
¡Qué los buitres se coman a sus buitres!

No queremos descanso para ti, Jaramillo,
Una losa aprisiona tus hombros y tu pecho;
Pero la voz temible que clama y se rebela,
Desde el sangriento río que alimenta a tus muertos,
No enciende de rabia la conciencia.
Y seguimos tu sombra iluminada
Con la verdad que azota las espaldas
De judas y caínes.

Un día volverá a brillar la aurora;
Un día los niños soltarán de nuevo
Sus risas en el viento;
Un día los hombres de la tierra,
Cuando el arado sea un laud que cante,
Cosecharán espigas dulces y alborozadas
Un día, Jaramillo, resonará tu nombre
De cumbre a cumbre, por el fértil valle;
Un día sin odio, sin temor, sin asco,
Se abrirá el horizonte
Al recobrado sueño de la patria
MUJER COMPAÑERA
(Ernesto Rojas Hernández)

Mujer compañera
Escribe a la trinchera
Morena de altas torres,
Esposa de mi piel
Que llevas en el vientre
La luz de un combatiente,
Un puño se levanta
Y grita la garganta
Que es preciso luchar
Para seguir viviendo,
Un día iré hasta la sombra
De tu pelo lejano.
Y así él nacerá
En un clamor de victoria
Y guitarras,
Mujer para el hijo será
La paz que estamos forjando
Cantar del pueblo será
Como él muchos serán.
Y así luchando iremos
En la trinchera lo lograremos,
Y así luchando los dos iremos
A la victoria lo llevaremos,
Así luchando iremos
En la trinchera lo lograremos.
MURIO CARLOS SALINAS
(Enrique Cisneros L.)

Algunas calacas catrinas se enojan porque me burlo
De las animas corruptas que deambulan por el mundo.
Dicen que no es legal y mucho menos decente
El hacerle calaveras al Señor Presidente.

Pa empezar no es presidente lo grito aunque no le cuadre
Carlos salinas perdió lo impusieron con un fraude.
El presidente debiera Ser siervo de la nación
Pero el ha violentado hasta la constitución.

¿Acaso en Cananea ante el minero enojado
no ordenó que intervinieran policías y soldados?
¿Y en Sicartsa no trató de correr a los obreros
para después regalar la fábrica a los güeros?

¿Acaso no ha apoyado al charrismo sindical
que mutila el contrato en el Seguro Social?
¿Acaso no secunda a la Elba Esther Gordillo
que a los maestros que luchan les anda haciendo topillo?
Es un derecho del pueblo criticar a el que miente
Y también al vendepatrias aunque sea el presidente.

Ya mejor aquí le paro ¿Aprendiste la lección
De porque yo no respeto a ese orejón y pelón?
Dicen que fue en Guanajuato donde se murió el pelón
Pues la muerte se indignó con esta declaración:

Este callejón del beso ya no será tan angosto
-dijo don Carlos Salinas el pasado mes de agosto-.
Resulta que cuando entró buscando a su pareja
Al pasar por mero en medio que se raspa las orejas.
NADA
(Renato Leduc)

Nadaba entre la nada. Sin empeño
A la vida, que es nada, de improviso
Vine a soñar que soy; porque Dios quiso
Entre la nada levantar un sueño.

Dios que es él todo y de la nada es dueño,
Me hace un mundo soñar, porque es preciso;
El siendo Dios, de nada un paraíso
Formó, formó nadando en eternal ensueño.
¿Qué importa que en la nada confundida
vuelva a nadar, al fin esta soñada
vil existencia que la nada olvida,

nada fatal de la que fue sacada?
¿Qué tiene esta ilusión que llama vida?
Nada en su origen. _ ¿Y en su extremo?
_ ¡Nada!
NO ES SERPIENTE, ES CULEBRA
(Enrique Cisneros L. )

Haré un poco de historia sobre la maestra Elba Esther
Y como llegó al poder y fue encumbrada a la gloria,
Si no es mala mi memoria con priísta prontitud
Subió al caer Jongitud porque era del equipo
De Salinas y sus ricos... esa fue una gran virtud.

Por eso el profe consciente a los tibios les recuerda
Elba Esther no es serpiente es una mugre culebra.

Pa´ calmar la disidencia los invitó a concertar
Más como acabó de entrar les solicitó paciencia,
No se necesita ciencia pa´ ver que pasan meses
Mientras salarios decrecen y la palabra empeñada
Es una nueva transada de Elba Esther y sus burgueses.

Por eso el profe consciente a los tibios les recuerda
Elba Esther no es serpiente es una mugre culebra.

Democracia sindical fue una de sus banderas
Y se dijo la primera que al charrismo iba a atacar,
Otra fue la realidad pues vanguardistas vívales
Son sus “institucionales” como Getzemaní Viveros
O Juan de Dios en Guerrero neocharritos sindicales.

Por eso el profe consciente a los tibios les recuerda
Elba Esther no es serpiente es una mugre culebra.

Llamó a la modernización en el plano educativo
Y argumentó sus motivos que´sque en bien de la nación,
Fue lo que dijo el pelón que a los profes les dijera
Políticas extranjeras que Bush le dictó a Salinas
Pedagogía de letrinas promotora de las guerras.

Por eso el profe consciente a los tibios les recuerda
Elba Esther no es serpiente es una mugre culebra.

Y todavía hay quien afirma que se valen los cochupos
Cuando la compactación de grupos se efectúa con su firma,
Pero en profes se reafirma el deseo de luchar
Para biendignificar la profesión del maestro
Que con los charros siniestros se ha venido a devaluar.

Por eso el profe consciente a los tibios les recuerda
Elba Esther no es serpiente es una mugre culebra.

Basten estos argumentos pa´ demostrar que Elba Esther
Sólo nos quiere joder con demagogias y cuentos,
Cree que somos sus jumentos pero se ha equivocado
Por eso estamos en paro como filo de cuchillo
Pa´ enfrentar a la Gordillo y su camada de charros.

Por eso el profe consciente a los tibios les recuerda
Elba Esther no es serpiente es una mugre culebra.

Y no se echen a correr pues ahí viene la Gordillo
Acompañada de pillos de la talla de Bartlett,
Mejor atar a Elba Esther con organizada cuerda
Y agarrando bien la hebra gritémosle a quienes nos mienten:
¡ELBA ESTHER NO ES SERPIENTE ES UNA MUGRE CULEBRA!
NO HA MUERTO DON QUIJOTE
(Rafael Mediz Bolio)

Don Quijote no ha muerto todavía.
Es verdad que el hidalgo caballero,
Por sandeces e intrigas de escudero,
El acoso sufrió de una jauría.

Más dispuesto otra vez a la porfía,
Con el alba ha salido a su sendero,
Listo así el corazón como el acero
Contra toda bajeza y felonía.

Yo lo he visto pasar con la premura
De los tiempos actuales. Su figura
Forma cruz con largo de su lanza.

Es el mismo. La misma es su locura;
Y a su paso, con ansias de aventura
Deja en todo dolor una esperanza.
NO QUIERO MORIR
(Carlos Velázquez H.)

No quiero morir...
Y luego sentir que no he vivido.
Sentir no haber rasgado la vida
Con las uñas de la pasión, sin haber lavado mi rostro
Con las aguas de este valle (de lágrimas),
Sin haber escuchado mi carcajada
En el eco portentoso
De estas cuatro paredes destruidas,
Sin haberme encontrado perdido
En este nido de confusión
Sin haber tomado prestado el mundo
Aunque fuera por un minuto
Sin haberme sentido cobijado
Por la cálida frazada de tu amor
Sin haber participado de tus sueños sudorosos.
No quiero morir sin antes haber vencido a la muerte
Porque para morir no sólo se necesita haber vivido.
Se necesita haberse anticipado a la muerte
Y entonces sí... morir por cuenta propia.
NOS METIERON EL PELON... A FUERZAS
(Enrique Cisneros L.)

Algunos que me critican se molestan con sus odas
Bien dicen que la verdad no peca pero incomoda,
Y ahora que ya pasaron sus mentadas elecciones
Reto a que me desmientan mis ufanos detractores.

En esencia no hubo cambio no aconteció nada nuevo
Nos metieron el pelón nos lo metieron a... fuerzas,
Lo mismo aconteció en el mentado senado
Alcaldías, municipios y Cámara de Diputados.

Con transadas legaloides se impusieron los priístas
Dando el segundo lugar a la derecha panista,
Les dieron una migajas a los patiños del PRI
Y a la izquierda le tupieron con la que se hace pi-pí.

Los cardenistas dijeron que sí había imposición
Encabezarían al pueblo pa´hacer la revolución:
¿Recuerdan que se gritaba en cada concentración:
si –hay –im- po – si – ción – ha – brá – re – vo – lu – ción?

Algunos se la creyeron ejerciendo gran presión
Tomaron las alcaldías nos llamaron a la acción,
Los cuauthemistas dijeron que eso era ilegal
Y que hacer esas acciones afectaba la unidad.

Valentonado el gobierno ejerció la represión
En Coyuca de Benítez, en Durango y en Torreón,
Mataron a cardenistas golpearon a mucha gente
Y el 1° de diciembre nos imponen presidente.

Eso nos pasa mi amigo por querer hacer las pases
Y olvidarnos que se trata de una lucha de clases,
Ahora nos traen el cuento que ante la brutalidad
Hay que formar un partido para volver a votar.

Hay que formar un partido pero no electorero
Un partido proletario dirigido por obreros,
Un partido pa´ acabar con tanta rata priísta
Pero también pa´ enterrar al burgués capitalista.

Un partido preparado pa todo tipo de acción
Pues sólo así lograremos parar a tanto ladrón,
Este partido mi hermano, no se forma con llamados
De algunos intelectuales que se creen iluminados.

Se forja todos los días en la fábrica, en la escuela,
Con una labor modesta en la lucha callejera,
La estrategia es difícil, de todos, y abnegada
Por eso la llaman guerra popular y prolongada.

No será con elecciones ni por medio de las leyes
Como hemos de sacar del gobierno a esos güeyes,
Sólo con ese partido y mucha organización
Lograremos hacer bueno lo que dice la canción:
“Sacaremos a ese güey de las orejas...”
NOS VEN LA CARA DE SUS...
(Enrique Cisneros L.)

Dicen que aumentan nuestros salarios
Pero los precios de los frijoles
La carne y leche se van muy lejos.
Mientras caciques y otros patrones
Timan a diario a los obreros
Pa’ tener lujos y otros festejos
Por eso afirmo, con mil disculpas
Nos ven la cara de sus...

En gringolandia nuestro petróleo
Vale un comino, mientras aquí
la gasolina sube parejo.
Suben las multas con reglamentos
Pa’ que al pueblo lo extorsionen
Jueces y polis “conejos”
Por ello afirmo con mil disculpas
Nos ven las cara de sus ...

Los jueces sueltan a Bezanilla
Y a la Paca (la del encanto)
A banqueros y otros tipejos
Al pobre en cambio lo encarcelan
Cuando por hambre se roba un pan
Exponiendo hasta el pellejo.
Por ello afirmo con mil disculpas
Nos ven la cara de sus ...

Mientras Zedillo, el presidente
Se agacha al gringo, al extranjero
Y al pueblo hambriento le da consejos.
Habla de paz mientras que vemos
Que asesinan a indios humildes
Lo mismo niños, lo mismo viejos,
Por esto y más es que pregunto:
¿Hasta cuándo, como cangrejos
vamos pa’ tras sin importarnos vivir
un mundo tan disparejo
en que los ricos nos sigan viendo,
nos sigan viendo como pendejos?
NOTICIA
(Horacio Espinosa Altamirano)

Que sonido tan hondo esta metralla
Venida de Bolivia hasta mi frente,
Allí se ejemplifica lo presente
Y triunfa entre blindajes la canalla
¿Dónde la luz minera en la muralla?
Frontera de la zarpa delincuente?
¿Está la dinamita intermitente
y el pueblo de Bolívar en batalla?
Mi corazón blasfema con espanto;
Lengua de perros la noticia amarga
Apretada de incendios y quebranto
¡Guerrillero de barba y nieve andina
está en vosotros la epopeya larga
y la insurgencia armada y clandestina!
NOVENTA Y UNO
(Juan Gelman)

Toda poesía es hostil al capitalismo
Puede volverse seca y dura pero no
Porque sea pobre sino
Para no contribuir a la riqueza oficial.

Volverse flaca ya que hay hambre
Puede ser su manera de protestar de
Amarilla de sed y penosa
De puro dolor que hay que puede ser que...

En cambio abra en los callejones
Del delirio y las bestias
Canten atropellándose vivas de
Furia de calor sin destino puede
Ser que se niegue así misma como otra
Manera de vencer a la muerte
Así como se llora en los velorios
Poetas de hoy, poetas de este tiempo
Nos separan de la grey no sé que será de nosotros
Conservadores comunistas apolíticos
Cuando suceda lo que sucederá
Pero toda poesía es hostil al capitalismo.
NUESTRA IGNORANCIA
(Emiliano Monsiváis)

Todo nos falta aún por conocer
Hemos llegado ignorantes
A la edad del acero
A los tiempos nucleares
A los años de fuego turbulento.

Nada sabemos de ti tierra madre
Planeta que nos dota de existencia;
Nada es lo que hemos logrado
Creciendo y alejando de ti nuestro intelecto.

¿Por qué ya nadie quiere escuchar
tu risa tempranera?
La lluvia nos sorprende,
Su ausencia te deseca, te exprime,
Nos hunde la miseria.
¡Cómo es que hombres y mujeres
nos hemos alejado de tu fuente de vida”
No sé, por eso es que camino
Náufrago en la tempestad de la ignorancia.
NUESTRA TIERRA SE HA AGOTADO
(Sector 6, Tamazulapan)

Nuestra tierra se ha agotado nuestra lengua muere ya
Hoy los surcos no son nuestros no tenemos nada ya,
Porqué sufres, porqué lloras si los cayos abrirá la libertad
Porqué sufres, porqué lloras si la fuerza se cultiva y nacen más.

Hoy apagan nuestras voces con metrallas y cañones
Pero la fuerza que nace les dirá nuestra verdad.
Porqué sufres, porqué lloras, si los cayos abrirán la libertad,
Porqué sufres, porqué lloras si la fuerza se cultiva y nacen más.

Otra cultura se impone no respeta nuestras leyes
nos divide y nos masacra ellos tienen la razón?

Hoy Cenobio se ha marchado
Los charros lo han masacrado
Pero nace hoy su vida
En cada uno de nosotros.

Compañero campesino tú sabes
Del asesino la respuesta está
Dispuesta para clamar
Hoy la justicia.
OLIMPIA
(Anónimo)

Ya estás en el sendero de la gloria,
La vida es una pista,
Tú un atleta que lucha,
Persiguiendo la victoria.

Detrás del horizonte ,
Está la meta.
No estás cerca ni lejos,
Te ha dejado la marca,
Ardientemente perseguido;
En el fruto preciso de tu vida,
Donde puedas sentir que hallas triunfado.

Nadie dijo que es fácil la contienda,
Muchas cosas a tu paso obstaculiza.
Pero se debe recorrer la senda,
Llevando por delante una sonrisa.

Si no te ayudan,
No te mortifiques.
Aprende sólo a recorrer la vida,
Llora si quieres
Pero no claudiques,
Que la gloria rara vez,
Es compartida.

Hallarás a tu paso,
Gente buena.
Igual que tú con alegría y dolores,
Gente que carga como tú su pena,
Buscando en la carrera sus valores.

Si caes levanta la mirada al cielo,
Y acógete a su luz que todo abriga,
La caña sé hiergue y a partir del suelo
Hace en lo alto florecer la espiga.

Si una montaña tu sendero obstruye,
Si parece un obstáculo infranqueable;
Escala, vuela, si es mejor destruye
Y sigue tu camino imperturbable.

Defiende con coraje los colores,
Que visten a tu orgullo soberano,
Y apréstate a gozar de los honores;
Que da tu condición de ser humano.

Cruza los mares que a tu paso encuentres,
Defiende el deage con tu pecho;
Mientras más grande sea el mar,
Al que te enfrentes,
Mejor podrás sentirte satisfecho.

Si fallas debes tomar en cuenta,
Que nadie en el vivir somos expertos.

Piensa que hierra sólo aquél que intenta,
Como sólo el que intenta logra aciertos.

Dura es la senda,
Y en su andar se advierte,
Que puede incluso provocar lesiones.
Y es la misma razón,
Que la convierte en crisol;
Donde se forjan los campeones.

Cuando logres el fin que has perseguido,
Será tras de tu lucha con denuedo.
Por los dioses del olimpo bendecido,
Por tu existencia despreciando el miedo.

Que sea tu propia audacia quien te reta,
Lucha, avanza y metete en la historia.
Probarás al final ante tu meta,
El sabor singular de la victoria.
ORACION AL MAESTRO
(Obdulio Nunfio de León)

Maestro:
Edúcame, pero no me juzgues.
Júzgame, pero no me humilles.
Califica mi trabajo
Pero no me hagas sentir mal
Evalúa mi rendimiento
Aunque sean pequeños, livianos mis avances.
Comprendo que a más de ser un manojo de nervios
Soy un chico con problemas
Que no logro comprender.
Si tú pudiste salir con éxito
De estos problemas de la adolescencia;
Ayúdame y explícate cómo puedo hacerlo yo.
Demuéstrame cómo puedo ser mejor,
Cómo ser menos egoísta.
Dime cómo ser persona de bien en vez de castigarme
Y yo sin recibir una explicación de por qué.
Explícame como ganar tu amistad
Y la de los adultos, con respeto
Pero con confianza y con alegría.
Condúceme por el buen camino;
Ilumíname sobre los riesgos de vivir equivocadamente.
Sonríe conmigo. Tómame en cuenta.
Veme como persona.
Así estaré en condiciones
De querer educarme.
Edúcame, pero no me juzgues.
Castígame, pero no me hagas sentir mal.
Un alumno (que es decir un proyecto de vida).
ORACION A UN NO NACIDO
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Hijo: yo sé que no me escuchas,
Aunque te siento dentro de mi vientre,
Pero tengo necesidad de decirte estas palabras.
Palabras que me harán infeliz,
Que las recordaré por siempre,
Que marchitarán mi corazón,
Que me romperán el alma;
Pero tengo que decirlas y tú escucharlas.

¡Tú no debes nacer!
No venir a este mundo poblado de injusticias,
Harto de cieno y repleto de inmundicia
Carente de amor, de hermandad y de sonrisa
Donde el látigo hambruno es la única caricia.

¡Tú no debes nacer! No en este tiempo
en que el minuto señala la hora fraticida,
en que los tanques se llenan de locos y suicidas,
en este tiempo de horas reducidas
que nos da un marcapaso del lapso de la vida.

¿Venir al mundo, ¡para qué!? ¡A la miseria!
A ser esclavo y carnada de una guerra
Que tuvo principio en el odio y dominio por la tierra;
Donde el ser humano es un pleito sin fin:
¡Tú no debes nacer!
No venir a un mundo poblado de carroña,
En donde cada humano es semilla de ponzoña,
A un mundo inhóspito y aterrador,
Sediento de venganza,
Donde cada día por venir es fiesta de matanza.
Venir a sufrir ¿Nacer para eso?
Tú que estabas llamando a ser punto del progreso,
A ser hombre útil de una patria prometida,
A ser tierra fértil de la siembra de semillas.

...Nacer ¿Para qué?...
Perdona, hijo, las palabras que te digo,
Pero es necesario decirlas y al decirlas me maldigo;
Porque he de parecer él más peor de los humanos,
Serpiente entre serpientes,
De instintos crueles y malos.

No debes nacer porque te pregunto:
¿Quién te librará de hambres y humillaciones?
Con un padre destrozado por los mismos hombres,
Con una madre sin brazos y sin piernas
Resultado fatal que dejaron las cruentas explosiones.
¿Quién te ayudará a nacer si estoy lisiada?
¿Quién amamantará tu carne pobre y flaca?
Y si lloras -porque el llanto es señal que algo té falta-
¿Quién hará una caricia a tu frente tibia y pálida?

¿A ver un mundo horroroso humeante entre las brazas?
¿A esperar la hora final de esta podrida raza?
¡No, tu no debes nacer! ¡Yo moriré contigo!
Sin piernas y sin brazos
¿Qué puede ser más cruel castigo?

Morir así, juntitos, hijo mío, es mi consuelo
Y si es cierto que reina un Dios en nuestro cielo,
A mi me ha de perdonar, a tí, abriré su reino, y
Como angelito que eres, regalarte alas
Y así puedas brincar, correr, jugar
Y montarte en las estrellas
Y en las noches tranquilas y serenas,
Iluminadas por esplendorosa luna llena,
Mires lo poco que queda de la tierra,
y mi hijo, hijito mío,
Pueda decir su vocecita tierna:
Mi madre, tenías razón:
Tu sin brazos y sin piernas,
Yo, huérfano de corazón,
Y la humanidad entre tinieblas.

Ahora se cuanto te quiero
Porque soy ángel del señor;
Mi madre, madrecita mía, ¡Tenías razón!
Y desde mi cuna, que es el cielo,
A dónde quiera que estés,
Te perdono, ¿Te perdono de todo corazón?”
ORACION DE UN VANGUARDISTA A JONGITUD
(Anónimo)

¡Oh señor! De los obscuros abismos, señor de la vida y de la muerte ante tus castos oídos y virginales ojos me postro reverente; escúchame señor eterno, perenne y, vitalicio, te pido: que a esos maestros democráticos les pegues, escúpelos, regáñalos, mátalos, niégales prestamos, reténles sus salarios, aráñalos, enséñales tu santísima lengua, etc., ya que son puros chaparros, tuertos, mafufos, jorobados y barbones.
Yo te prometo a cambio de esta gracia, entregarme todo a ti; toma mi pensamiento y mi palabra, te doy mi persona y mis votos, te doy a mis hijos, a mis hijas, a mis hermanas. Ponme tu yugo suave y amoroso. Aplaudiré ferviente las patrióticas decisiones del otro señor que está en los pinos.
Escucha mis compungidas oraciones.
Letanía:
Que subirán la gasolina, Yo te aplaudo señor
Que subirán el pasaje Yo te aplaudo señor
Que matarán estudiantes Yo te aplaudo señor
Que matarán campesinos Yo te aplaudo señor
Que endeudarán más a la nación. Yo te aplaudo señor.
Y cuando estés en tu reino, junto con los arcángeles Lucifer y Satanás cantando alabanzas de Adelfo Cortés Girón, Hitler, Durazo, Mussolini, Pinochet, Somoza, Reagan, etc., te pido la gracia de estar a tu diestra acompañándote por los siglos de los siglos, amén.
Se hacen 32 copias y se mandan a los santos patrones de cada estado. Después de 8 días recibirá un favor: le subirán los precios; no, no se burle, puede seguir bajando el precio del petróleo. Un millón de indulgencias.
OTRA “REDENCION DE LOS BRIBONES”
(Marco Antonio Gutiérrez)

El palacio tiene cien años. En ningún tiempo se renovó.
Cada político le robó el subsidio e hizo daños.
Todo presidente fue impuesto sin dejar de medrar en su puesto.
Don Porfirio los ungía y Juárez Maza, protegía
Cuanto mal y denuestos que sus cacos cometían.

Eran dos partidos en contienda. El pueblo escogió el verde,
Un color que hoy remuerde la ira de hombres con hacienda.
El rojo era de gente rica que odiaba al pueblo indigente
Y a José Gómez pedía que ocupara la alcaldía,
Porque era teco inteligente y a todo el pueblo quería.

Los ricos iban con Enrique León que era candidato espurio de Maza y de don Porfirio, cuya ley era de horca y de panteón.
Ché Gómez tomó el palacio sin balas y muy despacio
Más los soldados de Zozaya encendieron la metralla,
Con cañón en el espacio que culminó la batalla.

Los soldados del gobierno mataron a trescientos tecos
Y mil heridos de pecho de aquel pueblo sempiterno.
Subieron los rojos a moler con almas de alto poder,
Encarcelaron a muchos seres, entre hombre, niños y mujeres
Dejaron al pueblo sin comer en noches y varios amaneceres.

El palacio, cien años después fue renovado por entero,
De diciembre a enero, con mente y tequio a la vez. Lo hizo polín y la COCEI con el ayuntamiento popular
Que se dedicó a luchar con suma honradez y mucha ley.

Don Pedro era gobernador que al partido verde defendía,
El de los ricos y burgueses, impuso a Fuentes ganador
Con artimañas que nadie sabía en Juchitán causaron reveses.
PALOMAS
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Una paloma austral trajo el mensaje:
Salvador Allende,
Dulce pastor marxista Presidente de Chile,
Mi esposo y camarada, fue asesinado por Nixón,
Por Caín y por Judas.

Otra paloma, casi al mismo tiempo,
Desde el mismo rumbo, desde Isla Negra,
Nido del pensamiento, corazón torturado de América.
Casa donde vivieron la dignidad humana y su poeta,
Otra paloma, digo, nos trajo la noticia:
Pablo Neruda ha muerto.

Lo mataron de asco, el golpear de las botas militares,
La fetidez de la sangre, la mujer con el pecho
Alanceado, las pupilas rotas del niño,
La locura de ver a Chile en llamas,
Las bestias verdes pisoteando a la patria
Y el hombre en las pezuñas de las bestias.
Como si confluyeran en el aire
Las alas de las calamidades,
El oprobio, la náusea, la impiedad y la muerte,
Los cables, mil palomas mortuorias,
Mil voces funerarias, nos atraen el recuerdo
Del crimen. “La junta militar domina
La situación en Chile”.

“Obreros, estudiantes, campesinos,
reos de actividades comunistas,
pasados por las armas”.

“Marx en la hoguera, miles, millones de sus libros
y los libros de Lenin incinerados por la junta”
“Se pone precio a la cabeza de los principales
jefes marxistas”.
“Ocho mil detenidos, hacinados en el estadio
nacional de Santiago de Chile,
esperan la sentencia de la junta”.
“El socialismo ha muerto en Chile”.

Pinochet y su junta, junta de lobos, perros
Militares, hienas enloquecidas, salvan
La democracia americana suplantada
Vilmente por la dictadura comunista.

Perros, sabedlo, perros, perros, perros:
No lograréis asesinar ideas ni encarcelar poemas
Ni deportar la mente de los hombres.

Ahora sois los amos, pero qué pobre afán el vuestro
Qué poco sois, que triste ser el dueño
De la vida de otro hombre y ensuciarla, destruirla,
Como se escupe un lirio o se aplasta
Una gota de aguamiel.

Que triste debe ser no ser hombre
Si no hermano del tigre y saltar sobre el hombre,
Desencajar sus hombros, acolmillar su nuca
Y beberle su sangre,
Que sucio debe ser besar a un hijo
Con el hocico sucio por la sangre
De los hijos de otros hombres.

Tigres, perros de presa, buitres,
Sargentos de la muerte, coroneles del odio,
Generales del miedo, perros, donde estéis,
En Bolivia, en Brasil, en Colombia,
En Uruguay, en Chile, en la explanada de Tlatelolco
O en la sierra de Guerrero, siempre seréis
Los mismos, buitres,
Perros de presa, tigres.

A la voz de mando
Ni siquiera sois dueños de vuestras presas
Mordéis al hombre, derruís la bandera del hombre,
El ensayo del hombre debe ser hombre de veras,
La esperanza del hombre y la voz de sus poetas.
Perros. Pero días vendrán en que la ira,
La furia armada de los obreros,
El puño armado de los campesinos,
El sueño armado de Marx y Lenin,
Cobraran este crimen y todos vuestros crímenes;
Y morderéis el polvo o huiréís a Miami
A relamer la mano del amo,
A juntar sus migajas,
A echaros a morir a sus pies,
¡Perros!
¿PA’ QUE AGUANTAR TANTO?
O, lo que es lo mismo
¿PA’ QUE ESPERAR MAS?
(Jorge Veloza)

¡Que me calle! ¡que no chiste naá!
Luego es que acaso se pué callar por tanto tiempo
El hambre y la miseria que a diario esta pasando
Por encima de toitos los del pueblo.
Luego es que acaso se puede ser tan indiferente
Ante las cosas, cuando esas mismas cosas,
Las que están pasando en este mismo lugar,
Onde cada minuto es un niño que se muere,
Onde cada segundo es un quejido,
Porque el hambre también causa dolor.

¡Que me calle! ¡Que no chiste na’a!
No comprende que cuando uno espera tantos días,
También con uno va creciendo la rabia,
Hasta que un día por fin ya no se aguanta,
Que ahí es donde uno estalla,
Que ahí donde uno se levanta;
Y en el mismo momento se te vienen encima.
Ni que los perros cuando un conejo apañan,
Y ahí mesmo dicen quesque está prohibido,
Que es falta de respeto a la ley,
Al orden, a Dios y al gobierno.

¿Y onde es onde está el respeto que merece el pueblo? ¿Porqué se nos mata? ¡Porqué nuestra vida ‘ta valiendo menos que la vida que tienen los perros? ¿Porqué tan diciendo que es falta de respeto, si la ley de que hablan no salió del pueblo?
Y si Dios no quiere meterse en el cuento,
Pa’ que hizo este mundo tan re’ disparejo.
Güeno pa’ los ricos, malo pa’ los nuestros.
Pero ya no se puede aguantar tanto.
¡Ya no se puede aguantar tanto!
O toitos en la cama! ¡O toitos en el suelo!
Pero de que siempre los unos
Acaballados encima de los otros,
Sin derecho a chistar na’a eso ya está muy feroz;
Y si ansina lo manda dios, sus mercedes me perdonarán,
Pero que se baje el mesmo y los cargue a toitos
Que ningún oficio ta’ haciendo; porque lo que es el pueblo,
Ya ta´ aprendiendo a escrebir sus propios mandamientos.
¡Ah gobiernos estos! ¡Ah gobiernos estos que ahora hasta dicen que la culpa de todo la tiene el invierno.
Y después que pase tendrán otro cuento.
O a lo mejor digan que es cosa del cielo,
Que Dios ta’ muy bravo por no pagar misas,
ni salves ni dúiímos, y que mal halla del que
ya se esté alejando de esto, porque Dios
ya está preparando el otro diluvio universal.
Y si el cuento les resulta mu reforzado;
Entonces a lo mejor digan que por eso del voto.
Que si el pueblo sigue no metiendo el dedo,
Porque ya lo sabe que no es nada Güeno,
Porque ya no quiere jartar más veneno,
Entonces le echaran la culpa al pueblo,
Y en los papelitos que iban repartiendo
Sacarán historias pa’ animar al pueblo,
Como esa que vide no hace mucho tiempo:
¡Dese gusto de elegir al que lo va a rematar!
¡Vote por julano de tal! O a lo mejor diga:
¡Vote ciudadano, vote compatriota!
(Yo no se que es eso, pero así nos dicen).
¡Vote si ust’e no quiere que haya más inviernos!
¡Mire por quien vota! ¡No meta la pata!
¡Vote por el nuevo gobierno!
Que ya tiene una fábrica de sombreritos lista!
¡ Y otra de corbatas! ¡Vote, vote con rabia!
¡Vote en verde, en azulito, en amarillito,
en rojito, en rosadito, en negrito, en blanquito!
¡Vote aunque sea por joder, pero vote!
Que naiden se está tragando el cuento.
Y menos mal que es ansina ¡Y menos mal que es ansina!
Y si va a llover... ¡que llueva!
Al fin que buena falta le está haciendo al maíz.
Si el cielo se va a romper,
Pa lo desfundao que está que se siga rompiendo.
Porque lo que es el pueblo
Ya está aprendiendo a mirar pa´arriba;
Que’s onde’stan los que fabrican estos cuentos;
Y el colmo que va pasando el tiempo
Su fuerza va creciendo; sus puños se levantan!
Y su grito es un grito desafiante.
Y su canto es un canto de victoria,
Porque sabe, porque sabe, que unido va pa’ lante,
¡Unido para tener su propia historia!
PARA EMPEZAR
(Agustín Cortés Gavino)

Existen grandes temas para ser cantados
La fuerza de los pueblos
La historia en movimiento
El inmortal destino de los dioses
La historia sin historia
El espíritu trabado por la carne
La historia que se niega
El hombre sin los hombres
Todo lo que la tempestad de las centurias
Ha vuelto al polvo primigenio de las cosas.
Hoy sólo cantar quiero a la implacable
Bruma del recuerdo, a la memoria
En llamas que se extinguen
A un viejo olor a antiguo
Que atrapado ha quedado en mis sentidos
A un viento de no se sabe donde
Que hace vibrar la cárcel del olvido
Porque es el olvidar y no el recuerdo
La verdadera cárcel de la vida
Quiero entonces ser libre recordando
Abrir de par en par las puertas y ventanas
Para que por los huesos y la sangre
Corra sin detenerse el viento de otro tiempo
Quiero ser libre en mí y recordarme.
PARTICIPA NO SEAS MIRON
(Enrique Cisneros L.)

¿No me conoces maestro? soy uno de tus pupilos
de esos que tu enseñaste a aprender a amar los libros.
¿Porqué entonces te sorprende verme en manifestación?
Más me extraña que tu seas tan solo un simple mirón.

Te invito a participar y dejes a los mirones
Pues muchos de los indecisos terminan de esquiroles.
Y es triste ser de esa gente que a cambio de una plaza
O de cualquier canongía va traicionando a su raza.

En tus clases aprendí, con Juárez y Miramón
Que el primero fue un patriota y el segundo fue un mirón.
Un mirón que en el momento que tuvo que definir
Se convirtió en vende patrias rastrero, vil y servil.

A Juárez lo veneramos lo amamos con muchas ganas
Miramón fue fusilado en el cerro de las campanas.
¿Cómo es posible que tu que hablas de Flores Magón
de Hidalgo y de Zapata seas un simple Mirón?

Ahora que a los maestros les toca hacer la historia
Sólo hay de dos opciones de patriota o de escoria.
Pues eso de la democracia no con conceptos ideales
Ahora se objetiva manifestando en las calles.

Participando en los paros mítines y asambleas
Promoviendo discusiones en todas nuestras escuelas.
No soy ningún subversivo ni tengo ideas extranjeras
Fui tu alumno ¡No te acuerdas!
Tú me enseñaste las letras.

Por eso maestros mirón te invito a participar
Y junto con todo el pueblo ayúdanos a gritar:
¡Escuela por escuela zona por zona
el maestro exige a diario democracia y más salario!
PATRIA
(Rafael Romero)

Queremos una patria libre y fuerte
Para la juventud incomprendida,
Una patria feliz y esclarecida
Que nunca tenga el corazón inerte.

Una patria con fe en la democracia
Como lo piensa todo mexicano
-adverso a la fatídica falacia.

Por eso anhelo como ser humano
Que no haya Tlatelolcos en desgracia
Y ni presos políticos de plano... !
PAZ HUMANIZADA
(Abel santiago)

Espíritu de niño ilusionado,
Acento singular de ave enjaulada,
Sentencia severa de juez soñado,
Palabra gigantesca de profeta.

Devastador de guerras sin fusil,
Repartidor de bienes sin fortuna,
Inspirador de rapsodias sin lira,
Formador de conciencias sin atril.

Gran señor de linajes despojado,
Noble varón juzgador de crueldades,
De grandes combatientes abogado.

Te has marchado perdonando ruindades
Olvidando tu buen juicio olvidado:
Para cada Vietnam mil tribunales.
PEPITO
(Enrique Cisneros L.)

Parodia del poema Poquito de salvador Díaz Mirón)

Cubierto de insultos al ábrego hirsutas,
Al par que patillas crecidas y rubias,
El expresamente se postra a la banca
Y en voz de sollozos revienta y murmura:
Amigos banqueros, soy Pepito no hice travesuras.
Y un cielo impasible despliega su curva.

¡Que bien que me acuerdo! Hace ya seis años,
el hambre del pueblo era inquietud muda;
y yo con paciencia les propuse alianzas
y calmé sus ansias con treguas re’chulas.
Amigos banqueros, soy pepito no hice travesuras.
Y un cielo impasible despliega su curva.

Buscando recursos permití la usura.
Si pedí prestado fue por su mandato
Y ahora me insultan me dicen granuja
Y escapo con miedo de que haya denuncia.
Amigos banqueros, soy Pepito no hice travesuras.
Y un cielo impasible despliega su curva.

La banca extranjera se ríe, se burla,
Se mete conmigo, y a poco me acusan
De ser el causante de toda la bulla;
Y todo por la nacionalización pecata minuta.
Amigos banqueros, soy pepito no hice travesuras.
Y un cielo impasible despliega su curva.

Medito en reuniones sobre mi obra astuta:
Controlé el salario liberé los precios,
Pero no era justo que sólo ustedes gozaran a oscuras;
Y a los demás nos dieron migajas, basuras.
Amigos banqueros, soy Pepito no hice travesuras.
Y un cielo impasible despliega su curva.

¿Porqué no me quieren? Recuerden el I: V. A.,
o lo del petróleo. No me echen la culpa;
con mi inteligencia en estos seis años
al pueblo domamos le dimos su tunda.
Amigos banqueros, soy Pepe... Pepito
No hice travesuras.
Y un cielo impasible despliega su curva.
PERSEGUIDO POR BUENAS RAZONES
(Bertold Brecht)

He crecido hijo de gente acomodada.
mis padres me pusieron un cuello almidonado,
me educaron en la costumbre de ser servido
y me instruyeron en el arte de dar órdenes.
Pero al llega r a mayor y ver lo que me rodeaba,
No me gustó la gente de mi clase ,
Ni dar órdenes ni ser servido.
Abandoné mi clase y me uní al pueblo llano.
Así, criaron a un traidor, le educaron
En sus artes, y ahora él los delata al enemigo.
Si divulgo secretos. Entre el pueblo estoy
y explico como engañan , y predigo lo que ha de venir,
pues he sido iniciado en sus planes.
Descuelgo la balanza de su justicia
Y muestro sus pesas falsas.

Y sus espías les informan de que yo estoy
Con los robados cuando preparan la rebelión:
Me han advertido y me han quitado
Lo que gano con mi trabajo,
Como no me corregí me han perseguido,
Y aún había en mi casa escrito en los que
descubría sus planes contra el pueblo.
Por eso declararon contra mí una orden de detención
Por la que se me acusa de pensar en un modo bajo,
Es decir, el modo de pensar de los de abajo.
Marcado estoy a fuego, vaya a donde vaya,
Para todos los propietarios, más los no propietarios
Y me conceden refugio. A ti te persiguen,
Me dicen, por buenas razones.
PERSEGUIDO POR BUENAS RAZONES
(Bertold Brecht)

He crecido hijo de gente acomodada.
mis padres me pusieron un cuello almidonado,
me educaron en la costumbre de ser servido
y me instruyeron en el arte de dar órdenes.
Pero al llega r a mayor y ver lo que me rodeaba,
No me gustó la gente de mi clase ,
Ni dar órdenes ni ser servido.
Abandoné mi clase y me uní al pueblo llano.
Así, criaron a un traidor, le educaron
En sus artes, y ahora él los delata al enemigo.
Si divulgo secretos. Entre el pueblo estoy
y explico como engañan , y predigo lo que ha de venir,
pues he sido iniciado en sus planes.
Descuelgo la balanza de su justicia
Y muestro sus pesas falsas.

Y sus espías les informan de que yo estoy
Con los robados cuando preparan la rebelión:
Me han advertido y me han quitado
Lo que gano con mi trabajo,
Como no me corregí me han perseguido,
Y aún había en mi casa escrito en los que
descubría sus planes contra el pueblo.
Por eso declararon contra mí una orden de detención
Por la que se me acusa de pensar en un modo bajo,
Es decir, el modo de pensar de los de abajo.
Marcado estoy a fuego, vaya a donde vaya,
Para todos los propietarios, más los no propietarios
Y me conceden refugio. A ti te persiguen,
Me dicen, por buenas razones.
PIÑATAS POLITICAS
(CLETA)

Las piñatas son el mal según nos dice la historia
A ellas hay que acabar para lograr la victoria,
Cuando la vayas rompiendo puede caer colación
Que atesora para si tanto corrupto ladrón.

(Cantando) Echen confites y canelones
ricos burgueses ya no sean tragones.

Más no sólo hay que romper al gobierno y al patrón
Pa’ cosechar mundos nuevos hay que hacer revolución.

(Cantando) De los cerritos y los cerrotes
salen y brincan los tejocotes.

Allí está la de Ortíz exsecretario de hacienda
A quien le dieron su premio por su pasada contienda,
Pues a los del PRD les desbarató plan
Ya que ingenuos le creyeron a los burgueses del PAN.

Dizque sus opositores esos riquillos panistas
Pa’ aprobar el presupuesto se aliaron a los priístas,
Por ello a Ortíz lo colgaron en el Banco Nacional
Pa’ llenarse de billetes de tanto que iba a robar.

Más Ortíz no toma en cuenta que a pesar de tanto alarde a plazos en el banco le van a partir su madre,
Pues aunque no me lo crean el pueblo ya está cansado
De esas peleas arregladas que se traen los diputados.

(Cantado) Esa piñata es de muchas mañas
sólo contiene naranjas y cañas,

La piñata de salinas le quiere entrar al quite
Pues ya espera el momento de conseguir su desquite,
Dizque pa’ limpiar su nombre que dice lo han enlodado
De tanto plazo artero que le han acomodado.
Pa´que dejara de hablar el pueblo que le da “cuerda”...
...cuidado no se le acerquen pues sólo salpica mier...

(Cantando)
La piñata tiene caca, tiene caca
Tiene caca de a montón.

Pues a mí me la pellizcan dijo el Oscar Espinosa
A mi no me romperán en Turismo es otra cosa,
Allí venderé las playas y autorizaré casinos
Cuando recibió un palazo que le dieron unos niños.

Hay mocosos bravucones se acabó la mojiganga
Los voy a asesinar como hice con Polo Uscanga,
No hubo acabado de hablar cuando sintió un guamazote eran los del SUTAUR quebrándole el tejocote.
Fue con un juicio popular como tronó esa piñata
De la que sólo salieron culebra , sapos y ratas.

(Cantando) No quiero oro no quiero plata
yo lo que quiero es tronar a esa rata.

Una piñata fantasma se apareció por los cerros
Era un tal Fidel Velázquez perseguido por obreros,
Como era de ultratumba no la podían reventar
Solo le salían chipotes al paso de su penar.

De cada chipote un hijo parecía que le surgía
Y el pueblo lo reventaba en medio de algarabías,
Primero tronó a la “Güera” esa Rodríguez Alcaine
Y también a la Elba Esther le pusieron en su madre.

Rosado y Hernández Juárez trataron de disfrazarse
Y crearon la UNT para dizque camuflarse,
Piñatas que nos hablan de democracia y civismo
Más abajo del adorno sus ollas son de charrismo.

(Cantando) Dale, dale, dale, no pierdas el tino
aguas con los lobos con piel de minino.

Esa que está ahí colgada parece del Presidente
Claro que es la de Ernesto pues sólo miente que miente, de mucha recuperación habla Ernesto Zedillo por eso el pueblo le pega por detrás, por el fun... lomillo.

(Cantando) Como esta alegre esta posada
pero en mi plato no han servido nada.

Estas piñatas se venden en un mercado local
Que lo atienden financieros del mundo neoliberal,
Banqueros y dinosaurios comparten este festín
Lankenau y Hank González se reparten el botín.

Para que hagan sus transas los protegen policías
Granaderos, militares son asquerosa jauría,
Pero el pueblo mexicano cabalga cual buen jinete
Para reventar las piñatas de todos esos o...jeis.

Allí viene el EPR y también los zapatistas
También vienen los obreros, como buenos magonistas, estudiantes y colonos todos vienen a tronar Piñatas neoliberales que nos quieren sojuzgar.

¡Que viva el EZLN! Y que ¡vivan los villistas!
Viene el ¡poder popular! ¡Tiemblen corruptos priístas!

(Cantando, pidiendo posada)
Entren recios luchadores, luchadores,
¡Viva la revolución!
Que aunque recio es el combate , el combate
Hay que entrar con decisión.
POBRECITOS NO TUVIERON... 10 DE MAYO
(CLETA)

Para el pueblo mexicano algo sagrado es la madre
Por ello el que no la tiene es animal despreciable,
¿Quién duda que una “mentada” es insulto irrefutable
y el que es gacho solo a medias dicen que posee “poca madre”?

Hay otros apelativos que de manera absoluta
Te recuerdan a la madre como el hijo de...
Por decencia no acompleto lo que tu mente ya piensa
Más no te enojes conmigo reclámale a tu conciencia,
Pues si tu mente alburera estuviera sin pecado
No hubieras percibido a que madre he recortado.

Más mi intención por ahora no es el filosofar
Si no en este diez de mayo de otras “madres” hablar,
Quiero hablar de 5 pillos que han hecho mil desma...nes
No te espantes, fue tu mente no nos creas tan gañanes.

Los gandules son Zedillo, Gurría y Guillermo Ortíz,
Salinas y Labastida, pues han hundido al país;
Equipo de neoliberales que una sola jugada
Arruinaron al país los hijos de la ...

Otra vez vuelve tu mente a accionar sin dilación
Son hijos de Mister Clinton ese gringo rek...nijo,
Revisemos sus andanzas: Salinas con animo prenatal
Sigue pegado a la teta del gobierno nacional.

Gurría quiere la “grande” aunque está hundiendo parejo
Al pueblo trabajador que le grita: eres pen...
...zar regala dinero a banqueros y compadres
mientras el pueblo tiene hambre eso es carecer de ma...
...neras de hacer la guerra son las de Labastida
que ya desde Sinaloa acarrea narco movidas.

Para provocar la guerra todo lo hace al revés
Desconociendo acuerdos como los de San Andrés.

Por eso este 10 de mayo sería muy justificable
Que los indios mexicanos le reventaran su ma...
...mita, que Guillermo Ortíz será dueño del dinero
hasta después del 2000 eso si es ser cul...
pables somos nosotros por aguantar inmutables
a tanto ladrón corrupto que en verdad no tienen ma...
...s el jefe de la banda es don Ernesto Zedillo
que a todos los mexicanos nos reventó el fun...
cionario gris y oscuro que con Colosio anduvo
por ello el pueblo le dice no sólo no tuvo madre
Zedillo no tuvo...

Aquí te dejo el verso pa que completes afable
Lo que a Ernesto Zedillo digas el día de la madre,
Pues este 10 de mayo aunque te digan pelada
Lo que Zedillo merece mínimo es una mentada.
¿PLATICAMOS, PAPA?
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Papá; quiero decirte que tu lenguaje es muy extraño,
A veces no te entiendo y no es culpa de mis cortos años;
Tú dices que actúo como lo hacen mis hermanos
Y que sigo sus pasos, por eso no entiendo lo que hablamos.

Papá; ven, siéntate ¿Porqué no platicamos?
Yo también puedo aconsejarte ¿calamos?
Como dos amigos, hombre, sin molestarnos.
¡Vamos! Siéntate cómodo. ¿Empezamos?

Papá; tú me has enseñado a decir verdades, jamás mentiras,
Me haz enseñado a caminar y a mi lado tú caminas,
Pero me has negado una verdad. ¡La de la vida!
La estricta realidad; la otra cara. ¡La que extermina!

La que pasea opulenta por las calles y nos mira
Como una vez miraron los nazis la piel judía;
La que escarnia, veja, viola, roba y asesina
Los últimos latidos de decencia que se abrigan.

Tú me hablabas de paz, papá. ¡Pues nada es cierto!
Vi en las noticias que en Libia hay muchos muertos
A causa de un simple desacuerdo
Por una frontera que limita en el desierto.

Irán y Paquistán están ardiendo,
Ciudades enteras se han estado destruyendo,
Las vidas humanas ya no tienen precio,
Y tú dices que hay paz en el mundo
¡Y me lo dices riendo!

Te haz puesto pálido, papá ¿Qué pasa?
¿Te afectó lo que te dije? ¡Y lo que falta!
Las malas noticias siempre avanzan
Y se filtran hasta los últimos rincones de las casas.

Yo pensé que preparaban la vida para otra nueva raza,
Sin sobresaltos ni violencia, bajo una misma causa:
Pensando en los niños de hoy como única esperanza
Para cambiar un mundo que hacia su fin avanza.

¡Qué distancia abismal los crudos hechos!
Los proverbios de paz y de amor ya son recuerdos,
No hay la amistad ni bondad, ni el entendimiento,
Sólo el alma homicida y su cruel cerebro.

Es la herencia de ustedes y orgullosos están de ello
Porque día tras día se pelean por dar
La noticia al mundo entero;
¿Qué importa para ustedes el llanto y el desasosiego?
¿Sirven de algo las protestas de un mundo envuelto en medio?
¿Sirve de algo la protesta de una madre
que perdió a su hijo en un asalto?
¿Sirve de algo la protesta de un niño transformado en llanto?
¿Sirve de algo la protesta del que abre
los surcos con el pie descalzo?
¿Sirve de algo la protesta de la esposa
en espera del ansiado abrazo?
¿Sirve de algo la protesta avalada
por el tiempo y la luz de los ancianos?
¿Sirve de algo la protesta del obrero
que con sus hermanos se vuelve solidario?
¿Sirve de algo la protesta de aquellos
que por hambre han robado?
¿Sirve de algo la protesta de la novia
que recibe un cuerpo destrozado?
¿Sirve de algo mi protesta, para
por el sólo echo de ser un SER humano?
Antes que tú, que yo, y que muchos otros
¿Cuántos más habrán ya protestado?
Y te pregunto, papá, inspirado en mi niñez;
¿Ha servido de algo?

No me contestes ahorita;
Tú dices que el hombre debe meditar,
¿Te parece bien mañana, papá, tus besos dame,
buenas noches hoy; después... quién sabe?!
POEMA
(Anónimo)

Se solicitan mecánicos, plomeros, sirvientas,
Mozos chicos, cocineras, jardineros, costureras,
Maestros, choferes, albañiles, cargadores,
Torneros, pintores, secretarias, herreros,
Fontaneros, meseros, electricistas, mineros,
Cobradores, jornaleros, peones, barrenderos...
Se solicita a todos los pobres.
Solicitamos a todos los trabajadores
Para hacer una revolución.
Para cambiar el mundo,
Para darle muerte a la miseria,
Para que sonrían los niños,
Para construir un nuevo mundo;
¡Un mundo donde coma el que trabaje!.
POEMA AL MAGISTERIO
(Enrique Cisneros L.)

Los padres de mis alumnos me preguntan preocupados
¿Qué exigimos los maestros? ¿Para qué marchas y paros?
Por ahora son seis puntos que les voy a desglosar
Ojalá que los compartan y nos vengan a apoyar.

POR AUMENTO AL SUELDO BASE EN UN 50%. REVISION A LA TABLA DE SOBRESUELDO Y REDUCCION AL IMPUESTO AL TRABAJO.

Con tanto aumento de precios nos quieren dejar en cueros
Ya nos subieron la leche la carne y hasta los huevos;
O a usted padre de familia ¿No le llegó la inflación?
¿Acaso sólo el maestro sufre con la explotación?

PAGO INMEDIATO DE SALARIOS

Miles de profes honestos desde hace más de dos años
A pesar de su trabajo no les pagan sus salarios,
En complicidad SEP y SNTE jinetean nuestros centavos
Y nos llaman subversivos por exigir puntual pago,
Más que conteste el gobierno esta pregunta muy claro:
¿Qué pasaría si adeudaran años de sueldo al soldado?

POR MEJORAR LOS SERVICIOS Y PRESTACIONES SOCIALES (issste)

“Si Fuiste al ISSSTE moriste” dice un refrán popular
pues para cáncer o gripa te recetan mejoral.

POR LA DEFENSA DE LAS NORMALES RURALES

Cerrar escuelas normales es la intención del Estado,
¿Será porque producen hombres como el comandante Genaro?

POR CASTIGO A LOS RESPONSABLES DEL ASESINATO DEL PROFR. MISAEL NUÑEZ ACOSTA, POR LA PRESENTACION Y LIBERTAD INMEDIATA DE EZEQUIEL REYES CARRILLO.

“La letra con sangre entra” dicen los charros del SNTE
y a los que no nos plegamos nos asesinan vilmente,
El SNTE y sus pistoleros mataron a Misael
Y ahora la policía tiene cautivo a Ezequiel.
Más se equivocan si piensan que así nos van a espantar
Y la prueba es el ascenso de la lucha popular;
En resumen: POR LA DEMOCRACIA EN NUESTRO SINDICATO En Guerrero, en Morelos, en el Valle, en Oaxaca, en Chiapas, en Hidalgo ya nos cansaron los charros que nos andan mangoneando.
Aclaración: Este ¿poema? Fue escrito antes de la liberación de Ezequiel Reyes el cual estuvo desaparecido durante varios meses.
También algunas de las demandas ya se han ganado por lo que partes del ¿poema? Resultan obsoletas.
¿Qué importa que un poema ya no sirva si se ha avanzado en las conquistas de la clase trabajadora?
Habrá algunos poemas que pasen, otros tal vez subsistan. Eso lo decidirá la historia no los críticos burgueses. 6 de octubre de 1982.
POEMA A MISAEL
(Anónimo)

Ya estas ahí camarada, en tierra buena donde germina
la semilla dorada de la historia y nosotros aquí
dibujamos con el gis la silueta del fusil
como un poema que dispare día tras día
él ideal de tu memoria.
Voy a escribirlo con el índice en letras.

Te veo subir hacia la escuela como el atleta
Que asciende el pebetero llevando la antorcha
Que incendia paso a paso la conciencia del obrero.

MAESTRO:
qué mejor opción imparte tu final luchado incansable,
infatigable educador, con temple de colono
con coraje de campesino férrea voluntad de obrero.
Tu clase camarada, tu lucha, compañero,
Será siempre alborada y luz del magisterio.
POEMA DE AMOR Y PA... PAS
PARA MI MAESTRA
(Enrique Cisneros L.)

Te he visto jugar con las palabras
Para jugar realidades fantasiosas,
Y enseñar la “O” por lo redondo
Para que otros podamos gozar
De la sabiduría y sus mieles amorosas.
Te he visto morir todos los días
Frente a papeles libros y escritorios,
Preparando la clase de mañana
Haciendo del saber fuente de vida
Para que los niños nazcan y crezcan jubilosos.
Te he visto en las tardes carrereada
Corriendo de un lado para otro,
Atendiendo hijos, calificando exámenes,
Cubriendo doble turno para poder subsistir
Con ese tu salario indecoroso.
Te he visto caminar entre zarzales
Tomando la paloma de la paz entre tus manos,
Soportando frío, lluvia y hambre
Para llegar a tu comunidad
A transmitir el amor a tus hermanos
Te he visto sufrir para que otros gocen
Desamar para que otros rían,
Te he visto corretear a la esperanza
Y creer en lo posible haciéndolo alcanzable
Te he visto morir para que otros vivan.
Por esto permíteme regalarte estas palabras
cosecha de tu amor y tu constancia,
palabras dulces pero también de rebeldía
ante esta sociedad que le conviene
el desamor y la ignorancia.
Porque debes de saber que para muchos
Nuestro primer amor fue una maestra.
Que independientemente de líneas de su cuerpo
Nos prendimos de sus ojos
Y de su ansi de enseñarnos nuevas letras.
Permíteme hacerte el amor como “endenantes”
En que mi mente infantil te veneraba
Como la “sabelotodo” heroína
Maestra consejera amante enamorada.
Porque cuando uno es niño
sabe amar como ningún amante
y penetrar el cuerpo de la amada
jugueteando a la hora del recreo
soñando que somos mariposas o tunantes.
Entonces nuestro amor a la maestra
Se vuelve pelota o golondrina
Que vuela para anidarse en las pupilas
De nuestra bella profe dulcinea
Que nos observa de lejos contenta pero dolorida
Por la angustia de vernos felices
Pero hambrientos de amor y de comida
En esta sociedad capitalista
En la que la mayoría de sus alumnos-hijos
Llevamos una existencia muy jodida.
Perdón por la palabra
Pero también puede escribirse en la osadía
De los que aunque sabemos amar
Aprendimos a armar las letras y el amor
Para hacer de nuestra impotencia rebeldía.
Porque rebeldía y amor se complementan
La primera empieza con la letra “R”
Y la segunda acaba con la misma letra,
Tu me lo enseñaste recuérdalo bien
Por eso te amo mi maestra.
En fin, ahora que he dejado de ser niño
Quiero que me permitas regalarte un gracias,
Volviéndote a hacer el amor
Cuando te veo reunida en asambleas
Organizando paros, mítines, marchas
Permíteme junto a ti volver a alzar mis brazos
Y tratar de estrechar entre mis manos
A la paloma de la paz, abrazando a la vez
A todos los que luchan por ser
verdaderos seres humanos.
POEMA DEL FUTURO PROXIMO
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Indicios, frases como lenguas de fuego,
Puños en alto, dientes apretados,
Pancartas, mítines, pintas en las paredes.

Hombres, nombres anónimos, Emiliano,
Rubén, Genaro, Lucio, etcétera.
Un día se fueron a la sierra,
Plantaron ahí la bandera del hombre,
Crecieron en sí mismos
Y crecieron en los labios del pueblo.

Fueron la chispa y de la chispa floreció la llama
Y de la llama se siguió la hoguera
Y de la hoguera se elevó el incendio
Y del incendio retornó la vida, el socialismo, el alba.
Y sucedió aquí, en México, donde ahora cantamos:
¡Qué vivan Lenin, Engels, Ho-Chi-Minh, Marx,
Fidel, los dos camilos, Genaro Vázquez Rojas
Y Ernesto “Che” Guevara, los hermanos mayores.
Las piedras angulares, geranios y luceros.
Mueran Cesar y Hitler y Gengis Kahn y Truman
Y Carlos V y Jonshon y Napoleón y Nixon
Y sus imitadores.
Que sean simplemente pasados por las armas
Antes de haber nacido; y nuestras propias manos
Que incineren sus restos para que no renazcan
Siendo sólo truncados!
POEMA DE PLASTICO
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Levanta tu vista dolorosa al cielo,
¡País valiente,
Entre cerdos de traidores!
brama tu rabia, escupe el duelo
que salvajemente te amordasca y descompone.

Mira mi sonrisa de plástico,
Es una sonrisa desechables
Una sonrisa grotesca,
De obreros de jornadas infinitas.

De obreros que llevan en los bolsillos
Los pesos inflados,
Pesos que se niegan a estallar.

De mi boca de plástico,
Brotan oscuras palabras desechables,
Palabras que quisieran resonar en estas calles.

Palabras que quisieran retumbar
¡En tus oídos de plástico!.

En estas calles...
Donde cada día se abortan esperanzas,
En estas paredes...
Embarradas de asfalto.

En esta tierra de pechos desnutridos
Donde circulan periódicos,
Periódicos impresos con tinta radiactiva
Y estallan bombas en las ocho columnas
De los diarios.

Sigue mirando esta mueca de plástico,
Sigue escuchando estas palabras desechables,
En este planeta desechable:

Botellas desechables,
Promesas de plástico,
Gobernantes desechables,
Decretos desechables.

¿Dinero?
La casa blanca se ocupará de ello,
Ese imperio geométrico es alguien
Que con cinco lados edifica latrocinios
En este continente, conquistado desde siempre.

Continuemos hablando con palabras desechables,
En este México de plástico,
Donde los salarios están erosionados.

Hablemos del petróleo:
¿Qué es el petróleo?
El petróleo es nuestra riqueza,
Pero también es nuestra pobreza,

Es nuestra esperanza,
Pero también es nuestra miseria,
¡El petróleo es nuestra victoria!
Pero también es nuestra derrota.

El petróleo es de color negro
Como negra es nuestra esperanza,
Negro es el llanto de las niñas prostitutas,
Como negras son las manos de los funcionarios
Fraudulentos.

¡Políticos que roban la sangre del obrero!,
Ministros que trafican la sangre del obrero,
¡Funcionarios que jamás, pisaron cárcel
porque el voto nuestro lo protege!.
POETA DE NUESTRO TIEMPO
(Anónimo)

De modo artista, que te vas de la barriada
Te alejas pues de la inmundicia y la miseria,
Abandonas ya el capullo social que te contuvo
Ya has sido larva, oruga, y ahora... vuelas;
Quiero decir que ya has aprendido el arte de volar
Por los bien cuidados jardines de la burguesía.

Dejarás tus huellas por un corto tiempo,
Tu habitación tal vez la ocupará un obrero,
O un peón, o un albañil, o alguna prostituta;
Tu silla y tu cama, tan pobre serán para otras voces
Mucho menos soñadora que la tuya, más prosaicas.
Echarás a andar tu pensamiento fértil
Por otros mundos , tan dulces, tan extraños,
Las musas seguirán contigo en tu nostalgia
Y tu alma de niño te dará siempre la mano,
En las tardes de sol, de nubes o de lluvia;
El ave que canta, la flor que existe;
En fin lejos de aquí, también serás poeta.

Pero por hoy te marchas poeta ¡Te marchas!
¿Te das cuenta poeta, poeta? ¿Te das cuenta?
Yo sé que significa tu partida
Que has aprendido fíjate bien: ¡Qué has aprendido!
Si poeta... ahora sabes bien lo que es el arte,
...ya sabes por ejemplo... que debes cantar a las estrellas
las noches tranquilas... el mar... la luna...
la brisa... las palmeras... el silencio... la nostalgia...
que debes murmurar dulcemente el nombre de las flores,
los trinos emplumados, la música del río;
que debes mirar a la montaña enhiesta
¡...no para escalarla... ! Eso es prosaico y es idiota;
debes hallarla en su misión de faro
de las nobles criaturas del señor del cielo;
al hombre lo verás como criatura grotesca,
que necesita ser divinamente custodiada
al lado siempre del sagrado lastre;
darás gracias a Dios por la creación suprema;
mil cabriolas harás gracias a tus amos;
si poeta eso es lo que vas a hacer ahora
porque ya aprendiste que el artista puro,
alienta un espejismo de dólares y pesos;
porque en los llagados países como el nuestro
le llaman arte a los berridos elitistas
y cuando más abstractos más hermosos;
Si tan sólo se entiende una migaja, buena obra;
si la comprensión es nada, ¡obra maestra!
Arte son los concursos internacionales kodak;
Los juegos florales de cultura al menudeo,
Arte, arte, arte, ¡Sí, claro! ¡Claro que sí!
Arte es Paul Mauriat, Ray Conniff y sus coros;
Frank Sinatra, Presley, Dean Martín y Connie Francis;
Arte es la última cena, la resurrección,
La pasión, el San Cristóbal, la concepción,
La adoración de los magos, luzbel expulsado.
Arte son unos hierros retorcidos por un junior milloneta
Sí poeta, sí artista de nuestro tiempo,
Entrégate a esos mercaderes de sangre y excremento.

Editarás libros, viajarás, serás famoso,
se te abrirán las puertas de la oligarquía,
te seguirán boquiabiertos los apretados críticos;
te aplaudirán las bestias con sus trajes de oro;
por los verdugos de tu pueblo serás mil veces aclamado;
serás grande poeta, del tamaño de tu cuenta bancaria,
serás de un talento equivalente a tu torcida hipocresía

tu verbo será sabio y lúcido tanto como abstracto,
tu convicción... ahí no faltan convicciones firmes,
para reptar, no se necesita siquiera ser hombre;
para arrastrarte no te faltan las manos,
aunque si las necesitas para arrebatar tu recompensa,
porque ellas premian a los idiotizantes del pueblo.

Comerciante de poesía, artista de nuestro tiempo,
Antes de que te largues escúchame un momento
Has de saber como piensan tus pinches burgueses.
Para ellos piojos perdidos en la cabellera legislativa,
El verbo analfabeto, sucio, inculto, necio,
No tiene arte, ni ciencia, ni sentimientos,
Los cerebroides y artistas aburguesados
Pregonan el arte privativo de zonas residenciales,
Mientras al pueblo lo bautizan, ¡Pordiosero del arte!
El arte piensan estos títeres afectados,
Carece de oídos a los estómagos hambrientos

De ser mudo, completamente mudo a los problemas sociales, el arte ciego debe ser ante los gobernantes,
Debe ser un viejo anquilosado y decrépito
Que no tienda a meterse a luchador de masas;
Poeta de nuestro tiempo, ahí tienes al arte aburguesada,
Ese es tu horizonte de fama y dólares.

Porque el sistema social, óyelo bien vendido artista
Ha clausurado las bocas para no decir;
Que la inquietud del arrabal perdido es arte;
Que el verbo rutinario de los pepenadores,
De los merolicos, de la calle es arte;
Es arte vigoroso, fuerte arte del tiempo;
Tampoco has aprendido poeta que la gente
En su leguaje de verdad y de inocencia es arte
Que en sus gestos, en sus labios, en sus risas,
Tiene acumulado el material de siglos;
Tiene en su espíritu sencillo y cotidiano
Guardada la semilla que darán al poeta,
Que llegue para fundirse en ellos y con ellos;
Y casi estoy seguro que será un maestro
Casi estoy seguro de su abrazo fuerte,
El pueblo y su maestro, el pueblo y su maestro,
El poeta de las montañas hambrientas y perdidas;
El poeta de los arrabales y de las miserias,
El poeta de lenguaje sencillo;
Y no será un monstruo de gigantesco corazón,
Será de un corazón igual al de su pueblo.
POETICA
(Manuel Bandeira)

Estoy harto del lirismo comedido
Del lirismo bien educado
Delirismo funcionario público
Con libro de asistencia, expediente protocolo
Y manifestaciones de aprecio al señor director.

Estoy harto del lirismo que se detiene para buscar
En el diccionario el origen vernáculo de un vocablo.
Abajo los puristas,
Todas las palabras, sobre todo los barbarismos universales
Todas las construcciones sobre todo la sintaxis de excepción,
Todos los ritmos sobre todos los innumerables.

Estoy harto del lirismo seductor
Político, raquítico, sifilítico,
De todo lirismo que capitula ante cualquier cosa
Que no sea el último.

Por otra parte no es lirismo
Será contabilidad tabla de cosenos
Secretario del amante ejemplar
Con cien modelos de cartas
Y diferentes maneras de agradar a las mujeres, etc.

Antes quiero el lirismo de los locos
El lirismo de los borrachos
El lirismo de los bufones de Shakespeare
No quiero saber de otro lirismo que no sea liberalismo.
POR ESTA LIBERTAD
(Pastor Girón Alonso)

Por esta libertad de canción bajo la lluvia
Habrá que darlo todo.
Por esta libertad de estar
Estrechamente atados a la firme
Y dulce entraña del pueblo
Habrá que darlo todo.
Por esta libertad de girasol abierto en el alba
De fábricas encendidas y escuelas iluminadas
Y de tierra que cruje y niño que despierta
Habrá que darlo todo.
No hay alternativa sino la libertad.
No hay más camino que la libertad.
No hay otra patria que la libertad.
No habrá más poema
Sin la violenta música de la libertad.
Por esta libertad que es el terror
De los que siempre violaron
En nombre de fastuosas miserias.
Por esta libertad que es la noche de los opresores
Y el alba definitiva de todo el pueblo ya invencible.
Por esta libertad que alumbra las pupilas hundidas
Los pies descalzos, los techos agujereados
Y los ojos de los niños que deambulan en el polvo.
Por esta libertad que es el imperio de la juventud,
Por esta libertad bella como la vida, habrá que darlo todo
Si fuese necesario hasta la sombra
Y nunca será suficiente.
POR MI HERMANA
(Cirilo Acuña)

...Y la tierra sinaloense otra vez ensangrentada
en cada planta, en cada piedra... cuando una niña lloraba.
Latifundios, “yerba mala”, represión contra estudiantes...
¡Y más muertos a mansalva!
Desde la escuela primaria aquella niña soñaba:
“Que las leyes, los gobiernos... fueran como en cuentos de hadas...
¡Qué el indio tenga parcela y tenga paz en la montaña;
justicia los pescadores, los campesinos, bonanza!”
...pero no eran más que sueños de quien va a la secundaria.
Y mientras de sur a norte la tierra en sangre se baña
Por invasiones de tierras con sus cacerías humanas,
Aquella bella muchacha despertaba y lo dudaba...

Ante la crisis del hambre con conciencia libertaria...
Hija, no vas a la escuela. “La tierra a quien la trabaja”.
Hemos de luchar por ella con el corazón y el alma
Pa’ que un día se enorgullezca de servirnos de mortaja.
Las invasiones se extienden por tierra alta y tierra baja.
Unida a los invasores mi hermana Anita cantaba
Mientras cinco mil personas sus cabañas levantaban.
¿Cómo es posible que griegos, gringos, chinos y otras razas
sean los verdaderos dueños de todita esta comarca?

Con infantil candidez aquella joven pensaba
Más, la aventura duró solamente una semana;
El lunes ya muy temprano la invasión era cercada.
Soldados y policías, agentes y judiciales
Fueron cerrando sus fauces con sed infame de sangre...

Desde esta tierra bendita con su gente en desbandada,
Por mil plantas y mil piedras ya muchas veces manchadas,
Por mi pueblo, padre y madre, para mi hermana
¡VENGANZA!
Pues en tierra sinaloense finalmente ella descansa.
¿POR QUÉ?
(Angel Santiago Rivera)

Espera aquí a que amanezca el día
Oirás el canto de los mirlos y zentzontles
Libre serás y escribirás poesía
Y el aire puro aspirarás del monte.

Espera aquí mientras la noche acaba,
¡no digas nada! Por tu bien te digo
que presta está la bestia agazapada
para ir a ti a escuchar tu ruido.

Espera aquí que al presentarse el alba
Podrás tranquilo liberar tu grito;
Y ese tu canto que ya mora en tu alma
Tal vez lo llegues hasta el infinito.

Más... ¡no es posible! Contestó el poeta
Mirar callados injusticia tanta, dijo...
¿Por qué? Y sintió la bayoneta
que impune atravesaba su garganta.
PORQUE ME QUITE DEL VICIO
(Carlos Rivas Larrauri)

No es por hacerles desaigre...
Es que ya no soy del vicio...
Astedes me lo perdonen,
Pero es qui hace más de cinco
Años, que no tomo copas,
Anqui ande con los amigos...
¿Qué si no me cuadran?... ¡Harto!
Pa’ que he de hacerme el santito;
Si he sido rete borracho...
¡Como pocos lo haigan sido!
¡Pero ora ya no tomo,
manque me lleven los pingos!
Desde antes que me casara
Encomencé con el vicio,
Y, luego ya de casado
También le tupí macizo...
¡Pobrecita de mi vieja!
¡Siempre tan güena conmigo!
¡por más que l’hice sufrir
nunca me perdió el cariño!
Era una santa la probe,
Y yo con ella un endino,
Nomás porque no sufriera
Llegué a quitarme del vicio,
Pero poco duró el gusto...
La de malas se nos vino
Y una noche de repente,
Quedó como un pajarito...
Dicen que jue el corazón...
Yo no sé lo que haiga sido;
Pero siento en la conciencia
Que jué mi vicio cochino!
El quiso que nos dejara
Sólitos a mí y a m’hijo,
Un chipayate güerfanito
A l’ edá en que más falta
La madre con su cariño.
Me sentí desesperado
De verme sólo con m’hijo...
¡Pobrecita criatura!
¡Mal cuidado... mal vestido!
Siempre sólo... recordando
El ángel que bía perdido.
Entonces pa’ no pensar
Golví a darle recio al vicio
Porque poniéndome chuco
Me jallaba más tranquilo
Y cuando ya staba briago
Y casi juera de juicio
Parece que mi dejunta
Taba allí conmigo.
Al salir de mi trabajo,
M’ iba yo con los amigos
Y luego ya a medios chiles,
Marcaba ya harto refino
Y regresaba a mi casa
Onde mi aguardaba m’ hijo.
Y allí... ¡duro! Trago y trago
Hasta ponerme bien pítimo...
¡Y aistaba la tarugada!
Ya indinantes les he dicho
Lueguito vía a mi vieja
Que llegaba a hablar conmigo
Y encomenzaba a decirme
Cosas de mucho cariño,
Y yo a contestar con ella,
Como si fuera dialtiro
Cierto lo que estaba viendo,
Y en tanto mientras que m’hijo
Si abrazaba a mí asustado
Diciéndome el probe niño:
“Onde está mi mamacita...
dime onde esta papacito...
¿Es verdá que ti esta hablando?
¿Cómo yo no la diviso?
“Pos qué no la ve tarugo...
“Vaya que li haga cariños!
¡Y el pobrecito lloraba
y pelaba sus ojitos
buscando ritiasustado
a aquélla a quien tanto quiso!
Una nochi al regresar
D’ estarle dando al oficio,
Llego y al abrir la puerta,
¡Ay, Jesús, lo que diviso!
Hecho bola sobre el suelo
Taba tirado mi niño
Risa y risa como un loco,
Y pegando chicos gritos...
“¿Qué te pasa?... ¿Qué te sucede?...
¿Ti has güelto loco dialtiro?...”
pero entonces, en la mesa
vide el frasco del refino
que yo bía dejado lleno,
enteramente vacío...
luego luego me di cuenta
y me puse retemuino.
“¿Qui has hecho, izcuincle malvado?
¡Ya bebites el refino!...
¡pa’ qui aprendas a ser güeno
voy a romperte el hocico!...”
y luego con harto susto
que l’hice golver al juicio,
y con una voz de angustia
que no he di olvidar me dijo:
“¡No me pegues, no me pegues,
no soy malo papacito,
jué por ver a mi mamita
como cuando habla contigo...
¡Jué pa´que ella me besara
y m´hiciera hartos cariños!
...............................................
desde entonces ya no tomo,
onqui ande con los amigos.
No es por hacerles desaigre,
Pero ya no soy del vicio...
Y cuando quero relajarme
Porque sento el gusanito
De tomarme alguna copa,
Nomás mi acuerdo de m’hijo
Y entonces ya no tomo
¡anque me lleven los pingos!...
PORQUE ME QUITE DEL VICIO
(Carlos Rivas Larrauri)

No es por hacerles desaigre...
Es que ya no soy del vicio...
Astedes me lo perdonen,
Pero es qui hace más de cinco
Años, que no tomo copas,
Anqui ande con los amigos...
¿Qué si no me cuadran?... ¡Harto!
Pa’ que he de hacerme el santito;
Si he sido rete borracho...
¡Como pocos lo haigan sido!
¡Pero ora ya no tomo,
manque me lleven los pingos!
Desde antes que me casara
Encomencé con el vicio,
Y, luego ya de casado
También le tupí macizo...
¡Pobrecita de mi vieja!
¡Siempre tan güena conmigo!
¡por más que l’hice sufrir
nunca me perdió el cariño!
Era una santa la probe,
Y yo con ella un endino,
Nomás porque no sufriera
Llegué a quitarme del vicio,
Pero poco duró el gusto...
La de malas se nos vino
Y una noche de repente,
Quedó como un pajarito...
Dicen que jue el corazón...
Yo no sé lo que haiga sido;
Pero siento en la conciencia
Que jué mi vicio cochino!
El quiso que nos dejara
Sólitos a mí y a m’hijo,
Un chipayate güerfanito
A l’ edá en que más falta
La madre con su cariño.
Me sentí desesperado
De verme sólo con m’hijo...
¡Pobrecita criatura!
¡Mal cuidado... mal vestido!
Siempre sólo... recordando
El ángel que bía perdido.
Entonces pa’ no pensar
Golví a darle recio al vicio
Porque poniéndome chuco
Me jallaba más tranquilo
Y cuando ya staba briago
Y casi juera de juicio
Parece que mi dejunta
Taba allí conmigo.
Al salir de mi trabajo,
M’ iba yo con los amigos
Y luego ya a medios chiles,
Marcaba ya harto refino
Y regresaba a mi casa
Onde mi aguardaba m’ hijo.
Y allí... ¡duro! Trago y trago
Hasta ponerme bien pítimo...
¡Y aistaba la tarugada!
Ya indinantes les he dicho
Lueguito vía a mi vieja
Que llegaba a hablar conmigo
Y encomenzaba a decirme
Cosas de mucho cariño,
Y yo a contestar con ella,
Como si fuera dialtiro
Cierto lo que estaba viendo,
Y en tanto mientras que m’hijo
Si abrazaba a mí asustado
Diciéndome el probe niño:
“Onde está mi mamacita...
dime onde esta papacito...
¿Es verdá que ti esta hablando?
¿Cómo yo no la diviso?
“Pos qué no la ve tarugo...
“Vaya que li haga cariños!
¡Y el pobrecito lloraba
y pelaba sus ojitos
buscando ritiasustado
a aquélla a quien tanto quiso!
Una nochi al regresar
D’ estarle dando al oficio,
Llego y al abrir la puerta,
¡Ay, Jesús, lo que diviso!
Hecho bola sobre el suelo
Taba tirado mi niño
Risa y risa como un loco,
Y pegando chicos gritos...
“¿Qué te pasa?... ¿Qué te sucede?...
¿Ti has güelto loco dialtiro?...”
pero entonces, en la mesa
vide el frasco del refino
que yo bía dejado lleno,
enteramente vacío...
luego luego me di cuenta
y me puse retemuino.
“¿Qui has hecho, izcuincle malvado?
¡Ya bebites el refino!...
¡pa’ qui aprendas a ser güeno
voy a romperte el hocico!...”
y luego con harto susto
que l’hice golver al juicio,
y con una voz de angustia
que no he di olvidar me dijo:
“¡No me pegues, no me pegues,
no soy malo papacito,
jué por ver a mi mamita
como cuando habla contigo...
¡Jué pa´que ella me besara
y m´hiciera hartos cariños!
...............................................
desde entonces ya no tomo,
onqui ande con los amigos.
No es por hacerles desaigre,
Pero ya no soy del vicio...
Y cuando quero relajarme
Porque sento el gusanito
De tomarme alguna copa,
Nomás mi acuerdo de m’hijo
Y entonces ya no tomo
¡anque me lleven los pingos!...
POR QUE TENEMOS QUE LLEVAR SIEMPRE
(Karl Vennberg)

Porque tenemos que llevar siempre
las cosas hasta el extremo o intentar
a hora y deshora salir victoriosos.
Como si hubiésemos estado siquiera un instante
En el punto donde quedan soldadas
La verdad y la mentira.
Oh tú antorcha de paja de nuestro pensamiento
Que blandimos bellamente
Oh mano temblorosa que machaca
Bacalao, ajo y nata y cubre
Con aceite este plato provenzal.

Aquí ahorcan a un judío
Aquí mueren de hambre unos niños
Aquí ahogan a un pueblo en odio
Aquí lucha un país por lo malo para evitar lo peor
Pero la resina desciende en grumos
Por el tronco enfermo.

Oh humanidad
Porqué no íbamos a cantar tu futuro
Y levantar un altar a tu nunca más
Liberación tras el golpe mortal
Fosforescencia sobre los cadáveres.

Quizá esta taberna no sea digna de nosotros
Que nos ocupamos de los grandes negocios
Pero recojamos nuestras castañas
Y terminemos nuestra comida con admirable apetito
Regocijante oh hija de Sión
Piensa que esta es la última feria anual
De los cazadores furtivos
Cambiemos nuestras mujeres unos con otros
Mientras la aguja de la brújula gira locamente
Y los ejércitos victoriosos
Ponen una camisa de fuerza a la razón universal.

O por qué llevar las cosas hasta el extremo
Como si hubiésemos estado siquiera un instante
En el punto donde quedan soldadas la verdad y la mentira
Arreglemos nuestros bragueros sobre las hernias
Y esperemos con nuestros aplausos
A que el vencedor haya cantado su más brillante aria insólitamente como una ostra
en un asilo de pobres provincianos

ocupa la locura vestida de frac su sitio en el patio de butacas, mientras los mitos redentores
y la valerosa humanidad tartamudeando
se vuelven a sus casas.
POR UN IDEAL
(Ernesto Rojas Hernández)

Que bien queda el sacrificio
De alejarme compañera amada
Si es por ideal inicio
De un camino ya forjado.
Que bien aprendí de ti
Revolucionaria amada
Que bien forja el ideal
Caminando tú a mi lado.

Más no me cuesta apartarme
Si el pueblo por liberar
Por el se forma tu ideal
Haciendo mi amor a un lado
Que amor más grande me inspira
Amor revolucionario
Que amor tan grande te brindo
Amor del proletariado.
Amor que se sacrifica
Para que lo entiendas bien
Porque no es amor burgués
Ni posesivo ni malo.

Y si trabajando juntos y unidos
Tú por la escuela oprimida
Yo por el pueblo explotado
Seguimos vivificados.
Si nos separa el trabajo
Mandándome a mí a la sierra
Y a ti a un pueblo muy lejano
Aún así caminaremos juntos
Por lo forjado.
Y allá cuando pase el tiempo
Y si la causa ha triunfado
Pasarán mil peripecias
Porque vuelvas a mi lado.
Pero ya habremos cumplido
Pero ya habremos ganado
Y así podremos amarnos
En un pueblo liberado.
PRECIOS DE GARANTIA
(Roberto López Moreno)

Ya viene alumbrando el sol sobre las vegas del día,
Pa cantarles el corrido “los precios de garantía”,
Pero habráse visto tanta situación de desventaja, unos
Matan de hambre al “güey” y otros le agarran la pata.

Nos aumentan bajo el precio de garantía, y señores,
Así nos matan y engordan a los especuladores,
Un conejito saltaba sobre los surcos en siembra
No sé qué tiene esta tierra que está toda dispareja.

Al pueblo le venden caro productos de nuestro esfuerzo,
Nuestra miseria pregunta: ¡dónde queda ese dinero? palabra que ni la amuelan sus precios de garantía,
Mientras unos comen pollo otros se amarran la tripa.
Ya con esta me estoy yendo pero no se crea paisano,
Mientras más me estén jodiendo yo más seguiré cantando,
No más pa’ echarles en cara lo que nos están fregando.
PREGUNTALE A ELLA
(Amy Varián)

Pregúntale a ella, la que lava y friega
La que no descansa la que todo el día
Cuida de sus hijos, la del cuervo aquél
Un día terso y duro, el que nunca supo
La suave ternura de un lechero abrigado
Con calor de manos brindándole la vida
Al tocarla toda.

Pregúntale a ella, de su ser violado
Por el hombre ebrio que noche con noche
Satisface en ella su instinto bestial.
Pregúntale a ella, del llanto infantil
Jalando su falda cuando muerde el hambre
El pequeño cuerpo,
mientras sus entrañas se remueven todas
con la pobre vida que está por nacer.

Pregúntale a ella, sobre su alegría
Cada doce meses cuando entre sus brazos,
Nuevamente tiene a otro prospecto
De hambre y de dolor.
Pregúntale a ella, porqué perforó
Con la sucia aguja su vientre caliente
Quitando asesina la vida a aquél niño
Indefenso y débil que tenía derecho
“por eternas leyes” de vivir y ser.

Pregúntale a ella, hazlo, si te atreves,
Pero date prisa, antes de que muera
Con la entraña abierta y la fe desecha.
PREGUNTAS AL AZAR
(Mario Benedetti)

¿Porqué estás en la noche
agazapado? ¿Contra quién?

¿Por qué sois una ausencia tan endeble?
¿Por qué estás desvelado
y el silencio te encrespa?
¿Estás huyendo de algo?
¿De alguien? ¿De vos mismo?
¿De los ojos que viste y no te vieron
Y ahora te rastrean?
¿Te olvidaste del llanto?
¿Del alarido y la puntada?
¿Por qué las bóvedas y el viento
te espeluznan? ¿Porqué te aterran
la guadaña y el albur?
¿Cuándo vas a buscarte en el espejo?
¿Soportarás tu mueca? ¿Consentirás tu asco?
¿A dónde irás verdugo si no hay cielo?

¿Desde dónde llegaste a este sigilo
inquietante? ¿a este enigma
sobado? ¿Enigma sin pretextos?
¿para quién trabajas
ahora que cayó tu anonimato
y el olvido profundo se estila?
¿Acaso tu desprecio es un seguro?
¿te encontrarás a salvo dentro de una
seguridad frágil?
¿a veces te sentís necio en el pánico
aunque sepas que nadie
va a hacerte lo que hiciste?
¿Venís o te estas yendo?
¿Hacia dónde? ¿hasta cuándo
podrás con los fantasmas?
¿A dónde irás verdugo si no hay cielo?
¿Te vencerán las alucinaciones?
¿Arrastrarás tu sombra y las sombras ajenas?
Hasta que punto callarás soñando
Bostezarás de odio, hibernarás en pesadilla
Te enredarás en los desdenes?
¿cómo podrás seguir viviendo
en la helada tangencia de la muerte?
¿Vas a temblar de culpa? ¿O de julepe?
¿Pasa el espanto por donde pasabas?
¿Te jubilaste de la felonía?
¿Te desnudaste de tu desnudez?
¿Adónde irás corsario si no hay mar?
¿A dónde irás verdugo si no hay cielo?
PREGUNTAS, PREGUNTAS...
(Roque Dalton)

Pero ¿qué pasa aquí? ¿Qué cambio es este?
¿Son estos jóvenes elásticos,
de aire vertiginoso y gesto enérgico,
los mismos de hace apenas unas horas,
los de todos los días familiares y fáciles
los de la dulce novia y el aula bulliciosa,
los de la alegre broma en la cervecería;
los del desvelo entre la parca flor del libro;
los del paso cordial entre los hospitales
los del trato común con Píndaro y Virgilio?
¿Qué Hacen CON Esa sangre en el cabello?
¿Qué hacen con ese grito fiero en la garganta?
¿Qué hacen con esas piedras en las manos crispadas?
¿Qué hacen con ese fuego saliendo de los ojos?
¿Qué hacen, de donde sacan sus ademanes ásperos,
sus maderos alzados al nivel de la ira?
Mira afuera, en las calles compañero
Interroga a la noche de la patria;
¿No ves al coronel, pulcro y soez, con su ametralladora?
¿No ves al rudo guardia en las esquinas
escupiendo la rabia que le pagan al mes?
¿No ves al policía, que fuera mi hermano campesino,
mi hermano desempleado,
mi roto hermano esclavo como todos,
esgrimir su improperio y su garrote
contra la luz que aún a él no salvará?
Interroga a la noche de la patria
Y te dirá lo amargo de los días que vienen:
En ellos trocaremos el canto por los gritos,
La mano inofensiva por el puño violento,
Los libros y la pluma por el rudo fusil.
Pero después vendrá la luz que te decía...
PRIMERO DE MAYO
(Jesús Sansón Flores)

Nosotros evocamos
A que aquellos que cayeron
En la lucha de clases,
Que ocuparon el mundo de los patíbulos
Llevando entre manos una antorcha,
Y que al morir
Con su sangre escupieron los palacios.

A aquellos que en Chicago,
En todas partes, sembraron en los pechos
La protesta, a los que ayer murieron,
A los que vayan a morir más tarde,
Los que serán y han sido perseguidos
Por la espada al servicio de los amos,
Los que pueblan las cárceles burguesas
Compurgando el delito de ser parias, a esos,
Que echaron en los surcos de la noche
Al grano de una próxima alborada.

Camaradas caídos en Chicago,
Vuestro grito
Huyó por todas las fronteras
Atravesó las regias fortalezas
Y se prendió en los pechos flagelados
Para inyectar un himno de esperanzas.

Ya se multiplicaron
Vuestras manos en alto
Vuestro clamor dio en el mundo
Una siembra de antorchas y de puños.
PRIMERO DE MAYO: 1981
(Juan Manuel Hernández Castellanos)

Desfilas indignado, vociferas,
El gobierno aplaude
Y te da espacio en los diarios
Para justificar su “democracia”
Pero cuando manifiestas
Tu rebeldía independiente y proletaria
Te persigue, te acorrala.

Cuando rechazando la farsa electoral
De sus efemérides reformista piensas
Que tiene dos puños cerrados
Un corazón libre y joven
Para entregarlo a tus hermanos
Y una conciencia proletaria:
Tu patrimonio es la calle
La madrugada y el miedo infantil de ser hombre.

Recordamos tanta humillación
Y tantos golpes como un homenaje
A nuestra vocación de hombres
No tendrían razón de ser
Tantas mujeres, tanta historia
Para dejar que Fisher, Engel, Spies,
Parsons fueran sólo nombres
Para recordarlos cualquier primero de mayo.

Recordamos y denunciamos que:
Mientras en la ascepcia “teórica”
Mientras en palacio
Se festinaba triunfal oportunismo
En la celda digna y ardiente nacía la conciencia.

Por eso amo el primero de mayo
Porque de sus raíces, de su entraña
Se parieron así mismos
Niños que celebraron el 30 de abril
Rompiendo piñatas para nacer
El primero de mayo como hombres.
PRINCIPIO FUNDAMENTAL
(Jesús Vicente)

No dejarse atrapar
Principio fundamental
Corre, corre, corre
El enemigo viene atrás.

Militante eres
La libertad presente tendrás
Corre, corre, corre
No te dejes atrapar.

El pueblo ansioso te espera
Pronto debes llegar
Corre, corre, corre
El enemigo viene detrás.

Atrapado verte desea
El enemigo a derrotar
Corre, corre, corre y no olvides
El principio fundamental.
PROMESA
(Una madre adolorida )

JUVENTUD DE MI PATRIA: yo te miro
Con los ojos preñados de tristeza,
Porque me duele ser tan impotente
Para sumar, a tu vigor, mi fuerza.

Tu voz se levantó con arrogancia
Con un viril acento de protesta
Y un diálogo entablose, desacorde,
¡De tu razón contra las bayonetas!
Humedeciendo el suelo en que naciste
El carmín de tu sangre noble y tierna.

Y mientras tus ojos apagados
No volverán a ver ya más estrellas,
Celebran el festín de cruel victoria
¡LOS CHACALES que han roto tus arterias!

JUVENTUD DE MI PATRIA; ya tus aulas
Donde el saber ayer se te impartiera,
Han substituido tu inquietud y risa
Con el murmullo de la soldadesca,
Por eso hoy en tu carne lacerada
¡Sufre también el alma de tu escuela!

Si, sufre al ver tus ansias juveniles
Que se marchitan en oscura celda,
Que tu voz, exigiendo sus derechos,
Obtuvo por respuesta la violencia.

Y que destrozan despiadamente
Una vida de ensueños que comienza...

Más, ¿quien cubrió de luto los hogares
Regando en el pupitre sangre fresca
De los adolescentes indefensos?
¿Quién realizó estos hechos que avergüenzan?
Quien haya hecho esto no es un nombre...
Ni tiene dignidad, ley, ni conciencia
Y quien aplaude actos despiadados
No puede ser humano SINO BESTIA.

Bestias o pobres seres fracasados
Que jamás engendraron descendencia
Y no saben que hay en cada hijo,
¡LA BENDICION DE DIOS SOBRE LA TIERRA!

Pero, quien ha sentido entre sus brazos
Un niño que nos brinda su ternura,
Y quien lo mira convertirse en hombre
¡Defendiendo su ideal con entereza!
No puede permitir que, impunemente
Callen su voz, ni que su carne hieran...

JUVENTUD DE MI PATRIA: sí los padres
Que te engendraron ya no tienen fuerza,
Ni valor para darle aquel apoyo
Que está necesitando tu protesta.

¡AQUÍ ESTAMOS LAS MADRES MEXICANAS
PARA HACERTE LA MAS FIRME PROMESA!

Vengaremos tu sangre derramada,
En esa lucha desigual y fiera,
Y si tus ASESINOS no claudican,
¡QUE CALLEN NUESTRA VOZ, SUS BAYONETAS!
PUEDEN ENOJARSE LOS DE ARRIBA
(Anónimo)

¡Atención! ¡Atención pueblo!
MEXICO ES: aunque nos duela decirlo
Un largo país, cadáver casi de sueño y mugre,
De hambrientos y desnutridos,
De sol y noche, de gordos y flacos, de enfermos,
Muy enfermos y moribundos.

México es, por así decirlo,
Una costra enorme que se rasca cada seis años,
Es una masa compacta de incumplidos e impuntuales,

De industriales e intelectuales,
De indígenas e indígentes,
De inmundicia es la catarata infame.
México es: Inmundicia.
México es, para decirlo de algún modo,
Un país de desempleados,
Pseudopintoresco, subdesarrolladísimo, dizque turístico,
Es un país medio muerto más que medio vio,
Saturado de preméndigos y progringos,
De filantrópica hipocresía doctrinaria.
México es así como una infraesperanza lagaloide,
Yuxtapuesta a la guarida del buitre rubio,
Hijo de su desplumada buitra.

México es una suprapena que engulle el mar,
El océano de las deudas del presidente,
De los gobernadores, de los secretarios de Estado,
De los jefes de departamento.
México es para decirlo rápido,
Un país capitalista, de economía mixta,
Líder del tercer mundo, petrolero, independiente,
Autosuficiente, de libre comercio, de democracia transparente.

MEXICO ES:
Un país revolucionario institucional.
“Sufragio efectivo, no reelección”
“Por la educación al servicio del pueblo”

MEXICO ES:
“Campesinos de América Uníos”
“Juntos lo hacemos mejor”
“Adopte un árbol”

MEXICO ES:
“Nadie es tan pobre que no pueda ayudarla,
Ni tan rica que no pueda necesitarla”,
“Tierra y libertad”
“Ayuda un poco aflojando un foco”

MEXICO ES:
“Ponga la basura en su lugar”
“Un banco con ideas modernas”
“¿Tiene dinero? Se lo guardamos”
“¿Necesita dinero? Se lo prestamos”

MEXICO ES:
“Lo hecho en México está bien hecho”
“¿Cuál es la pila niños? Rayo vac”
“La chispa de la vida”

MEXICO ES:
“Su rubia de categoría”
“La familia pequeña vive mejor”
“Nuestros impuestos están trabajando”
“La publicidad al servicio de México”
“El respeto al derecho ajeno es la paz”
“No estoy en lecho de rosas”
“Mátame con el puñal que llevas al cinto”
“Soy el siervo de la nación”
“La voz de mi patria es primero”
“Si hubiera parque, no estaría aquí”
“las armas nacionales se han cubierto de gloria”

MEXICO ES:
“Arriba y adelante”
“a solución somos todos”
“El benemérito de las Américas”
“El último emperador azteca” ”El padre de la patria”
“La heroína de la independencia”
“El varón de cuatro Ciénegas”
“El apóstol de la democracia”
“El centauro del norte” “El caudillo del sur”
“El manco de Celaya”, “El 15 de septiembre”
“El 20 de noviembre”, “El 18 de marzo”
“El 21 de marzo”, “El 5 de febrero”
“El 10 de mayo”, “El 30 de abril”
y todos los santos, semana santa, la santa iglesia,
los santos inocentes, la virgen de Guadalupe,
Cristo y todos los santos.
¡BASTA! ¡BASTA!
Basta con que el maestro mexicano haga uso de la palabra.
Basta con que el maestro mexicano, se levante decidido a cambiar este México triste.
Basta con que el maestro mexicano,
suprima los días festivos en las escuelas.
Basta con que el maestro mexicano, trabaje con las ideas
Fijas de que construye una patria nueva.
Basta con que el maestro mexicano, deje de trabajar,
Con la idea de que justifica un salario.
Basta con que el maestro mexicano,
Piense menos que puede ser burgués.
Basta con que el maestro mexicano
Recuerde un poco más, que nace con la clase trabajadora.
Basta con que el maestro mexicano aprenda a perder el miedo, y a vivir justamente.
Basta con que el maestro mexicano
Aprenda a ser el átomo de una nueva revolución.
Con eso basta y sobra para hacer una revolución.
¡Revolución! ¡Revolución! ¡Revolución!
¡Adelante mexicanos!
No se inquieten señores inspectores, supervisores,
Directores, ministros de educación.
Bien claro dijimos: ¡Maestros mexicanos!
No dijimos: ¡Verdugos de los maestros!
Adelante maestros mexicanos.
¡Quietos, quietecitos, señores líderes sindicales
de todas jerarquías.
Bien claro dijimos: ¡Maestros mexicanos!
No dijimos: Parásitos de los maestros.
¡Adelante maestros mexicanos!
¡Serenos, serenos, señores presidentes y gobernadores!
Bien claro hemos dicho: ¡Maestros mexicanos!
No dijimos: ¡Fiscales de los maestros.
¡ A D E L A N T E ¡
Adelante maestros mexicanos,
Empieza a luchar por tus derechos como trabajador,
Como hombre y como ser humano,
No importa que los líderes sindicales tiemblen
Y se conviertan en tus enemigos.
Adelante maestros mexicanos,
Que bien vale la pena merecer la ojeriza,
De un servicio público analfabeta.
A cambio de lograr una sonrisa de un pueblo
Deseoso de estrenar patria y modo de vida.
¡ C U I D A D O ¡
¡Cuidado compañero maestro, no aplaudas muy fuerte,
éstas palabras pueden enojar a los de arriba!
¡ C U I D A D O ¡
¡Cuidado compañero del presidium,
que no triunfen los agitadores,
pueden incomodarse los de arriba!
¡ C U I D A D O ¡
No aplaudas muy fuerte.
¡ C U I D A D O ¡
Pueden enojarse los de arriba.
¡ C U I D A D O ¡
No aplaudas muy fuerte.
¡ c u i d a d o ¡
¡PUEDEN ENOJARSE LOS DE ARRIBA!
¿QUÉ ES UN MAESTRO?
(Ewi Turi)

No es maestro...
Quien sólo cuida y entretiene alumnos;
Quien orienta sus actividades hacia el lucro;
Quien se apropia del mérito, voz y peculio de otro;
Quien miente por conservar el puesto;
Quien tiene miedo a mancharse de pueblo;
Quien ignora el sufrimiento de esa masa anónima
Que hizo posible su nivel de vida actual;
Quien se inclina, se arrastra y se humilla
Ante el líder en turno; quien trata de justificar
La desigualdad en derechos, en oportunidades
Y en la distribución de la riqueza;
Quien cierra ojos y oídos a los clamores
De los pueblos que han decidido marchar
Hacia su liberación:
Quien dedica su vida a escalar puestos
Para parasitar en el presupuesto nacional;
Quien a su alrededor sólo ve, o incondicionales
Para usar o enemigos para agredir;
Quien permite pasivamente
Que lo despojen de sus derechos civiles,
Laborales, sociales y políticos;
Quien no alce firme su puño frente a los “charros”
Gritando ¡Democracia sindical!
Quien no vibre emocionado
Ante las manifestaciones del pueblo
Y no se una hasta fundirse con ellas;
Quien jure fidelidad eterna a su bandera nacional
Mientras se toma una coca cola; quien espera con ansia el mes de diciembre
Para recibir el “aguinaldo” y el quince de mayo
(día del maestro), para emborracharse.
Y como antes de ser maestro
Se debe tener calidad humana...
No es un maestro quien no es hombre.
QUE ME PERDONE LA CIENCIA
(Payvo)

Estoy sólito en mi rancho
Sólito en mi casa,
Afuera ladran los perros
Como si vieran fantasmas
Y alumbran mi pensamiento
Candiles de luces malas
Álijones de pájaros negros
Le ponen luto a mi alma.

Y es tan grande el sentimiento
Que llevo dentro de mi alma
Que no lo dicen las cosas
Ni lo explican las palabras.

Ocho años tenía, ocho años
El pobre hijito de mi alma
Que despertó una mañana
Con los ojos encendidos
Y el cuerpecito echando llamas.

Me muero nana, decía
Me muero tata, gritaba
Siento una sed de martirio
Siento un fuego que me abraza.

Bese el cachorro en la frente
Y lo deje sobre la cama
Y volé, volé en mi caballo
Siete leguas de distancia
Siete puñales de punta
Metidos en mi garganta
Y el grito de mi hijo adentro
Agua nana, agua tata.

Le expliqué al doctor el caso
Y se acomodó en su butaca
Me miro de arriba abajo
Y me dijo:

¡Señor lo siento mucho!
Pero la senda que va a ese rancho
Es muy mala y me va a estropear el auto.
El médico no venía, el médico no venía
No porque fuera mala la senda que va a mi rancho
Si no porque no tenía con que pagarle a la ciencia.
Siete leguas de distancia
Ahí comprendí yo, entonces
Que la ciencia, no es tan ciencia
Cuando no tiene conciencia.

¡por esos caminos
por donde pasa la gente
cruza a galope la muerte
va y viene la desgracia!

Me ordenó que le comprara
Al pasar por la botica
Un frasco de limonada
Y trajera a mi enfermo
Cuando la fiebre pasara.

La fiebre duro poquito
La fiebre duró poquito
Y se me fue una mañana
Entre el canto de zarzales
Y el suave aclarar del alba.

Yo abrazaba a mi hijo
Así se me fue mi hijo
Así se me fue mi hijo
Con la frente helada
Y yo sin voz ni dinero
Parado junto a mi casa.

Así, la tierra lo aguarda
Con las manos sobre el pecho
Acuñando mi desgracia.

Estoy sólito en mi rancho
Sólito en mi casa
Afuera ladran los perros
Como si vieran fantasmas
Y alumbran mi pensamiento
Candiles de luces malas
Y al filo de media noche
Mi cuchillo cabo de plata
La única plata del pobre
Que no le sirve pa´ nada
Y medito mi venganza
Y por eso grito al mundo
Que me perdone la ciencia,
No me culpen si mañana
Me gritan que soy bandido.
O un mal hombre sin entrañas,
Nací buey y me hacen puma
Soy cordero y me ponen garras.

¡Dios! ¡Dios! Todo poderoso
has que despunte el alba
y arranca de mi pecho
este grito que me mata:
agua nana, agua tata.
QUE TE HA DADO EL TLC...
(Parodia “Querido amigo”)

PUEBLO:
¿Qué te ha dado el TLC?
Que te tiene tan engreído señor Zedillo.

ZEDILLO:
Mi amigo Clinton yo no lo que me ha dado.

PUEBLO:
Siempre que lo ves venir el peso se ha devaluado
Señor Zedillo, señor Zedillo, ese AMOR TE VA A JODER.

Zedillo:
Aunque EL propósito hiciera de dejarlo
Mi destino es agacharme y aguantarlo.

PUEBLO:
Cada que lo ves venir el peso se ha devaluado
Señor Zedillo tan güey Zedillo mejor te valdría huir.

ZEDILLO:
Hace 4 ó 5 días que no lo miro
En su White House sentadito en su ventana.

PUEBLO:
Si no te fregó por hoy Ya te fregará mañana
Maldito amigo por ser tan pillo te valdría mejor morir.
¿QUIÉNES SON LOS CULPABLES?
(Luis Aquino Merlín)

Verás oh pueblo de Oaxaca heroico
Como tu magisterio se levanta
Y dando rienda suelta a su garganta
Escribirá la historia y habrás de ver
Que hasta el último rincón de tu terruño
Y hasta el oído sordo del gobierno
que hoy te acosa llegará su victoria.
¡Oh Oaxaca! Tu cielo de zafir pierde su encanto
y se tornará rojo con la sangre
que habrá de derramarse en esta lucha
porque el gobierno necio, nada escucha
y nada quiere decir y es que... ¿Estará ciego?
Pues no quiere mirar que ahora se lucha
Por la causa más justa de la historia
De un magisterio recio, que se ha unido para buscar la gloria;
Y que no quiere retornar al aula si lo ha de hacer vencido.
¿Porqué? Si son los censos; el maestro
¿Porqué? Si es la Cruz Roja; el maestro
¿Porqué? Si son las vacunas; el maestro
¿Porqué? Si son un político el que va de excursión
prepara el maestro, pomposa recepción.
Eso y más; todo lo hace el maestro,
Pero ahora que el maestro quiere algo
Nadie lo puede dar; se hacen ciegos, se hacen sordos;
Y dejan que la gente condene nuestra acción.
¿En dónde están aquellos justicieros
que tienen el poder entre sus manos?
No acuden a nosotros y en saludo de hermanos
Nos dan su comprensión.
No pedimos la luna, eso sería imposible.
No pedimos el sol, nadie nos lo daría,
Pedimos una cosa que sabemos la pueden conceder
Para dejar la vida de miseria que vivimos.
Si hay petróleo y si hay recursos
Que otros pueblos no tienen y que viven mejor,
No veo ¿Por qué?
La raíz principal que es el maestro, ha de vivir así.
Más... correrá la sangre, si eso quieren,
¿Culpa de quien será? De los MAESTROS,
porque son los maestros culpables de todo lo que pasa
y que bueno, que bueno que todos los pilatos
están en sus refugios enclaustrados
y preparan agua y están prestos a lavarse las manos
y después de condenar al inocente, todo seguirá igual
bajo las botas de un gobierno fatal.
Tú, maestro, enseñaste a sumar, a leer, a escribir,
Pero... a dividir ¿Cómo enseñaste?
¡ADELANTE MAESTROS! ¡YA VIENE LA VICTORIA!
Y cuando esto suceda y al fin haya justicia,
Los maestros serán, sin duda, LOS CULPABLES.
QUIERO DENUNCIAR ANTE TODO PUBLICO
(Francisco Urondo)

Quiero denunciar ante todo público
cleto, el robo de un par de anteojos, de alguna
Camiseta sucia y pañuelo usado, un número
Impreciso de poemas que venía escribiendo
En los últimos –o primeros - años de esta guerra,
Un aparato de televisión, discos, armas, souvenirs
Varios: un libro de Lenin, un disco
De don Pepe de la Matrona que me regalara
El divino Divinsky por recomendación
Del Marqués del Cante, don Fernando Quiñones,
Una silla angelina, piedritas y cartas, dos botellas
De vino chileno y otras cosas pequeñas, pero
Queridas. Nada de esto ni de otras cosas que
Omito, han reaparecido. Fueron robadas por la policía de mi país en mi domicilio.
Las que han sido debidamente detalladas:
Largas y cortas, buenas y malas. Los objetos
eran comunes, como esos que se venden
en cualquier parte; los versos hablaban de una 11.25
que ha dejado una marca en el nacimiento
de mi muslo izquierdo; otro hacia referencia
a los problemas de la balística en relación con
los sentimientos. Uno recordaba el miedo
que tenía un sargento del ejército mitrista cuando
fue atacado por un grupito de combatientes
del pueblo. Había otros que hablaban
de otros temas que olvidé seguramente por buenas
razones. Algunos de esos papeles
desaparecieron por el miedo que le han
metido ha mucha gente, entre ellas a una bella mujer
que respondía al hermoso nombre de Lucila; ella,
con sus manos diseñadas para sobrevolar
la delicadeza del placer, quemó uno por uno
esos papeles sin importancia. De los otros
se encargó la policía y los oficiales de los servicios
de informaciones, que asustan sin proponérselo,
que asesinan y torturan programadamente,
son cosas serias frente a estas pequeñas cosas perdidas,
pero de todas formas hago la denuncia, especialmente
por la perdida de armas y poemas, ya que son
irreparables. Han sido robados al pueblo de la República,
a quien naturalmente pertenecían.
QUIERO UNA HUELGA
(Pilar Estrada)

Quiero una huelga
Quiero una huelga donde vayamos todos.
Una huelga de brazos, de piernas, de cabellos.
Una huelga naciendo en cada cuerpo.

Quiero una huelga de obreros, de palomas,
De técnicos, de flores, de choferes, de niños,
De médicos, de mujeres
Quiero una huelga grande
Que hasta el amor alcance
Una huelga donde todo se detenga:
El reloj, el bus, el plantel, la carretera, la fábrica,
Los colegios, la iglesia, los puertos.

Una huelga de ojos, de manos y besos.
Una huelga donde respirar no sea permitido,
Una huelga donde nazca el silencio
Para oír los pasos del tirano que se marcha.
RAZA MUERTA
(Carlos R. Menéndez)

A la venerada memoria de Fray Bartolomé de las Casas, ilustre defensor de los indios. (Obtuvo el premio Especial Extraordinario en los juegos florales de Zacatecas, celebrados el 14 de septiembre de 1906).

A través de los siglos, ¿Qué se ha hecho
De aquella heroica, indomeñable raza
De Cuauhtémoc, Cocom y Xicoténcatl,
Que la historia llenó con sus hazañas?

¿Qué de los adalides valerosos
que a Cortés opusieron en Tlaxcala
un muro con sus pechos destrozados
por el vuelo feral de la metralla,
defendiendo la fe de sus mayores
que la cristiana fe vilipendiaba?

¿Dónde están los poetas
que de las cuerdas rítmicas del harpa
dulces cantos o bélicas estrofas
con fervor de elegidos arrancaban?

¿Qué fue de los austeros
sabios anacoretas que estudiaran
en pieles cabalísticas,
llenos de unción, la suerte de Anáhuac...?

¿Dónde los misteriosos agoreros
que en las tranquilas noches descifraban
a la luz temblorosa de los astros
maleficios y hermosas venturanzas?

¿Dónde los atrevidos arquitectos
de cien bellas ciudades levantaran
en Chichén, en Cholula y en Palenque,
en Mitla, en Uxmal y en Zempoala,
y que a través de pueblos y de siglos
sus penas lloran y sus glorias cantan... ?

¿Qué fue de los artistas
ungidos por la gloria, que arrancaban
de instrumentos exóticos
himnos de guerra y dulces añoranzas... ?

¿Dónde, en fin, los pujantes paladines
que empuñando la flecha y la macana
vencieron en homéricos combates
a las huestes hispanas,
e hicieron que en Popotla
el extremeño indómito llorara...?
Los arrollo en sus garras
Cómo alud pavoroso que destruye
Cuanto a su paso halla;
Como indómito potro que, sin brida,
Huye por la sabana
Pletórica de muertos, y los cascos
Hunde en rojas entrañas,
Después que el jinete
Yerto queda en el campo de batalla...!

¡La conquista! La noche impenetrable
y horrible de los pueblos y las razas;
la prisión donde agoniza
la vida entre cadenas oxidadas,
la cárcel tenebrosa dónde pierden
¿Ay! La noción de libertad los parias!

¿Oh Cuauhtémoc sublime! Sí en las noches
de la florida primavera, claras,
cuando el céfiro manso
entre las frondas de la selva canta
y el misterioso rayo de luna
besa discretamente a la fontana;
cuando el suave terral de ruiseñores
entonan su amorosa serenata;
cuando dócil el río
lleva a las ondas del mar, amargas,
las olorosas flores desprendidas
de escondido pensil en la montaña
y los insomnes ojos de los astros
en las serenas linfas se retratan;
Sí en esas noches dulces y apacibles
de embriagadora calma,
tu fatigado espíritu
por la vieja heredad triste vagara,
verías a tus hijos, a los seres
a quienes sangre y dignidad legaras,
perdidos en las sombras del crepúsculo,
transformados en hordas desdichadas,
envueltos en el manto del oprobio,
de la desolación y la desgracia!

¡Fatal metamorfosis!
¡Antítesis horrible! Las mesnadas
que fueron el orgullo de tu imperio
y el decoro preciado de tu patria,
son hoy turbas dolientes,
míseras y extenuadas,
de pobres siervos que gimiendo llevan
el fardo del dolor a las espaldas!

¡Exodo cruel el suyo!
¡Tristes espectros que encorvados pasan
fijos los mustios ojos en el suelo
Cuál tarda yunta que los surcos labra!
¿No habrá misericordia
para los sufrimientos de una raza
descendientes de fieros adalides,
de sabios, de poetas y monarcas,
que antaño, con su esfuerzo, defendieron
la libertad de Anáhuac...?
¿No se alzará una frase de protesta
de la conciencia humana?
¿No llegará algún día
la bendición de Dios para los parias?

No! El destino se cumple!
La suerte está ya echada
Como Cesar la suya
Cuando traspuso el Rubicón en Galia;
Ya el reloj de los siglos dio la hora:
¡Oh gran Cuauhtémozin...
se va tu raza... !
RECADO A MAESE NOVO
(Thelma Nava)

“...el gobierno al servicio del proletariado...
los intelectuales proletarios al servicio del gobierno...”
SALVADOR NOVO, Poemas proletarios, 1934.

A usted, honorable académico de la lengua,
Renovador de nuestra literatura,
Con su curriculum vitae de tres hojas.
A usted, tan buen “gourmet”, para quien la pobreza
Resultaría algo insoportable
Tanto o más que su cama solitaria.
A usted que aprende el nahuatl a los 60 años
Y sale poco de día porque se le nota demasiado
El tinte del pelo,
A usted nuestro cronista al servicio del Gobierno,
Que cobra cuatro pesos por palabra hablada.
A usted a quien por sus merecimientos
Le bienllamaron el cronista de la ciudad,
Se le ha escapado la gran crónica,
La única posible por ahora,
La de la dignidad:
MEXICO, TLATELOLCO, 2 DE OCTUBRE
Noviembre, 1968.
RECUERDA
(Armando)

Sólo recordarte quiero,
Que el sueño se ha terminado
Que si tú me has explotado
Ese tiempo se acabó
Que por cada hermano mío
Que en la lucha ha terminado
Surgirán veinte soldados,
Renaciendo del dolor.

Sólo recordarte quiero,
Que el poder que te di un día
Lo sepulté en agonía
Como contigo lo haré,
que la sangre que regaste
acribillando a maestros
serás
Anda cerdo que sólo un río siniestro
que espera volverte a ver.
asesinas
Por tu ambición poderosa
Por cada hombre que destrozas
Tu sentencia has de firmar,
Mira que un día me mentiste
Y no dudé ni un instante,
Verás levantar triunfante
Mi adorada libertad.

La voz de miles unida
Gritando que el magisterio
Terminó su cautiverio
Y encontró libertad
Un grito oirás que te acabe,
Que dirá: ¡Maestros unidos
Jamás serán vencidos!
Antes de ceder ¡Luchar!
REPARTO DE COSA AJENA EN
EL MERCADO DE LADRONES
(Roque Dalton)

Nos han dicho que el Poder Ejecutivo
Es el primer poder.
Y que ese poder legislativo que se reparten
Un grupo de sinvergüenzas fraccionado en
“Gobierno” y “oposición es el segundo poder
y que la prostituta (pero siempre honorable)
Corte Suprema de Justicia es el tercer poder.

La prensa y la radio y la TV de los ricos
Que sé autonombran el cuarto poder y desde luego
Marchan tomadas de la mano
con los primeros tres poderes.
Ahora nos salen con que la primera juventud
nuevadera es el quinto poder.
Y nos aseguran que por sobre todas las cosas y
Todos los poderes esta el Gran poder de Dios.

“Ya están todos los poderes repartidos
_ nos dicen a manera de conclusión _
no hay poder para nadie más
y si alguien opina lo contrario
para eso está el ejército y la Guardia Nacional”.

Moralejas:
1. El capitalismo es un gran mercado de poderes
Donde sólo comercian los ladrones
Y es mortal hablar del verdadero dueño
Del único poder: el pueblo.

2. Para el verdadero dueño del poder
que tenga en sus manos lo que le pertenece
no deberá echar tan sólo a los ladrones del templo comercial porque se reorganizarían en los alrededores:
por el contrario, deberá derribar
el mercado sobre las cabezas de los mercaderes.
REPUBLICA DE CHILE
(Anónimo)

¡Vietnam! ¡Heroico!
¡Cuba! ¡Liberada!
¡Corea! ¡De mi pasado!
¡Hiroshima! ¡Ak! ¡Hiroshima reengendrada!
¡Nagashaki! ¡Ak! ¡Nagashaki reencarnada!
¡Madres mutiladas en la promesa azul del horizonte!
...De ese horizonte tan suyo
que el rabioso yanqui ataca en casa...

Imperialista de la piel maldita,
Con la voz mojada y fétida a coca y heroína,
Y el odio metido en las entrañas, afán imbécil
De aquel que caza resguardado tras los mortales
Juguetes de su odio, con su patria metida en sus calzones
Y un dólar sirviendo en su conciencia;
¡Y Vietnam y Cuba y Corea ¡
¡ Hiroshima y Nagashaki ¡
...y alguien más en esa lista
al paso de sangre y de violencia.

El cobre dormirá en un tiempo,
El tiempo de las bombas incendiarias
El salitre volverá a las aguas,
Las aguas que envenenan los malditos;
El petróleo volverá a su cuna
Para no quemar la mano obrera;
Y los picos blancos de su cordillera
Rojos serán en un momento
Teñidos con sangre guerrillera;
De la misma del suelo vietnamita,
De aquella que tuvo un día Corea;
La que regó la Cuba libertaria,
Esa que incitó a las bombas,
De la misma que irriga las sedientas arenas
Del oriente medio, sangre del pueblo verdadero
Cuando quita el yugo vergonzoso.

¡Maldito dólar que a la muerte llevas,
Cómo es tu costumbre traicionera!
¡A mujeres! ¡Sí! ¡A mujeres!
¡A niños! ¡Sí! ¡A niños!
¡A ancianos! ¡Sí! ¡A ancianos!
Y a los hombres que la patria necesita;
Y en vez de edificar destruyes,
¡Destruyes escuelas que tú no hiciste!
¡Destruyes jardines que tú no hiciste!
Porque tú sólo haces burdeles
Y vendes las idioteces del drenaje social
Que te corrompe, y quitas la vida, y quitas lo bueno.

Sí, maldito yanqui, eso es lo que tu haces,
Si tuvieras madre, estoy seguro, que la vendías;
Porque tu Dios es muy grande,
Tu Dios se llama dólar, o peso, o cruzeiro, o quetzal,
O como quiera que se le llame
En cada parte donde apesta tu presencia.
Y ahora perro hidrofóbico,
Ahí tienes la chilena costa,
Para que robes, para que mates,
Para que violes, para que vendas,
Pero no hagas más de lo que podamos
Tolerar, lo que miramos;
Tenemos miedo pero es poco
Y poco falta ya para vencerlo;
Y América Latina, unida y sin cobardes,
Será quien al patíbulo te lleve;
Y será quien nos despierte:
¡¡¡ LA HERMANA REPUBLICA DE CHILE !!!
RETABLO DE MI MUERTE
(Rodolfo Coronado Muñoz)

Ayer me sentí muy mal
A causa de mis delirios,
Soñaba en ir a pelear
Contra troyanos y tirios.

Ponen sobre mi cadáver,
Zempasúchitles y lirios,
A todo mundo le llega
El día en el que le prendan cirios.

Mi madre exhalaba penas,
Mi padre sólo suspiros,
A mi madre vi llorar
Lágrimas de cocodrilo.

Mis hijos andan ausentes
En busca de su destino,
Mi hermano – en vez de velar-
Roncaba como bendito.

El médico de la casa
Se ve que está arrepentido
Por haberme recetado
Lo que no hubiera debido.

De los amigos que tuve,
Mejor ni haberlos tenido,
Ninguno me vino a ver,
Ninguno estuvo conmigo,
Desde su jaula el perico
Cantaba muy condolido:

“Este es el monito
de alambre, de alambre,
y el que no lo baile
que tizne a su madre;
este es el monito
que llora y se arrulla,
y el que no lo baile
que tizne a la suya”.
RETORNO
(Manuel Alcántara)

Este tener la muerte en carne viva
transitada de pájaros y peces...
de un silencio he venido. Temo a veces
que se llame silencio: quien me escriba.

Este ir hacia una luz definitiva
Bebiéndose la sombra hasta las heces...
La vida es una historia. No la empieces.
La muerte es una carta. La reciba.

Ninguno sabe si es que muere o nace.
Nadie nos dice nada, pero tengo,
Lo sé, mi fin en mí, como la nube.

En el miedo de Dios el alma pace
Una celeste yerba, y sé que vengo
Desde un antiguo olvido donde estuve.
REVOLUCION
(Mariano Morgan Toledo)

¿Por qué sollozan las campanas
es el bronce que pregona un juramento
o acaso es el eco de un triste lamento?
Por el calvario de sus hijos es trágico momento.

Juchitán está de fúnebre luto
De su alma manan lágrimas de sangre
Sangre de mi raza que absorbió el suelo
Que la ermita llora y llora sin consuelo.

Cuna de gestas nobles y leales
Donde han surgido pensadores con ideales
La semilla que sembraron hoy florece
Como un tributo al que en la lucha fenece.

Juchitán de los vientos... Juchitán de las tempestades
Jamás te doblegues ante adversidades
Tu nombre en la historia es tradición
Tus hijos honran el sinónimo ideológico REVOLUCION.
ROBE PAN PARA MIS HIJOS
(Fidencio Escamilla Cervantes)

Si señor, yo robé esos panes, también los quesos fundidos,
Los dulces, la sal, los higos. Yo robé todo eso, señor;
Lo robe para mis hijos. ¿Qué es malo robar?
¿Qué es de los peores delitos? ¿Qué se castiga con cárcel?,
no importa porqué se hizo? ¿Qué es traición a la patria?
¿Qué si con ese ejemplo predico?
¿Qué soy peor que criminal?
Señor; es que tenían hambre mis hijos
Y yo he estado sin trabajo; tampoco tenemos casas,
Ya no tenemos ni cinco ¿Qué porqué no busco empleo?
Desde hace seis meses, señor, y no lo encuentro.

Siempre lo mismo ¡¡lo mismo!!
Que si tengo referencias y que si gozo de créditos,
Que donde trabajaba antes y a cuanto ascendía
Mi sueldo; que si mi filiación es priísta,
Que si apoyo al buen gobierno.
Y al final: “vuelva otro día, el personal es completo”

No señor, no tuve escuela; me crié entre los basureros.
¿Mis padres? Nunca los conocí, ni conocí a mis abuelos
mi cama fue la basura y mis amigos los perros;
allí aprendí a defenderme, allí mis años crecieron.

Entre las moscas, entre miasmas, entre el polvo y basureros.
Allí me di cuenta que el hombre es aborto del infierno.
Allí me di cuenta que el mundo es un vil pleito de perros
Y crecí, crecí y crecí; y mi alma se hizo más dura
Y mi destino más negro y una palabra que a diario
Me taladraba en el cerebro: ¡Hambre! ¡Hambre! ¡Hambre!
Las cáscaras no alimentan, el agua sabe a vinagre,
Las tortillas tienen hongos muy duros están los panes,
Los frijoles quedan rancios, las frutas a orines saben.

Y así crecí: entre pus y desperdicio, entre microbios de
Entre bacterias de tifo, entre perros y entre gatos;
Entre todo esto también crecieron mis hijos:
Unos hijos esqueléticos viviendo entre desperdicios,
Jugando entre suciedades y bañándose con vicios.
Y un día quise conocer mi pueblo el pueblo que no me quiso,
El que miraba en mis noches y en mis infantiles sueños
Como algo maravilloso; algo así como un juguete nuevo.

¡Que decepción abrigué en mi alma! ¡Cuanta miseria llegó a mis ojos!
Miseria sucia, miseria humana, nido de ratas, bestias en brama
Donde él más fuerte castiga y mata, donde el más débil sufre y acata;
Nido de fieras llenas de rabia donde las normas
Ya se olvidaron, donde no existen sabias palabras:
Se veja, se viola, se tima y roba
Y por la paz ni un ser humano trabaja.

Todo esto vi con mis ojos y el corazón se volvió más negro:
Allá tenemos basura, aquí viven los despojos,
Que allá vivimos los malos; aquí transitan los buenos,
Aquí viven de caviar, allá vivimos de abrojos,
Que allá no carcome el cáncer, aquí se alimentan cuervos;
Aquí viven los decentes, allá los menesterosos;
Y me acordé de mi gente y me acorde de mis hijos,
Del hambre que aún les cuelga como microbio infeccioso,
Y robé, ¡Robé esta bolsa con higos!
No sé sí voy a llegar a un sumarísimo juicio.
Si ya conocí el pecado y mi pena es el presidio
El precio ya está pagado por esa bolsa de higos.
Por favor, señor gendarme, aplique usted el castigo,
Pero por su santa madre, lleve ese pan a mis hijos,
Que usted también es un padre; hágalo en bien de su oficio.

Hoy es domingo, señor, no se trabaja;
Ellos están con hambre porque no hubo desperdicios
Y aunque flacos y esqueléticos, con sarna, cáncer o tifo,
no dejo de ser su padre y ellos, no dejan de ser mis hijos;
Aunque duerman en basura, aunque se bañen con vicios,
Por favor, usted lléveles esos panes
¡Qué tienen hambre mis hijos!
ROMANCE DE LA POLICIA JUDICIAL
Y LOS TZELTALES
(Laura Bolaños)

Llegaron los judiciales
Largo fusil, metralleta
Dientes de mastín furioso
Caras de bloque de piedra.
Escupieron contra el pueblo
De pólvora sus espermas.

Los de Mukulum corrieron
Tzeltales de bronce y sueño
En un aire donde estallan
los alaridos del miedo.

Pájaros en desbandada
Cenzontles de antigua pluma
Lluvia de pétalos blancos
Enloquecidos de angustia.

Por túneles de verdura
Huyen las mujeres viejas
Con los polluelos dormidos
Entre sus brazos de abuela.

Desbandada de horizontes
Llanto de palomas tiernas
En un aire donde estallan
Rosas de pólvora negra.

Huye, tzeltal, que ya viene
La justicia benemérita,
Policías y cakchikeles
Mulos de la misma recua.

Los nidos de blanco y palma
Suben al cielo en hoguera,
Pinta rayas en el río
La obsidiana de las trenzas.

Rojos gusanos de fuego
Devoran la biblioteca
En un aire donde estallan
Rosas de pólvora negra.

Oh! Pueblo de los tzeltales
Quien te vio y no te recuerda.
El fulgor de tus cascadas
La lujuria de tu selva.

Los tiras comen ceniza
Trepan en sus camionetas
Entre graznidos de cuervos
Y risas de calavera.

Más tarde los funcionarios
Dieron fe: la diligencia
Se efectuó en forma pacífica
Sin presiones ni violencia.
Los indios abandonaron
Sus hogares por la buena.
ROMPIMIENTO
(Enrique Cisneros L.)

Con tu carta he descubierto
Que conoces el tiempo y sus secretos
Y como buena transformadora de mundo
Has decidido romper el encantamiento.

Me duele saber
Que tu camino y el mío se separan
Después de tres años de bregar juntos
En pos del hombre nuevo.
Que gran explosión ha sido lo nuestro.

En los últimos tres años hemos aprendido
Más que en los veinte previos.
Me parece que tanto cambio ha logrado sofocarnos
Y aumentan los conflictos a tal punto
De que llegamos a negarnos el placer del beso.
Que compleja es la vida, construir puentes,
Tan solo con el fin de aprender a hacerlos.
RUTINA
(Enrique Cisneros L.)

La revolución empieza y termina
en los actos hermosos de la vida.
Porque es difícil que aquél que
llegue a aproximarse a la belleza
No la desee para todos los hombres del planeta.
Porque aquél que logre dominar el placer
De entender él le resultará precioso
Que otros se seduzcan con la ciencia.
Porque aquél que ame y sea amado
No podrá vivir tranquilo
En un sistema como el nuestro
En el que mientras algunos tenemos la posibilidad
De sentarnos a escribir un verso
Hay otros que su vida, sus músculos
Su cerebro, los desgastan solamente
En la preocupación cotidiana del sustento.
SANDINO NO HA MUERTO
(Pastor Girón Alonso)

No quiso callar ni esperar para llorar después;
Se lanzó a la lucha en defensa de la libertad
Y la soberanía de su pueblo.
El general de los hombres libres no reposa
En el gélido del panteón republicano,
No es el bronce ni es tierra,
Es hombre de carne y hueso que vive, que ama
Y que lucha en el corazón de los jóvenes
Que no quieren claudicar y que son consecuentes
De este pensamiento emancipador de las masas oprimidas
Luchador de las Segovias, tronco indemne a la corrupción
Y a la irracionalidad de la bestia,
Esa bestia todavía hoy puso sobre la memoria de Cárdenas
Es aun esa bestia que da al Che el mismo trato
En una quebrada que en un palacio a Allende,
Calculando que es el fin cuando es el principio.
Renace como la rosa blanca que Martí cultivó
Para el amigo sincero,
Brota de las entrañas de la tierra como el petróleo de Cárdenas y recibe de Zapata el fusil que luego hereda el Che
Y que pasa a manos de Allende
Para iluminar la conciencia de los pueblos
Como el relámpago ilumina el horizonte.
SEGUIREMOS EN LA LUCHA...
(Anónimo)

Mucho hemos aprendido en esta lucha
De maestros nos convertimos en alumnos
Dispuestos siempre a aprender
Lo que en la escuela de la vida
Hoy nos enseña, lo que la lucha nos forma
En nuestro quehacer.

Pareciera como si la letra con sangre entra
Ese principio nosotros no lo reconocíamos
Aunque los charros esa lección nos quieren dejar;
Es doloroso hoy nuestro aprendizaje
Pero no por eso ellos nos van a corromper.

Aprendimos a discutir juntos
A caminar al mismo paso
A reconocer los conceptos de los otros
Tan valiosos como los propios.

Entendimos que nuestra lucha
Es parte de la lucha cotidiana
Que el pueblo organiza,
Y el rechazo que recibe
Es también el que nosotros sufrimos.

Supimos que nuestro enemigo
No es siempre el rostro que se nos presenta:
Hay que acabar con el de adelante
Para poder examinar al de atrás.

El hambre y frío que pasamos
Los pies lastimados, el corazón adolorido
Ya mucha gente del pueblo
Lo vivió antes que nosotros.

La lección de lucha política,
Combinar la movilización
Con la negociación,
Son materias que no olvidaremos.

La fraternidad, la solidaridad
El compartir juntos
La tortilla, el petate, la calle
Son casos que siempre recordaremos.

Por último la gran lección,
La eterna lección que amerita un diez
Es que ante la desesperación, la frustración
De tantas energías derrochadas,
Siempre la esperanza
De conseguir la victoria en la lucha
Esa esperanza, siempre triunfará.
SEMBRANDO
(Angel Belmonte)

De aquel rincón bañado por los fulgores;
Del sol que nuestro cielo triunfante llena,
De la florida tierra donde entre flores
Se deslizó mi infancia dulce y serena.
Envuelto en los recuerdos de mi pasado;
Borroso cual lo lejos del horizonte,
Guardo el extraño ejemplo nunca olvidado
Del sembrador más raro que hubo en el monte.
Aun no sé si era sabio, loco o prudente,
Aquel hombre que humilde traje vestía;
Sólo sé que al mirarle toda la gente...
Con profundo respeto se descubría.
Y es que acaso su gesto severo y noble
A todos asombraba por lo arrogante;
Hasta los leñadores mirando al roble
Sienten la majestad de lo gigante!
Una tarde de otoño subí a la sierra
Y al sembrador, sembrando vi risueño
Desde que existen hombres sobre la tierra
Nunca se ha trabajado con tanto empeño!
Quise saber curiosa lo que el demente sembraba
En la montaña sola y bravía;
El infeliz oyome benignamente
Y me dijo con honda melancolía:
Siembro robles, pinos y sicomoros;
Quiero llenar de frondas estas laderas,
Quiero que otros disfruten de los tesoros
¡Qué darán estas plantas cuando yo muera!
¿Porqué tantos afanes en la jornada,
sin buscar recompensas?
Y el loco murmuró con las manos sobre enlazadas
¿Acaso tú imaginas que me equivoco?
¿Acaso por ser niña te asombre mucho?
El soberano impulso de mi alma siente;
Por los que no trabajan, trabajo y lucho,
Si el mundo no lo sabe Dios me comprende;
Hoy es el egoísmo torpe a quien rendimos culto
De varios modos. Si rezamos,
pedimos sólo el pan nuestro
nunca al cielo pedimos para todos!
En la propia miseria los ojos fijos,
Buscamos las riquezas que nos convienen
Y todo lo arrastramos por nuestros hijos
¿Es que los demás hijos padres no tienen?
Vivimos siendo hermanos sólo en el nombre
Y en las guerras brutales con sed de robo,
Hay siempre un fratricida dentro del hombre.
Y el hombre para el hombre, siempre es un lobo
Por eso, cuando al mundo; triste contemplo
Yo me afano y me impongo una ruda tarea
Y sé que vale mucho mi pobre ejemplo,
Aunque pobre y humilde parezca y sea...
¡Hay luchar por todos los que no luchan!
¡Hay que luchar por todos los que no luchan!
¡Hay que pedir, por todos los que no imploran!
¡Hay que pedir, por todos los que no imploran!
¡Hay que hacer que nos oigan los que no escuchan!
¡Hay que hacer que nos oigan los que no escuchan!
¡Hay que llorar por todos los que no lloran!
¡Hay que llorar por todos los que no lloran!
¡Hay que ser cual abeja en la colmena
que fabrica para todos dulces panales!
Hay que ser como el agua que va serena
Brindando al mundo frescos raudales
Hay que imitar al viento que siembra flores
Lo mismo en la montaña que en la llanura:
Y hay que vivir la vida sembrando amores,
Con la vista y el alma siempre en la altura.
Dijo el loco, y con honda melancolía
Por las breñas del monte siguió trepando
Y al perderse en las sombras, aun repetía:
¡Hay que vivir sembrando! ¡¡Siempre sembrando!
¡Sembrando, siempre sembrando!
SEMBRAR VERDAD Y COSECHAR LIBERTADES
(Arturo Ortíz R.)

Ya levántate, hombre, levántate y mira tus manos:
No te pregunto que tienes, porque sé que no tienes nada
En esas manos burdas y callosas que laboran la tierra ajena;
Que laboran en la fábrica y el surco en el largo andar de la
miseria.

Ya levántate, hombre, y dime si acaso es tuyo
Algo de lo que tus manos forjan; dime acaso si has gozado
Lo que en tu vida has construido o es que te lo han arrebatado
El insaciable burgués y nuestro gobierno bandido.

Ya levántate, hombre, dime si acaso es justo
Que te vendan el alimento que con tus manos sembraste,
Dime si acaso has vivido algún amanecer cotidiano
Teñido con la bonanza de un pueblo ya no explotado.

Ya levántate, hombre, dime lo que has gozado
De los bienes que forjaste y cuanto te han humillado
En la fábrica del rico o en el latifundio del amo
Que té paga represión y te hunde en la miseria.

Ya levántate, hombre, no te puedo mirar humilde
Y humillado entre los amos; te quiero mirar valiente
Con la verdad en la boca, con el coraje entre las manos
Tienes que sembrar verdad y cosechar libertades.

Ya levántate, hombre, despierta ¡Ya! del letargo
Tienes que romper la paz que los ricos te inventaron;
Te quiero mirar despierto para que labres la tierra
Y en ella siembres verdad y coseches libertades.
SENTIR PROLETARIO
(José de Jesús Martínez J.)

La lucha es noble y el torpe necio,
Oír no quiere los principios sanos,
Envilecido y en su cruel desprecio
Nos quiere mantener esclavos.

En la cruel batalla la razón se impone
Y no acepta serviles ni rastreros
Que no tienen virilidad, no tienen nombre,
Su sólo fin es obtener dinero.

Se olvidan del humilde que es hermano
Y sufre sinsabores en la vida,
Aquellos se codean con los tiranos
Rindiendo homenaje a la falsía.

No importa que en la batalla ruda
Mi cuerpo quede abandonado y yerto,
Y que el déspota en su abyección rotunda
Su trono implante en el confín incierto.

No importa que la injusticia cruel
Con sus dardos malévolos, cobardes;
Hieran mi dignidad que siempre fiel
Morirá sin humillarse a nadie.

No importa que el vilipendio me consuma
Y en su capricho tétrico y nefasto,
Que el cobarde siempre llega a la calumnia
Y a la razón y a la justicia la hacen pasto.

No importa que la traición me aceche
Y cumpla con mi saña impía,
Que los que defienden la conquista de derecho
Triunfan al fin en su radiante vía.

En la lucha estoy y la lucha me agiganta,
Luchar es mi fe, la razón mi lema,
La justicia el arma que levanta
Potente y viril mi flamante fiera.

Si en abierta pugna contra el tirano pierdo,
Y la justicia y el derecho por el suelo ruedan,
No es afrenta, ni la derrota apaga el fuego
Cuando en el pecho la verdad se aferra.

¡Jamás claudicaré! Y en mi potente grito
a la lucha os llamo: si mi existencia, trunca,
sea así, pues sólo a la parca admito,
más humillarme? ¡¡Imposible!! ¡¡Nunca!!

¡Que se acaben los déspotas! ¡Que rueden los tiranos!
¡Que terminen los ruines fanatismos!
¡Guerra al capital que explota a los humanos!
¡Y que impere por siempre el socialismo!
SERAS HOMBRE HIJO MIO
(Rudyard Kipling)

Si logras estar firme cuando en tu derredor
Todo el mundo se ofusca y tacha tu entereza;
Si cuando dudan todos, fías en tu valor
Y al mismo tiempo sabes excusar tu flaqueza;
Si puedes esperar y a tu afán poner brida
O ser blanco de mentiras esgrimiendo la verdad,
O siendo odiado al odio no dejarle cabida
Y ni ensalzas tu juicio ni ostentas bondad.

Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey;
Si piensas y el pensar no mengua tus dolores;
Si el triunfo y el desastre no te imponen tu ley
Y los tratas lo mismo como a dos impostores;
Si puedes soportar que tu frase sincera
Sea trampa de necios en boca de malvados
O mirar hecha trizas tu adorada quimera
Y tornar a forjarla con útiles mellados.

Si todas tus ganancias poniendo en un montón
Las arriesgas osado en un golpe de azar
Y las pierdes, y luego, con bravo corazón,
Sin hablar de tus pérdidas vuelves a comenzar;
Si puedes mantener en la ruda pelea
Alerta el pensamiento y el músculo tirante
Para emplearlos cuando en ti todo flaquea
Menos la voluntad que te dice ¡adelante!

Si entra la turba das a la virtud abrigo;
Si marchando con los reyes del orgullo has triunfado;
Si no puede herirte ni amigo ni enemigo;
Si eres bueno con todos, pero no demasiado.
Y si puedes llenar los preciados minutos
Con sesenta segundos de combate bravío,
Tuya es la tierra y todos sus codiciados frutos,
Y lo más importante, serás hombre hijo mío.
SERAS HOMBRE HIJO MIO
(Rudyard Kipling)

Si logras estar firme cuando en tu derredor
Todo el mundo se ofusca y tacha tu entereza;
Si cuando dudan todos, fías en tu valor
Y al mismo tiempo sabes excusar tu flaqueza;
Si puedes esperar y a tu afán poner brida
O ser blanco de mentiras esgrimiendo la verdad,
O siendo odiado al odio no dejarle cabida
Y ni ensalzas tu juicio ni ostentas bondad.

Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey;
Si piensas y el pensar no mengua tus dolores;
Si el triunfo y el desastre no te imponen tu ley
Y los tratas lo mismo como a dos impostores;
Si puedes soportar que tu frase sincera
Sea trampa de necios en boca de malvados
O mirar hecha trizas tu adorada quimera
Y tornar a forjarla con útiles mellados.

Si todas tus ganancias poniendo en un montón
Las arriesgas osado en un golpe de azar
Y las pierdes, y luego, con bravo corazón,
Sin hablar de tus pérdidas vuelves a comenzar;
Si puedes mantener en la ruda pelea
Alerta el pensamiento y el músculo tirante
Para emplearlos cuando en ti todo flaquea
Menos la voluntad que te dice ¡adelante!

Si entra la turba das a la virtud abrigo;
Si marchando con los reyes del orgullo has triunfado;
Si no puede herirte ni amigo ni enemigo;
Si eres bueno con todos, pero no demasiado.
Y si puedes llenar los preciados minutos
Con sesenta segundos de combate bravío,
Tuya es la tierra y todos sus codiciados frutos,
Y lo más importante, serás hombre hijo mío.
SERE CURIOSO
(Mario Benedetti)

En una exacta foto del diario
señor ministro del imposible,
vi en pleno gozo y en plena euforia
y en plena risa su rostro simple.

Seré curioso señor ministro
De que se ríe, de que se ríe
De su ventana se ve la playa
Pero se ignoran los cantegriles.

Tienen sus hijos ojos de mando
Pero otros tienen mirada triste,
Aquí en la calle suceden cosas
Que ni siquiera pueden decirse.

Los estudiantes y los obreros
ponen los puntos sobre las íes,
por eso digo señor ministro
de que se ríe, de que se ríe.

Usté conoce mejor que nadie
La ley amarga de estos países,
Ustedes duros con nuestra gente
Porqué con otros son tan serviles.

Como traicionan el patrimonio
Mientras el gringo nos cobra el triple
Como traicionan usté y los otros
Los adulones y los seniles.

Por eso digo señor ministro
De que se ríe, de que se ríe,
Aquí en la calle sus guardias matan
Y los que mueren son gente humilde.

Y los que quedan llorando rabia
Seguros piensan en el desquite,
Allá en la celda sus hombres hacen
Sufrir al hombre y eso no sirve.

Después de todo usté es el palo
Mayor de un barco que se va a pique,
Seré curioso señor ministro,
de que se ríe, de que se ríe.
SER MUJER UNA RAZON PARA LUCHAR
(Anónimo)

El sólo ser mujer es un sinónimo de cambio
Pues por tantos siglos hemos sido reprimidas
Que vuestro amor a la vida está reventando
En defendernos y amarnos a nosotras mismas.
Como el sólo hablar o mirar por propia iniciativa
Son acontecimientos subversivos,
Poco a poco estamos comprendiendo
Que basta liberar nuestros labios prisioneros
O nuestras miradas secas para ir aprendiendo
A arrojar las piedras, adquiriendo conciencia
De que ser mujer es en sí una bella razón
Para luchar, cambiar, vivir, morir.

Bastaría que dijéramos:
“que arrojen la primera piedra las violadas”
para que el cielo se tiñera de pedradas.
Las segundas tendrían que ser
Las que han tenido que abortar
Negando el fruto de su vientre
Convirtiendo lo bendito en maldito.
Un gran coro callaría el concierto mentiroso
De lo humano cuando prostitutas y hasta mojigatas
Pasaran lista de presentes liberando culpas
Quitándose sus máscaras de beatas.
Habrá que incluir a aquellas que de niñas
Sufrieron una agresión sexual
Y que durante toda la vida cargan huellas
Que dejaron los amigos, un tío y hasta el papá.
Con esto estaríamos incluidas
la casi totalidad de las mujeres
Pero si alguna faltase
habrá que darle dardos y claveles
A las monjas que están “hasta la madre”
(válida sea la redundancia)
De ser por siglos las sirvientas de “los padres”;
también hablemos de las que para liberarse
del poder patriarcal del hogar en que nacieron
creyeron amar a otro hombre
y con embarazos prematuros
volvieron a caer en la red
pues después de lunas de miel prostituidas
tienen que volver a pedir permiso
para ser menos que nada: para morir en vida.
Si todavía hay un espécimen raro
Que no esté incluida en esta lista
Recordemos a aquellas que en un día de la madre
Sobornadas han tenido que abandonar
Sus proyectos e ilusiones para convertirse
En “cabecitas blancas “ abnegadas.

¿Todavía habrá mujeres que no estén en ninguno de estos casos? Tal vez haya, pero serán tan pocas
que no vale la pena gastar más tinta
para esgrimir otros motivos del porqué
el ser mujer es más que una razón para luchar
contra la opresión entre sexos y de igual a igual
haciendo hombres y mujeres las paces
juntos luchar para acabar con la opresión entre las clases.
SE SALVO BARTLETT
(Enrique Cisneros L.)

La muerte vino a la tierra a conseguir profesores
Para formar una escuela en el panteón de Dolores,
Al primero que fue a ver fue al secretario Bartlett
Suponiéndolo muy culto pues despacha allá en la SEP.

Este al verla decidida le dijo con cobardía
No me lleves no soy profe soy inculto policía,
No te sirvo calaquita no se sobre educación
Recuerda que antes fui ministro en gobernación.

Sólo conozco de embutes, sobre estupefacientes
Sobre transas con los narcos sobre matar disidentes
No te sirvo calaquita replicó el ex policía
Recuerda que yo oculté al que asesinó a Buendía
La muerte mejor se fue porque un maestro así
Solo sirve en las escuelas de los corruptos del PRI.
SI DEBEMOS MORIR
(Claude Mac Kay)

Si debemos morir, que no sea como cerdos
Cazados y cercados en sitio de vergüenza
Rodeado por los perros hambrientos y rabiosos,
Mofándose de nuestra desventurada suerte.

Si debemos morir, que sea con nobleza,
De manera que nuestra sangre no se derrame
Inútilmente: y hasta los monstruos que enfrentamos
No tendrán más remedio que honrarnos aunque muertos.

Hermanos, afrontemos al común enemigo:
Aunque ellos sean más, mostrémonos valientes,
Y en sus mil golpes demos sólo un golpe mortal:
¿Qué, si frente a nosotros está abierta la fosa?

La descarga cobarde virilmente enfrentemos,
Apretados al muro, muriendo, pero en lucha.
SIEMPRE OCTUBRE
(Filadelfo Figueroa)

Amanece bajo la lluvia
La jornada en los barrotes
Separados por 7 centímetros.
Anochece bajo el sudor
Del obrero, del campesino
En la fosa de tres metros.
Y a cualquier hora
Se siente que es octubre
Se repite el dos de octubre del 68.
SI HABLARA DE MI PATRIA
(Horacio Espinosa Altamirano)

Si hablara de mi patria, si os hablara de su larga
(viudez del heroísmo,
de su amargo lenguaje y contextura, de su prisión
(de oxigeno y bullente miseria.
Si hablara de mi patria escribiría en un cuaderno
(sólo de tristeza,
en un renglón de luto inaccesible, entre caligrafías
de harapos y puntuación de angustia:
nada sino mareas de oceánico exterminio,
arboles mutilados de ósea empuñadura
y púrpura en las calles
y duelo a multitudes en las frentes de espanto.
Si hablara de mi patria, si os hablara de su larga vigilia,
De su túnel de insomnio que clausuró el rocío.
Si os hablara del sabor homicida y el terror
Y el aletazo de frustración que se empoza en los ojos.

¡Ah que torvo brebaje hemos bebido!
¡Que ración de ignominia y ofensa simultánea!
Cercenada enramada, linaje de impotencia.
Disparo de la afrenta, humillación humana.
Meteoro carnicero, proclamación del odio.

Porque somos suicidas sin espacio en la muerte,
O pena y sobreviva, angustia que se hurga entre
Blasfemias y carbón agresivo que simula
Órbita inútil en la noche o en el muro.

Si hablara de mi patria, si dijera:
“Procesión de cerrojos, simetría de puñales
en su nombre”, apenas su dolor alcanzaría
Y escorzos del horror os entregara.

Porque el agua no es agua sino festín de llanto.
Porque el aire no es aire sino armada cizaña,
Porque una cetrería de ataúd y catástrofe
Es el pan cotidiano y la sangre en las calles
La fronda derramada del pueblo y sus insignias.

Si hablara de mi patria,
Si os hablara de su epidermis múltiple y oceánica,
De su espesura agrícola y el rumor centenario
De su triste guitarra de plumaje de luto,
Que cifra de dolor y follaje funesto en mi palabra.
SI HABLARA DE MI PATRIA
(Horacio Espinosa Altamirano)

Si hablara de mi patria, si os hablara de su larga
(viudez del heroísmo,
de su amargo lenguaje y contextura, de su prisión
(de oxigeno y bullente miseria.
Si hablara de mi patria escribiría en un cuaderno
(sólo de tristeza,
en un renglón de luto inaccesible, entre caligrafías
de harapos y puntuación de angustia:
nada sino mareas de oceánico exterminio,
arboles mutilados de ósea empuñadura
y púrpura en las calles
y duelo a multitudes en las frentes de espanto.
Si hablara de mi patria, si os hablara de su larga vigilia,
De su túnel de insomnio que clausuró el rocío.
Si os hablara del sabor homicida y el terror
Y el aletazo de frustración que se empoza en los ojos.

¡Ah que torvo brebaje hemos bebido!
¡Que ración de ignominia y ofensa simultánea!
Cercenada enramada, linaje de impotencia.
Disparo de la afrenta, humillación humana.
Meteoro carnicero, proclamación del odio.

Porque somos suicidas sin espacio en la muerte,
O pena y sobreviva, angustia que se hurga entre
Blasfemias y carbón agresivo que simula
Órbita inútil en la noche o en el muro.

Si hablara de mi patria, si dijera:
“Procesión de cerrojos, simetría de puñales
en su nombre”, apenas su dolor alcanzaría
Y escorzos del horror os entregara.

Porque el agua no es agua sino festín de llanto.
Porque el aire no es aire sino armada cizaña,
Porque una cetrería de ataúd y catástrofe
Es el pan cotidiano y la sangre en las calles
La fronda derramada del pueblo y sus insignias.

Si hablara de mi patria,
Si os hablara de su epidermis múltiple y oceánica,
De su espesura agrícola y el rumor centenario
De su triste guitarra de plumaje de luto,
Que cifra de dolor y follaje funesto en mi palabra.
SILENCIO QUE NOS CIRCUNDA
(Anónimo)

Silencio levantado en la laguna
Del miedo interminable
Silencio descifrado en la mitad
Del grito contenido.
Del alarido zoológico
Del ojo inhabitado
Del gesto funeral
Silencio derretido sobre nervios
Violentos
Hinchados
Tensos
Rotos
Animales
Bestiales
Inocentes
Silencio de calaveras
Silencio de misa y polvo
Silencio sin medicina
Irredento
Virulento
Silencio, silencio,
Siempre silencio.
En las camisas de fuerza
Que fusilan la palabra
Maniatan frases
Castran discursos
Callan arengas
Matan la voz
Silencio
Silencio va por las calles
Silencio
Silencio tiene periódicos
Silencio
Silencio de nuestro tiempo
Silencio
Silencio ama fusiles.
Silencio
México, donde gana más un soldado
Raso analfabeta que un maestro.
Silencio donde faltan medios de comunicación
Silencio
Donde falta tierra al campesino.
Silencio
Donde faltan escuelas a los niños.
Silencio, silencio, silencio
Nos va cercando el silencio.
SIN YUGOS NI CADENAS
(José de Molina)

Los pobres olemos mal,
A sudor y a yerbarajos
Pero abra un rico en canal,
Ese si apesta a carajos.
Olemos por encimita,
Pero tenemos decencia.
Pero al rico toditita
Le rehiede la conciencia,
Cuando yo digo decencia
No es esa mal entendida,
Si me presta su paciencia
Se la dejo bien sabida.
A mi modo de pensar,
No es decencia el buen vestir
Ni andar oliendo a jazmín,
Ni lo por fuera hermosear
De que sirve presumir,
Con trapos finos y caros
Y saludos repartir
Tan falsos y tan ladinos
Esa es costrita delgada
Que se desprende sólita
No aguanta ni una lavada
De agua dulce y saladita.
Por eso al decir decencia
Sé bien lo que estoy diciendo,
En el alma está la esencia
Y no en andar presumiendo.
Mire una mano de obrero
O una mano campesina,
Estará vacía de dinero
Pero jamás asesina,
Puede mirarlo de frente
Y sostener su mirada
Y podrá decir la gente
Ese... no ha robado nada.
Que si tenemos derechos,
Eso si hay que discutirlo
Si nos falta pan y techo
Pues vamos a conseguirlo.
¿Cómo? Hora lo verá,
si es que no estoy aturdido
las cuestiones andan mal,
porque vivimos vendidos.
Aparte de tener penas
Los pobres que más tenemos
Kilómetros de cadenas
Traemos desde que nacemos
Y si el rico tiene pan,
Abrigo y comodidades
Por la buena no las dan
Hay que ver las realidades.
Si hay pobres para tirar
Y ellos son un puñadito
Es como si junto al mar
Apareciera un charquito.
Nada tenemos que perder
Nada que valga la pena
Sólo luchando a romper
De mis pies estas cadenas,
Creo que ahora sí se aclaró
Este pensamiento mío
Lo que el rico nos robó
Regresará aunque tardío.
Todo rifle proletario
Con un buen apuntador
Debe tener en la mira
Siempre algún explotador
Y la soga campesina
Debe estar en derredor,
Del cuello latifundista
Que asesina al labrador.
¡Esto se llama justicia!
Mire de donde lo mire
Para acabar con la avaricia...
¡Tiren! ¡Tiren! ¡Tiren! ¡Tiren! ¡Tiren!
SOCIEDAD, ¿QUE QUIERES DE MI?
(Anónimo)

espero que mis papás me apoyen,
yo no quiero quedarme sin estudiar
y el maestro está por expulsarme.
No entiendo porque no saben escucharme,
En casa no me permiten cumplir con la escuela,
Y en la escuela no me permiten cumplir con la casa.
¿Será porqué es verdad que soy yo el que está mal?

Ya vine mamá, ya vine papá, tengo mucha hambre;
¡Pues te esperas!, ¿Acaso crees que nomás estoy sentada?
¿Crees tú que yo no me canso?
¡Eres igualito a tu padre!, ¡Igual que todos los machistas!
Creen que nomás tienen como obligación un solo trabajo,
¿Pues que te has creído?
¡Qué nomás hay que estirar la mano?
¡No mijito!, las cosas hay que merecerlas,
¡En esta vida todo es trabajo!

Las cosas bonitas se ganan con sacrificio,
Tú has pensado que todo es fácil,
Así lo piensan los jóvenes como tú,
Pobres chamacos mocosos y quieren sentirse la gran cosa,
¡Ve a callar a tu hermanito!
¡Termina de barrer y lava los trastes!
¡Ensilla el burro y ve por la leña!
¡Apresúrate, que tu papá también está hambriento!

Mamá... quiero hablar con ustedes;
¡Déjate de tonterías!, qué querrás tu decir si estás muy escuincle,
cuando seas grande sabrás que no hay tiempo para hablar,
al menos que hayas hecho algo malo en la escuela,
¡Ten cuidado! Porque si ese maestro vuelve a moler
por tu comportamiento, ¡Te muelo a palos!
¡Órale! Vuélale por la leña,
creo que la escuela te está volviendo flojo.
Y nomás té tardas más de la cuenta,
Porque té quedas nuevamente sin almorzar mañana.

Tomé las riendas de mi pequeño jumento,
Y enfilé hacia el camino en busca de leña,
Iba pensando que... ¡Por que valía muy poco para todos!
Que únicamente nací y crecí
Para pagar por los malos ratos de todos mis mayores,
En camino me encontré a una persona que me dijo:
¿Falta mucho para San Juan del Bajío?

Seguí mi camino sin poder articular palabra,
Me alcanzó y me dijo:
Soy el nuevo maestro que irá a trabajar ahí,
Creo que tienes problemas, quiero ayudarte.
Para qué ¿Para qué también usted me regañe?
¿Para que me diga como todos que soy un inútil?
Haría falta que hasta un desconocido
También me trate a su antojo.
Me dijo: perdón pero no entiendo,
Creo que necesitas desahogarte,
Conmigo puedes expresarte.
He tratado mucho con jóvenes como tú,
Que no son comprendidos.

No pude más y estallé:
Pues mire usted, me pasa que no entiendo
Este mundo que dicen que dios nos dio,
Si realmente nos ama,
¿Porqué nos dio este mundo en estas condiciones?
Todos los que quieren enseñarme cosas buenas
lo ejemplifican al contrario.
Yo quisiera pregúntale a la sociedad,
Esta sociedad que nos dice a gritos
Que somos la esperanza del futuro,
¿Qué quieres de mí? ¿Qué futuro quieren mamá,
papá que yo les dé si me demuestran
irresponsabilidad en todo momento?
¿Qué futuro quieres padre
si prefieres a tus amigos y borrachera,
en vez de preocuparte por tus hijos?
¿No has sentido curiosidad de saber que piensa tu hijo,
cuando lo reprendes por haber hecho algo que ha aprendido,
porqué tú no le has enseñado algo mejor?
¿Acaso piensan ustedes que solamente se enseña con palabras?

Lo aprendería mejor si me lo enseñaran con ejemplo,
En la escuela he aprendido que es la mejor manera de enseñar.
En todos los momentos en que el maestro
Los llama para darles un reporte,
Es para decirles que necesito atención,
Pero lo único que han sabido hacer es,
Echarme la culpa de todo,
Como si yo tuviera la culpa que el propio maestro,
Me trate de acuerdo a su estado de ánimo,
Quisiera decirles a mis maestros:
¿Cómo quieren que yo aprenda a defender a nuestro pueblo,
cuando no percibo en su labor intención verdadera
de formar grandes profesionales,
para poder salir adelante sin mediocridades?

Gritarles que ellos también son parte del pueblo y...
No pueden desatenderse de sus problemas.
Pues únicamente nos ven como motivo
de su salario que perciben,
¡No siento el compromiso con su patria!
No creo que realmente quieran
que sea esto lo que yo aprenda.

En mi pecho se ahoga la intención de decir:
Señores gobernantes, máximos representantes
De nuestra soberanía, ¿Cómo me dicen que amé a mi patria,
Si ustedes que dicen ser defensores de ella
Explotan y maltratan, sin más a sus hijos?
Y es que los han querido tener siempre sumidos
en la ignorancia absoluta,
para que no se den cuenta de las sucias maniobras que realizan.
Esto no puede ser realmente lo que quieren
Que hagan las futuras generaciones,
¿La esperanza de México? ¿Son esas sus esperanzas?
Quiero saber como nos darán las herramientas,
Para que esos sueños sean realidad.

O tú sacerdote, que te dicen padre:
¿Es el amor al prójimo, y el amor a Dios lo que predican,
cuando no pueden realizar un servicio a un ser humano,
sin ser mediante un pago monetario?
¿Es la humildad que predican
Cuándo quieren las comodidades para ustedes?
Sin poder desprenderse de ellos?
¿Porqué han negociado con la fe de mi pueblo,
sabiendo que existen personas que no tienen
ni una migaja para saciar su hambre?
Sociedad: ¿Qué juventud tan sana podrás crear,
Si no has podido curarte de esa enfermedad, Que hace muchísimos años has tenido y no has querido darte cuenta?
¿Acaso crees que se curará con el poder divino?
¿Crees acaso que esos políticos que aspiran al poder, realmente se están preocupando por nuestro bienestar y el de ellos? ¿Qué nos pueden prometer si lo que van buscando,
es lo que les hace falta para no acordarse,
de que México padece una enfermedad llamada miseria,
producida por un virus llamada ignorancia,
transmitida por unos parásitos llamados politicus ambiciosus,
familia de mentirosos?

Quisiera saber si todavía existe un luchador social,
Que no se aproveche de nuestra situación,
Y solamente se acuerde de nuestra existencia,
En vísperas de las elecciones,
Que no le distingo lo secreto, mucho menos lo democrático,
Cuando con los propios bienes de la nación
Han chantajeado al pueblo a su antojo.
Entonces, sociedad ¿Qué es lo que realmente quieres de mí?

Papás, maestros, gobernantes, sacerdotes, políticos,
Ayúdanos a creer que todavía existe la justicia.
Por favor dígame usted que en estos momentos me está escuchando, ¿Realmente debo ser apático ante los problemas que padece mi gente? ¿Acaso tengo que engañarlos para lograr mis comodidades sin importar dañarlos? ¿Hacerme ciego cuando mis compañeros
Se niegan a seguir preparándose,
Para no defraudar a los que tienen la esperanza en nosotros,
Sobre todo los que realmente nos están apoyando?
¿Acaso tenemos que permitir que algunas personas
sean dueños de la voluntad del pueblo?

Por favor maestro, al pueblo donde usted va,
Necesitan a un gran maestro, alguien que los oriente,
Alguien que pueda platicar con todos y hacernos ver,
Lo que tenemos que hacer para que las cosas cambien,
Alguien que no cambie sus buenos ideales,
Únicamente porque nuestra ignorancia nos haga cometer errores,
Alguien que nos diga que todo es posible, pero sobre todo,
Alguien que luche a nuestro lado,
Quiero ver que todavía existen personas en quien creer
y... perdóneme si lo he molestado,
no soy ningún inútil, solamente estoy desesperado.

El maestro quedó callado, esperaba que también me reprendiera, respiró hondo, emocionado me miró
Y palmeándome el hombro dijo:
En mi camino a mi llegada a San Juan del Bajío,
Con la comisión de ir a enseñar y auxiliar en la educación
del pueblo, he recibido la lección más grande de mi vida.
Mira muchacho, estás a punto de convertirte en un gran hombre, encontrar la solución a tus dudas,
Estás a punto de ser una de las tantas personas
Que si se preocupan de su pueblo,
Aunque en estos días queden pocos.
Como tú ya lo sabes, este mundo necesita ayuda
Tu pueblo necesita ayuda, tus padres necesitan ayuda
Todos necesitamos ayuda,
Necesitamos de gente como tú,
gente que esté dispuesta a colaborar,
jóvenes que estén dispuestos a prepararse para hacer
de su pueblo, hacer de su familia, hacer de su patria,
un vivo ejemplo de la dignidad.
Gente joven que en vez de pensar únicamente
En la diversión extravagante, piense
que también tienen responsabilidades con su gente,
jóvenes que no piensen nomás en recibir,
Si no también en dar, juventud que sea consciente
que algún día serán padres de familia y ciudadanos,
y los problemas que hasta ahora han ignorado,
lo padecerán, y probablemente en mayor proporción.

México necesita jóvenes que estén dispuestos
a luchar por él, que no piensen que el triunfo
lo lograrán si siguen como están de apáticos,
tú al darte cuenta de que muchas cosas andan muy mal,
has dado el primer paso. Sigue, sigue el camino
que tu conciencia y corazón te dicta. Y lucha,
lucha con ahínco, no desanimes, que te sobran energías.
Sigue estudiando y tendrás las herramientas
Para solucionar tu s problemas y las de los tuyos,
Quisiera tener el honor de ser tu mejor amigo,
Porque sé que juntos lograremos muchas cosas.
Te invito a que pienses todavía,
Hay gente en quien creer.
Y una de esas tantas que todavía existen, eres tú.
Tú,... tú si eres la esperanza de México.